EXCLUSIVO PARA TESTIGOS DE JEHOVA

Blog diseñado para dar testimonio de MI FE
Soy TESTIGO DE JEHOVA desde hace 59 años
Aqui compartimos fotografias, videos, noticias e informacion teocratica con mas de 100.0000 hermanos de 195 paises

lunes, 21 de marzo de 2016

CATALOGO FOTOGRAFIAS, EXPERIENCIAS, VIDEOS Y NOTICIAS Nº 186 --- 27 MARZO 2016 ---

Lunes 21 de marzo
Esta copa significa el nuevo pacto en virtud de mi sangre (1 Cor. 11:25).
Los que comen del pan y beben del vino en la Conmemoración tienen que estar absolutamente convencidos de que han sido incluidos en el nuevo pacto. Jehová hizo ese nuevo pacto con los israelitas espirituales (Gál. 6:15, 16). Este acuerdo tuvo validez gracias al sacrificio de Cristo mediante su sangre derramada (Luc. 22:20). Jesús es el mediador del nuevo pacto, y los ungidos fieles vivirán con él en el cielo (Heb. 8:6; 9:15). Los cristianos ungidos saben que han sido incluidos también en el pacto del Reino (Luc. 12:32). Y, gracias a este acuerdo, todos los ungidos fieles tendrán el privilegio de reinar en el cielo con Jesús para siempre (Rev. 22:5). w15 15/1 2:14, 15


Lectura bíblica para la Conmemoración: Marcos 11:20–12:27, 41-44 (11 de nisán durante el día)

. 20 Pero cuando estaban pasando muy de mañana, vieron la higuera ya marchitada, desde las raíces. 21 Entonces Pedro, acordándose de ello, le dijo: “¡Rabí, mira!, la higuera que maldijiste se ha marchitado”. 22 Y respondiendo, Jesús les dijo: “Tengan fe en Dios. 23 En verdad les digo que cualquiera que diga a esta montaña: ‘Sé alzada y echada al mar’, y no duda en su corazón, sino que tiene fe en que va a ocurrir lo que dice, así lo tendrá. 24 Por eso les digo: Todas las cosas que oran y piden, tengan fe en que pueden darse por recibidas, y las tendrán. 25 Y cuando estén de pie orando, perdonen lo que tengan contra alguno; para que su Padre que está en los cielos también les perdone sus ofensas”. 26 —— 27 Y vinieron de nuevo a Jerusalén. Y al ir él andando por el templo, los sacerdotes principales y los escribas y los ancianos se le acercaron 28 y se pusieron a decirle: “¿Con qué autoridad haces estas cosas?, ¿o quién te dio esta autoridad para hacer estas cosas?”. 29 Jesús les dijo: “Yo les haré una pregunta. Contéstenme, y yo también les diré con qué autoridad hago estas cosas. 30 El bautismo de Juan, ¿era del cielo, o de los hombres? Contéstenme”. 31 De modo que razonaban entre sí, diciendo: “Si decimos: ‘Del cielo’, dirá: ‘Entonces, ¿por qué no le creyeron?’. 32 Pero, ¿nos atrevemos a decir: ‘De los hombres’?”... Temían a la muchedumbre, porque todos estos sostenían que Juan realmente había sido profeta. 33 Pues, en respuesta a Jesús dijeron: “No sabemos”. Y Jesús les dijo: “Tampoco les digo yo con qué autoridad hago estas cosas”.
También, comenzó a hablarles con ilustraciones: “Un hombre plantó una viña, y la rodeó de una cerca, y cavó un estanque para el lagar y erigió una torre, y la arrendó a cultivadores, y viajó al extranjero. 2 Pues bien, a su debido tiempo envió un esclavo a los cultivadores, para que consiguiera de los cultivadores parte de los frutos de la viña. 3 Pero estos lo tomaron, lo golpearon severamente y lo enviaron sin nada. 4 Y de nuevo él les envió otro esclavo; y a ese lo hirieron en la cabeza y lo deshonraron. 5 Y envió otro, y a aquel lo mataron; y muchos otros, a algunos de los cuales golpearon severamente y a algunos de los cuales mataron. 6 Tenía todavía uno, un hijo amado. Se lo envió por último, diciendo: ‘Respetarán a mi hijo’. 7 Mas aquellos cultivadores dijeron entre sí: ‘Éste es el heredero. Vengan, matémoslo, y la herencia será nuestra’. 8 De modo que lo tomaron y lo mataron, y lo echaron fuera de la viña. 9 ¿Qué hará el dueño de la viña? Vendrá, y destruirá a los cultivadores, y dará la viña a otros. 10 ¿Nunca leyeron esta escritura: ‘La piedra que los edificadores rechazaron, esta ha llegado a ser la principal piedra angular. 11 De parte de Jehová ha venido a ser esto, y es maravilloso a nuestros ojos’?”. 12 Ante aquello, buscaban cómo prenderlo, pero temían a la muchedumbre, pues se dieron cuenta de que él, al hablar la ilustración, estaba pensando en ellos. De modo que lo dejaron, y se fueron. 13 Entonces le enviaron algunos de los fariseos y de los partidarios de Herodes, para sorprenderlo en su habla. 14 Al llegar estos, le dijeron: “Maestro, sabemos que eres veraz y no te importa nadie, porque no miras la apariencia exterior de los hombres, sino que enseñas el camino de Dios de acuerdo con la verdad: ¿Es lícito pagar la capitación a César, o no? 15 ¿Debemos pagar, o no debemos pagar?”. Echando de ver su hipocresía, él les dijo: “¿Por qué me ponen a prueba? Tráiganme un denario para verlo”. 16 Trajeron uno. Y él les dijo: “¿De quién es esta imagen e inscripción?”. Ellos le dijeron: “De César”. 17 Jesús entonces dijo: “Paguen a César las cosas de César, pero a Dios las cosas de Dios”. Y se maravillaban de él. 18 Entonces vinieron a él saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le hicieron la pregunta: 19 “Maestro, Moisés nos escribió que si el hermano de alguien muere y deja atrás una esposa, pero no deja hijo, su hermano debe tomar la esposa y levantar prole de ella a su hermano. 20 Hubo siete hermanos; y el primero tomó una esposa, mas no dejó prole cuando murió. 21 Y el segundo la tomó, pero murió sin dejar prole; y el tercero lo mismo. 22 Y ninguno de los siete dejó prole. Con posterioridad a todos, también la mujer murió. 23 En la resurrección, ¿de cuál de ellos será esposa ella? Porque los siete la tuvieron por esposa”. 24 Jesús les dijo: “¿No es por esto por lo que están equivocados, por no conocer ni las Escrituras ni el poder de Dios? 25 Porque cuando se levantan de entre los muertos, ni se casan los hombres ni se dan en matrimonio las mujeres, sino que son como los ángeles en los cielos. 26 Mas concerniente a los muertos, de que son levantados, ¿no leyeron en el libro de Moisés, en el relato acerca de la zarza, cómo Dios le dijo: ‘Yo soy el Dios de Abrahán y Dios de Isaac y Dios de Jacob’? 27 Él no es Dios de muertos, sino de vivos. Ustedes están muy equivocados”.

41 Y se sentó con las arcas de la tesorería a la vista, y se puso a observar cómo la muchedumbre echaba dinero en las arcas de la tesorería; y muchos ricos echaban muchas monedas. 42 Luego vino una viuda pobre y echó dos monedas pequeñas, que tienen muy poco valor. 43 Entonces él llamó a sí a sus discípulos y les dijo: “En verdad les digo que esta viuda pobre echó más que todos los que están echando dinero en las arcas de la tesorería; 44 porque todos ellos echaron de lo que les sobra, pero ella, de su indigencia, echó cuanto poseía, todo lo que tenía para vivir”.


CONSIDERACION REUNION SEMANAL 21 MARZO 2016
JOB 6 A 10


La vida del precursor (canción 140)


¿Quién es el autor de la Biblia?



NUESTROS HERMANOS RUSOS SIGUEN MANDANDO FOTOS DE SU LABOR EN LA CAMPAÑA A PESAR DE LAS PRESIONES QUE SOPORTAN. LES IMITAREMOS

BAUTISMO EN ASAMBLEA EN ARUBA

Robert Ciranko: Nuestros queridos hermanos de edad avanzada (Lev. 19:32)


La Biblia en audio: Detrás de micrófonos


Martes 22 de marzo
Yo hago un pacto con ustedes (Luc. 22:29).
A diferencia de los demás pactos, en los que Jehová es una de las partes, el pacto del Reino es un pacto personal entre Jesús y sus discípulos ungidos. Aquellos 11 apóstoles se habían mantenido leales a Jesús en todas las pruebas que pasó. Este pacto les garantizó que estarían con él en el cielo, donde se sentarían en tronos para reinar y servir de sacerdotes (Luc. 22:28, 30). Ahora bien, los 11 apóstoles fieles no serían los únicos que tendrían ese privilegio. Jesucristo se apareció en una visión al apóstol Juan y le dijo: “Al que venza, le concederé sentarse conmigo en mi trono” (Rev. 3:21). Por lo tanto, el pacto del Reino incluye a los 144.000 cristianos ungidos (Rev. 5:9, 10; 7:4). w14 15/10 2:15, 16



Lectura bíblica para la Conmemoración: Marcos 14:1, 2, 10, 11; Mateo 26:1-5, 14-16 (12 de nisán durante el día)
(Marcos 14:1, 2) Ahora bien, dos días después era la pascua y [la fiesta de] las tortas no fermentadas. Y los sacerdotes principales y los escribas buscaban cómo prenderlo mediante un ardid astuto, y matarlo; 2 porque repetidas veces decían: “No en la fiesta; puede que haya alboroto del pueblo”.
(Marcos 14:10, 11) Y Judas Iscariote, uno de los doce, se fue a los sacerdotes principales para traicionarlo a ellos. 11 Estos, al oírlo, se regocijaron, y prometieron darle dinero en plata. De modo que él se puso a buscar cómo traicionarlo convenientemente.
(Mateo 26:1-5) Ahora bien, cuando Jesús hubo acabado todos estos dichos dijo a sus discípulos: 2 “Saben que de aquí a dos días ocurre la pascua, y el Hijo del hombre ha de ser entregado para ser fijado en un madero”. 3 Entonces los sacerdotes principales y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote, que se llamaba Caifás, 4 y entraron en consejo para prender a Jesús mediante un ardid astuto, y matarlo. 5 Sin embargo, decían: “No en la fiesta, para que no se levante un alboroto entre el pueblo”.
(Mateo 26:14-16) Entonces uno de los doce, el que se llamaba Judas Iscariote, fue a los sacerdotes principales 15 y dijo: “¿Qué me darán para que lo traicione a ustedes?”. Le estipularon treinta piezas de plata. 16 De modo que desde entonces él siguió buscando una buena oportunidad para traicionarlo.


ATENTADO EN BRUSELAS, BÉLGICA
La barbarie que se practica en este sistema corrompido, ha llevado a la muerte a mas de 30 personas y mas de 200 heridos en una cadena de bombas en Bruselas
Condenamos esta acción que daña a inocentes de todas las creencias. Especialmente nos interesa ahora saber del estado de nuestros hermanos y hermanas en la Fe.
Quedamos a la espera de que algunos de los hermanos que nos leen en Bélgica nos comparta la situación de los nuestros.

DISPONIBLE PARA COMPARTIR COMENTARIOS
ESTUDIO ATALAYA SEMANA DEL 21 MARZO 2016
IREMOS CON USTEDES

ALTAMIRA, REPUBLICA DOMINICANA

Fecha de la Conmemoración
tras la puesta del Sol
Miércoles 23 de marzo
Ustedes tienen una unción del santo (1 Juan 2:20).
Solo pueden tomar del pan y del vino quienes tienen el testimonio del espíritu de que son hijos de Dios. Los ungidos llegan a tener una relación muy especial con Jehová cuando reciben “un espíritu de adopción como hijos”. El espíritu santo de Dios “da testimonio con [el] espíritu” de ellos en el sentido de que les ayuda a entender que son hijos ungidos de Dios (Rom. 8:16, 17). Hoy ya solo queda en la Tierra un pequeño grupo de los 144.000 hijos de Dios que “tienen una unción del santo”. Se sienten tan cerca de Jehová que pueden decirle: “¡Abba, Padre!” (Rom. 8:15). w15 15/1 2:16



Lectura bíblica para la Conmemoración: Marcos 14:12-16; Mateo 26:17-19 (13 de nisán durante el día) Marcos 14:17-72 (14 de nisán tras la puesta del Sol)
(Marcos 14:12-16) Ahora bien, el primer día de las tortas no fermentadas, cuando acostumbraban sacrificar la [víctima de la] pascua, sus discípulos le dijeron: “¿Dónde quieres que vayamos y hagamos los preparativos para que comas la pascua?”. 13 Entonces él envió a dos de sus discípulos y les dijo: “Vayan a la ciudad, y se encontrará con ustedes un hombre que lleva una vasija de barro con agua. Síganlo, 14 y donde entre, digan al amo de casa: ‘El Maestro dice: “¿Dónde está el cuarto para convidados para mí donde yo pueda comer la pascua con mis discípulos?”’. 15 Y él les mostrará un cuarto grande, arriba, amueblado en preparación; y allí hagan los preparativos para nosotros”. 16 De modo que los discípulos salieron, y entraron en la ciudad y lo hallaron así como él les había dicho; e hicieron preparativos para la pascua.

(Mateo 26:17-19) En el primer día de las tortas no fermentadas vinieron los discípulos a Jesús, y dijeron: “¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua?”. 18 Él dijo: “Vayan a la ciudad, a Fulano, y díganle: El Maestro dice: ‘Mi tiempo señalado está cerca; celebraré la pascua con mis discípulos en tu casa’”. 19 Y los discípulos hicieron como Jesús les ordenó, y prepararon las cosas para la pascua.



(Marcos 14:17-72) Cuando hubo anochecido, él vino con los doce. 18 Y estando ellos reclinados a la mesa y comiendo, Jesús dijo: “En verdad les digo: Uno de ustedes, que come conmigo, me traicionará”. 19 Ellos comenzaron a contristarse y a decirle uno por uno: “No soy yo, ¿verdad?”. 20 Él les dijo: “Es uno de los doce, que moja conmigo en la fuente común. 21 Cierto, el Hijo del hombre se va, así como está escrito respecto a él, mas ¡ay de aquel hombre por medio de quien el Hijo del hombre es traicionado! Le hubiera sido mejor a aquel hombre no haber nacido”. 22 Y mientras continuaban comiendo, él tomó un pan, y habiendo dicho una bendición, lo partió y se lo dio a ellos, y dijo: “Tómenlo; esto significa mi cuerpo”. 23 Y tomando una copa, ofreció gracias y se la dio a ellos, y todos bebieron de ella. 24 Y les dijo: “Esto significa mi ‘sangre del pacto’, que ha de ser derramada a favor de muchos. 25 En verdad les digo: De ningún modo beberé yo más del producto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios”. 26 Por último, después de cantar alabanzas, salieron al monte de los Olivos. 27 Y Jesús les dijo: “A todos ustedes se les hará tropezar, porque está escrito: ‘Heriré al pastor, y las ovejas serán esparcidas’. 28 Pero después que yo haya sido levantado iré delante de ustedes a Galilea”. 29 Pero Pedro le dijo: “Aun si a todos los demás se les hace tropezar, sin embargo a mí no se me hará”. 30 Ante aquello, Jesús le dijo: “En verdad te digo: Hoy tú, sí, esta noche, antes que un gallo cante dos veces, hasta tú me repudiarás tres veces”. 31 Pero él se puso a decir con insistencia: “Aunque tenga que morir contigo, de ningún modo te repudiaré”. También, todos los demás decían la misma cosa. 32 Entonces llegaron a un lugar cuyo nombre era Getsemaní, y él dijo a sus discípulos: “Siéntense aquí mientras yo oro”. 33 Y tomó consigo a Pedro y a Santiago y a Juan, y comenzó a aturdirse y a perturbarse penosamente. 34 Y les dijo: “Mi alma está hondamente contristada, hasta la muerte. Quédense aquí y manténganse alerta”. 35 Y yendo un poco más adelante caía al suelo y oraba que, si fuera posible, pasara de él aquella hora. 36 Y decía: “Abba, Padre, todas las cosas te son posibles; remueve de mí esta copa. No obstante, no lo que yo quiero, sino lo que tú quieres”. 37 Y vino y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: “Simón, ¿duermes? ¿No tuviste las fuerzas para mantenerte alerta una sola hora? 38 Varones, manténganse alerta y orando, para que no entren en tentación. El espíritu, por supuesto, está pronto, pero la carne es débil”. 39 Y de nuevo se fue y oró, diciendo la misma palabra. 40 Y vino otra vez y los halló durmiendo, pues tenían los ojos cargados, de modo que no sabían qué contestarle. 41 Y vino la tercera vez y les dijo: “¡En una ocasión como esta ustedes duermen y descansan! ¡Basta! ¡Ha llegado la hora! ¡Miren! El Hijo del hombre es traicionado en manos de pecadores. 42 Levántense, vámonos. ¡Miren! El que me traiciona se ha acercado”. 43 E inmediatamente, mientras todavía hablaba, llegó Judas, uno de los doce, y con él una muchedumbre con espadas y garrotes, de parte de los sacerdotes principales y de los escribas y de los ancianos. 44 Ahora bien, el que lo traicionaba les había dado una señal fija, diciendo: “Al que bese, ese es; deténganlo y llévenselo con seguridad”. 45 Y vino en seguida y se acercó a él y dijo: “¡Rabí!”, y lo besó muy tiernamente. 46 De modo que ellos le echaron mano y lo detuvieron. 47 Sin embargo, uno de los que estaban de pie allí sacó su espada e hirió al esclavo del sumo sacerdote y le quitó la oreja. 48 Mas, tomando la palabra, Jesús les dijo: “¿Salieron con espadas y garrotes como contra un salteador para arrestarme? 49 Día tras día estaba con ustedes en el templo enseñando, y sin embargo no me detuvieron. No obstante, es con el fin de que se cumplan las Escrituras”. 50 Y todos lo abandonaron y huyeron. 51 Pero cierto joven que llevaba puesta sobre su [cuerpo] desnudo una prenda de vestir de lino fino se puso a seguirlo de cerca; y trataron de prenderlo, 52 pero él dejó atrás su prenda de lino y se escapó desnudo. 53 Entonces condujeron a Jesús al sumo sacerdote, y se reunieron todos los sacerdotes principales y los ancianos y los escribas. 54 Mas Pedro, de lejos, lo siguió hasta dentro del patio del sumo sacerdote; y estaba sentado junto con los servidores de la casa y calentándose delante de la brillante lumbre. 55 Mientras tanto, los sacerdotes principales y todo el Sanedrín buscaban testimonio contra Jesús para darle muerte, pero no hallaban ninguno. 56 Muchos, en realidad, testificaban falsamente contra él, pero sus testimonios no estaban de acuerdo. 57 También, algunos se levantaban y daban falso testimonio contra él, diciendo: 58 “Nosotros le oímos decir: ‘Yo derribaré este templo que fue hecho de manos y en tres días edificaré otro, no hecho de manos’”. 59 Pero tampoco sobre esta base estaba de acuerdo su testimonio. 60 Por fin se levantó en medio de ellos el sumo sacerdote e interrogó a Jesús, diciendo: “¿No respondes nada? ¿Qué es lo que estos testifican contra ti?”. 61 Mas él se quedó callado y no respondió nada. De nuevo el sumo sacerdote se puso a interrogarle, y le dijo: “¿Eres tú el Cristo el Hijo del Bendito?”. 62 Entonces Jesús dijo: “Lo soy; y ustedes verán al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder y viniendo con las nubes del cielo”. 63 Ante esto, el sumo sacerdote rasgó sus prendas de vestir interiores y dijo: “¿Qué más necesidad tenemos de testigos? 64 Ustedes han oído la blasfemia. ¿Qué se les hace evidente?”. Todos ellos lo condenaron, declarándolo expuesto a muerte. 65 Y algunos comenzaron a escupirle y a cubrirle todo el rostro y a darle de puñetazos y a decirle: “¡Profetiza!”. Y, dándole de bofetadas, lo recibieron los servidores del tribunal. 66 Ahora bien, mientras Pedro estaba abajo en el patio, vino una de las sirvientas del sumo sacerdote, 67 y, viendo a Pedro que se calentaba, lo miró directamente y dijo: “Tú, también, estabas con el Nazareno, este Jesús”. 68 Pero él lo negó, diciendo: “Ni lo conozco, ni entiendo lo que dices”, y salió fuera al vestíbulo. 69 Allí la sirvienta, al verlo, comenzó de nuevo a decir a los que estaban de pie por allí: “Este es uno de ellos”. 70 De nuevo lo negaba. Y otra vez, después de poco, los que estaban de pie por allí se pusieron a decir a Pedro: “Ciertamente eres uno de ellos, porque, de hecho, eres galileo”. 71 Pero él comenzó a maldecir y a jurar: “No conozco a este hombre de quien hablan”. 72 E inmediatamente cantó un gallo por segunda vez; y Pedro recordó el dicho que Jesús le había hablado: “Antes que un gallo cante dos veces, me repudiarás tres veces”. Y, abatido, rompió a llorar.




Jueves 24 de marzo
No está aquí, porque ha sido levantado (Mat. 28:6).
¡Jesús estaba vivo! Lo que sucedió durante los siguientes cuarenta días confirmó que Jesús había resucitado. En su primera carta a los cristianos de Corinto, el apóstol Pablo mencionó algunas pruebas de ello. Escribió: “Les transmití, entre las primeras cosas, lo que yo también recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras; y que fue enterrado, sí, que ha sido levantado al tercer día según las Escrituras; y que se apareció a Cefas, entonces a los doce. Después de eso se apareció a más de quinientos hermanos de una vez, de los cuales la mayoría permanece hasta ahora, pero algunos se han dormido en la muerte. Después de eso se apareció a Santiago, luego a todos los apóstoles; pero último de todos también se me apareció a mí como si fuera a uno nacido prematuramente” (1 Cor. 15:3-8). w14 15/11 1:9, 10






Lectura bíblica para la Conmemoración: Marcos 15:1-47 (14 de nisán durante el día)
(Marcos 15:1-47) E inmediatamente al rayar el alba los sacerdotes principales tuvieron consulta con los ancianos y los escribas, aun todo el Sanedrín, y ataron a Jesús y se lo llevaron y lo entregaron a Pilato. 2 De modo que Pilato le hizo la pregunta: “¿Eres tú el rey de los judíos?”. En respuesta, él le dijo: “Tú mismo [lo] dices”. 3 Pero los sacerdotes principales procedieron a acusarlo de muchas cosas. 4 Entonces Pilato se puso a interrogarlo de nuevo, diciendo: “¿No respondes nada? ¡Mira cuántas acusaciones hacen contra ti!”. 5 Pero Jesús ya no respondió más, de manera que Pilato se maravillaba. 6 Ahora bien, de fiesta en fiesta este solía ponerles en libertad un preso, que ellos solicitaban. 7 Por entonces el llamado Barrabás estaba en cadenas con los sediciosos, que en su sedición habían cometido asesinato. 8 De modo que la muchedumbre se presentó y comenzó a hacer petición según lo que él solía hacer para ellos. 9 Pilato les respondió, y dijo: “¿Quieren que les ponga en libertad al rey de los judíos?”. 10 Pues se daba cuenta de que por envidia lo habían entregado los sacerdotes principales. 11 Pero los sacerdotes principales excitaron a la muchedumbre para que les pusiera en libertad a Barrabás, más bien. 12 Respondiendo de nuevo, Pilato les decía: “Entonces, ¿qué haré con el que ustedes llaman rey de los judíos?”. 13 Otra vez clamaron: “¡Al madero con él!”. 14 Pero Pilato les decía: “Pues, ¿qué mal ha hecho?”. Pero ellos clamaron más y más: “¡Al madero con él!”. 15 Con eso, Pilato, deseando satisfacer a la muchedumbre, les puso en libertad a Barrabás, y, habiendo hecho que le dieran latigazos a Jesús, lo entregó para que fuera fijado en un madero. 16 Entonces los soldados lo llevaron dentro del patio, es decir, al palacio del gobernador; y convocaron al entero cuerpo de soldados, 17 y lo ataviaron de púrpura, y entretejieron una corona de espinas y se la pusieron. 18 Y comenzaron a saludarlo: “¡Buenos días, rey de los judíos!”. 19 También, le daban en la cabeza con una caña y le escupían y, doblando las rodillas, le rendían homenaje. 20 Por fin, cuando se hubieron burlado de él, lo despojaron de la púrpura y le pusieron sus prendas de vestir exteriores. Y lo condujeron fuera para fijarlo en el madero. 21 También, obligaron a rendir servicio a uno que iba pasando, a cierto Simón de Cirene, que venía del campo, el padre de Alejandro y de Rufo, para que levantara su madero de tormento. 22 De modo que lo llevaron al lugar de Gólgota, que, traducido, significa Lugar del Cráneo. 23 Aquí trataron de darle vino drogado con mirra, pero él rehusó tomarlo. 24 Y lo fijaron en el madero y repartieron sus prendas de vestir exteriores echando suertes sobre ellas para decidir quién se llevaba qué. 25 Era ya la hora tercera, y lo fijaron en el madero. 26 Y la inscripción del cargo contra él estaba escrita encima: “El rey de los judíos”. 27 Además, con él fijaron en maderos a dos salteadores, uno a su derecha y uno a su izquierda. 28 —— 29 Y los que pasaban le hablaban injuriosamente, meneando la cabeza y diciendo: “¡Bah! Tú, supuesto derribador del templo y edificador de él en tres días, 30 sálvate bajando del madero de tormento”. 31 Del mismo modo también los sacerdotes principales se burlaban entre sí junto con los escribas y decían: “A otros salvó; ¡a sí mismo no se puede salvar! 32 Baje ahora el Cristo el rey de Israel del madero de tormento, para que veamos y creamos”. Hasta los que estaban fijados en maderos junto con él lo vituperaban. 33 Cuando llegó a ser la hora sexta, una oscuridad cayó sobre toda la tierra hasta la hora nona. 34 Y a la hora nona Jesús clamó con voz fuerte: “É·li, É·li, ¿lá·ma sa·baj·thá·ni?”, que, traducido, significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”. 35 Y algunos de los que estaban de pie cerca, al oírlo, empezaron a decir: “¡Miren! Llama a Elías”. 36 Pero uno corrió, empapó una esponja en vino agrio, y, poniéndola en una caña, le daba de beber, diciendo: “¡Déjen[lo]! Veamos si Elías viene a bajarlo”. 37 Pero Jesús dio un grito fuerte, y expiró. 38 Y la cortina del santuario se rasgó en dos, de arriba abajo. 39 Ahora bien, cuando el oficial del ejército que estaba de pie allí donde lo tenía a la vista vio que había expirado en estas circunstancias, dijo: “Ciertamente este hombre era Hijo de Dios”. 40 Había también unas mujeres mirando desde lejos, entre ellas María Magdalena, así como también María la madre de Santiago el Menos y de Josés, y Salomé, 41 las cuales acostumbraban acompañarlo y ministrarle cuando estaba en Galilea, y muchas otras que habían subido junto con él a Jerusalén. 42 Entonces, como ya era una hora avanzada de la tarde, y puesto que era Preparación, es decir, la víspera del sábado, 43 vino José de Arimatea, miembro estimable del Consejo, que también esperaba, él mismo, el reino de Dios. Cobrando ánimo, entró ante la presencia de Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. 44 Pero Pilato deseaba saber si ya estaba muerto, y, mandando llamar al oficial del ejército, le preguntó si ya había muerto. 45 Entonces, una vez que se aseguró de ello por el oficial del ejército, concedió el cadáver a José. 46 Este, en efecto, compró lino fino, y lo bajó, lo envolvió en el lino fino y lo puso en una tumba que estaba labrada en una masa rocosa; e hizo rodar una piedra hasta la puerta de la tumba conmemorativa. 47 Pero María Magdalena y María la madre de Josés se quedaron mirando dónde había sido puesto.


UNO DE LOS EDIFICIOS CASI ACABADOS EN WARWICK LA CENTRAL MUNDIAL . PUEDE VERSE COMO EN SINTONIA ECOLÓGICA SE PONEN LOS TECHOS VERDES, VEGETALES

MI RESUMEN PERSONAL DEL ARTICULO ATALAYA SEMANA 21 MARZO 2016
IREMOS CON USTEDES

A través de Zacarias Jehova expreso una de las mayores profecías de la Biblia, la existencia de un grupo de personas ungidas a las que se uniría un numero indeterminado pero elevado de personas con esperanza terrenal.

La invitación extendida a los ungidos es provisional hasta su total confirmación por Jehova, en base a su fidelidad. Por ese motivo, nadie puede conocer los nombres de personas que no son ungidos definitivos. Si a eso unimos que algunos de ellos mismos entraran en confusión por artimañas de Satanás, Jehova se reserva el derecho a la elección definitiva. La Biblia promete que en su debido momento, conoceremos el nombre de cada uno de ellos.

 Los ungidos que quedan vivos actualmente forman UN GRUPO en el que no destaca ningún líder. La gran muchedumbre solo debe identificar a ese grupo que dice que Dios esta con ellos" y unirse como un solo rebaño.

Pablo se toma muy en serio el hecho de participar del pan y del vino en la Conmemoración. Por ello advierte a quienes participen que se juegan la vida en ello si mantienen una mala relación con Jehova. Su llamada celestial se mantendrá actualizada si ellos a la vez viven vidas de lealtad hasta el fin de sus días. Si pecan gravemente y persisten en comer de los símbolos, se atraen juicio mortal.

Un ungido no recibe mas espíritu santo que el que no lo es, por lo que no puede sentirse superior a sus hermanos ni enseñorearse de ellos haciéndoles creer que recibe revelación o conocimiento especial de la Biblia. HUMILDAD es la palabra clave en su comportamiento.

Tampoco desean los ungidos recibir ningún trato especial como personas ni como grupo. En su trato personal con los demás miembros de la congregación no destacan su posición, su llamamiento. Es un asunto privado que solo sale a la luz el día de la Conmemoración. Gracias a esa actitud no se producen divisiones en la congregación por formar ellos algún club exclusivo ni por apartarse ellos a estudiar la Biblia entre ellos. SON MIEMBROS COMUNES DE LA CONGREGACIÓN.

TODOS SOMOS HERMANOS, eso es un PRINCIPIO. No hay trato especial a los que dicen ser ungidos. Solo tenemos como líder a Jesucristo y ni siquiera un anciano puede liderar nuestra Fe por muy inteligente que sea. Si damos una honra especial a alguien debe ser por su duro trabajo en la congregación, no por su esperanza. Curiosa la expresión del esclavo al decirnos que a base de halagos podemos hacer que se les haga mas difícil ser humildes.

Un testigo de Jehova puede tener MALOS MODALES según la Biblia por ser irrespetuosos. Los representantes de la organización que visitan asambleas y sucursales son muy respetados por el enorme peso de sus responsabilidades, pero evitan ser tratados como los famosos del sistema. No debemos pedirles autógrafos o hacerles fotos sin su permiso. hay una enorme diferencia entre el respeto y la admiración excesiva. No son artistas.

No obstante, el esclavo nos anima a expresar un respeto especial por los ungidos al mantenernos al margen de sus vidas espirituales en relación con su llamamiento. Evitamos inmiscuirnos en sus vidas privadas al evitar preguntar a sus familias por lo que sienten sabiendo que no estarán con el en el Paraíso.

 Admirar en exceso a una persona en la congregación es violar el principio bíblico de seguir solo a Jesús como Señor. Ademas, los seguidores de hombres, siempre por interés, acaban tropezando si se da el caso de que en realidad es un falso hermano o que comete un grave pecado y abandona la Verdad.

En pocas palabras, los que participan de los emblemas no nos orientan respecto a cuantos ungidos quedan en la Tierra. Unos por problemas mentales y otros por desvíos emocionales, elevan la cifra de participantes ocultando a los verdaderos ungidos.

Jesús no nos dice cuantos ungidos habrá en la Tierra al comenzar la gran tribulación, pero garantiza que habrá algunos.

Es Jehova y no Jesús el que selecciona uno a uno a los ungidos. Ungió a casi todos los cristianos del primer siglo y a lo largo de la historia selecciono minuciosamente a algunos de entre una multitud de falsos cristianos. Ha seguido seleccionando ungidos hasta los últimos días del sistema, incluso seleccionando a un grupo pequeño de entre todos los ungidos vivos, haciéndolo el esclavo fiel y discreto que es el único autorizado a alimentar a la entera comunidad mundial de testigos.

JEHOVA EXIGE LO MISMO DE AMBOS GRUPOS, fidelidad y humildad. No hay distinción. EXIGE unidad y fomentar la paz en la congregación.


EL HERMANO SANDERSON DEL CUERPO GOBERNANTE FUE ORADOR DE LA CONMEMORACIÓN EN UNA CONGREGACIÓN DE EEUU


Viernes 25 de marzo
El último Adán llegó a ser un espíritu dador de vida (1 Cor. 15:45).
¿Cómo serán liberados los seres humanos de la imperfección? Jehová ha creado un Reino celestial formado por “el último Adán” y 144.000 personas elegidas de entre la humanidad (Rev. 5:9, 10). Estos 144.000 reyes celestiales sabrán muy bien lo que significa ser imperfectos, pues también lo fueron. Durante un período de mil años, ellos y Jesús ayudarán a los habitantes de la Tierra a alcanzar la perfección (Rev. 20:6). Al final de los mil años, la humanidad obediente ya estará libre del pecado y la muerte. w14 15/9 4:12-15

EL PROPIO ORADOR MANIFIESTA SER UNGIDO


Lectura bíblica para la Conmemoración: Mateo 27:62-66 (15 de nisán durante el día) Marcos 16:1 (16 de nisán tras la puesta del Sol)
(Mateo 27:62-66) Al día siguiente, que fue después de la Preparación, los sacerdotes principales y los fariseos se reunieron ante Pilato, 63 y dijeron: “Señor, hemos recordado que ese impostor dijo mientras todavía estaba vivo: ‘Después de tres días he de ser levantado’. 64 Por lo tanto, manda que se asegure el sepulcro hasta el día tercero, para que nunca vengan sus discípulos, y lo hurten, y digan al pueblo: ‘¡Fue levantado de entre los muertos!’, y esta última impostura será peor que la primera”. 65 Pilato les dijo: “Tienen guardia. Vayan y asegúrenlo lo mejor que sepan”. 66 De modo que ellos fueron y aseguraron el sepulcro, sellando la piedra y teniendo la guardia

(Marcos 16:1) Entonces, cuando el sábado hubo pasado, María Magdalena, y María la madre de Santiago, y Salomé compraron especias para ir a untarlo.


NUEVO EN JW.ORG




Sábado 26 de marzo
Cristo sufrió por ustedes, dejándoles el modelo para que sigan sus pasos con sumo cuidado y atención (1 Ped. 2:21, nota).
¿A quién queremos parecernos los cristianos? Sin duda, al mejor ejemplo que existe: Jesucristo. Él reflejó perfectamente la personalidad de su Padre. De ahí que dijera: “El que me ha visto a mí ha visto al Padre también” (Juan 14:9). Eso quiere decir que al aprender de él, aprendemos de Dios. Imitar a Jesús nos acerca más a Jehová, la persona más importante del universo. Ahora bien, ¿podemos saber cómo es Jesús? Lo cierto es que sí. Puesto que Jehová desea que conozcamos a su Hijo y lo imitemos, nos dejó escrito en las Escrituras Griegas Cristianas un relato que nos muestra cómo es Jesús. w15 15/2 1:1, 2






Lectura bíblica para la Conmemoración: Marcos 16:2-8 (16 de nisán durante el día)
(Marcos 16:2-8) Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron a la tumba conmemorativa, cuando el sol había salido. 3 Y se decían unas a otras: “¿Quién nos removerá la piedra de la puerta de la tumba conmemorativa?”. 4 Pero alzando los ojos, vieron que la piedra había sido removida, a pesar de ser muy grande. 5 Cuando entraron en la tumba conmemorativa, vieron a un joven sentado a la derecha, vestido de una ropa larga blanca, y se aturdieron. 6 Él les dijo: “Dejen de aturdirse. Ustedes buscan a Jesús el Nazareno, que fue fijado en un madero. Fue levantado; no está aquí. ¡Miren! El lugar donde lo pusieron. 7 Pero vayan, digan a sus discípulos y a Pedro: ‘Él va delante de ustedes a Galilea; allí lo verán, así como les dijo’”. 8 De modo que, cuando salieron, huyeron de la tumba conmemorativa, porque temblor y fuerte emoción se habían apoderado de ellas. Y no dijeron nada a nadie, porque temían. Pero todas las cosas que se habían mandado las relataron brevemente a los que estaban alrededor de Pedro. Además, después de estas cosas, Jesús mismo envió por medio de ellos desde el oriente hasta el occidente la santa e incorruptible proclamación de la salvación eterna.


REFLEXIÓN PERSONAL SOBRE LA FACILIDAD DE TROPEZAR
TROPEZAR O DESILUSIONARSE
Desilusionarse es la definición practica de tropezar.
Jesús hablo varias veces de tropezar, pero mas bien aplicándolo a uno mismo, tropezar uno mismo por causa de su ojo o de su mano o de su pie. Aconsejo que en lugar de dejar que un miembro del cuerpo, como una mano o un pie, lleve a cometer un pecado imperdonable, debería amortiguarse ese miembro del cuerpo de tal manera que fuera como si estuviera separado del cuerpo.
Pero como considera Jesús QUE OTROS TROPIECEN? ¿Enseña Jesús que SIEMPRE hay que ceder ante el que tropieza o se desilusiona por lo que decimos o hacemos?
Las ilustraciones de Jesús provocaban fuertes reacciones.
Una vez dijo: "A menos que coman la carne del Hijo del hombre y beban su sangre, no tienen vida en ustedes. El que se alimenta de mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día” (Juan 6:53, 54).
¿Que reacción hubo? “Muchos de sus discípulos, al oír esto, dijeron: ‘Este discurso es ofensivo; ¿quién puede escucharlo?’”. “Debido a esto, muchos de sus discípulos se fueron a las cosas de atrás, y ya no andaban con él” (Juan 6:60, 63, 66).
Jesús sabia que TROPEZARÍAN, pero no se retracto. Hay cosas que no son motivo de tropiezo, pero son la excusa de algunos para cobrar protagonismo, tratando de reducir al silencio a sus hermanos fuertes en la Fe.

La Biblia aconseja a los cristianos que no juzguen a los demás ni insistan en los derechos personales. Los que tropiezan hacen eso, insistir en sus derechos y juzgar a los fuertes espirituales.
El mensaje del esclavo a los que "tropiezan" es: "¿Convertiremos la dificultad en una piedra de tropiezo y nos alejaremos de la congregación? Jamás, pues amamos a Jehová y a sus amigos"
De hecho, la Biblia identifica mas a los que HACEN TROPEZAR con el clero de la cristiandad mas que con personas de dentro de la congregación. MATEO 13:41 dice: "El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y ellos juntarán de su reino todas las cosas que hacen tropezar". Y el esclavo dice: "¿De quiénes se está hablando? Pues bien, entre la mala hierba se destaca el clero. Durante siglos ha engañado a millones de personas con “cosas que hacen tropezar”, es decir, doctrinas que deshonran a Dios"

Es mas. Jehova hace tropezar a sus siervos PARA SU BIEN.
El ángel pasó a decir: “Y a algunos de los que tienen perspicacia se les hará tropezar, para que se haga una obra de refinación debido a ellos, y para que se haga una limpieza y para que se haga un emblanquecimiento, hasta el tiempo del fin; porque es todavía para el tiempo señalado” (Daniel 11:35).
PERO ESTO ES OTRA HISTORIA..........

RESUMIENDO, aunque esta claro que hacer tropezar a un hermano de forma intencionada esta condenado en nuestra Fe, no hay lugar para buscar refugio en la debilidad espiritual y forzar a los demás a QUE NO NOS HAGAN TROPEZAR. Pablo muestra que un cristiano debería fortalecer sus ‘piernas’ espirituales para no cojear o tropezar por cosas que pueden ocurrir o por lo que alguien pueda hacer.
Por eso dice:
“El que come no menosprecie al que no come, y el que no come no juzgue al que come, porque Dios ha recibido con gusto a ese”. (Ro 14:3.)
Jehova no acepta a los cojos que tropiezan: “Paz abundante pertenece a los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo”. (Sl 119:165.)
El esclavo dice: A los que aman la ley de Dios nada les hará cojear

Algunos se han vuelto muy hábiles en juzgar a sus hermanos al repetir en toda ocasión, como un mantra, la frase: "no hagamos tropezar a los débiles", queriendo decir realmente: "no me gusta lo que haces, pero como no tengo base bíblica para juzgarte, te obligo a sentirte culpable al decirte que no hagas tropezar a los débiles".

ES MUY DIFÍCIL QUE NOS LLEGUEN FOTOS DESDE KAZAKSTÁN DONDE LA OBRA DE PREDICAR ESTA RESTRINGIDA, PERO AQUÍ NOS LLEGA UNA DE LA CONMEMORACIÓN

NUESTROS HERMANOS DE CAROLINA DEL NORTE EN EEUU, ALQUILARON UN TEATRO PARA LA CONMEMORACIÓN Y ASÍ LO ANUNCIARON.

EN RUSIA, ANTE LA PROHIBICIÓN DE REUNIRSE EN SALONES, SE HA CELEBRADO LA CONMEMORACIÓN EN CIENTOS DE HOGARES PRIVADOS. Sonia de 9 meses asiste a su primera.

LAS TORMENTAS DE NIEVE EN EEUU OBLIGO A SUSPENDER NUMEROSAS CONMEMORACIONES. LOS HERMANOS LA CELEBRABAN EN SUS HOGARES PRIVADOS, CONECTANDO EN TIEMPO REAL CON LA CELEBRACIÓN QUE RETRANSMITÍA LA SUCURSAL DE AUSTRALIA.
No nos quepa duda que en breve se desatara la gran tribulación y deberemos estar preparados para actuar así.

GHANA, ÁFRICA, CELEBRACIÓN DE LA CONMEMORACIÓN EN EL PATIO DE UN COLEGIO

CALIFORNIA, EEUU, LA ABUELA DE LA CONGREGACIÓN AUN LUCHANDO CONTRA EL CÁNCER, QUISO SER PRECURSORA EN MARZO, ASÍ QUE CASI TODOS EN LA CONGREGACIÓN SE HICIERON PRECURSORES PARA TURNARSE Y AYUDARLA

EL NUEVO SISTEMA DE PRESENTAR EL ESTUDIO DE LA ATALAYA EN LAS ASAMBLEAS. AQUÍ LOS HERMANOS DE UNA CONGREGACIÓN DE CANADA ESPERANDO SU TURNO PARA SALIR UNO A UNO A LA PLATAFORMA

UNA HERMANA ENFERMA DE CÁNCER NO PUDO ACUDIR A LA CONMEMORACIÓN. USANDO SKYPE, LA HERMANA PUDO VERLA EN TIEMPO REAL DE SU CONGREGACIÓN. ADEMAS, TODOS LOS HERMANOS FUERON DESFILANDO DELANTE DEL ORDENADOR PARA DARLE ÁNIMOS LO QUE LA HIZO INMENSAMENTE FELIZ

Domingo 27 de marzo
Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo (Mat. 22:39).
El mandato de amar al prójimo como a uno mismo es tan importante que se le llama “la ley real” (Sant. 2:8). En la Ley, Jehová dio a los israelitas muchas normas que les enseñaban a amar al prójimo. Más adelante, inspiró a Pablo a escribir: “Cualquier otro mandamiento que haya, se resume en esta palabra, a saber: ‘Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo’. El amor no obra mal al prójimo; por lo tanto, el amor es el cumplimiento de la ley” (Rom. 13:8-10). Así pues, no debemos dejar de amar al prójimo. Al reflexionar en las razones que tenemos para amarlo, es bueno recordar las palabras de Jesús cuando dijo acerca de su Padre: “Hace salir su sol sobre inicuos y buenos y hace llover sobre justos e injustos” (Mat. 5:43-45). Debemos amar a nuestro prójimo, sea este justo o injusto. Una manera muy importante de demostrarle nuestro amor es llevándole el mensaje del Reino. Si acepta las buenas nuevas con un corazón sincero, podrá hacerse amigo de Dios. ¿Acaso hay una bendición mayor? w14 15/6 2:19-21

DISPONIBLE PARA COMPARTIR COMENTARIOS
VIDA Y MINISTERIO CRISTIANO SEMANA 28 MARZO