EXCLUSIVO PARA TESTIGOS DE JEHOVA

Blog diseñado para dar testimonio de MI FE
Soy TESTIGO DE JEHOVA desde hace 59 años
Aqui compartimos fotografias, videos, noticias e informacion teocratica con mas de 150.0000 hermanos de 195 paises

martes, 11 de diciembre de 2012

PUNTOS SOBRESALIENTES SEMANA 10 DICIEMBRE --- 11 diciembre

Escuela del Ministerio Teocrático

Lectura de la Biblia: Sofonías 1a Ageo 2, Puntos sobresalientes

*** w07 15/11 págs. 10-11 Puntos sobresalientes de los libros de Nahúm, Habacuc y Sofonías ***

“EL DÍA DE JEHOVÁ SE ACERCA”

(Sofonías 1:1–3:20)

El culto a Baal está muy difundido por todo Judá. Mediante Sofonías, Jehová dice: “Extenderé mi mano contra Judá y contra todos los habitantes de Jerusalén”. Después, el profeta advierte: “El día de Jehová se acerca” (Sofonías 1:4, 7, 14). En ese día, Dios ‘ocultará’ únicamente a quienes satisfagan sus normas (Sofonías 2:3).

“¡Ay de [Jerusalén] [...], la ciudad opresiva!” “Manténganse en expectación de mí —es la expresión de Jehová— hasta el día en que me levante al botín, porque mi decisión judicial es reunir naciones, [...] a fin de derramar sobre [ellas] mi denunciación.” Pero Dios promete: “Haré que sean un nombre y una alabanza entre todos los pueblos de la tierra, cuando recoja de vuelta a sus cautivos delante de los ojos de ustedes” (Sofonías 3:1, 8, 20).

Respuestas a preguntas bíblicas:

2:13, 14. ¿Qué es la “voz [que seguiría] cantando” en Nínive cuando la ciudad quedara totalmente desolada? Como Nínive iba a convertirse en morada de animales salvajes y aves, la voz que seguiría cantando es la de las aves, aunque posiblemente sea también el sonido del viento al atravesar las ventanas de los edificios en ruinas.

3:9. ¿Qué es el “lenguaje puro”, y cómo lo hablamos? Es la verdad que Dios nos revela mediante su Palabra escrita, de modo que abarca todas las enseñanzas bíblicas. Lo hablamos al aceptar la verdad, al enseñarla correctamente y al vivir de acuerdo con la voluntad divina.

Lecciones para nosotros:

1:8. Parece que en tiempos de Sofonías, algunos judíos buscaban la aceptación de las naciones vecinas llevando “atavío extranjero”. Hoy día sería muy insensato que los cristianos tratáramos de imitar al mundo de esa manera u otras semejantes.

1:12; 3:5, 16. Mediante los profetas, Jehová comunicó a su pueblo sus decisiones judiciales. Lo hizo vez tras vez, a pesar de la actitud de muchos judíos. Tal como las heces (o el sedimento) del vino se asientan en el fondo del barril, ellos se habían asentado en su modo de vida y eran indiferentes al mensaje. En la actualidad, muchas personas demuestran una apatía semejante. Pero el gran día de Jehová está muy cerca. Por lo tanto, no permitamos que la actitud de la gente nos lleve a rendirnos y ‘dejar caer las manos’; más bien, sigamos predicando sin cesar el mensaje del Reino.

2:3. Dios es el único que puede salvarnos del día de su cólera. De ahí que debamos, en primer lugar, ‘buscar a Jehová’ y así conseguir su aprobación. Para buscarlo tenemos que estudiar con atención su Palabra, rogarle que nos guíe y estrechar nuestra relación con él. En segundo lugar, debemos ‘buscar justicia’ llevando una vida moralmente limpia. Por último, hemos de ‘buscar mansedumbre’ cultivando una actitud apacible y sumisa.

2:4-15; 3:1-5. La cristiandad y todas las naciones han oprimido al pueblo de Dios. Por lo tanto, cuando Jehová ejecute su sentencia, les aplicará el mismo castigo que a la antigua Jerusalén y las naciones vecinas (Revelación [Apocalipsis] 16:14, 16; 18:4-8). Nosotros, por nuestra parte, debemos seguir proclamando los juicios divinos sin temor.

3:8, 9. Mientras esperamos el día de Jehová, nos preparamos para sobrevivir. ¿Cómo? Aprendiendo el “lenguaje puro” e ‘invocando el nombre de Dios’ mediante nuestra dedicación a él. Además, todos los cristianos le servimos “hombro a hombro”, unidamente, y le ofrecemos “sacrificio de alabanza” (Hebreos 13:15).

‘El día de Jehová se apresura muchísimo’

El salmista cantó: “Solo un poco más de tiempo, y el inicuo ya no será; y ciertamente darás atención a su lugar, y él no será” (Salmo 37:10). Cuando reflexionamos en lo que se predijo sobre Nínive en el libro de Nahúm y sobre Babilonia y la Judá apóstata en el libro de Habacuc, no nos queda la menor duda de que las palabras del salmista se cumplirán. Ahora bien, ¿hasta cuándo tendremos que esperar?

“El gran día de Jehová está cerca —señala Sofonías 1:14—. Está cerca, y hay un apresurarse muchísimo de él.” El libro de Sofonías también nos muestra qué debemos hacer para que Jehová nos oculte en ese día y cómo podemos prepararnos para sobrevivir. Ciertamente, “la palabra de Dios es viva, y ejerce poder” (Hebreos 4:12).

*** w07 1/12 págs. 8-9 Puntos sobresalientes de los libros de Ageo y Zacarías ***

“PONGAN SU CORAZÓN EN SUS CAMINOS”

(Ageo 1:1–2:23)

En un término de ciento doce días, Ageo pronuncia cuatro motivadores mensajes. El primero dice: “‘Pongan su corazón en sus caminos. Suban a la montaña, y tienen que traer madera. Y edifiquen la casa, para que yo me complazca en ella y sea glorificado’, ha dicho Jehová” (Ageo 1:7, 8). El pueblo reacciona favorablemente. El segundo contiene la siguiente promesa de Jehová: “Llenaré de gloria esta casa” (Ageo 2:7).

El tercer mensaje deja claro que el abandono total en que se halla el templo ha hecho que ‘el pueblo y toda la obra de sus manos’ sean inmundos delante de Jehová. No obstante, él les ‘otorgará una bendición’ desde el día que inicien las reparaciones. El cuarto mensaje anuncia que Jehová “aniquilar[á] la fuerza de los reinos de las naciones” y pondrá al gobernador Zorobabel “como anillo de sellar” (Ageo 2:14, 19, 22, 23).

Respuestas a preguntas bíblicas:

1:6. ¿Qué significa la expresión “hay beber, pero no hasta el punto de embriagarse”? Estas palabras sencillamente hacen referencia a la escasez de vino. Como el pueblo carece de la bendición de Jehová, el vino de que dispone es tan poco que no alcanza siquiera para que alguien se emborrache.

2:6, 7, 21, 22. ¿Quién o qué causa el mecimiento, y con qué efecto? Jehová está ‘meciendo todas las naciones’ mediante la predicación mundial del mensaje del Reino. A raíz de esta predicación, “las cosas deseables de todas las naciones” están entrando en su casa y llenándola de gloria. Con el tiempo, “Jehová de los ejércitos” mecerá “los cielos y la tierra y el mar y el suelo seco” destruyendo de una sacudida al entero sistema de cosas malvado de la actualidad (Hebreos 12:26, 27).

2:9. ¿En qué aspectos sería mayor ‘la gloria de la casa posterior que la de la anterior’? Al menos en tres aspectos: su duración, el personaje que allí enseñaría y los que acudirían a ella para adorar a Jehová. Aunque el magnífico templo de Salomón duró cuatrocientos veinte años (1027-607 a.e.c.), la “casa posterior” se mantuvo durante más de quinientos ochenta años, desde su terminación en 515 a.e.c. hasta su destrucción en 70 e.c. Aparte de eso, en esta “casa posterior” enseñó el Mesías, Jesucristo, y a ella afluyeron para adorar a Dios muchísimas más personas que a la anterior (Hechos 2:1-11).

Lecciones para nosotros:

1:2-4. El hecho de que la gente oponga resistencia a nuestra predicación no es motivo para dejar de ‘buscar primero el reino’ y dar preferencia a nuestros propios asuntos (Mateo 6:33).

1:5, 7. Nos conviene ‘poner el corazón en nuestros caminos’, es decir, fijarnos en cómo repercute en nuestra relación con Dios lo que estamos haciendo con nuestra vida.

1:6, 9-11; 2:14-17. Aunque los contemporáneos de Ageo estaban dedicados a atender sus propios intereses, no veían el fruto de sus esfuerzos. Como se habían despreocupado del templo, no contaban con la bendición divina. En nuestro caso, debemos dar prioridad a las cosas espirituales y servir a Dios con toda el alma. Recordemos que sea que tengamos poco o mucho en sentido material, “la bendición de Jehová [...] es lo que enriquece” (Proverbios 10:22).

2:15, 18. Jehová exhortó a los judíos a que desde ese día en adelante ‘pusieran su corazón’, no en la negligencia que habían demostrado en el pasado, sino en la reconstrucción del templo. De la misma manera, nosotros debemos adorar a Jehová mirando siempre hacia adelante.

w96 1/3 pág. 16 párr. 10 “No se dejen caer tus manos”

10. ¿De qué han estado convencidos siempre los del resto ungido, y qué acontecimiento verán mientras vivan como clase?

10 El resto ungido ha tenido presente en todo momento la declaración inspirada del apóstol Pedro: “Jehová no es lento respecto a su promesa, como algunas personas consideran la lentitud, pero es paciente para con ustedes porque no desea que ninguno sea destruido; más bien, desea que todos alcancen el arrepentimiento. Sin embargo, el día de Jehová vendrá como ladrón”. (2 Pedro 3:9, 10.) Los miembros del colectivo del esclavo fiel nunca han abrigado dudas sobre la venida del día de Jehová en nuestro tiempo. Ese gran día comenzará con la ejecución de la sentencia divina contra la cristiandad, que es la Jerusalén antitípica, y contra el resto de Babilonia la Grande. (Sofonías 1:2-4; Revelación [Apocalipsis] 17:1, 5; 19:1, 2.)

w06 15/12 págs. 18-19 párr. 17 “El gran día de Jehová está cerca”

17. ¿Por qué debemos fortalecer nuestro sentido de urgencia?

17 Las profecías bíblicas revelan claramente que estamos muy adentrados en el tiempo del fin. Por eso necesitamos más que nunca fortalecer nuestro sentido de urgencia. Pensemos en el caso de un soldado. Como en tiempos de paz no sufre la tensión ni el peligro de la batalla, podría perder de vista la necesidad de mantenerse alerta. ¿Qué pasaría si entonces se le llamara a la guerra? Su falta de preparación podría costarle la vida. Lo mismo sucede en sentido espiritual. Si permitimos que nuestro sentido de urgencia se vaya debilitando, quizá no estemos preparados para rechazar los ataques que se nos presenten y el día de Jehová nos halle desprevenidos cuando por fin venga (Lucas 21:36; 1 Tesalonicenses 5:4). Por lo tanto, si alguien ha estado “retrayéndose de seguir a Jehová”, ahora es el momento de que lo busque de nuevo (Sofonías 1:3-6; 2 Tesalonicenses 1:8, 9).

w97 1/9 pág. 19 párr. 2 Tengamos muy presente el día de Jehová

2. ¿Qué significa tener muy presente el día de Jehová?

2 La expresión “teniendo muy presente”, que Pedro utiliza con referencia al día de Jehová, significa que no lo posponemos mentalmente. No deberíamos olvidar que está muy cerca el día en que Jehová destruirá este sistema de cosas como preludio de la instauración de su prometido nuevo mundo. Debería ser tan real para nosotros que lo viéramos claramente, como si estuviera justo delante de nosotros. Así de real fue para los profetas de Dios de tiempos antiguos, quienes dijeron muchas veces que estaba cerca. (Isaías 13:6; Joel 1:15; 2:1; Abdías 15; Sofonías 1:7, 14.)

w07 15/11 pág. 11 Puntos sobresalientes de los libros de Nahúm, Habacuc y Sofonías

Lecciones para nosotros:

1:12; 3:5, 16. Mediante los profetas, Jehová comunicó a su pueblo sus decisiones judiciales. Lo hizo vez tras vez, a pesar de la actitud de muchos judíos. Tal como las heces (o el sedimento) del vino se asientan en el fondo del barril, ellos se habían asentado en su modo de vida y eran indiferentes al mensaje. En la actualidad, muchas personas demuestran una apatía semejante. Pero el gran día de Jehová está muy cerca. Por lo tanto, no permitamos que la actitud de la gente nos lleve a rendirnos y ‘dejar caer las manos’; más bien, sigamos predicando sin cesar el mensaje del Reino.

w06 15/12 págs. 16-17 párr. 10 “El gran día de Jehová está cerca”

10. ¿Qué hará Jehová con quienes no hacen caso de las advertencias?

10 Lo mismo sucede hoy día. Sin embargo, notemos lo que hará Jehová con quienes no hacen caso de las advertencias: “Castigar[é] a los que reposan tranquilos como vino en su sedimento, a los que piensan: ‘El Señor no va a hacer nada, ni para bien ni para mal.’ En botín se convertirán sus riquezas, sus casas en desolación: ‘Edificarán casas, pero no las habitarán; plantarán viñas, pero del vino no beberán’” (Sofonías 1:12, 13, Nueva Versión Internacional). Las personas quizá sigan ocupadas en sus actividades “normales”, pero su duro trabajo no les producirá ningún beneficio que sea permanente. ¿Por qué no? Porque el día de Jehová llegará de forma repentina, y las riquezas que tal vez hayan acumulado no les salvarán la vida (Sofonías 1:18).

bh cap. 19 pág. 191 párr. 17 Permanezca en el amor de Dios

17. ¿Por qué es la predicación una obra urgente?

17 Es importante recordar que la predicación del Reino es una obra urgente. La Biblia dice: “Predica la palabra, ocúpate en ello urgentemente” (2 Timoteo 4:2). ¿Por qué es esta obra tan urgente hoy día? Por lo que nos dice la Palabra de Dios: “El gran día de Jehová está cerca. Está cerca, y hay un apresurarse muchísimo de él” (Sofonías 1:14). Así es, se aproxima rápidamente el día en el que Jehová destruirá a todo este sistema de cosas. ¡La gente tiene que saberlo! Tiene que entender que ahora es el momento de obedecer a Jehová como su Soberano, pues el fin “no llegará tarde” (Habacuc 2:3).

jd cap. 14 pág. 186 párr. 16 “Una bendición hasta que no haya más carencia”

16. ¿Qué distinción resulta hoy más clara que nunca, y qué consecuencias tendrá cuando llegue el gran día de Jehová?

16 En vista de lo que hemos analizado, es innegable que hoy resulta más clara que nunca “la distinción entre [un hombre] justo y uno inicuo”, entre los cristianos verdaderos y los falsos (Malaquías 3:18). Mientras nosotros nos esforzamos por cumplir con las normas de Jehová, el mundo en general se hunde cada día más en el fango de la impiedad. Y como usted bien sabe, esta diferencia tendrá serias consecuencias cuando llegue “el gran día de Jehová” (Sofonías 1:14; Mateo 25:46).

es12 pág. 117

Busquen justicia (Sof. 2:3).

Mientras esperamos el gran día de Jehová, debemos seguir buscando la justicia de Dios. Tenemos que demostrar que amamos de verdad sus rectos caminos. No podemos quitarnos nunca “la coraza de la justicia”, ya que dejaríamos desprotegido el corazón (Efe. 6:14). Jehová tiene su mirada “discurriendo por toda la tierra”, ya que desea “mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él” (2 Cró. 16:9). ¡Cuánto nos consuelan estas palabras a quienes nos esforzamos por vivir rectamente en medio de este mundo cada día más inestable, violento y malvado! Quienes viven alejados de Dios quizás se sorprendan de que aún respetemos las normas divinas, pero sabemos que estas son siempre para nuestro provecho (Isa. 48:17; 1 Ped. 4:4). Por eso estamos decididos a seguir demostrando en nuestra vida que amamos la justicia con toda el alma. w11 15/2 3:18, 19

ip-1 cap. 26 pág. 349 párr. 14 “Ningún residente dirá: ‘Estoy enfermo’”

14. ¿Cómo pueden los cristianos de hoy seguir ‘andando en continua justicia’?

14 También hoy los cristianos deben ‘andar en continua justicia’, observando a diario las normas de Jehová (Salmo 15:1-5). Tienen que ‘hablar lo que es recto’ y rechazar la mentira y la falsedad (Proverbios 3:32). Aunque el fraude y el soborno sean comunes en muchos países, al que “anda en continua justicia” le repugnan. Los cristianos deben asimismo tener “una conciencia honrada” en las actividades comerciales, guardándose muy bien de entrar en negocios turbios o fraudulentos (Hebreos 13:18; 1 Timoteo 6:9, 10). Y el que “se tapa el oído para no escuchar el derramamiento de sangre, y [...] cierra los ojos para no ver lo que es malo” será selectivo con la música y el entretenimiento (Salmo 119:37). Durante su día de juicio, Jehová protegerá y sostendrá a sus adoradores, los cuales se rigen por tales normas (Sofonías 2:3).

w05 1/8 pág. 31 Preguntas de los lectores

¿Indica el adverbio “probablemente” en Sofonías 2:3 que los siervos de Dios no están seguros de que recibirán la vida eterna?

El versículo dice: “Busquen a Jehová, todos ustedes los mansos de la tierra, los que han practicado Su propia decisión judicial. Busquen justicia, busquen mansedumbre. Probablemente se les oculte en el día de la cólera de Jehová”. ¿Por qué dice “probablemente”?

Todo parece indicar, pues, que en Sofonías 2:3 se utiliza el adverbio “probablemente” no porque exista alguna duda sobre la capacidad de Dios para proteger a quienes cuentan con su aprobación, sino, más bien, para señalar que cuando una persona comienza a buscar justicia y mansedumbre tiene la probabilidad de que se le oculte en el día de la cólera de Jehová. Ahora bien, su salvación dependerá de que siga buscando mansedumbre y justicia (Sofonías 2:3).

w11 15/1 pág. 6 párrs. 17-18 Refugiémonos en el nombre de Jehová

17, 18. ¿Qué ayuda reciben millones de personas para refugiarse en el nombre de Jehová?

17 Pensemos, además, en las constantes invitaciones del esclavo fiel a predicar las buenas nuevas del Reino en toda la Tierra habitada, tal como nos mandó Jesús (Mat. 24:14; 28:19, 20). Sofonías habló de un cambio que ayudaría a la gente a refugiarse en el nombre de Dios: “Entonces daré a pueblos el cambio a un lenguaje puro, para que todos ellos invoquen el nombre de Jehová, para servirle hombro a hombro” (Sof. 3:9).

18 ¿Qué es este “lenguaje puro”? Es la verdad acerca de Jehová y sus propósitos, la cual se revela en su Palabra inspirada. Usamos este idioma simbólico cada vez que explicamos a la gente qué es realmente el Reino y cómo santificará el nombre divino. También lo empleamos al hablar sobre la vindicación de la soberanía de Dios y las bendiciones eternas que recibirán los seres humanos fieles. Somos muchos los que hablamos este idioma y estamos consiguiendo que cada vez más personas “invoquen el nombre de Jehová” y le sirvan “hombro a hombro”. En realidad, ya se cuentan por millones los hombres y mujeres de todo el mundo que buscan refugio en Jehová (Sal. 1:1, 3).

w06 15/12 págs. 15-16 párr. 5 “El gran día de Jehová está cerca”

5. ¿Por qué tienen millones de personas una visión positiva del día de Jehová?

5 No obstante, hay millones de personas que anhelan la llegada del día de Jehová. ¿Por qué? Porque saben que será un día de salvación y liberación para los justos, un día en el que Jehová será alabado y se santificará su glorioso nombre (Joel 3:16, 17; Sofonías 3:12-17). ¿Por qué es que algunas personas temen ese día mientras que otras anhelan su llegada? Eso depende en gran medida de lo que estén haciendo con su vida ahora. Y usted, ¿cómo ve el día de Jehová? ¿Está preparado para su llegada? ¿Influye en su vida diaria el hecho de que ese día esté tan cerca?

w89 1/6 pág. 31 Busque a Jehová y sírvale con todo el corazón

Nunca anteponga los intereses materiales a los deberes espirituales. Los judíos que regresaron a su país tenían razón para preocuparse por incertidumbres económicas, vecinos hostiles y otras cosas similares. Pero estas no eran las causas de su negligencia, cuando se considera que vivían rodeados de lujos. Solo después que Ageo les hizo ver su situación empezaron a trabajar en el templo. Hoy, de igual manera, tenemos que ‘poner nuestro corazón en nuestros caminos’ y asegurarnos de que apoyamos la obra de Dios hasta el mayor grado posible. (Ageo 1:2-15.)

w00 15/1 pág. 19 párr. 19 “Las cosas deseables” llenan la casa de Jehová

19. ¿Qué ánimo dio Jehová mediante Ageo, y cómo pueden fortalecernos estas palabras?

19 Cuando nos sintamos desalentados, sea a causa de la oposición u otras circunstancias desagradables, las palabras que Jehová dirigió a los judíos repatriados pueden fortalecernos. En Ageo 2:4-6 leemos: “‘Pero ahora sé fuerte, oh Zorobabel —es la expresión de Jehová—, y sé fuerte, oh Josué hijo de Jehozadaq el sumo sacerdote.’ ‘Y sean fuertes, todos ustedes, gente de la tierra —es la expresión de Jehová—, y trabajen.’ ‘Porque yo estoy con ustedes —es la expresión de Jehová de los ejércitos—. Recuerden la cosa que celebré con ustedes cuando salieron de Egipto, y cuando mi espíritu estaba plantado entre ustedes. No tengan miedo.’ ‘Porque esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: ‘Todavía una vez —es poco tiempo— y voy a mecer los cielos y la tierra y el mar y el suelo seco’[’]”. Observemos que Jehová no solo nos exhorta a ser fuertes, sino que también nos provee los medios para conseguir fuerzas. ¿Cómo? Recordemos las tranquilizadoras palabras: “Yo estoy con ustedes”. Fortalece mucho la fe saber que, sin importar los obstáculos a los que nos enfrentemos, Jehová está con nosotros (Romanos 8:31).

w01 1/4 pág. 16 párr. 9 Prevalece el cristianismo verdadero

9. a) ¿Cuál es una razón fundamental por la que prevalece hoy la palabra de Dios? b) ¿Cómo atrae Jehová a la gente?

9 Una razón fundamental por la que prevalece hoy la palabra de Dios es que el espíritu de Jehová está actuando con intensidad, igual que en el siglo primero. “Nadie puede venir a mí a menos que el Padre, que me envió, lo atraiga”, dijo Jesús (Juan 6:44). Estas palabras denotan que Dios atrae con afecto a los que están correctamente dispuestos, apelando al corazón. Mediante la predicación de sus Testigos, Jehová está atrayendo para que le sirvan a “las cosas deseables de todas las naciones”, las personas mansas de cualidades de ovejas de la Tierra (Ageo 2:6, 7).

w00 15/1 pág. 19 párr. 20 “Las cosas deseables” llenan la casa de Jehová

20. ¿De qué manera llena hoy la casa de Jehová una gloria sin precedentes?

20 Jehová sin duda ha demostrado estar con su pueblo. De hecho, es como él mismo dijo mediante el profeta Ageo: “Mayor llegará a ser la gloria de esta casa posterior que la de la anterior [...]. Y en este lugar daré paz” (Ageo 2:9). La mayor gloria se halla hoy sin lugar a dudas en el templo espiritual de Jehová. Cientos de miles de personas acuden a la adoración verdadera todos los años. A estas se las alimenta bien espiritualmente, y aun en este mundo turbulento, disfrutan de una paz que solo se verá superada por la que experimentarán en el nuevo mundo de Dios (Isaías 9:6, 7; Lucas 12:42).

w80 1/11 pág. 22 párr. 24 Cosechando fruto apropiado para el reino de Dios

24. ¿Contrarrestará nuestra santidad personal el efecto del ambiente con el cual nos ponemos en contacto constantemente?

24 Estamos creciendo constantemente en un sentido o en otro, en sentido mundano o en sentido espiritual. ¡Ay de nosotros si nos extraviamos o dejamos que otros nos extravíen y nos hagan creer que podemos mantener malas asociaciones sin que se echen a perder nuestros hábitos útiles de cristianos! (1 Cor. 15:33) No podemos burlarnos de Dios, tratando de anular su ley incambiable de que, tal como hay una siembra, tiene que haber una siega, y, además, de que el lugar donde sembramos afecta lo que segamos. Dios nos advierte que nuestra santidad personal no se transmite automáticamente a otros y los hace santos. Más bien, el que descuidadamente estemos en constante contacto con personas mundanas que son inmundas resultará en que nosotros también nos hagamos inmundos.—Ageo 2:10-14.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX






----------------------------





Estadisticas blog

_____________________________

CURRENT MOON


___________________________________



=======================================

Calcula los usuarios online de tu web o blog







No hay comentarios: