EXCLUSIVO PARA TESTIGOS DE JEHOVA

Blog diseñado para dar testimonio de MI FE
Soy TESTIGO DE JEHOVA desde hace 59 años
Aqui compartimos fotografias, videos, noticias e informacion teocratica con mas de 150.0000 hermanos de 195 paises

martes, 13 de septiembre de 2011

PUNTOS SOBRESALIENTES SALMOS 120 A 134 --- 13 SEPTIEMBRE


PUNTOS SOBRESALIENTES SALMOS 120 A 134

REPASO DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO TEOCRATICO
2. ¿Que nos ensena Salmo 133:1-3?
w06 1/9 pág. 16 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
133:1-3. La unidad del pueblo de Jehová nos sosiega, nos sana y nos reanima. No debemos perturbarla con críticas, disputas ni quejas

INFORMACION GENERAL

si pág. 104 párr. 20 Libro bíblico número 19: Salmos
Luego hallamos otro grupo de salmos, las 15 Canciones de las Subidas, los Salmos 120-134. Los traductores han vertido de varias maneras la expresión por la que se les conoce porque no se entiende de lleno su significado. Algunos dicen que se refiere al contenido elevado de estos salmos, aunque no parece que haya una razón clara para ponerlos por encima de los demás salmos inspirados. Muchos comentaristas dan a entender que el título proviene del uso de aquellas canciones por los adoradores que viajaban o “subían” a Jerusalén para las fiestas anuales, pues el viaje a la capital, situada en lo alto de las montañas de Judá, se consideraba una subida. (Compárese con Esdras 7:9.)

CAPITULO 120

w06 1/9 págs. 15-16 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
120:1, 2, 6, 7. La calumnia y el sarcasmo ocasionan terribles sufrimientos. Un modo de demostrar que “abog[amos] por la paz” es refrenar la lengua.
____________________________________________________
w10 15/11 pág. 29 párr. 7 Decididos a andar en integridad
Si recurriéramos a engaños y manipulaciones, no podríamos considerarnos cristianos leales, pues Dios nos exige que renunciemos “a las cosas solapadas de las cuales hay que avergonzarse” y que no actuemos “con astucia” (2 Cor. 4:1, 2). Pero ¿qué pasaría si perjudicáramos a un hermano con nuestras palabras o acciones engañosas? Podría ser que él le pidiera ayuda a Jehová, como hizo el salmista, quien exclamó: “A Jehová clamé en la angustia mía, y él procedió a responderme. Oh Jehová, de veras libra mi alma de los labios falsos, de la lengua mañosa” (Sal. 120:1, 2). Nuestra conducta nos colocaría en una situación muy comprometida. No olvidemos que Dios examina el “corazón y [los] riñones”, o sea, lo más profundo de nuestro ser, para determinar si realmente le somos leales (Sal. 7:8, 9).
____________________________________________________
w06 1/9 pág. 16 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
120:3, 4. Si tenemos que soportar la “lengua mañosa” de alguien, nos consolará saber que Jehová arreglará los asuntos en su debido momento. Los calumniadores sufrirán calamidad a manos de “un poderoso”. Serán consumidos por el juicio destructor de Jehová, simbolizado por las “brasas ardientes de las retamas”.
____________________________________________________
w80 1/5 pág. 28 Angustia insoportable causada por lenguas calumniadoras
El habla sana puede edificar y estimular. Un proverbio inspirado declara: “Los dichos agradables son un panal de miel, dulces al alma y una curación a los huesos.” (Pro. 16:24) La miel tiene buen sabor y provee un rápido refrigerio a la persona que tiene hambre. Igualmente, los dichos agradables pueden ser refrescantes al organismo físico, pues pueden infundir en uno un estado de ánimo feliz. Cuando la persona está alegre, de buen humor, usualmente está más erguida y se mueve con viveza.
Sin embargo, cuando a algunas personas se les hace objeto de habla calumniosa, esto puede resultar en angustia insoportable para ellas. Esa fue la experiencia del salmista. Él oró para que se le librara de la ruina que podrían causarle las lenguas mentirosas que otros movían contra él. En Salmo 120:1, 2, leemos: “A Jehová clamé en la angustia mía, y procedió a responderme. Oh Jehová, de veras libra mi alma de los labios falsos, de la lengua mañosa.”
Las palabras mentirosas de los calumniadores eran como flechas disparadas por el arco de un guerrero. Como brasas ardientes, estas palabras mentirosas intensificaban el fuego de la contienda y la lucha. Pero, ¿continuaría indefinidamente tal habla hiriente? No, con confianza el salmista esperaba el día de ajuste de cuentas, y dijo: “¿Qué se te dará, y qué se te añadirá, oh lengua mañosa? Flechas aguzadas de un poderoso, juntamente con brasas ardientes de las retamas.” (Sal. 120:3, 4) Puesto que el salmista había hecho su apelación a Jehová, el Altísimo sería quien silenciaría la lengua calumniadora de los inicuos. La lengua calumniadora traería calamidad sobre sí misma. Sería silenciada por las flechas de un guerrero y por el ardiente juicio de Dios que se compara al carbón de leña hecho con la madera de las retamas, que arde con intenso calor.
Mientras tanto, el salmista continuaba sintiendo profundamente la angustia de vivir entre personas aborrecibles, y la comparó a vivir como residente forastero entre los bárbaros de Mesec y los fieros residentes nómadas de las tiendas de Quedar. “¡Ay de mí,” exclama él, “porque he habitado como forastero en Mesec! He residido junto con las tiendas de Quedar.”—Sal. 120:5.
Porque ya había residido demasiado tiempo entre los odiadores de la paz, el salmista anhelaba la tranquilidad. Pero los inicuos simplemente no permitían que él la tuviera. Siempre estaban prestos a buscar riña con él. El salmista pasa a decir: “Por demasiado tiempo ha residido mi alma con los odiadores de la paz. Yo abogo por paz; pero cuando hablo, ellos favorecen guerra.”—Sal. 120:6, 7.
Si nosotros, como el salmista, abogamos por la paz, debemos refrenar nuestra lengua y no causar angustia a otros por habla hiriente o mordaz. El consejo de la Biblia es: “No proceda de la boca de ustedes ningún dicho corrompido, sino todo dicho que sea bueno para la edificación según haya necesidad, para que imparta lo que sea favorable a los oyentes.” (Efe. 4:29) Mientras tengamos que soportar el habla mentirosa e injuriadora de otros, podemos consolarnos con el hecho de que Jehová Dios, a su debido tiempo, enderezará los asuntos

w87 15/3 págs. 24-25 ¡Un Dios feliz, un pueblo feliz!
♦ 120:4—¿Qué eran las “flechas aguzadas” y las “brasas ardientes”?
Una lengua calumniadora puede ser tan destructiva como un arma o un fuego. (Proverbios 12:18; Santiago 3:6.) Como pena merecida, Jehová se asegura de que a la lengua calumniadora se le haga callar como si fuera por las flechas de un guerrero. Es interesante notar que el carbón de la madera del arbusto llamado retama produce un calor intenso, y esto señala a la severidad del juicio divino sobre “la lengua mañosa”. (Salmo 120:2, 3.)

CAPITULO 121

yb05 pág. 2 Portada/Página de los editores
“MI AYUDA VIENE DE JEHOVÁ.” (Salmo 121:2.)
Vivimos sin duda en “tiempos críticos, difíciles de manejar” (2 Tim. 3:1). Cuando afrontamos pruebas y dificultades, ¿a quién pedimos ayuda? Seguro que usted comparte la firme convicción del salmista cuyas palabras se han escogido como texto del año 2005. En las páginas que siguen leerá las experiencias de muchos hermanos que buscaron la ayuda de Jehová para aguantar fielmente. Esperamos que después de leerlas se sienta aún más resuelto a confiar siempre en Jehová, sabiendo que él desea ayudar a quienes le son leales (2 Cró. 16:9a).
____________________________________________________
pe cap. 27 pág. 225 párr. 3 Cómo obtener ayuda mediante la oración
Usted quizás esté luchando con todas sus fuerzas por librarse de algún hábito o práctica que no agrada a Dios. Si así es, busque la ayuda de Jehová. Vuélvase a él en oración. El apóstol Pablo hizo eso, y escribió: “Para todas las cosas tengo la fuerza en virtud de aquel que me imparte poder.” (Filipenses 4:13; Salmo 55:22; 121:1, 2)
____________________________________________________
w00 15/12 pág. 16 párr. 14 Ayudemos al prójimo a andar de una manera digna de Jehová
Son muchas las posibilidades que tenemos de incluir en las oraciones a quienes sabemos que necesitan el apoyo, el consuelo y la sabiduría de Jehová, así como su espíritu santo o alguno de sus frutos. Debido a la distancia o a otros factores, tal vez no podamos prestar a nuestros hermanos la ayuda material que nos gustaría ni hacerlo tan directamente como quisiéramos. Pero no nos olvidemos de orar por ellos. Sabemos que desean andar de una manera digna de Jehová, aunque tal vez tengan verdadera necesidad de apoyo para hacerlo de continuo. Las oraciones son claves en este respecto (Salmo 18:2; 20:1, 2; 34:15; 46:1; 121:1-3).
____________________________________________________
w95 15/3 págs. 29-30 ¿Alabará usted a Jehová?
Quizá muchas personas interesadas deseen alabar a Jehová pero crean que no pueden satisfacer los requisitos. Conviene que recuerden las palabras del salmista: “Alzaré mis ojos a las montañas. ¿De dónde vendrá mi ayuda? Mi ayuda viene de Jehová, el Hacedor del cielo y de la tierra”. (Salmo 121:1, 2.) Al parecer, el salmista alzaba los ojos a las montañas de Jerusalén, donde estaban situados el templo de Jehová y la sede terrestre del gobierno teocrático. De esto se desprende que la ayuda que se necesita para alabar a Dios y declarar el mensaje del Reino proviene solo de Jehová y de su organización. (Salmo 3:4; Daniel 6:10.)
Hoy en día, los que desean alabar a Jehová pueden confiar en la ayuda amorosa de su organización terrestre. Por ejemplo, los testigos de Jehová ofrecen ayuda mediante estudios bíblicos gratuitos en los hogares de las personas interesadas. Este programa educativo incluye más que solo aprender doctrinas bíblicas. Ayuda al estudiante a cultivar aprecio por lo que aprende y por la organización que Jehová está usando.
____________________________________________________
w86 1/2 pág. 17 párr. 6 Consuelo para los mantenedores de integridad
Durante décadas, los testigos de Jehová de ciertos países han tenido especialmente „necesidad de aguante‟. ¿Por qué? Debido a que les ha sido necesario efectuar su servicio sagrado en territorios difíciles o bajo otras dificultades, como proscripciones del gobierno. Tal vez usted mismo padece de mala salud o sufre oposición familiar por ser cristiano. Pruebas de esa índole podrían detener a los que se apoyan en el mero poderío humano, pero no a los testigos de Jehová, debido a que su “ayuda viene [precisamente] de Jehová, el Hacedor del cielo y de la tierra”. (Salmo 121:1-3.)
____________________________________________________
Véase también w80 1/6 pág. 12 “¿De dónde vendrá mi ayuda?”
____________________________________________________
Véase también w04 15/12 pág. 12 Jehová es nuestra ayuda

CAPITULO 122

w09 15/11 pág. 10 párr. 18 El estudio de la Biblia enriquece nuestras oraciones
¿Demuestran nuestras oraciones que valoramos el honor de anunciar el Reino de Jehová? Las palabras que se encuentran en los salmos también pueden ayudarnos a expresarle a Dios cuánto agradecemos las reuniones y las asambleas (Sal. 27:4; 122:1).
____________________________________________________
w08 15/10 pág. 28 párrs. 13-14 ¿Qué está usted dispuesto a hacer para obtener la vida eterna?
Cada vez hay más distracciones que pueden robarnos el tiempo. Si bajamos la guardia, podríamos descuidar nuestras necesidades espirituales. Incluso podríamos llegar a pensar que estamos demasiado ocupados para las actividades relacionadas con el servicio a Jehová, que en realidad son “las cosas más importantes” (Fili. 1:9, 10).
Por consiguiente, todo siervo que se ha dedicado a Jehová debería preguntarse: “¿Me preparo para las reuniones y animo a los demás con mis comentarios?” (Sal. 122:1; Heb. 2:12.)
____________________________________________________
w05 15/3 pág. 19 párr. 14 “Comprados por precio”
Quizás haya días en los que lleguemos a casa agotados después de una intensa jornada laboral y tengamos que obligarnos a asistir a las reuniones cristianas. O tal vez nos sintamos incómodos predicando a desconocidos. Pablo mismo reconoció que habría ocasiones en las que predicaríamos las buenas nuevas en contra de nuestra voluntad (1 Corintios 9:17). Sin embargo, hacemos todo esto porque Jehová —nuestro Amo celestial, a quien amamos— nos lo manda. ¿No es verdad que siempre terminamos satisfechos y reconfortados después de estudiar, asistir a las reuniones o predicar, aunque nos haya supuesto un verdadero esfuerzo? (Salmo 1:1, 2; 122:1; 145:10-13.)
____________________________________________________
w92 15/8 pág. 12 párr. 10 Sigan edificándose unos a otros
El tener conversaciones positivas antes y después de las reuniones presenta una buena oportunidad de edificar a otros. Sería fácil pasar ese tiempo conversando cómodamente con nuestros parientes o con un pequeño grupo de amigos. (Juan 13:23; 19:26.) Sin embargo, en armonía con Efesios 4:29, ¿por qué no hablamos con otras personas? (Compárese con Lucas 14:12-14.) Pudiéramos resolvernos de antemano a hacer más que decir tan solo un hola formal a algunos nuevos, personas de mayor edad o jóvenes, y hasta pudiéramos sentarnos con los jovencitos para estar más a su nivel. Nuestro interés genuino y nuestra habla edificante durante esos períodos harán que los demás se sientan tal como se expresó David en Salmo 122:1.
____________________________________________________
w86 15/6 págs. 17-18 párrs. 10-12 „Siembre liberalmente, y liberalmente segará‟
Puede que pregunte: ¿Aplica también a nuestra asistencia a las reuniones de la congregación este principio de que se siega liberalmente si liberalmente se siembra? ¡Seguro que sí! Debemos sentirnos como el salmista David cuando dijo: “Me regocijé cuando estuvieron diciéndome: „Vamos a la casa de Jehová‟”. Sí, deberíamos sentirnos atraídos a reunirnos con nuestros hermanos. (Salmo 122:1.)
¿Qué requiere eso de nosotros? Significa que fiel y regularmente asistiremos a las cinco reuniones semanales sin dejar que ligeras inclemencias del tiempo o una leve indisposición física sirvan de excusas para quedarnos en casa. ¿Con qué frecuencia notamos que el tiempo —frío o cálido, húmedo o seco—, interfiere con nuestra asistencia a las reuniones? No obstante, mientras más obstáculos tenemos que vencer para asistir a las reuniones, parece que mayor es la bendición que Jehová derrama sobre nosotros. También podemos sembrar liberalmente llegando temprano al lugar de reunión para entablar conversaciones estimulantes antes de la reunión y, después de esta, quedándonos un rato por el mismo motivo. ¿Qué está haciendo usted en lo que a esto respecta? ¿Debería tratar de sembrar más liberalmente? Esto también incluye el prepararse bien para el Estudio de La Atalaya y otras reuniones. La razón de esto es para que sembremos liberalmente por medio de comentar cuando se nos presente la oportunidad.
¿De qué maneras podemos esperar segar liberalmente al hacer esto? No podemos ofrecer un comentario estimulante sin nosotros mismos recibir estímulo; no podemos animar a un alma deprimida y no animar nuestro propio corazón. No podemos expresarnos comentando en las reuniones y no fortalecer nuestra propia fe en las verdades que proferimos. Es muy simple: “El alma generosa será engordada ella misma; y el que liberalmente riega a otros, él mismo también será liberalmente regado”. (Proverbios 11:25.)
____________________________________________________
w81 1/1 pág. 21 párrs. 14-15 „Use toda forma de oración y ruego‟
Por supuesto, cuando oramos a Jehová Dios, debemos estar dispuestos a hacer la parte que nos toca. Cuando el rey David se hallaba en gran angustia, no solo rogaba a Dios, sino que daba pasos prácticos. (2 Sam. 15:31-17:14) Otros fieles siervos de Jehová, como Jacob, hicieron lo mismo. (Gén 32:9-21) Sí, nuestras acciones deben estar de acuerdo con nuestras solicitudes.
¿Oramos para que haya paz entre nosotros? Entonces tenemos que ser pacificadores. (Sal. 122:6-9; 1 Ped. 3:11) Esto quiere decir que tenemos que ejercer cuidado para no ofender a otros innecesariamente ni crear cuestiones indebidamente. Debemos evitar ser excesivamente sensibles.
____________________________________________________
km 12/01 pág. 3 párrs. 1-2 Asamblea de Distrito de los Testigos de Jehová “Celosos proclamadores del Reino” 2002
“Me regocijé cuando estuvieron diciéndome: „Vamos a la casa de Jehová‟.” (Sal. 122:1.) Al examinar las palabras del salmista, observemos 1) cómo se sentía cuando se le invitaba a adorar a Jehová en grupo, 2) los buenos compañeros que tenía, quienes también estaban muy interesados en la adoración verdadera, y 3) los planes implicados en hacer la invitación, reunirse y viajar a la casa de Dios.
¿No es cierto que las palabras del salmista reflejan nuestros sentimientos cuando oímos que se están haciendo planes para nuestra próxima asamblea de distrito? La esperamos con anhelo, pues tenemos gratos recuerdos de asambleas anteriores y deseamos estar de nuevo en una reunión especial con compañeros que aman a Jehová.
____________________________________________________
km 6/94 pág. 1 párrs. 4-5 ¿Está sembrando liberalmente?
En el Salmo 122:1 David expresó: “Me regocijé cuando estuvieron diciéndome: „Vamos a la casa de Jehová‟”. ¿Siente usted ese mismo aprecio? Sembrar liberalmente significa asistir con regularidad a las cinco reuniones semanales. Determínese a no permitir que el mal tiempo se lo impida. Por lo general, mientras más obstáculos superamos, mayores bendiciones recibimos. Llegue temprano a las reuniones y permanezca después de ellas para participar en conversaciones edificantes con los hermanos. Amplíe sus amistades abarcando a tantos como le sea posible. Prepárese bien para el Estudio de La Atalaya y las demás reuniones a fin de sembrar liberalmente con sus comentarios en toda oportunidad. Si “liberalmente riega [a otros]” en las reuniones, usted “también será liberalmente regado”. (Pro. 11:25.)
____________________________________________________
Véase también w80 15/2 pág. 28 El gozo de participar en la adoración verdadera

w06 1/9 pág. 15 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
122:3. ¿De qué manera era Jerusalén una ciudad “trabada en unidad”? Como muchas poblaciones de la antigüedad, Jerusalén tenía las casas pegadas unas a otras, lo que la convertía en ciudad compacta y fácil de defender. Además, la proximidad física de los hogares facilitaba que los vecinos se ayudaran y protegieran mutuamente. Este hecho representaba la unidad espiritual de que gozaban las doce tribus de Israel cuando se reunían para adorar a Dios.

CAPITULO 123

w80 1/7 pág. 29 ¿En qué están puestos sus ojos?
A menudo los siervos de Dios se encaran a problemas y circunstancias difíciles. Es entonces cuando uno necesita la ayuda del Altísimo. ¿Le suplica usted a Jehová Dios por ayuda en ocasiones como ésas, y busca su guía?
Ese es el estímulo que podemos derivar del Salmo 123. Allí leemos: “A ti he alzado mis ojos, oh Tú que moras en los cielos.” (Sal. 123:1) Puesto que el Dios Todopoderoso reside en los más altos cielos, solo sería natural que el salmista hablara acerca de alzar los ojos al cielo al suplicar al Creador su favor. Al ilustrar la razón que hay para buscar a Jehová, el salmista continúa: “¡Mira! Como los ojos de los siervos están dirigidos a la mano de su amo, como los ojos de la sierva están dirigidos a la mano de su ama, así nuestros ojos están dirigidos a Jehová nuestro Dios hasta que nos muestre favor. Muéstranos favor, oh Jehová, muéstranos favor; porque hasta grado abundante se nos ha hartado de desprecio. En abundancia nuestra alma ha sido hartada del escarnio de los que están con desahogo, del desprecio de parte de los arrogantes.”—Sal. 123:2-4.
Los siervos y sirvientas observan cuidadosamente las manos de sus amos y amas para determinar exactamente lo que éstos desean o cuál es su voluntad. Las manos de los amos y amas también pueden proveer las cosas necesarias para la vida y protección de los sirvientes. De manera similar, los esclavos de Dios lo buscan a Él, pues desean saber cuál es Su voluntad en cuanto a los asuntos y desean recibir Su protección, favor y bendición.
Había quienes ridiculizaban al salmista y a sus asociados israelitas. Debido a la manera degradante en que los enemigos consideraban a éstos, fue muy apropiado que ellos imploraran el favor de Jehová. El que se les despreciara no era una rareza, sino que era lo usual. Se les despreciaba mucho. Los “arrogantes” responsables de aquel desprecio estaban “con desahogo,” es decir, se sentían seguros.
Circunstancias como ésas existieron cuando los muros de Jerusalén estaban reconstruyéndose bajo la dirección de Nehemías. En cuanto a lo que decían los enemigos, la Biblia informa: “Tan pronto como Sanbalat oyó que estábamos reedificando el muro, se encolerizó y se ofendió sumamente y siguió escarneciendo a los judíos. Y empezó a decir delante de sus hermanos y de la fuerza militar de Samaria, sí, empezó a decir: „¿Qué están haciendo los endebles judíos? ¿Dependerán de sí mismos? ¿Harán sacrificios? ¿Acabarán en un día? ¿Harán vivir las piedras de entre los montones de escombros polvorosos cuando están quemadas?‟ Ahora bien, Tobías el amonita estaba a su lado, y él pasó a decir: „Aun lo que están edificando, si una zorra subiera contra ello, ciertamente derruiría su muro de piedras.‟”—Neh. 4:1-3.
Es digno de notarse que, a pesar de la intensa oposición y burla del enemigo, los muros de Jerusalén fueron reconstruidos. Esto se logró principalmente porque Nehemías y sus compañeros obreros buscaron la ayuda de Jehová. (Neh. 4:4, 5) Del mismo modo, si continuamos buscando el favor y la bendición de Jehová, nunca quedaremos desilusionados. Él nos concederá lo que le pedimos.—1 Juan 3:21, 22.

w06 1/9 pág. 15 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
123:2. ¿Qué punto destaca la comparación de los ojos de los siervos? Los siervos miraban a las manos de sus amos por dos motivos: para ver lo que querían y para recibir protección y sustento. Igualmente, nosotros acudimos a Jehová para saber su voluntad y obtener su favor.

CAPITULO 124

w80 15/6 pág. 22 La supervivencia depende de Dios
En comparación con la población mundial, los que han compuesto el pueblo de Dios siempre han sido pocos. Sin embargo, una y otra vez han sido objeto de intensa hostilidad. Por lo tanto, sin la protección divina nunca hubieran podido sobrevivir.
El salmista David estaba convencido de esto. En uno de sus salmos, declaró: “„De no haber sido porque Jehová resultó estar por nosotros,‟ diga ahora Israel: „de no haber sido porque Jehová resultó estar por nosotros cuando hombres se levantaron contra nosotros, entonces nos habrían tragado aun vivos, cuando ardía su cólera contra nosotros. Entonces las mismísimas aguas nos habrían arrollado, el torrente mismo habría pasado sobre nuestra alma. Entonces habrían pasado sobre nuestra alma las aguas de la presunción.‟” (Sal. 124:1-5) Si Jehová no hubiera acudido al rescate de su pueblo, la destrucción que el enemigo hubiera traído sobre ellos habría sido comparable al terreno que se agrieta durante un terremoto y que se traga viva a toda la gente que se halla en la zona afectada. También habría sido semejante a los efectos de un diluvio arrollador que barriera con todo lo que encontrara a su paso. Las orgullosas y agitadas olas habrían sumergido a los israelitas completamente.
En vista del peligro, ciertamente había buena razón para agradecer la ayuda del Altísimo. Apropiadamente, el salmista continuó con una expresión de agradecimiento a favor de Israel: “„Bendito sea Jehová, que no nos ha dado como presa a los dientes de ellos. Nuestra alma es como un pájaro que ha escapado de la trampa de los que usan señuelo. La trampa está quebrada, y nosotros mismos hemos escapado. Nuestra ayuda está en el nombre de Jehová, el Hacedor del cielo y de la tierra.‟”—Sal. 124:6-8.

El enemigo, como un animal en busca de presa, deseaba devorar a los israelitas. Pero Jehová no permitió que aquello sucediera. Los israelitas se hallaban como un pájaro que hubiera sido atrapado en la trampa. Luego, de súbito, Jehová proveyó escape. El pueblo de Dios ciertamente tenía razón sólida para acudir por ayuda al nombre de Jehová, es decir, a la persona representada por ese nombre. Él nunca le fallará a su pueblo, porque es el Creador Todopoderoso.
Hoy los siervos de Dios pueden derivar consuelo de las palabras de este salmo al experimentar graves dificultades. Pudiera parecer que todos ellos hubieran de perecer de sobre la Tierra. Pero Jehová Dios nunca permitirá que el enemigo extermine a Su pueblo. De seguro vendrá alivio.
“Ninguno que cifre su fe en él será desilusionado.”—Rom. 10:11.

CAPITULO 125

w80 15/8 pág. 13 La seguridad de los siervos de Dios
La vida en medio de las condiciones actuales es muy insegura. Los accidentes, las guerras, las revoluciones, las enfermedades y la muerte pueden causar rápidamente cambios drásticos. Casi de la noche a la mañana uno pudiera verse sin la seguridad de que hubiera disfrutado.
No obstante, hay algo que nunca cambia. El Dios Altísimo, por ser eterno, puede proveer verdadera seguridad a sus siervos. El salmista inspirado declaró: “Los que confían en Jehová son como el monte Sión, al que no se le puede hacer tambalear, sino que mora aun hasta tiempo indefinido. Jerusalén... como montañas están alrededor de ella, así Jehová está alrededor de su pueblo desde ahora y hasta tiempo indefinido.”—Sal. 125:1, 2.
Igual que otras montañas, el monte Sión literal es estable, seguro. De manera similar, los que cifran plena confianza en Jehová Dios llegarán a estar firmemente establecidos. El Altísimo nunca permitirá que tambaleen y caigan en una condición de la cual les sea imposible recuperarse. La protección de Dios está con su pueblo, rodeándolo como las colinas y montañas rodean a Jerusalén.
Aunque Jehová Dios quizás permita que su pueblo sufra, no permitirá que la situación continúe hasta el punto de la desesperación. El salmista expresó esta convicción: “Porque el cetro de iniquidad no seguirá descansando sobre la suerte de los justos, a fin de que los justos no alarguen su mano a ninguna mala acción.” (Sal. 125:3) El triunfo aparente de los inicuos y su dominación terminarán. La gobernación opresiva no se prolongará hasta tal grado que los justos cedan a la tensión y, quizás en desesperación, se valgan de medios incorrectos para conseguir alivio o hasta vuelvan la espalda al Creador y se hagan inicuos.—Compare con Eclesiastés 7:7.
Por lo tanto, siempre podemos esperar que Jehová Dios conteste la piadosa expresión del salmista: “Oh hazles bien, oh Jehová, a los buenos, aun a los que son rectos en su corazón. En cuanto a los que se desvían a sus caminos torcidos, Jehová hará que se vayan con los practicantes de lo que es perjudicial. Habrá paz sobre Israel.”—Sal. 125:4, 5.
Todos los que continúen en un proceder recto se beneficiarán de las abundantes expresiones de la bondad de Jehová. Pero los que se desvían y dejan de andar de la manera que tiene la aprobación divina perecerán con los inicuos. Solo los que en verdad son siervos de Dios disfrutarán de paz y seguridad.
Por eso, cuando estemos aguantando gran tensión o dificultad, nunca debemos perder de vista el hecho de que Jehová Dios es nuestra única fuente confiable de seguridad. El que confiemos lealmente en él nunca nos llevará a la desilusión. Aun si tuviéramos que morir, él puede restaurarnos a la vida y otorgarnos paz interminable

CAPITULO 126

km 1/88 pág. 1 párrs. 1-2 Siembre semilla del Reino
Salmo 126:6 habla de sembrar semilla literal cuando dice: “El que sin falta sale [...] llevando consigo una bolsa llena de semilla, sin falta entrará con un clamor gozoso, trayendo consigo sus gavillas”. En Eclesiastés 11:6 se anima al sembrador de la semilla: “Por la mañana siembra tu semilla, y hasta el atardecer no dejes descansar la mano; pues no sabes dónde tendrá éxito esto, aquí o allí, o si ambos a la par serán buenos”.
En realidad, nosotros también llevamos una bolsa llena de semilla cuando participamos en el ministerio del campo, pero esta es semilla en sentido espiritual. La literatura que presenta las buenas nuevas del Reino aumenta nuestra eficiencia al sembrar semilla espiritual. Esta literatura considera temas de interés para muchas personas y muestra que es importante que aprendan acerca de las buenas nuevas del Reino. Mediante el esclavo fiel, Jehová nos ha suministrado un excelente surtido de literatura bíblica para que la usemos en la obra de sembrar la semilla del Reino durante este tiempo del fin.
____________________________________________________
w08 15/7 pág. 14 párr. 12 Es Dios quien “lo hace crecer”
Jesús señaló que los que son sembrados en la tierra excelente dan “fruto de a treinta y a sesenta y a ciento por uno”. De modo que algunos de los que responden a la palabra tienen una buena actitud de corazón y producen fruto. No obstante, la cantidad de fruto, es decir, la participación en la predicación, varía según las circunstancias de cada uno. Por ejemplo, hay quienes no pueden hacer tanto como quisieran en el ministerio debido a su edad o su estado de salud (compárese con Marcos 12:43, 44). Aunque como sembradores tienen poco o ningún control sobre eso, cuando ven que Jehová produce crecimiento, se alegran mucho (léase Salmo 126:5, 6).
____________________________________________________
w07 1/3 pág. 18 Contentos de esperar en Jehová
Los judíos que mantuvieron viva su esperanza de liberación leyendo y hablando de ella vieron premiada su espera cuando Babilonia al fin cayó ante los invasores. Miles de fieles judíos se dirigieron de inmediato a Jerusalén. Respecto a ese suceso, está escrito: “Cuando Jehová recogió de vuelta a los cautivos de Sión, [...] nuestra boca se llenó de risa” (Salmo 126:1, 2). Aquellos judíos no se habían cruzado de brazos, sino que habían seguido nutriendo su fe. Y nunca dejaron de cantar alabanzas a Jehová.

Igualmente, los cristianos verdaderos que esperan en Dios durante “la conclusión del sistema de cosas” se esfuerzan siempre por mantener viva su fe. Estudian la Biblia, se animan unos a otros y siguen alabando a Dios al predicar las buenas nuevas del Reino (Mateo 24:3, 14).
____________________________________________________
w01 15/7 págs. 18-19 párrs. 13-14 Perseveremos en la siega
A los segadores de Dios, en especial los que sufren persecución, los consuelan mucho las palabras del Salmo 126:5, 6: “Los que siembran con lágrimas segarán aun con clamor gozoso. El que sin falta sale, aun llorando, llevando consigo una bolsa llena de semilla, sin falta entrará con un clamor gozoso, trayendo consigo sus gavillas”. Las expresiones del salmista sobre sembrar y recoger ilustran cómo cuidó y bendijo Jehová al resto que regresó del cautiverio en la antigua Babilonia. Aquellos israelitas estaban muy contentos con su liberación, pero es posible que hayan llorado al sembrar las semillas en su tierra desolada, que no se había trabajado durante los setenta años de destierro. Sin embargo, los que no abandonaron la siembra y la reconstrucción disfrutaron del fruto de su labor.
Tal vez lloremos al pasar por pruebas o cuando nosotros o nuestros hermanos en la fe sufrimos por causa de la justicia (1 Pedro 3:14). Es posible que al principio lo pasemos mal en la siega porque parece que nuestra labor es improductiva. Pero si seguimos sembrando y regando, Dios lo hará crecer, por lo general más de lo que esperamos (1 Corintios 3:6). Ilustran bien esta afirmación los resultados de la distribución de Biblias y publicaciones bíblicas.
____________________________________________________
w00 1/7 pág. 18 párr. 17 Sembremos las semillas de la verdad del Reino
Muchas veces debemos hacer sacrificios. Trabajar en algunos territorios puede ser difícil o poco conveniente. Hay zonas donde la mayoría de las personas parecen sumamente apáticas, incluso hostiles. Quizá se predique mucho en esos lugares sin que se adviertan buenos resultados. Pero no debe pensarse que el esfuerzo es excesivo habiendo tanto en juego. Recordemos que las semillas que sembramos pueden dar la felicidad a las personas ahora y vida eterna en el futuro. Las palabras del Salmo 126:6 han resultado ciertas en muchas ocasiones: “El que sin falta sale, aun llorando, llevando consigo una bolsa llena de semilla, sin falta entrará con un clamor gozoso, trayendo consigo sus gavillas”.

CAPITULO 127

es12 pág. 11 Enero
Sábado 14 de enero
A menos que Jehová mismo edifique la casa, de nada vale que sus edificadores hayan trabajado duro en ella (Sal. 127:1).
“¡Dios lo bendiga!” En muchos países se usa esta expresión para agradecer la ayuda recibida. Por otro lado, los clérigos de diversas religiones bendicen a personas, animales y hasta objetos. Además, hay quienes están dispuestos a hacer largas peregrinaciones a fin de recibir una bendición del cielo. Y algunos políticos llegan a invocar la bendición divina sobre su nación. ¿A quiénes bendice Jehová, y por qué? Jehová predijo que en los últimos días contaría con un pueblo formado por personas pacíficas y limpias de todas las naciones, un pueblo que proclamaría las buenas nuevas hasta los confines de la Tierra a pesar de ser objeto de odio y persecución (Isa. 2:2-4; Mat. 24:14; Rev. 7:9, 14). Sin duda, todos nos hemos comprometido a vivir en conformidad con esa descripción profética. Pero para lograrlo es indispensable recibir la bendición divina. w10 15/9 1:1, 2
____________________________________________________
fy cap. 5 pág. 51 párrs. 1-2 Eduquemos a los hijos desde la infancia
“Los hijos son una herencia de parte de Jehová”, exclamó agradecido un padre hace unos tres mil años. (Salmo 127:3.) En realidad, el gozo de la paternidad es un valioso don divino que la mayor parte de los matrimonios pueden recibir. Sin embargo, los que tienen hijos pronto se percatan de que la alegría viene acompañada de responsabilidades.
La crianza de los hijos es una tarea imponente, en especial en la actualidad. No obstante, muchos la han acometido con éxito, y el salmista inspirado nos da la clave al decir: “A menos que Jehová mismo edifique la casa, de nada vale que sus edificadores hayan trabajado duro en ella”. (Salmo 127:1.) Cuanto más nos esmeremos en seguir las instrucciones de Jehová, mejores padres seremos. La Biblia dice: “Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento”. (Proverbios 3:5.) ¿Estaremos dispuestos a escuchar el consejo de Jehová cuando acometamos esta empresa de veinte años: la crianza de un hijo?
____________________________________________________
bh cap. 13 pág. 127 párr. 5 Vea la vida como la ve Dios
¿Y qué piensa Dios de los bebés que aún están en el vientre de su madre? La Ley mosaica indicó que no se debía causar la muerte de una criatura que todavía no había nacido. Así es: también esa vida tiene mucho valor para Jehová (Éxodo 21:22, 23; Salmo 127:3). Eso significa que está mal abortar.
____________________________________________________
cf cap. 16 pág. 163 párr. 6 “Los amó hasta el fin”
¡Qué animador es saber que Jesús no perdió las esperanzas con sus apóstoles! Su paciencia terminó dando fruto, y estos fieles hombres aprendieron la importancia de ser humildes y estar vigilantes (1 Pedro 3:8; 4:7). ¿Cómo podemos imitar a Jesús en nuestras relaciones con otras personas? Los ancianos en particular han de ser pacientes con el rebaño. Por ejemplo, quizás un hermano aborde con sus problemas a un anciano que esté agotado o absorto en sus propias preocupaciones. O puede que a veces quienes necesitan ayuda tarden en aplicar el consejo. A pesar de todo, los ancianos pacientes instruyen “con apacibilidad” y “[tratan] al rebaño con ternura” (2 Timoteo 2:24, 25; Hechos 20:28, 29). También los padres deben copiar la paciencia de Jesús, pues hay momentos en que los hijos no siguen de inmediato sus consejos e instrucciones. Pero el amor y la paciencia les ayudarán a no darse por vencidos. Recuerden que su paciencia puede rendir grandes frutos (Salmo 127:3).

CAPITULO 128

w08 15/2 pág. 7 párr. 2 Andemos en los caminos de Jehová
Salmo 128:1 nos asegura que la felicidad está a nuestro alcance al decir que “feliz es todo el que teme a Jehová” y “anda en sus caminos”. La clave está, entonces, en tener respeto reverencial por Dios y andar en sus caminos, es decir, hacer su voluntad. Y esto se reflejará en nuestra personalidad y conducta.
____________________________________________________
w00 15/5 pág. 27 Un olivo frondoso en la casa de Dios
¿Cómo se recompensaría al hombre temeroso de Dios? “Tu esposa será como vid que produce fruto en las partes más recónditas de tu casa —cantó el salmista—. Tus hijos serán como plantones de olivos todo en derredor de tu mesa.” (Salmo 128:3.) ¿Qué son los “plantones de olivos”, y por qué los comparó el salmista a hijos?
Una característica insólita del olivo es que en la base del tronco le salen constantemente nuevos retoños. Cuando el tronco principal ya no da el fruto que solía por ser muy viejo, los cultivadores pueden dejar crecer varios plantones, es decir, nuevos retoños, hasta que formen parte integral del árbol. Pasado un tiempo, al tronco original le rodean tres o cuatro troncos jóvenes y vigorosos, como hijos alrededor de la mesa. Todos los plantones tienen el mismo rizoma y contribuyen a que el árbol dé una buena cosecha de aceitunas.
Esta característica del olivo ilustra muy bien cómo los hijos pueden crecer firmes en la fe gracias a las fuertes raíces espirituales de sus padres. Cuando los niños se hacen mayores, también llevan fruto y apoyan a sus progenitores, quienes se alegran de ver a sus hijos servir a Jehová junto con ellos (Proverbios 15:20).
____________________________________________________
w94 15/5 págs. 14-15 párr. 20 Padres, sus hijos necesitan atención especial
Criar hijos es una asignación complicada y de larga duración. Se dice que es una empresa de veinte años criar a estos „plantones de olivos en derredor de su mesa‟ para que se conviertan en adultos temerosos de Dios que produzcan fruto del Reino. (Salmo 128:3; Juan 15:8.) Por lo general, esta empresa se hace más difícil una vez que los hijos alcanzan la adolescencia, cuando las presiones que se ejercen sobre ellos suelen aumentar y los padres tienen que intensificar sus esfuerzos por ayudarlos. Pero la clave del éxito es la misma: ser atentos, amables y comprensivos. Recuerden que sus hijos necesitan realmente atención personal. Ustedes pueden darles esa atención manifestando verdadero interés amoroso en su bienestar. Para ayudar a sus hijos tienen que gastarse a favor de ellos, dándoles el tiempo, el amor y el interés que de veras necesitan.
____________________________________________________
g99 22/3 pág. 8 Los abuelos: sus alegrías y sus dificultades
La Biblia describe a los nietos como una bendición de Dios (Salmo 128:3-6). El interés de los abuelos en ellos puede ejercer una poderosa influencia en sus vidas y contribuir a que cultiven valores espirituales (compárese con Deuteronomio 32:7). En tiempos bíblicos, una mujer llamada Loida desempeñó un papel significativo al ayudar a su nieto, Timoteo, a convertirse en un extraordinario hombre de Dios (2 Timoteo 1:5). También usted puede experimentar la alegría de que sus nietos reaccionen favorablemente a la educación divina.
____________________________________________________
Véase también w80 15/10 pág. 12 ¿Cómo puede usted ser feliz?

CAPITULO 129 Y 130

w10 15/6 pág. 30 Cómo superar la traición de un cónyuge
Es cierto que no existe un cónyuge perfecto. Ambos esposos cometen equivocaciones. Escribiendo bajo inspiración, el salmista hizo este comentario muy realista: “Si errores fuera lo que tú vigilas, oh Jah, oh Jehová, ¿quién podría estar de pie?” (Sal. 130:3). Por eso, tanto el marido como la mujer han de estar dispuestos a imitar a Jehová pasando por alto las imperfecciones del otro (1 Ped. 4:8).
____________________________________________________
cl cap. 16 págs. 161-162 párr. 12 Debemos “ejercer justicia” al andar con Dios
También ejercitamos la justicia tratando a los demás como nos trata el Creador. Es fácil juzgarlos, criticarlos y cuestionar sus intenciones. Pero ¿a quién le gustaría que el Altísimo evaluara implacablemente sus motivos y defectos? Él no procede así con nosotros, como bien indicó el salmista: “Si errores fuera lo que tú vigilas, oh Jah, oh Jehová, ¿quién podría estar de pie?” (Salmo 130:3). ¿Verdad que agradecemos que el Dios justo y misericordioso no se centre en nuestros fallos? (Salmo 103:8-10.)
____________________________________________________
g85 22/4 pág. 12 Cómo hacer frente a la situación
La Biblia nos asegura: “Si de culpas, Señor, memoria guardas, ¿quién podrá sostenerse en tu presencia? Pero en ti está el perdón de los pecados, porque con reverencia se te sirva” (Salmo 129:3, 4, Herder, 1964 [Salmo 130:3, 4, en otras versiones]). Usted no puede volver al pasado ni cambiar nada. Pero puede implorar el perdón de Dios por errores que usted haya cometido. Entonces ¿qué? Pues bien, si Dios promete olvidar los errores pasados y obrar en adelante como si no existieran, ¿no debería usted hacer lo mismo? (Proverbios 28:13; 1 Juan 1:9.)
____________________________________________________
w92 1/7 págs. 17-18 párr. 14 Ancianos, juzguen con justicia
En vez de considerarse jueces superiores que se han reunido para administrar castigo, los ancianos que sirven en un comité judicial deben ver la audiencia como otro aspecto de su pastoreo. Una de las ovejas de Jehová está en dificultades. ¿Qué pueden hacer ellos para salvarla? ¿Es demasiado tarde para ayudar a esta oveja que se ha descarriado del rebaño? Esperaríamos que no. Los ancianos deben mantener un punto de vista positivo en cuanto a mostrar misericordia cuando sea apropiado. No es que deban rebajar las normas de Jehová si se ha cometido un pecado grave. Pero el que estén al tanto de cualesquiera circunstancias atenuantes les ayudará a extender misericordia cuando sea posible. (Salmo 103:8-10; 130:3.) Es triste decirlo, pero algunos malhechores son tan tercos en su actitud que los ancianos se ven obligados a ser firmes, pero nunca severos. (1 Corintios 5:13.)
____________________________________________________
w07 1/3 pág. 18 Contentos de esperar en Jehová
Esperar en Jehová implica seguir amándolo y sirviéndole sin perder nuestra esperanza en las promesas divinas. A veces esto no es fácil, pues en muchas sociedades modernas se mira con desdén a quien rige su vida por su fe en Dios. Aquí, sin embargo, es bueno recordar el ejemplo de los israelitas fieles que no dejaron morir su esperanza durante los setenta años de exilio en Babilonia. ¿Qué les ayudó? Sin duda, la lectura de los salmos. Un salmo muy animador que posiblemente se escribiera para aquel entonces dice así: “Su palabra he esperado. Mi alma ha esperado a Jehová más que los vigías la mañana, al vigilar en espera de la mañana. Siga Israel esperando a Jehová” (Salmo 130:5-7).
Los judíos que mantuvieron viva su esperanza de liberación leyendo y hablando de ella vieron premiada su espera cuando Babilonia al fin cayó ante los invasores. Miles de fieles judíos se dirigieron de inmediato a Jerusalén. Respecto a ese suceso, está escrito: “Cuando Jehová recogió de vuelta a los cautivos de Sión, [...] nuestra boca se llenó de risa” (Salmo 126:1, 2). Aquellos judíos no se habían cruzado de brazos, sino que habían seguido nutriendo su fe. Y nunca dejaron de cantar alabanzas a Jehová.
Igualmente, los cristianos verdaderos que esperan en Dios durante “la conclusión del sistema de cosas” se esfuerzan siempre por mantener viva su fe. Estudian la Biblia, se animan unos a otros y siguen alabando a Dios al predicar las buenas nuevas del Reino (Mateo 24:3, 14).

CAPITULO 131

w77 1/7 pág. 409 párr. 17 Continúe siendo paciente
En realidad, en todo aspecto de la vida, debemos desear prestar atención al estímulo bíblico que dice: “Espere . . . a Jehová desde ahora y hasta tiempo indefinido.” (Sal. 131:3) No nos impacientemos porque el gran día de Dios para la ejecución de juicio no haya llegado todavía. Al contrario, nuestro deseo debería ser expresar la clase de confianza que expresó Miqueas: “Es por Jehová que me mantendré vigilante. Ciertamente mostraré una actitud de espera por el Dios de mi salvación. Mi Dios me oirá.” (Miq. 7:7) Además, continuemos mostrando paciencia para con todos, perdonando sus transgresiones leves contra nosotros y tomando en consideración sus limitaciones y circunstancias. Sí, nunca permitamos que la impaciencia, aunada al orgullo, ponga en peligro la relación que tenemos con nuestro paciente Dios, Jehová.
____________________________________________________
w77 1/12 págs. 732-733 La humildad... una cualidad sumamente deseable
Si deseamos el reconocimiento de Jehová, hacemos bien en considerar el ejemplo de sus siervos humildes de tiempos antiguos. Uno de éstos fue David. Aunque fue ungido como rey, no trató de conseguir el puesto por la fuerza, sino que voluntariamente aguantó humillaciones y persecuciones a manos del rey Saúl. En el corazón David no tenía una opinión engreída de sí mismo. No consideraba con envidia a los que estaban en puestos superiores ni consideraba con desdén a los humildes y afligidos. Reconocía sus limitaciones y no se esforzaba por cosas que estuvieran más allá de sus capacidades. Por eso pudo decir: “Oh Jehová, mi corazón no ha sido altivo, ni mis ojos han sido altaneros; ni he andado en cosas demasiado grandes, ni en cosas demasiado maravillosas para mí.”—Sal. 131:1.
El cultivar esta humildad exigió esfuerzo por parte de David, pues él reconoció bajo inspiración: “Seguramente he sosegado y aquietado mi alma como un niño destetado sobre su madre. Mi alma está como un niño destetado sobre mí.” (Sal. 131:2) Evidentemente, por lo tanto, en un tiempo hubo que imponer calma al alma de David, es decir, al deseo del alma que lo llenaba, para que él pudiera reflejar humildad verdadera. Sus deseos y anhelos lo ponían en una agitación semejante a la de un infante que anhela el pecho de su madre. Sin embargo, una vez que ha sido destetado al niño no le toma mucho tiempo acostumbrarse a un nuevo modo de alimentación y encuentra contentamiento en los brazos de su madre. De modo similar, David logró calmar sus deseos. Comprendiendo que el ensalzamiento proviene de Jehová, pacientemente esperó en él y por lo tanto pudo animar a compañeros israelitas a hacer lo mismo: “Espere Israel a Jehová desde ahora y hasta tiempo indefinido.”—Sal. 131:3.
Hoy una humildad similar hace paciente a un hombre en cuanto a ser utilizado como siervo ministerial o como anciano en una congregación del pueblo de Dios. Él no trata de empujarse hacia adelante con la mira de obtener prominencia, sino que gozosamente se esfuerza por hacer „lo que es bueno para con todos, especialmente para con los que están relacionados con él en la fe.‟ (Gál. 6:10) Aunque por un tiempo se pasen por alto sus buenas cualidades y obras, puede estar seguro de que no permanecerán ocultas. Como declara 1 Timoteo 5:25: “Las buenas obras son obvias, o aunque no lo sean, no pueden estar ocultas eternamente.”—New English Bible.

w06 1/9 pág. 15 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
131:1-3. ¿Por qué podía decirse que David había “sosegado y aquietado [su] alma como un niño destetado sobre su madre”? David aprendió a calmar su alma tal como el niño que deja la lactancia aprende a hallar consuelo y satisfacción en los brazos maternales. ¿De qué forma logró tranquilizarse “como un niño destetado sobre su madre”? Evitando la altivez de corazón, la altanería de ojos y la búsqueda de cosas demasiado grandes para él. En vez de anhelar prominencia, David reconoció por lo general sus limitaciones y fue humilde. Nosotros haremos bien en imitar su actitud, sobre todo si estamos esforzándonos por conseguir privilegios de servicio en la congregación.

CAPITULOS 132 A 134

ws cap. 2 págs. 13-14 párr. 3 El “Príncipe de Paz” se enfrenta al Armagedón
Debido al celo de David por la adoración del Dios de Israel, Jehová hizo con él un pacto para un Reino eterno en su linaje. (2 Samuel 7:1-16.) Ese pacto fue apoyado por el juramento de Dios. (Salmo 132:11, 12.) Según ese pacto, el reino de David tenía que suministrar la base para el Reino venidero del “Príncipe de Paz”. “Jesucristo, hijo de David”, es aquel a quien Jehová confirió el título de “Príncipe de Paz”. (Mateo 1:1.)
____________________________________________________
es11 pág. 32 Marzo
Sábado 19 de marzo
El Hijo del hombre no vino para que se le ministrara, sino para ministrar y para dar su alma en rescate en cambio por muchos (Mat. 20:28).
Si meditamos en la humildad de Jesús, nos será más fácil comportarnos “como uno de los menores” en la congregación (Luc. 9:46-48). Y esto, a su vez, aumentará la unidad entre nosotros. Al igual que el padre de una gran familia, Jehová quiere que sus hijos se lleven bien, que “moren juntos en unidad” (Sal. 133:1). Jesús le pidió a su Padre que todos sus discípulos estuvieran unidos. ¿Con qué propósito? Él dijo: “Para que el mundo tenga el conocimiento de que tú me enviaste y de que tú los amaste a ellos así como me amaste a mí” (Juan 17:23). Así es, algo que identifica a los verdaderos cristianos es la unidad. Sin embargo, para poder estar unidos, debemos tener la misma actitud que tenía Jesús hacia los defectos ajenos. Él era perdonador y dijo que solo si perdonamos a los demás, Jehová nos perdonará a nosotros (Mat. 6:14, 15). w09 15/9 1:6, 7
____________________________________________________
km 4/09 pág. 5 párr. 6 ¿Está listo para el banquete espiritual?
En la asamblea de distrito tenemos la oportunidad de disfrutar de algo único: un lazo de unión con nuestros hermanos cristianos, algo totalmente desconocido para el mundo (Sal. 133:1-3; Mar. 10:29, 30). Propóngase presentarse con los hermanos que se sienten cerca de usted y converse con ellos durante el descanso del mediodía. Esta es una de las ventajas de llevar almuerzo y quedarse en el local de la asamblea, en lugar de salir a un restaurante. Decídase a no perderse la oportunidad de tener un intercambio de estímulo (Rom. 1:11, 12).
____________________________________________________
w10 15/5 pág. 17 ¿Por qué debe la mujer respetar el principio de autoridad?
Jehová ha establecido una estructura de autoridad que beneficia a todas sus criaturas inteligentes, tanto ángeles como seres humanos. Este orden les brinda muchas oportunidades de hacer buen uso de su libertad de elección sirviendo y honrando a Dios en unidad y armonía (Sal. 133:1).
w09 15/12 pág. 9 Muy ocupados y felices sirviendo a Dios
Poner en primer lugar a Jehová contribuye a que las familias sean más felices. Si todos se comportan tal como manda la Biblia, tendrán menos conflictos, estrecharán los lazos que los unen y disfrutarán de una mejor convivencia. En efecto, el hogar será un remanso de paz y armonía (Sal. 133:1).
____________________________________________________
w07 1/10 pág. 29 párr. 15 No caigamos en las trampas del “pajarero”
Satanás se vale de las diferencias personales para causar divisiones en el pueblo de Jehová. Cualquiera —sin importar los privilegios de servicio que tenga— puede caer víctima de esta trampa. ¿Cómo? Al permitir que las diferencias personales alteren la paz, la unidad y la prosperidad espiritual del pueblo de Jehová (Salmo 133:1-3).
____________________________________________________
w04 15/12 pág. 23 Un hermoso día de graduación
A continuación intervino otro miembro del Cuerpo Gobernante, David Splane, cuya conferencia se tituló: “¿Qué tal se llevarán con los demás?”. En ella indicó que ciertamente es muy bueno y agradable morar en unidad, aunque ello exija hacerse “toda cosa a gente de toda clase” (1 Corintios 9:22; Salmo 133:1). Agregó que los graduados se relacionarían con muchas personas en su lugar de destino: la gente del territorio, otros misioneros, los publicadores de su nueva congregación y los hermanos de la sucursal que dirigen la obra de predicar y hacer discípulos. Les brindó sugerencias prácticas para disfrutar al máximo de las relaciones interpersonales, como por ejemplo: aprender el idioma, adaptarse a las costumbres, respetar la vida privada de los demás misioneros y obedecer a quienes supervisan la obra (Hebreos 13:17).
____________________________________________________
lv cap. 3 pág. 32 párr. 15 Amemos a quienes Dios ama
Afortunadamente, las posibilidades de encontrar amistades espirituales en nuestra hermandad son muy grandes (Salmo 133:1). La cuestión es: ¿cómo las conseguiremos? Cultivando el modo de ser y actuar que caracteriza a los amigos de Dios. Así, los que tengan esa misma actitud se sentirán atraídos a nosotros. Al mismo tiempo, es conveniente que tomemos la iniciativa (véase el recuadro “Cómo hicimos buenas amistades”, en la página 30). Hay que buscar personas con cualidades que nos interese imitar. Además, los cristianos deben recordar este consejo bíblico: “Ensánchense”. Ciertamente, queremos ampliar nuestro círculo de amistades sin reparar en la raza, la nacionalidad o la cultura de los hermanos (2 Corintios 6:13; 1 Pedro 2:17). Tampoco debemos limitarnos a quienes sean de nuestra misma edad. ¿Acaso no era Jonatán mucho mayor que David? Por lo general, los amigos entrados en años nos aportarán un gran caudal de experiencia y sabiduría.

ACTIVIDADES PARA RAZONAR

g82 22/7 pág. 24 Crucigrama
Aquel que te guarda no se puede ————- (Salmo 121:3)
____________________________________________________
g 8/07 pág. 31 ¿Qué respondería usted?
¿Cuándo se regocijaba el rey David? (Salmo 122:1.)
____________________________________________________
cl cap. 8 El poder restaurador: Jehová va a “hacer nuevas todas las cosas”
Salmo 126:1-6 ¿Cómo nos sentimos los cristianos ante la restauración de la adoración pura y el hecho de participar en ella?
____________________________________________________
gc ¿Hay un Dios que nos quiera?
¿Qué ha revelado acerca del hombre en su proceder de independencia con relación a Dios el tiempo que se ha permitido? (Salmo 127:1)
____________________________________________________
km 8/76 pág. 2 Sus Reuniones de Servicio
¿Qué muestra Salmo 127:3-5 en cuanto a cómo debe uno considerar a sus hijos?
____________________________________________________
my Preguntas de estudio para Mi libro de historias bíblicas
¿Por qué son Manóah y su esposa un buen ejemplo para los padres en la crianza de los hijos? (Jue. 13:8; Sal. 127:3; Efe. 6:4.)
____________________________________________________
w00 15/8 pág. 30 ¿Recuerda usted?
¿Qué da a entender el Salmo 128:3 al decir que los hijos son “como plantones de olivos” en derredor de la mesa de un hombre? w00 15/5, página 27.
____________________________________________________
gh cap. 19 Hijos... “una herencia de parte de Jehová”
¿Cómo deben los padres y los hijos considerarse unos a otros? (Salmo 128:1, 3, 4)
____________________________________________________
km 12/01 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿Qué da a entender Salmo 128:3 al decir que los hijos son “como plantones de olivos” en derredor de la mesa de un hombre? [w00-S 15/8 pág. 30 §4.]
____________________________________________________
km 10/06 pág. 7 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿Cómo „sosegó y aquietó su alma David como un niño destetado sobre su madre‟, y de qué forma podemos imitarlo? (Sal. 131:1-3.) [w06 1/9 “La Palabra de Jehová es viva. Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos”; w77 1/12 págs. 732, 733].
km 8/01 pág. 2 Un repaso histórico de La Sociedad del Nuevo Mundo en acción
¿En qué ha percibido usted el espíritu amoroso que caracteriza el funcionamiento de la organización de Jehová? (Sal. 133:1.)


Toda la información ha sido sacada de la Watchtower Library 2010
Este archivo, es tan solo es una ayuda para nuestra preparación, el propósito principal de esto, es que investiguemos más nosotros.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
JURAMENTO A LA BANDERA EN UN COLEGIO ESTADOUNIDENSE 1940
Los hijos de los TcJ se negaron a este acto idolatrico, desatando una persecucion de adultos a niños, expulsandolos por meses de los colegios. Acabo interviniendo el Tribunal Supremo dando la razon a los TcJ y gracias a ellos, los estadounidenses tienen hoy dia derechos en la Primera Enmienda sobre la libertad de expresión y religión, así como el respeto de la conciencia privada.


OTRO NUEVO ESCANDALO POR TRANSFUSIONES
23 niños que ya padecian talasemia, han sido contagiados de por vida con SIDA, al inyectarseles transfusiones a granel. Los responsables de sanidad indios, donde se practica una medicina avanzada, dicen haber hecho todos los analisis preceptivos.
Estamos seguros que opositores y apostatas, no diran una sola palabra al respecto, ahogados en su hipocresia. Y a estos niños, LES HAN SALVADO LA VIDA O SE LAS HAN DESTRUIDO?


COMO IDENTIFICAR APOSTATAS
Por regla general son personas que diran que son cristianos y trataran de seducirlo haciendole pensar que estan de su lado. Los apostatas no edifican, sino que destruyen. Son de hecho, impostores, casi identicas imitaciones de los verdaderos cristianos. Sus frutos estan podridos por participar de las ilusiones de Satanas sin la menor base biblica.
Un estudiante de la Biblia principiante, no puede ver la diferencia entre un cristiano y un impostor, porque no tiene entendimiento. Satanas es el principe de este mundo y ha cegado la mente de los incredulos "para que no pase [a ellos] la iluminación de las gloriosas buenas nuevas acerca del Cristo, que es la imagen de Dios." 2 Corintios 4:4.
El apostata usa argumentos falsos, presumiendo de que lo "documenta todo", imitando al primer apostata, Satanas, que argumento falsamente con Eva: "empezó a decir a la mujer: “¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?” Genesis 3:1
Los apostatas son tan astutos, que la mujer perfecta Eva, se dejo seducir por una mentira, trayendo el caos a este mundo por querer ser como Dios.(Génesis 3:5) "Porque Dios sabe que en el mismo día que coman de él tendrán que abrírseles los ojos y tendrán que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”.
En internet hay mucha influencia apostata.
Ellos fomentan las influencias demoniacas, superando a muchos. Los que se niegan a escuchar el consejo del esclavo de no acercarse a esta clase animal (idea biblica), acabaran perdiendo la vida y no volveremos a darles ayuda. Los demonios los devoraran.
Juan los llama EL ANTICRISTO. (2 Juan 7) "Porque muchos engañadores han salido al mundo, personas que no confiesan a Jesucristo como venido en carne. Este es el engañador y el anticristo"
NO HAY VIDA FUERA DE LA ORGANIZACION DE JEHOVA. Fuera de ella, los que son atrapados, pereceran. No haran caso, hasta ser barridos, como en los dias de Noe. En breve la predicacion sera interrumpida y muchos suplicaran y lloraran por la destruccion que se les viene encima, al serles quitada la venda de los ojos, y ver que es JEHOVA su ejecutor y el Dios verdadero.



75 AÑOS DE MATRIMONIO FELIZ
Esta pareja de hermanos nuestros estan siendo homenajeados en toda la prensa de Norteamerica
Enma de 94 años y Charles de 99,  tienen 3 hijos, uno ya fallecido, 6 nietos, 9 biznietos y un tataranieto. Ellos concuerdan con el consejo biblico de que la clave del exito de matrimonio, es dar el 100% en la relacion, o lo que es lo mismo, "una sola carne".


PREGUNTAN
Por que el Cuerpo Gobernante parece tener una fascinacion por poner fechas al fin del sistema de cosas? No le parece que aunque no sean predicciones, al ser impreso en las publicaciones, iban a causar tropiezos? Sabemos que son falibles, pero como vamos a poner confianza en ellos como comunicadores de Jehova, si causan estos tropiezos?

CONTESTAMOS
Satanas al ser expulsado del cielo, bajo a hacer guerra contra los restantes de la descendencia de ella,  Revelacion 12:17.  Satanas ha tratado desesperadamente de engañar al pueblo de Jehova. Durante los ultimos dias, muchos de este pueblo, han salido de Babilonia obedeciendo al angel, Revelacion 18:1.
Pero debemos entender que estos salieron muy contaminados por los engaños de Babilonia y se necesitaria mucho tiempo para limpiarlos. Todo el mundo en la Verdad, ha pasado por un periodo de limpieza. Se tenian muchas ideas equivocadas al principio. Pero se necesita FE. Los que estan alejados de Jehova no tienen FE y no pueden obtener comprension de las cosas espirituales.
Podemos culpar a Jesus del tropiezo de Judas? Judas estaba alli cuando Jesus hablo con la mujer samaritana.
Juan 4:21-23) Jesús le dijo: “Créeme, mujer: La hora viene cuando ni en esta montaña ni en Jerusalén adorarán ustedes al Padre........
No obstante, la hora viene, y ahora es, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre con espíritu y con verdad
No obstante, los judios siguieron adorando en el templo de Jerusalen, asi que Judas penso que Jesus estaba mal informado. Que haremos? Culpamos a Jesus de que Judas no tuviera entendimiento?
Entonces apliquemos esta pregunta. Podeos culpar al Cuerpo Gobernante de que usted no tenga conocimiento de las fechas del fin del sistema? No hemos leido 2 Timoteo 3:1-4? No es facil razonar que los ultimos dias comenzaron en 1914? Pues lo que fue un trampolin para muchos, fue un tropiezo para otros. Vea Marcos 6:3. "este es el carpintero, el hijo de Maria y el hermano de Santiago, y de Jose y de Judas y de Simon. Y sus hermanas estan aqui con nosotros ¿no es verdad? de modo que empezaron a tropezar a causa de el."
Entonces, culpamos a Jesus de los tropiezos de otros?
Yo nunca he puesto mi fe en una fecha. Solo aquellos que han tropezado la pusieron. No tienen FE. Lo entiende usted?
(Proverbios 4:18) "Pero la senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido"
Y en cambio.......
(Proverbios 4:19) "El camino de los inicuos es como las tinieblas; no han sabido en qué siguen tropezando."
QUE ES LO QUE SE ESPERA PARA EL TIEMPO DEL FIN?
(Daniel 12:10) "Muchos se limpiarán y se emblanquecerán y serán refinados. Y los inicuos ciertamente actuarán inicuamente, y absolutamente ningún inicuo entenderá; pero los que tengan perspicacia entenderán."
Ten cuidado. Se prudente.


HERMANOS INGLESES EN PLENA PREDICACION

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX










----------------------------


Estadisticas blog
_____________________________
CURRENT MOON

___________________________________

=======================================
Calcula los usuarios online de tu web o blog

3 comentarios:

TESTIGO HUMANO dijo...

El señor, que no testigo de Jehova, Bruno Gomez, nos regala de nuevo con su pontificar ambiguo y acaramelado, defendiendo el "cafe para todos", y todos son buenos.

El señor Bruno, elude aceptar que la informacion que he proporcionado acerca de los apostatas, esta contrastada y documentada por la Biblia y por las publicaciones del esclavo fiel y discreto. Y trata de edulcorar la condena biblica, con textos mal aplicados, al estilo Satanas con Jesus en el desierto, justificando a sus amigos los apostatas profesionales con los que me temo comulga por algun tipo de asociacion.

Y me sonrio, porque no he usado ni uno solo de los calificativos fuertes que usa la Biblia para los TRAIDORES, que no expulsados por debilidades, a Jehova, y a su ORGANIZACION, a la que el señor Bruno odia sobremanera.

No teatralice usted señor Bruno diciendo que yo amenazo de muerte, porque demuestra de manera sangrante que usted jamas ha leido la Biblia, sino que ha dado saltitos por sus paginas y se ha creado una pseudoreligion a su medida, imagino que justificando sus problemas de conciencia. En el mensaje que me ha enviado hay expresiones misticas babilonicas que me hacen darlo por perdido.

No obstante, veo que en su patetica condena de la Watchtower, feurza usted cualquier excusa para ensuciar su reputacion y me pregunta ´qué hace nuestra corporacion personandose en reuniones de expertos en Bolsa. Bueno, la Verdad la tiene usted a su alcance si la busca. Pero es mas comodo no buscarla y atribuir malos motivos, señor Bruno. Usted es un apostata de todo punto.
En breve hare publica una informacion respecto a Watchtower, los Bancos y la Bolsa.
Que le vaya bien.

TESTIGO HUMANO dijo...

Señor Bruno, consiera usted que le he faltado al respeto? Por que?
Por llamarlo apostata, haciendo publico mi opinion firme sobre usted, en base a sus reiteradas palabras de falta de respeto a la organizacion terrenal de los cristianos?
Pues le faltare el respeto dos veces: usted ha dejado de ser cristiano, por mucho que disfrace sus palabras de edulcoracion mistica catolica.

No he eludido sus preguntas señor, se las he contestado todas. Es usted el que carece de entendimiento. Pues claro que siempre digo lo mismo, me ratifico en la enseñanza del esclavo fiel y discreto avalado por la Biblia. Usted en cambio, es el que cambia su discurso, volviendo la espalda a la Madre que le enseño lo que sabe, bien poco, y ahora se dedica a escribir peroratas de profeta por todo internet.

Señor Bruno, yo respeto a las personas, pero no a todas sus ideas. Imito a los personajes biblicos que CONDENARON con palabras gruesas a los idolatras, calumniadores, asesinos, ateos, adulteros......o acaso usted es meloso, segun me dice, con los PECADORES REITERADOS Y NO ARREPENTIDOS?
Y como trata usted a los enemigos personales de Jehova? Es usted meloso con Satanas a ver si lo recupera a su causa?

Si una persona me dice que ES TESTIGO DE JEHOVA y a continuacion de criticar al esclavo fiel y su organizacion me dice lo que copio a continuacion, sencillamente lo considero lo que dice la Biblia: un enfermo mental (las reclamaciones al autor)

----¿No sabes TH, que el misterio de la salvación eterna habita dentro de tu propia alma? ¿No sabes que el Dios del cielo ha enviado su espíritu para vivir dentro de ti, y que este espíritu conducirá a todos los mortales amantes de la verdad y servidores de Dios allende de esta vida y a través de los pórticos de la muerte hasta las alturas eternas de la luz donde Dios aguarda para recibir a sus hijos? -----

Voy a callarme, porque sino.......

TESTIGO HUMANO dijo...

El blog LA DEFENSA VIRTUAL DE LA VERDAD, acaba de pasar las 400.000 visitas desde que el 18 septiembre 2010, CONTADORWAP controla las estadisticas. Considerando que el blog se inauguro el 2 agosto 2009, se calcula que realmente se han producido en 2 años, 800.000 consultas.