EXCLUSIVO PARA TESTIGOS DE JEHOVA

Blog diseñado para dar testimonio de MI FE
Soy TESTIGO DE JEHOVA desde hace 59 años
Aqui compartimos fotografias, videos, noticias e informacion teocratica con mas de 100.0000 hermanos de 195 paises

lunes, 22 de agosto de 2016

INDICE SEMANAL DE FOTOS, VIDEOS , EXPERIENCIAS Y NOTICIAS MUNDIALES, SEMANA DEL 22 AGOSTO 2016


RUMANÍA


TIENDA JW EN FINLANDIA


EXPERIENCIA
En una asamblea regional 2016 en Georgia, EEUU, los hermanos responsables se vieron obligados a cerrar las puertas porque el local estaba totalmente lleno.
Muchos hermanos asombrados se quedaron en la calle sin poder entrar.
La asistencia en ese momento era de 12.000 personas.
Desde los sistemas de sonido se pidió que los hermanos a los que no les correspondía asistir a esa asamblea, que la abandonasen, porque muchos que si les correspondía, estaban en la calle.
En poco tiempo el auditorio se quedo en 10.800 y pudieron entrar los que estaban en la calle esperando.


EXPERIENCIA
Un hermanito sin padres y adoptado, se sentía muy solo.
Fue criado en la Verdad.
Tenia en su dormitorio un pajarito y a veces lo cogía y pegándolo a su mejilla lo abrazaba con delicadeza.
Un día, el niño oro a Jehova: "Me siento muy solo Jehova. ¿Me dejarías abrazarte?"
Días después, salio a la predicacion y le asignaron salir con un hermano ungido. Este hermano era voluntario de la construcción, no dado a expresiones emocionales, no le gustaba el contacto físico.
Entonces, en un momento dado de la predicacion, le dijo al hermanito: "no puedo entenderlo, pero deseo darte un gran abrazo ahora mismo"
¿Podemos creer que Jehova no podía abrazar al niño, ni mandar un ángel, pero pudo usar al ungido para ello?
Jesús imitaba a Jehova y a menudo abrazo a niños. Por ello entendemos que a Jehova debe gustarle dar abrazos.


Samuel F. Herd: Servir a Jehová como esclavos es todo un honor (Mat. 24:45)


Lunes 22 de agosto
Si errores fuera lo que tú vigilas, oh Jehová, ¿quién podría estar de pie? (Sal. 130:3.)
Si hubiéramos estado con Moisés en el incidente del becerro de oro, ¿qué habríamos pensado al escuchar las torpes excusas de Aarón? (Éx. 32:21-24.) ¿O qué habríamos opinado de él cuando criticó a Moisés por casarse con una extranjera? (Núm. 12:1, 2.) ¿Cómo habríamos reaccionado al ver que Aarón y Moisés no honraron a Jehová cuando él hizo brotar agua del peñasco en Meribá? (Núm. 20:10-13.) En todas esas situaciones, Jehová pudo haber castigado a Aarón inmediatamente. Pero comprendió que, a pesar de sus errores, no era malo. Y cuando se le expusieron sus faltas, enseguida las admitió y apoyó las decisiones divinas (Éx. 32:26; Núm. 12:11; 20:23-27). Jehová prefirió concentrarse en la fe y el arrepentimiento de Aarón. Siglos más tarde, a él y sus descendientes aún se les recordaba por ser personas temerosas de Jehová (Sal. 115:10-12; 135:19, 20). w14 15/6 3:11, 12