EXCLUSIVO PARA TESTIGOS DE JEHOVA

Blog diseñado para dar testimonio de MI FE
Soy TESTIGO DE JEHOVA desde hace 59 años
Aqui compartimos fotografias, videos, noticias e informacion teocratica con mas de 150.0000 hermanos de 195 paises

jueves, 29 de noviembre de 2012

PUNTOS SOBRESALIENTES SEMANA 26 NOVIEMBRE

CAPITULO 1
g94 22/2 pág. 7 La alfabetización y los siervos de Dios
Los líderes de la nación no eran los únicos que sabían leer y escribir. Las instrucciones querecibieron los israelitas de “escribir” los mandamientos de Dios sobre las jambas de las puertas desus casas, aunque obviamente se dieron en sentido figurado, daban a entender que el pueblo sabíaleer y escribir. Amós era un ganadero de ovejas y el profeta Miqueas procedía de una aldea; sinembargo, ambos escribieron sendos libros de la Biblia. (Deuteronomio 6:8, 9; Amós 1:1; Miqueas1:1.)

w88 1/4 págs. 12-13 párr. 12 Jeremías... profeta impopular de los juicios de Dios
12. ¿Cómo reaccionaron los judíos a los profetas que Jehová les envió?
12 Jeremías de ninguna manera fue el primer profeta que Dios utilizó para advertir a Israel yJudá del proceder equivocado que seguían. Durante los cien años anteriores, o más, los profetasIsaías, Miqueas, Oseas y Oded habían sido enviados como atalayas para dar advertencia a la
nación. (Isaías 1:1; Miqueas 1:1; Oseas 1:1; 2 Crónicas 28:6-9.) ¿Cómo había reaccionado la
mayoría? “Levanté sobre ustedes atalayas: ‘¡Presten atención al sonido del cuerno!’. Pero ellos
siguieron diciendo: ‘No vamos a prestar atención’”. (Jeremías 6:17; 7:13, 25, 26.) Rehusaron
prestar atención a Jeremías. En vez de eso, lo persiguieron y trataron de imponerle silencio. Por lo
tanto, Jehová resolvió que pagarían por su arrogancia y descreencia. (Jeremías 20:1, 2; 26:8, 11;
37:15; 38:6.)
w73 1/6 pág. 328 párr. 13 El único templo verdadero en el cual adorar
13. ¿Por qué no se necesitaba un templo al fin del sexto día de la actividad creadora de
Dios, y cómo han de entenderse las referencias al templo de Jehová en los escritos
proféticos?
13 Ciertamente, cuando Jehová Dios creó a Adán y Eva en perfección humana en el jardín de
Edén, no se necesitaba tal templo en el cielo. ¿Por qué no? Porque en aquel tiempo después de la
creación del hombre y la mujer perfectos al fin del sexto día de creación, cuando “vio Dios todo lo
que había hecho y, ¡mire! era muy bueno,” no había pecado en toda la creación, ni en el cielo ni en
la Tierra. No había necesidad de que Dios tuviera un sumo sacerdote para ofrecer sacrificios para
expiación de pecados, ni se necesitaba un altar en un patio de un templo en el cual ofrecer ofrenda
por el pecado. (Gén. 1:26-31; 2:7-24) Referencias a un templo como las que se encuentran, por
ejemplo, en Salmo 11:4, Miqueas 1:2 y Habacuc 2:20 eran proféticas y se escribieron después
que Moisés había construido el templo-tienda o Salomón había construido el templo en Jerusalén.
Estos ilustraron o fueron tipo de un templo espiritual que todavía no había llegado a existir.
w78 15/6 pág. 19 párr. 30 Cómo puede beneficiarle el reino de Dios
30. (a) ¿Por qué se describe a los cristianos verdaderos como los ciudadanos ‘más
observantes de la ley’? (b) ¿Qué muestra Miqueas respecto a los requisitos de Jehová?
30 Ya, hoy, los testigos de Jehová están haciendo diligentes esfuerzos por aplicar la ley del amor
de la mejor manera que les es posible en su imperfección. Esto no significa que no obedecen las
leyes de las naciones en las cuales viven. ¡Por supuesto que no! De hecho, en muchos lugares se
les ha descrito como los ciudadanos ‘más observantes de la ley.’ ¿Y a qué se debe esto? Se debe a
que la ley del Reino, la ley del amor, está escrita en sus corazones. Debido a su conciencia
respetan y obedecen a las “autoridades superiores” de las naciones y sus leyes, pero su más
elevada lealtad la dan a la autoridad suprema de Jehová Dios y su reino por Cristo Jesús. No, el
reino de Dios no los agobia con leyes y restricciones opresivas, pues el profeta Miqueas escribe con
aprecio acerca del Señor Soberano Jehová: “Él te ha dicho, oh hombre terrestre, lo que es bueno.
¿Y qué es lo que Jehová está pidiendo de vuelta de ti sino ejercer justicia y amar la bondad y ser
modesto al andar con tu Dios?”—Miq. 1:2; 6:8.
w03 15/8 pág. 11 párr. 9 Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera
9. Según Miqueas 1:2, ¿qué iba a hacer Jehová?
9 Examinemos ahora el libro de Miqueas con más detalle. En Miqueas 1:2 leemos: “Oigan, oh
todos ustedes; presten atención, oh tierra y lo que te llena, y sirva el Señor Soberano Jehová de
testigo contra ustedes, Jehová desde su santo templo”. Si hubiéramos vivido en los días de
Miqueas, seguro que esas palabras habrían captado nuestra atención. Lo cierto es que nos la
captan hoy, pues Jehová habla desde su santo templo y no solo se dirige a Israel y Judá, sino a
todo el mundo. En los días de Miqueas, hacía ya demasiado tiempo que la gente no prestaba
atención al Señor Soberano Jehová. No obstante, aquello cambiaría pronto. Jehová estaba resuelto
a tomar medidas decisivas.
w82 15/6 pág. 12 párr. 5 El día de juicio de los dioses
5. Según Miqueas 1:2-4, ¿ante quiénes presenta Jehová su caso y cuál es el punto en cuestión?
5 El asunto de la divinidad es uno que se considera mundialmente, y Jehová presenta
francamente su caso para el público en general, especialmente ante los que afirman representarlo
en la Tierra. Este hecho se hace muy claro en las palabras Suyas que se citan en Miqueas 1:2-4:
“Oigan, oh todos ustedes; presten atención, oh tierra y lo que te llena, y sirva el Señor Soberano
Jehová contra ustedes como testigo, Jehová desde su santo templo. Porque, ¡miren! Jehová sale de
su lugar, y ciertamente bajará y pisará sobre los lugares altos de la tierra. Y las montañas tienen
que derretirse bajo él, y las llanuras bajas mismas se henderán, como cera debido al fuego, como
aguas que se derraman por lugar empinado.”
bw cap. 11 págs. 179-180 párr. 7 Viva a la espera del cumplimiento de la promesa
7. ¿Qué indican las palabras de 2 Pedro 3:10 acerca de la destrucción que ha de venir?
7 En vista de eso, el cuadro que pinta Pedro de la destrucción de la tierra y los cielos actuales
tiene que ver con la aniquilación de la sociedad humana impía. Los gobiernos hechos por el hombre
que han dominado a la sociedad humana como “cielos” pasarán de la existencia. (Compare con
Isaías 34:2-5; Miqueas 1:3, 4.) El sonido de la disolución que los convierte en ruinas, descrito
como “un ruido de silbido” parecido al de vapor de agua que estuviera escapando bajo presión, se
hará cada vez más intenso. Los “elementos,” es decir, el espíritu que mueve a la humanidad impía
a pensar, hacer planes, hablar y actuar del modo que lo hace, que deshonra a Dios, serán disueltos
o reducidos a nada. (Compare con Hechos 9:1; Efesios 2:1-3.) Esto querrá decir el fin para todas
las filosofías, teorías, arreglos y proyectos que reflejan el espíritu de la humanidad apartada del
Altísimo. “La tierra y las obras que hay en ella serán descubiertas” o expuestas como merecedoras
de destrucción. No habrá escape para ningún miembro de la inicua sociedad humana, la “tierra.”
(Compare con Génesis 11:1; Isaías 66:15, 16; Amós 9:1-3; Sofonías 1:12-18.) Todas las obras de
los hombres desaforados —las instituciones y organizaciones así como lo que ha sido edificado con
relación a estas cosas— serán reveladas como cosas que no tienen la aprobación divina, y de las
cuales se dispondrá como de desechos de ningún valor.
w03 15/8 págs. 11-12 párrs. 12-13 Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera
12, 13. Según 2 Pedro 3:10-12, ¿qué hemos de hacer para que nuestra esperanza se realice?
12 Las palabras proféticas de Miqueas 1:3, 4 tal vez nos recuerden otra profecía inspirada que
predijo sucesos catastróficos en la Tierra. El apóstol Pedro escribió lo que se registra en 2 Pedro
3:10: “El día de Jehová vendrá como ladrón, y en este los cielos pasarán con un ruido de silbido,
pero los elementos, estando intensamente calientes, serán disueltos, y la tierra y las obras que hay
en ella serán descubiertas”. Tal como en la profecía de Miqueas, las palabras de Pedro tampoco se
refieren a los cielos y la Tierra literales, sino a una gran tribulación que vendrá sobre este mundo
impío.
13 A pesar del desastre que se avecina, los cristianos pueden ver el futuro con confianza, al igual
que Miqueas. ¿Cómo? Siguiendo el consejo que se encuentra en los siguientes versículos de la
carta de Pedro. El apóstol exclama: “¡Qué clase de personas deben ser ustedes en actos santos de
conducta y hechos de devoción piadosa, esperando y teniendo muy presente la presencia del día de
Jehová[!]” (2 Pedro 3:11, 12). Si queremos que nuestra esperanza para el futuro se realice,
tenemos que cultivar un corazón obediente, asegurarnos de que nuestra conducta sea santa y de
que nuestra vida esté llena de hechos de devoción piadosa. Además, tenemos que recordar que el
día de Jehová vendrá sin falta.
w03 15/8 pág. 11 párr. 11 Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera
11. ¿Qué quieren decir las palabras de Miqueas 1:3, 4?
11 Veamos lo que Jehová hará. Miqueas 1:3, 4 dice: “¡Miren!, Jehová sale de su lugar, y
ciertamente bajará y pisará sobre los lugares altos de la tierra. Y las montañas tienen que
derretirse bajo él, y las llanuras bajas mismas se henderán, como cera debido al fuego, como
aguas que se derraman por un lugar empinado”. ¿Dejará Jehová su morada celestial y pisará
literalmente las montañas y llanuras de la Tierra Prometida? No, él no necesita hacerlo. Bastará con
que dirija su atención a la Tierra para que se haga su voluntad. Además, no son los lugares físicos
los que sufrirán los efectos descritos, sino sus habitantes. Cuando Jehová actúe, las consecuencias
serán desastrosas para los infieles, como si las montañas se hubieran derretido igual que la cera y
como si un terremoto hubiera abierto grietas en las llanuras.
w03 15/8 pág. 12 párr. 14 Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera
14. ¿Por qué merecen castigo Israel y Judá?
14 Jehová explica por qué merece castigo su pueblo de la antigüedad. Miqueas 1:5 dice:
“Debido a la sublevación de Jacob hay todo esto, aun debido a los pecados de la casa de Israel.
¿Cuál es la sublevación de Jacob? ¿No es Samaria? Y ¿cuáles son los lugares altos de Judá?
¿No son Jerusalén?”. Aunque Israel y Judá deben su mismísima existencia a Jehová, se han
rebelado contra él, y la rebelión se produce hasta en sus respectivas capitales: Samaria y
Jerusalén.
w82 15/6 pág. 12 párr. 7 El día de juicio de los dioses
7. Al leer las razones que presenta Jehová para tomar tales medidas drásticas, ¿qué
paralelo moderno debemos tener presente, y especialmente con respecto a qué
cosas malas?
7 Al repasar las razones que Jehová presenta por tomar tales medidas drásticas, tengamos
presente a la cristiandad del día moderno, pues ella corresponde al Israel infiel del día de Miqueas.
Jehová continúa presentando un testimonio público, y da la siguiente explicación: “Es debido a la
sublevación de Jacob que hay todo esto, aun debido a los pecados de la casa de Israel.” Entre tales
pecados, Jehová menciona la adoración que se llevó a cabo en “lugares altos” más bien que en el
templo de Jerusalén, y el culto idolátrico de “imágenes esculpidas.”—Miqueas 1:5-7.
w77 1/9 págs. 543-544 Preguntas de los lectores
● ¿Cómo se cumplieron las palabras de Miqueas 1:6, 7 en Samaria?
Por medio de su profeta Miqueas, Jehová Dios declaró: “Ciertamente haré de Samaria un
montón de ruinas . . . Y todas sus imágenes esculpidas serán desmenuzadas, y todos los regalos
hechos a ella como su alquiler serán quemados en el fuego; y de todos sus ídolos haré un yermo
desolado. Porque de las cosas que se dieron como alquiler de una prostituta ella los juntó, y a la
cosa dada como alquiler de una prostituta volverán.”—Miq. 1:6, 7.
En cumplimiento de ese juicio profético, en 740 a. de la E.C. los asirios destruyeron a Samaria, y
en ello habrían estado incluidas sus muchas imágenes. Aquellos ídolos no les proveyeron ninguna
protección de los ejércitos conquistadores a los israelitas infieles.
Pero ¿qué hay de los regalos que los israelitas idólatras llevaban a los centros de adoración
falsa? A estos regalos se les podía llamar el “alquiler de una prostituta.” ¿Por qué? Porque se
presentaban para apoyar la adoración falsa y constituían una violación del pacto de ellos con
Jehová Dios, a quien estaban unidos como una esposa lo está a su esposo. Según la práctica
común de aquel tiempo, los artículos preciosos que se sacaban de los santuarios de los pueblos
conquistados se depositaban en los templos de los triunfadores. (Compare con Esdras 1:7.) Esto
significaba que los dioses de los conquistadores habían triunfado de los dioses de los pueblos
subyugados. De modo que el alquiler de la prostitución espiritual de Israel (las ofrendas votivas de
los adoradores idólatras) acrecentaron la religión falsa de los asirios. Así, los regalos que los
israelitas idólatras llevaron a sus dioses ‘volvieron al alquiler de una prostituta’ al convertirse en
regalos para los dioses asirios.
si pág. 156 párr. 5 Libro bíblico número 33: Miqueas
5. ¿Cómo testifica la arqueología sobre el cumplimiento de las profecías de Miqueas?
5 La prueba arqueológica también apoya los cumplimientos de la profecía de Miqueas. En anales
asirios se hace referencia a la destrucción de Samaria por los asirios. Por ejemplo, el rey asirio
Sargón se jactó: “Sitié y conquisté a Samaria (Sa-me-ri-na)”. Sin embargo, en realidad puede
haber sido el predecesor de Sargón, Salmanasar V, quien completara la conquista. Respecto a
Salmanasar, una crónica babilónica declara: “Él devastó a Samaria”. La invasión de Judá durante el
reinado de Ezequías, como la predijo Miqueas, fue bien registrada en una crónica por Senaquerib.
(Miq. 1:6, 9; 2 Rey. 18:13.) Él hizo que en el muro de su palacio en Nínive se hiciera un relieve
grande de cuatro paneles en el que se representó la captura de Lakís. En su prisma declara: “Puse
sitio a 46 de sus ciudades fuertes [...] saqué (de ellas) 200.150 personas [...] A él mismo lo hice
prisionero en Jerusalén, su residencia real, como a un pájaro en una jaula”. También menciona el
tributo que le pagó Ezequías, aunque exagera la cantidad. No hace mención de la calamidad que le
sobrevino a sus tropas. (2 Rey. 18:14-16; 19:35.)
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 1:6, 9;. Todas estas profecías se cumplieron sin falta, lo cual demuestra que la palabra
de Jehová nunca falla. Los asirios destruyeron Samaria en el 740 antes de nuestra era, mientras
aún vivía Miqueas (2 Reyes 17:5, 6). Durante el reinado de Ezequías, los ejércitos asirios llegaron
hasta la mismísima Jerusalén (2 Reyes 18:13). Esta ciudad fue arrasada por los babilonios en el
607 (2 Crónicas 36:19). Y el Mesías efectivamente nació en “Belén Efrata” (Mateo 2:3-6).
si pág. 156 párr. 9 Libro bíblico número 33: Miqueas
9. ¿Qué castigos se decretan contra Samaria y Judá?
9 Sección 1 (1:1–2:13). Jehová viene de su templo para castigar a Samaria por su idolatría. La
hará “un montón de ruinas” y ‘derramará en el valle sus piedras’, mientras desmenuza sus
imágenes esculpidas. No habrá cura para ella. Judá también es culpable y será invadida ‘hasta la
puerta de Jerusalén’. Los que traman lo que es dañino están bajo condenación y se lamentarán:
“¡Positivamente se nos ha despojado violentamente!” (1:6, 12; 2:4).
jd cap. 8 págs. 101-102 párr. 9 ¿Qué pide Jehová de usted?
9. En tiempos de los doce profetas, ¿de qué maneras desobedecían muchas personas las
normas de Jehová?
9 Los doce profetas nos ofrecen armas eficaces. Aunque vivieron siglos antes de la era de los
multicines y los videoclubes, los rodeaban símbolos fálicos, prostitución “sagrada” y promiscuidad
descarada (1 Reyes 14:24; Isaías 57:3, 4; Habacuc 2:15). Así lo atestiguan estas palabras de los
profetas: “En cuanto a los hombres, es con las rameras con quienes se apartan, y con las
prostitutas de templo con quienes hacen sacrificio”. “Un hombre y su propio padre han ido a la
misma muchacha, con el propósito de profanar mi santo nombre.” Algunos llegaban a pagar
regularmente el “salario de prostitutas”, con las que participaban en ritos de fertilidad. El adulterio
estaba a la orden del día, pues muchos cónyuges infieles estaban “yendo tras sus amantes
apasionados” (Oseas 2:13; 4:2, 13, 14; Amós 2:7; Miqueas 1:7, La Nueva Biblia Latinoamérica).
jd cap. 4 págs. 44-45 párrs. 4-5 Jehová, el Dios que predice y cumple
4, 5. a) ¿Qué verdad esencial acerca de Dios destacaron los doce profetas? b) ¿Cómo
influye en usted saber que Jehová es todopoderoso?
4 Recuerde que, como vimos en el capítulo anterior, Satanás cuestionó el derecho que Dios tiene
de gobernar. Además, algunos ángeles manifestaron rebeldía contra Jehová y desconfianza en Sus
motivos. Tales sentimientos los llevaron a desobedecerle y hacer estragos en la Tierra. Pues bien,
es esencial que se respete y acate la soberanía de Dios, porque solo así reinarán el orden y la
armonía en el universo, lo que incluye la paz entre los hombres. Con toda razón, Jehová está
decidido a vindicar su soberanía. Veamos cómo aclaran este punto los doce libros proféticos.
5 Dado que los profetas eran mensajeros de Jehová, destacaron la posición sublime que él
ocupa. Por ejemplo, Amós ensalza el nombre y la soberanía del Todopoderoso llamándolo veintiuna
veces “Señor Soberano”. Este título indica que el Dios verdadero posee una grandeza inmensa y
que nada escapa a su control (Amós 9:2-5; véase el recuadro “Jehová, el Todopoderoso”). Es, sin
duda, el único Soberano legítimo del universo, infinitamente superior a las imágenes sin vida que
idolatra la gente (Miqueas 1:7; Habacuc 2:18-20; Sofonías 2:11). Como Jehová es el Creador de
todas las cosas, posee el derecho natural de ejercer el poder soberano sobre todas ellas (Amós
4:13; 5:8, 9; 9:6). ¿Por qué es importante que tengamos presente este hecho?
w72 15/9 pág. 575 Preguntas de los lectores
Después, cuando Saúl decidió ir personalmente en busca de David, se le hizo ‘portarse como
profeta.’ Mientras se ‘portaba como profeta,’ Saúl se despojó de sus prendas de vestir y se quedó
“desnudo todo aquel día y toda aquella noche,” durante cual tiempo David evidentemente se
escapó. (1 Sam. 19:22-20:1) ¿Significa esto que los profetas con frecuencia andaban desnudos?
No, porque solo hay dos casos de profetas que hayan andado desnudos. Estos fueron Isaías y
Miqueas, y ellos anduvieron desnudos con un propósito definido; para representar alguna faceta de
sus profecías respectivas. (Isa. 20:2-4; Miq. 1:8-11) No se declara por qué se hizo que Saúl
estuviera desnudo. Pudo haber sido para mostrar que era un simple hombre, despojado de sus
prendas de vestir reales e impotente contra la propia autoridad y poder regios de Jehová. No podía
esperar tener buen éxito en nada que fuese contrario al propósito de Dios tocante a David.
w89 1/5 pág. 14 La justicia y el nombre de Jehová ensalzados
Miqueas 1:16.—En Israel, la calvicie se asociaba con la vergüenza, el duelo y la angustia. (Isaías
3:24-26; 15:2, 3; Jeremías 47:5.) Personas de algunas naciones paganas solían raparse la cabeza
en duelo por un pariente muerto. Aunque bajo la Ley no se consideraba inmunda la calvicie en sí,
los israelitas no habían de raparse la cabeza como señal de duelo, porque eran “pueblo santo a
Jehová”. (Deuteronomio 14:1, 2.) Sin embargo, Miqueas dijo a Israel y Judá que se raparan el pelo
porque su proceder pecaminoso de idolatría los descalificaba como pueblo santo y hacía que su
prole mereciera el cautiverio. La palabra hebrea traducida “águila” aquí quizás se refiera a un buitre
que solo tiene plumón blanco en la cabeza. Aunque no es de la misma especie que el águila, se
considera de la misma familia.
CAPITULO 2
jd cap. 4 pág. 51 párr. 16 Jehová, el Dios que predice y cumple
16. ¿Por qué podemos estar seguros de que Dios toma nota de los actos de corrupción y
opresión, y de que liberará a las personas justas?
16 A los ricos y poderosos de Israel y Judá les pasó lo mismo que a muchos de la actualidad: se
hicieron codiciosos y abusivos. Así, aceptaban ilegalmente como esclavos a personas arruinadas
por los impuestos excesivos o por la apropiación de tierras, y trataban a los pobres con indiferencia
o, peor aún, con crueldad (Amós 2:6; 5:11, 12; Miqueas 2:1, 2; 3:9-12; Habacuc 1:4). Por ello,
Dios dejó bien claro mediante sus mensajeros que no toleraría la corrupción ni la opresión, sino que
castigaría a quienes persistieran en ese mal camino (Habacuc 2:3, 6-16). Además, en su Palabra
promete que “enderezará los asuntos respecto a poderosas naciones” y que sus siervos amados “se
sentarán, cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá nadie que los haga
temblar” (Miqueas 4:3, 4). Imagínese, ¡qué alivio! Dado que Dios ha hecho muchas otras promesas
y las ha cumplido, ¿verdad que podemos estar seguros de que también cumplirá esta?
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
y Miqueas 2:1, 2. Sería muy peligroso afirmar que servimos a Dios cuando en realidad nuestra
prioridad son las riquezas y no “el reino y la justicia de Dios” (Mateo 6:33; 1 Timoteo 6:9, 10).
ip-1 cap. 7 pág. 80 párrs. 18-19 ¡Ay de la viña infiel!
18, 19. ¿Cómo desobedecen los contemporáneos de Isaías las leyes de Jehová que
regulan la propiedad, y cómo sufrirán por ello?
18 En el Israel antiguo, toda la tierra pertenecía, en última instancia, a Jehová. Cada familia
recibía una herencia de Dios que podía alquilar o prestar, pero nunca vender “en perpetuidad”
(Levítico 25:23). Esta ley impedía abusos como los monopolios de tierras, así como que las familias
se hundieran en la miseria. No obstante, algunos habitantes de Judá estaban quebrantando con
avaricia las leyes divinas que regulaban la propiedad. Miqueas escribió: “Han deseado campos y se
han apoderado de ellos; también casas, y las han tomado; y han defraudado a un hombre
físicamente capacitado y a su casa, a un hombre y su posesión hereditaria” (Miqueas 2:2). Ahora
bien, Proverbios 20:21 da la siguiente advertencia: “Se está consiguiendo una herencia por avidez
desmesurada al principio, pero su propio futuro no será bendecido”.
19 Jehová promete que arrebatará a esos avaros sus ganancias mal habidas. Las casas que
usurparon quedarán “sin habitante alguno”. Las tierras que codician no producirán más que una
mínima parte de su potencial. No se dice exactamente cómo y cuándo se cumplirá esta maldición.
Es probable que, al menos en parte, se refiera a las condiciones que ocasionará el futuro destierro
a Babilonia (Isaías 27:10).
g 11/07 pág. 10 ¿Quién es el Autor de la Biblia? - Cuarenta escritores y un solo Autor
La mayoría de los escritores bíblicos admitieron haber escrito en nombre de Jehová —el único y
verdadero Dios— y haber sido guiados por él o por un ángel (Zacarías 1:7, 9). Los profetas de las
Escrituras Hebreas proclamaron más de trescientas veces: “Esto es lo que ha dicho Jehová” (Amós
1:3; Miqueas 2:3; Nahúm 1:12). Un buen número de sus escritos se abren con expresiones como
“la palabra de Jehová que le ocurrió a Oseas” (Oseas 1:1; Jonás 1:1). Refiriéndose a los profetas
de Dios, el apóstol Pedro indicó: “Hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu
santo” (2 Pedro 1:21).
Por consiguiente, la Biblia es al mismo tiempo un libro compuesto y unificado, escrito por
diversos hombres que reconocieron que tras su labor estaba Dios. Dicho de otro modo, Dios se
valió de secretarios humanos para que consignaran sus pensamientos. ¿Cómo lo hizo?
w03 15/8 pág. 12 párr. 18 Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera
18. ¿Qué les iba a suceder a los materialistas de los días de Miqueas?
18 Muchos contemporáneos de Miqueas aprenden por las malas que confiar en lo material es
simple vanidad. Según Miqueas 2:4, Jehová dice: “En aquel día uno levantará acerca de ustedes
un dicho proverbial y ciertamente lamentará una lamentación, hasta una lamentación. Uno tendrá
que decir: ‘¡Positivamente se nos ha despojado violentamente! La porción misma de mi pueblo él
altera. ¡Cómo la remueve de mí! Al infiel reparte nuestros propios campos’”. En efecto, estos
ladrones de casas y campos perderán su propia herencia familiar. Serán deportados a un país
extranjero, y sus posesiones llegarán a ser despojo del “infiel”, o sea, de la gente de las naciones.
Toda esperanza de un futuro próspero se truncará.
w07 15/4 pág. 20 párr. 4 Alabemos a Jehová en la congregación
4. ¿Cuál es el uso más frecuente que se da en las Escrituras Hebreas a la palabra
congregación?
4 La palabra hebrea que suele verterse “congregación” viene de una raíz que significa “convocar”
o “congregar” (Deuteronomio 4:10; 9:10). En los Salmos aparece aludiendo a los ángeles del cielo
y también a una banda de malhechores (Salmo 26:5; 89:5-7). Sin embargo, en las Escrituras
Hebreas se aplica la mayoría de las veces a los israelitas. Dios prometió que Jacob “llegar[ía] a ser
una congregación de pueblos”, y así sucedió (Génesis 28:3; 35:11; 48:4). Los israelitas fueron
llamados, o elegidos, para ser “la congregación de Jehová”, “la congregación del Dios verdadero”
(Números 20:4; Nehemías 13:1; Josué 8:35; 1 Samuel 17:47; Miqueas 2:5).
w75 15/9 pág. 567 párr. 3 ¿Cómo le afecta el no saber el “día y hora”?
3. ¿Por qué no es inconsistente con que Jehová sea un Dios de amor el que él traiga la
“grande tribulación”?
3 Pero ¿cómo puede ser que un Dios como éste también traiga una tribulación que será
inspiradora de temor por lo destructiva que será para la humanidad? Realmente, el que sea un Dios
de amor exige que él lo haga. Esto quizás les parezca extraño a muchas personas hoy día. También
les pareció extraño a muchos israelitas el que, hace unos veintisiete siglos, el profeta hebreo
Miqueas anunciara que Jehová haría que les viniera calamidad al reino de diez tribus de Israel y el
reino de dos tribus de Judá. En incredulidad, preguntaron: “¿Ha quedado descontento el espíritu de
Jehová, o son éstos sus tratos?” La respuesta de Jehová a esto fue: “¿No hacen bien mis propias
palabras en el caso del que anda rectamente?” (Miq. 2:7) Sí, el hacer él el bien a los que andan
rectamente exige que proceda contra todos los que rehúsan obstinadamente amoldarse a los
caminos de justicia y que así contribuyen a las injusticias, opresión y desafuero que hoy en día
están haciendo más peligrosa y desagradable la vida en la Tierra.
jd cap. 8 págs. 102-103 párr. 11 ¿Qué pide Jehová de usted?
11. ¿Cuáles son algunas consecuencias de la inmoralidad sexual?
11 Probablemente hayamos visto en repetidas ocasiones que la conducta disoluta es destructiva,
pues desintegra familias, priva a los hijos de la guía de sus padres, difunde terribles enfermedades
y lleva a la eliminación de muchas vidas mediante el aborto. Además, quienes pasan por alto las
normas del Creador en materia de sexualidad sufren por lo general destrozos de todo tipo, tanto
físicos como emocionales. Como indicó Miqueas, cuando una persona “se ha hecho inmunda”, se
produce “un destrozar; y la obra de destrozar es dolorosa” (Miqueas 2:10). Al reflexionar sobre
este hecho, las personas que aman a Dios quedan más decididas que nunca a no entregarse a
pensamientos impuros que les contaminarían la mente y el corazón (Mateo 12:34; 15:18).
km 4/10 pág. 5 párr. 4 Las asambleas de distrito, ocasiones gozosas para adorar a
Jehová
4. ¿Cómo podemos demostrar que no damos por sentado ser parte de la hermandad
cristiana?
4 En vez de presentar la misma información en forma impresa, el esclavo fiel y discreto dispone
lo necesario para que nos reunamos y escuchemos los discursos. ¿Por qué? Una razón es para que
podamos animarnos unos a otros (Heb. 10:24, 25). Por consiguiente, haga planes para llegar
temprano cada día y disfrutar de estar junto a sus hermanos antes de que el presidente de la
sesión indique que comienza la introducción musical y que es hora de sentarse. En vez de
abandonar el lugar al mediodía para comprar algo de comer, los animamos a llevar un almuerzo
ligero y quedarse en la asamblea para hablar con los demás asistentes. Nuestra hermandad
cristiana es un regalo de Jehová que nunca debemos dar por sentado (Miq. 2:12).
si pág. 158 párr. 18 Libro bíblico número 33: Miqueas
18. ¿Qué profecía de Miqueas enlaza con la gobernación del Reino de Dios mediante
Cristo Jesús?
18 El nacimiento de Jesús en Belén, en cumplimiento de la profecía de Miqueas, no solo confirma
que el libro se escribió por inspiración divina; también arroja luz sobre el hecho de que el contexto
del versículo señala proféticamente a la venida del Reino de Dios bajo Cristo Jesús. Jesús es el que
sale de Belén (Casa de Pan) con beneficios que significan vida para todos los que ejercen fe en su
sacrificio. Es el que “efectúa pastoreo en la fuerza de Jehová” y llega a ser grande y expresa paz
hasta los cabos de la Tierra entre el rebaño restaurado y unificado de Dios. (Miq. 5:2, 4; 2:12;
Juan 6:33-40.)
sl cap. 18 pág. 329 párr. 9 ¿De parte de quién estamos al culminar la angustia mundial?
9. ¿Cómo muestran los testigos cristianos de Jehová que toman a pechos la importancia
de que se les halle “en paz” entre sí?
9 En armonía con la exhortación del apóstol Pedro, todos estos testigos cristianos de Jehová
hacen lo sumo para que se les halle finalmente “en paz” entre sí. Por eso, no acompañan a los
falsos maestros que ‘introducen silenciosamente sectas destructivas.’ (2 Pedro 3:14; 2:1, 2) Así
evitan entrar en la condición religiosa de la cristiandad, que está dividida en mil sectas o más. Es
verdad que el resto ungido de israelitas espirituales tiene la esperanza celestial del Reino y la
“grande muchedumbre” cuyo número se desconoce tiene la esperanza de obtener vida eterna en la
Tierra paradisíaca, pero aun así todos ellos, de ambas clases, adoran pacíficamente juntos en el
templo espiritual de Jehová, como “un solo rebaño” bajo el “un solo pastor,” Jesucristo.—Juan
10:11, 16; Revelación 7:17; Miqueas 2:12.
w71 1/10 pág. 596 párr. 19 Las buenas nuevas que unen a la humanidad
19. ¿Qué dijo Jehová que haría a favor de su pueblo, y a hacer qué se le invita a usted?
19 De su pueblo el Dios Todopoderoso dijo en Miqueas 2:12: “En unidad los pondré, como
rebaño en el aprisco.” Por lo tanto, “¡cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos moren
juntos en unidad! . . . Es como el rocío de Hermón que viene descendiendo sobre las montañas de
Sion. Porque allí ordenó Jehová que estuviese la bendición, aun vida hasta tiempo indefinido.” (Sal.
133:1-3) Esa unidad existe ahora y se hace patente en 206 países e islas del mar alrededor de este
globo terráqueo. Usted puede formar parte de esta unidad mundial. Le invitamos a inspeccionar
cuidadosamente la Palabra de Dios y la organización que él está usando hoy para llevar a la gente
las buenas nuevas que unen a toda la humanidad.
w84 1/11 pág. 23 párrs. 21-22 ¿Dónde podemos hallar unidad en este mundo
desgarrado por la contienda?
21, 22. a) ¿Quiénes cumplen, pues, la profecía de Isaías 2:2-4? b) ¿Qué cumplimientos
proféticos experimentan ahora los testigos de Jehová?
21 En vista de la evidencia, pues, ¿quiénes cumplen la profecía de Isaías, capítulo 2, versículos 2
al 4? Refiriéndose al tiempo en que vivimos, esa profecía declara que la adoración verdadera de
Jehová llegaría a estar establecida firmemente bajo la gobernación del Reino, y que muchos dirían:
“Vengan, y subamos a la montaña de Jehová, [...] y él nos instruirá acerca de sus caminos, y
ciertamente andaremos en sus sendas”. La profecía también dice: “Él ciertamente dictará el fallo
entre las naciones y enderezará los asuntos respecto a muchos pueblos. Y tendrán que batir sus
espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni
aprenderán más la guerra”.
22 ¿Quiénes son los que han dejado que Dios y su Palabra ‘enderecen los asuntos’ entre ellos?
¿Quiénes han respondido realmente al mandato de Dios de ‘no aprender más la guerra’? ¿Quiénes
han pasado en nuestros días un total de miles de años en prisiones y campos de concentración
porque no han querido matar a su prójimo? ¿Quiénes respetan la Biblia como la Palabra inspirada
de Dios y obedecen a Dios como Gobernante? ¿Quiénes dan prueba de que son una hermandad
internacional que es única en este mundo desgarrado por la contienda? La respuesta solo puede
ser: los testigos de Jehová. Y ahora se está reuniendo a las “otras ovejas”, a centenares de miles
de ellas, como compañeras de los que quedan del ungido “rebaño pequeño” (Juan 10:16; Lucas
12:32). Éstas se están beneficiando también del cumplimiento de una profecía que se dio allá en el
tiempo de Oseas. La profecía predijo que todos los siervos de Jehová ‘ciertamente serían juntados
a unidad’ bajo un solo Cabeza, Jesucristo, en poder del Reino (Oseas 1:11). Ellos ven también que
en su unidad se han cumplido las palabras de Jesús cuando pidió a Dios en oración que sus
seguidores “sean uno así como nosotros somos uno” (Juan 17:20-22). Así, Dios ha cumplido para
con ellos su promesa de hace mucho tiempo: “En unidad los pondré, como rebaño en el aprisco”.
(Miqueas 2:12.)
w84 15/10 pág. 28 párr. 12 Unidos en la adoración bajo nuestro Pastor-Rey
12. ¿Cómo demostramos que hay unidad entre nosotros “como rebaño en el aprisco”?
12 Esta unidad del resto de los israelitas espirituales se predijo hermosamente también en el
texto de Miqueas 2:12, porque ahí Jehová dice: “En unidad los pondré, como rebaño en el
aprisco, como hato en medio de su pasto; tendrán el alboroto de hombres”. Esto lo podemos ver
en las asambleas del pueblo de Jehová: Miles de personas que escuchan atentamente,
silenciosamente, deseosas de captar cada palabra a medida que nos apacentamos bajo el pastoreo
de Jehová y su Pastor-Rey. Orientales, negros, blancos —el resto ungido y las otras ovejas— todos
están en unidad en este hato. ¡Nuestras asambleas grandes y pequeñas y reuniones de
congregación dan testimonio irrefutable al hecho de que la unidad del Reino es una realidad de
alcance mundial hoy día!
w84 1/9 pág. 25 párr. 2 ‘Unidad de espíritu’ en un rebaño que va creciendo rápidamente
2. ¿Cómo salvaguarda Jehová la unidad de su organización visible?
2 En armonía con su propósito, Jehová ha unificado a sus siervos “como rebaño en el aprisco”
(Miqueas 2:12). Él les proporciona las directivas necesarias para salvaguardar dicha unidad.
¿Cómo hace esto? Él personalmente ha nombrado a su propio Hijo, Jesucristo, cabeza de la
congregación cristiana. Jehová hizo que se registrara en la Biblia información detallada acerca de
su propósito, y mediante su organización visible él dirige los esfuerzos de sus siervos a vías que
están en armonía con dicho propósito. Fortalece nuestra fe el considerar pruebas de esta dirección
divina en tiempos modernos, desde 1919.
w85 15/5 pág. 7 Amigos verdaderos... cómo hallarlos
Una amistad que unifica
Los testigos de Jehová no solo son hermanos y hermanas en sentido espiritual, sino que también
son amigos. Además, puesto que su amistad se basa en obedecer mutuamente los mandatos de
Jesucristo, dicha amistad no está limitada por barreras internacionales (Juan 15:14). Este tipo de
amistad recibe la bendición de Dios, lo cual los mantiene tan unidos y seguros como si fueran un
rebaño de ovejas en un aprisco. (Miqueas 2:12.)
En muchos casos la amistad y la unidad no existen en un lugar de construcción. Sin embargo,
cuando los testigos de Jehová se reúnen para construir sus Salones del Reino de construcción
rápida, se ve un espíritu sano de cooperación y camaradería. Por ejemplo, Testigos provenientes de
los Estados Unidos, Inglaterra y Gales cooperaron e intercambiaron sus métodos de construir
salones. ¿Cuáles fueron los resultados?
“Nunca he visto nada semejante a esto en toda mi vida —dijo Roger, albañil de Inglaterra—. Yo
simplemente no podía imaginarme que carpinteros trabajaran con albañiles, porque esto nunca
sucede en el mundo. No obstante, en un solar donde se está construyendo un Salón del Reino se
ve a hermanos trabajando en el techo, mientras los carpinteros y los albañiles trabajan debajo de
ellos con los pintores y los que están poniendo la alfombra. Todos trabajan juntos. ¡Es
maravilloso!”
Mike, padre de dos niños, proveniente de Gales, notó que “todos pueden participar en aquella
camaradería”. Y su amigo Malcolm hizo notar a qué se debía esto, al decir: “Cuando todos los
hermanos trabajan en unidad como una sola persona, en el nombre de Dios, entonces Él bendice
aquel proyecto con su espíritu”.
w89 1/5 pág. 14 La justicia y el nombre de Jehová ensalzados
Miqueas 2:12.—Estas palabras se cumplen hoy en el Israel espiritual. (Gálatas 6:16.)
Particularmente desde 1919 se abrió el camino para que el resto ungido escapara de su cautiverio
en la religiosa Babilonia la Grande. (Revelación 18:2.) Como predijo Miqueas, fueron reunidos
“como rebaño en el aprisco, como hato en medio de su pasto”. Puesto que desde 1935 se ha unido
a ellos la “gran muchedumbre” de las “otras ovejas”, ciertamente se han llenado del “alboroto de
hombres”. (Revelación 7:9; Juan 10:16.)
w90 1/2 pág. 11 párr. 8 Identificación del “hombre del desafuero”
8. ¿Quién es el hombre del desafuero, y qué rasgos ayudan a identificarlo?
8 ¿A quiénes representa? La prueba muestra que es al cuerpo o grupo de los clérigos orgullosos y
ambiciosos de la cristiandad, quienes a través de los siglos han dictado sus propias leyes a otros.
Esto se puede ver por el hecho de que hay miles de diferentes religiones y sectas en la cristiandad,
cada una con su clero, pero cada una en conflicto con las demás en algún aspecto de la doctrina o
la práctica. Esta división es prueba clara de que no siguen la ley de Dios. No pueden haber venido
de Dios. (Compárese con Miqueas 2:12; Marcos 3:24; Romanos 16:17; 1 Corintios 1:10.) Lo que
todas estas religiones tienen en común es que no se adhieren a las enseñanzas bíblicas, pues han
violado la regla: “No vayas más allá de las cosas que están escritas”. (1 Corintios 4:6; véase
también Mateo 15:3, 9, 14.)
w00 1/1 pág. 11 párrs. 1-2 “El pequeño” ha llegado a ser “mil” ***
1, 2. a) ¿Por qué está hoy la Tierra cubierta de oscuridad? b) ¿Cómo ha brillado
progresivamente la luz de Jehová sobre su pueblo?
“LA OSCURIDAD misma cubrirá la tierra, y densas tinieblas a los grupos nacionales; pero sobre
ti brillará Jehová, y sobre ti se verá la propia gloria de él.” (Isaías 60:2.) Estas palabras describen
bien la situación que ha existido sobre la Tierra desde 1919. La cristiandad ha rechazado la señal
de la presencia real de Jesucristo, “la luz del mundo” (Juan 8:12; Mateo 24:3). Debido a la “gran
cólera” de Satanás, el principal de “los gobernantes mundiales de esta oscuridad”, el siglo XX fue el
más cruel, el más destructivo, de toda la historia humana (Revelación 12:12; Efesios 6:12). La
mayoría de la gente vive en oscuridad espiritual.
2 No obstante, hoy brilla la luz. Jehová ‘brilla’ sobre sus siervos, el resto ungido, el representante
terrestre de la “mujer” celestial (Isaías 60:1). Ellos han reflejado la gloria de Dios y han dejado que
‘su luz resplandezca delante de los hombres’, especialmente desde que se les liberó del cautiverio
babilónico, en 1919 (Mateo 5:16). De 1919 a 1931, el brillo de la luz del Reino aumentó según se
deshicieron de las últimas ataduras del pensar babilónico. Su número creció a decenas de miles al
cumplir Jehová su promesa: “Sin falta juntaré a los restantes de Israel. En unidad los pondré, como
rebaño en el aprisco, como hato en medio de su pasto; tendrán el alboroto de hombres” (Miqueas
2:12). En 1931, la gloria de Jehová sobre su pueblo se hizo aún más evidente cuando este aceptó
el nombre de testigos de Jehová (Isaías 43:10, 12).
w03 15/8 págs. 12-13 párrs. 19-20 Los siervos de Jehová tenemos una esperanza
verdadera
19, 20. ¿Qué les sucedió a los judíos que confiaron en Jehová?
19 Sin embargo, las expectativas de los que confían en Jehová no se verán truncadas. Dios es fiel
a sus pactos con Abrahán y David, y muestra misericordia a quienes, al igual que Miqueas, lo aman
y sufren por el hecho de que sus compatriotas se hayan alejado de Él. Por el bien de los que son
fieles, al debido tiempo de Jehová habrá una restauración.
20 La restauración tiene lugar en 537 a.E.C., cuando, tras la caída de Babilonia, un resto de
judíos vuelve a su tierra. Este es el cumplimiento inicial de las palabras de Miqueas 2:12. Jehová
declara: “Positivamente te reuniré, Jacob, todo; sin falta juntaré a los restantes de Israel. En
unidad los pondré, como rebaño en el aprisco, como hato en medio de su pasto; tendrán el
alboroto de hombres”. ¡Qué amoroso es Jehová! Después de disciplinar a su pueblo, permite que
un resto vuelva y le sirva en la tierra que había dado a sus antepasados.
w07 1/11 pág. 15 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Respuestas a preguntas bíblicas:
Miqueas 2:12. ¿Cuándo se juntó “a los restantes de Israel”? Esta profecía tuvo su primer
cumplimiento en el 537 antes de nuestra era, cuando un resto de judíos salió del exilio en Babilonia
y regresó a su tierra. En la actualidad, la profecía se cumple en “el Israel de Dios” (Gálatas 6:16).
Desde 1919 se ha juntado a los cristianos ungidos “como rebaño en el aprisco”. Y, especialmente
desde 1935, se les ha unido la “gran muchedumbre” de “otras ovejas”. De modo que ahora hay
“alboroto de hombres” (Revelación [Apocalipsis] 7:9; Juan 10:16). Todos ellos, unidos, promueven
la adoración verdadera.
w82 15/6 pág. 18 párr. 9 La adoración del único Dios verdadero ya está siendo exaltada
9. Después de la I Guerra Mundial, ¿cómo surgió la oportunidad de elevar la adoración de
Jehová, y qué dice al respecto Miqueas 2:12, 13?
9 Especialmente después de terminar la I Guerra Mundial en el otoño de 1918 la adoración de
Jehová como el Dios Altísimo fue elevada a la altura del cielo. ¿Cómo fue eso? Porque, primero en
el período de la posguerra, se hizo posible la restauración de los adoradores de Jehová, quienes
estaban en una condición de opresión, dispersión y restricción que se asemejaba a la situación en
que se hallaron los judíos exiliados en Babilonia durante 607-537 a. de la E.C. La profecía de
Miqueas predijo que los israelitas espirituales serían juntados de nuevo y que se les abriría el
camino para que escaparan de tal servidumbre babilónica, al decir: “’Positivamente te reuniré,
Jacob, todo; sin falta juntaré a los restantes de Israel. En unidad los pondré, como rebaño en el
aprisco, como hato en medio de su pasto; tendrán el alboroto de hombres.’ El que logra romper a
través ciertamente subirá delante de ellos: realmente romperán a través. Y pasarán por una
puerta, y saldrán por ella. Y su rey pasará a través delante de ellos, con Jehová a la cabeza de
ellos.”—Miqueas 2:12, 13.
CAPITULO 3
jd cap. 13 págs. 174-175 párr. 16 “Proclamen esto entre las naciones”
16. ¿Qué fruto dio la labor del profeta Miqueas?
16 Parece que la labor profética de Sofonías impulsó al rey Josías a emprender una campaña para
reavivar la adoración pura. De igual modo, cuando Miqueas proclamó valerosamente los juicios de
Dios contra los cabezas de Judá, el rey Ezequías adoptó medidas que armonizaban muy bien con
las palabras del profeta (Miqueas 3:1-3). Hay que añadir que, en tiempos de Jeremías, algunos
ancianos se refirieron al buen ejemplo de Ezequías, quien —según indicaron— “temió [...] a Jehová
y procedió a ablandar el rostro de Jehová” (Jeremías 26:18, 19; 2 Reyes 18:1-4). De la mano de
este monarca, el pueblo de Judá y algunos fieles del reino del norte celebraron la Pascua y la fiesta
de las Tortas no Fermentadas. De hecho, las celebraciones se prolongaron una semana más. ¿Qué
efecto tuvo el regreso de todos ellos a la adoración verdadera? “Llegó a haber gran regocijo en
Jerusalén.” (2 Crónicas 30:23-26.) Es de interés notar que Miqueas había empezado a proclamar la
condena divina contra la nación apóstata durante el reinado de Acaz. Sin embargo, la labor del
profeta dio fruto más tarde, cuando Ezequías, el hijo de Acaz, subió al trono y respondió bien a su
mensaje.
jd cap. 6 págs. 77-78 párrs. 15-16 Demostremos que conocemos a Dios haciendo “que la
justicia fluya”
15, 16. En tiempos de Miqueas, ¿cómo trataban los dirigentes al pueblo?
15 Los libros de los doce profetas nos indican que hubo épocas en que la justicia sufría constantes
atropellos. De hecho, las autoridades no daban el ejemplo debido (Éxodo 18:21; 23:6-8;
Deuteronomio 1:17; 16:18). Por ello, Miqueas tuvo que recriminarles: “Oigan, por favor, cabezas
de Jacob y ustedes los comandantes de la casa de Israel. ¿No es [deber] de ustedes el conocer la
justicia? Odiadores de lo que es bueno y amadores de la maldad, que arrancan la piel de la gente y
[la carne] de sus huesos” (Miqueas 3:1-3; Isaías 1:17).
16 Aquellas palabras tuvieron que dejar atónitos a quienes conocían bien la vida del campo. Era
común que el pastor esquilara cada cierto tiempo las ovejas que cuidaba y protegía (Génesis
38:12, 13; 1 Samuel 25:4). Pero “los comandantes de la casa de Israel”, que no cumplían con su
obligación de “conocer la justicia”, explotaban a quienes Dios llamaba “el pueblo de su
apacentamiento”; por así decirlo, los israelitas eran como ovejas a las que les arrancaban la piel y
la carne, y les quebraban los huesos (Salmo 95:7). Luego Miqueas usó otra imagen de la vida
rural. Dijo que los príncipes que estaban “juzgando [...] por la recompensa” eran como abrojos o
setos de espinos (Miqueas 7:3, 4). Imaginémonos lo que nos sucedería si pasáramos entre zarzas y
setos espinosos. Lo más seguro es que nos llenaríamos de arañazos y desgarrones. Pues bien, eso
ilustra el efecto que tenían aquellos dirigentes en el pueblo de Dios. En vez de tratar a sus
hermanos con rectitud, eran traidores y corruptos (Miqueas 3:9, 11).
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 3:1-3, 5. Jehová espera que quienes dirigen a sus siervos actúen con justicia.
w82 15/6 págs. 12-13 párrs. 8-9 El día de juicio de los dioses
8, 9. (a) De acuerdo con Miqueas 2:1, 2; 3:1-3, ¿cómo se aprovechaban los israelitas de
su prójimo israelita? (b) ¿Para quién estaba sirviendo Miqueas de testigo visible, y
de qué manera?
8 Además de lo susodicho, Jehová menciona a “los que traman lo que es dañino,” y “los que
practican lo que es malo, sobre sus camas.” Agrega: “A la luz de la mañana proceden a hacerlo,
porque está en el poder de su mano. Y han deseado campos y se han apoderado de ellos; también
casas, y las han tomado; y han defraudado a un hombre físicamente capacitado y a su casa, a un
hombre y su posesión hereditaria.” (Miqueas 2:1, 2) “¿No es negocio de ustedes el conocer la
justicia? Odiadores de lo que es bueno y amadores de la maldad, que le arrancan su piel a la gente
y su organismo de sus huesos; ustedes los que también han comido el organismo de mi pueblo, y
han desollado su piel misma de ellos, y desmenuzado sus propios huesos, y los han triturado como
lo que está en la vasija de boca ancha y como carne en medio de una olla.”—Miqueas 3:1-3.
9 Con esas palabras el Señor Soberano Jehová sirvió “como testigo” contra el antiguo reino de
Judá. Su profeta Miqueas tuvo que servir de testigo visible Suyo, y esto requirió gran valor de su
parte de él, sí, gran fuerza espiritual. Pero Miqueas estaba a la altura de lo que este servicio
requería. ¿Cómo llegó a estarlo? Nos lo dice en las siguientes palabras: “Yo mismo he llegado a
estar lleno de poder, con el espíritu de Jehová, y de justicia y poderío, para informar a Jacob su
sublevación y a Israel su pecado.”—Miqueas 3:8.
cl cap. 12 págs. 119-120 párrs. 4-5 “¿Hay injusticia con Dios?”
4, 5. a) ¿Cómo indica la Biblia que Jehová se preocupa por quienes reciben trato injusto?
b) ¿Cómo se ha visto afectado Jehová por la injusticia?
4 Ahora bien, Jehová no se limita a observar la injusticia, sino que se preocupa por las víctimas.
Cuando su pueblo padeció el trato cruel de naciones enemigas, se sintió angustiado “por el gemido
de ellos a causa de sus opresores y de los que los trataban a empujones” (Jueces 2:18). Tal vez
nos hayamos fijado en que hay personas que cuantas más injusticias ven, más insensibles se
vuelven ante ellas. Pero no ocurre igual con Dios. Aunque lleva seis mil años presenciándolas, en
todas sus modalidades, no ha dejado de aborrecerlas. Más bien, como nos asegura la Biblia,
detesta cosas tales como “una lengua falsa”, “manos que derraman sangre inocente” y “un testigo
falso que lanza mentiras” (Proverbios 6:16-19).
5 Pensemos, también, en las fuertes críticas que Dios dirigió a los desaforados caudillos de
Israel. Inspiró al profeta a preguntarles: “¿No es negocio de ustedes el conocer la justicia?”. Luego
describió con viveza el abuso de poder de aquellos corruptos y predijo las consecuencias que
afrontarían: “Clamarán a Jehová por socorro, pero él no les responderá. Y él ocultará de ellos su
rostro en aquel tiempo, según como cometieron maldad en sus tratos” (Miqueas 3:1-4). ¡Qué
aversión le causa la injusticia! Y es lógico, pues la ha sufrido directamente. Ha soportado por
milenios los desafíos sin razón de Satanás (Proverbios 27:11). Además, se vio afectado por la
mayor atrocidad de todas: la ejecución, como si fuera un delincuente, de su Hijo, quien
“no cometió pecado” (1 Pedro 2:22; Isaías 53:9). Está claro que no es ajeno ni indiferente al
sufrimiento de las víctimas de la injusticia.
w89 15/6 pág. 12 párr. 9 El cultivo de modales cristianos en un mundo sin modales
9. ¿Qué revelan las Escrituras sobre cómo trata Jehová con la gente?
9 El ejemplo principal de buenos modales es el Creador y Padre de todos, Jehová Dios mismo. Es
común entre los que ocupan puestos elevados y tienen poder sobre otros el ‘hacer sentir su
autoridad’ y exigir que se cumplan sus deseos. Sin embargo, el Personaje más elevado del
universo, Jehová Dios, siempre despliega buenos modales al tratar con los que están bajo él. Al
otorgar una bendición a su amigo Abrahán, dijo: “Alza los ojos, por favor, y mira desde el lugar
donde estás”. Y de nuevo: “Mira hacia arriba, por favor, a los cielos, y cuenta las estrellas”.
(Génesis 13:14; 15:5.) Al dar a Moisés una señal de Su poder, Dios dijo: “Mete tu mano, por favor,
en el pliegue superior de tu prenda de vestir”. (Éxodo 4:6.) Muchos años después, mediante el
profeta Miqueas, Jehová dijo hasta a su pueblo que tendía a extraviarse: “Oigan, por favor,
cabezas de Jacob y ustedes los comandantes de la casa de Israel. [...] Oigan, por favor, esto,
ustedes los cabezas”. (Miqueas 3:1, 9.) A este respecto, ¿hemos ‘llegado a ser imitadores de Dios’
diciendo “Por favor” al tratar con otros? (Efesios 5:1.)
jd cap. 12 págs. 157-158 párr. 11 “Manténte en expectación”
11. A diferencia de Miqueas y Oseas, ¿qué actitud tuvieron sus contemporáneos?
11 Los profetas que vivieron cuando se acercaba la ejecución de los juicios de Jehová —primero
contra Israel y luego contra Judá— nos dejaron otra lección. Aunque Miqueas se mantuvo
“vigilante” y en “actitud de espera”, muchos de sus contemporáneos revelaron con su
comportamiento una disposición diferente. Se volvieron “odiadores de lo que es bueno y amadores
de la maldad”. El profeta les advirtió de lo que iba a sucederles a menos que cambiaran: “Clamarán
a Jehová por socorro, pero él no les responderá” (Miqueas 3:2, 4; 7:7). El profeta Oseas, que
vivió también en esa época, se valió del lenguaje agrícola para tratar de animar a los habitantes de
Israel (es decir, el reino del norte): “Siembren semilla para ustedes en justicia; sieguen de acuerdo
con bondad amorosa. Labren para ustedes tierra cultivable, cuando hay tiempo para buscar a
Jehová”. Pero la mayoría de ellos no le hicieron caso. Habían “arado iniquidad”, así que iban a
cosechar injusticia (Oseas 10:12, 13). Toleraban la corrupción e incluso la practicaban. Al actuar
así, mostraban que habían “confiado en [su] camino” y no en el de Jehová. Hoy alguien tal vez
pregunte: “¿Cómo es posible que cayeran en ese error algunos siervos del Dios verdadero, que
disfrutaban de vivir en la Tierra Prometida?”. Oseas mostró en qué consistía el problema: se
sentían despreocupados y “satisfechos”. Sin duda, se trata de una mala actitud que debemos evitar
si queremos mantenernos en expectación del gran día de Jehová.
w03 15/8 págs. 14-15 párrs. 6-7 Andaremos en el nombre de Jehová para siempre
6, 7. ¿Qué importante punto se enfatiza en Miqueas 3:4?
6 ¿Pueden contar con el favor de Jehová los malvados contemporáneos de Miqueas? ¡Claro que
no! Miqueas 3:4 afirma: “Clamarán a Jehová por socorro, pero él no les responderá. Y él ocultará
de ellos su rostro en aquel tiempo, según como cometieron maldad en sus tratos”. Aquí se enfatiza
un punto muy importante.
7 Jehová no contestará nuestras oraciones si practicamos el pecado. Y mucho menos si llevamos
una doble vida, ocultando nuestro mal proceder al tiempo que aparentamos servir a Dios fielmente.
Según Salmo 26:4, David cantó: “No me he sentado con hombres de falsedad; ni entro con los que
esconden lo que son”. Si David no se relacionaba con esa clase de personas, es lógico que Jehová
no conteste las oraciones de quienes desobedecen deliberadamente su Palabra.
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 3:4. Si queremos que Jehová conteste nuestras oraciones, no podemos pecar
deliberadamente ni llevar una doble vida.
w77 1/2 pág. 70 ¿Qué entrañaba el papel de profeta?
Ciertamente ésta era una ocasión que exigía desenmascarar el error de los israelitas y hacerles
un llamamiento para un cambio en sus sendas. ¿Era aquello lo que estaban haciendo los que
falsamente alegaban ocupar el puesto de profetas? No. En Miqueas 3:5 se dice que estos profetas
estaban extraviando a los israelitas, como hombres “que prometen prosperidad a cambio de un
manjar, que proclaman una guerra santa contra ellos si no ponen nada en su boca.” (New English
Bible) De modo que la naturaleza del mensaje que presentaban estos falsos profetas dependía de
que recibieran su paga. Mientras obtuvieran su recompensa, estaban anuentes a hacer promesas
de prosperidad hasta a personas de moral degradada. Estos falsos profetas no estimulaban en lo
más mínimo a la gente a abandonar sus caminos inicuos. Como resultado de esto, la gente se
sentía segura, y continuaba en sus caminos desaforados. Pero si alguien se atrevía a negarles algo,
estos falsos profetas estaban dispuestos a ‘invocar la ira del Señor’ contra aquella persona.
Sin embargo, los profetas verdaderos de Jehová no buscaban ninguna ganancia personal.
Comprendían que su nombramiento procedía de Dios y, por lo tanto, no trataban de agradar a los
hombres. Contrastando su propio derrotero con el de los falsos profetas, Miqueas declaró: “Yo
mismo he llegado a estar lleno de poder, con el espíritu de Jehová, y de justicia y poderío, para
informar a Jacob su sublevación y a Israel su pecado.” (Miq. 3:8) Valerosamente, Miqueas puso al
descubierto los pecados de los israelitas... su idolatría, sus prácticas fraudulentas, su opresión
despiadada e injusticias. Este desenmascaramiento estuvo acompañado de predicciones en cuanto
a que Dios ejecutaría juicio contra Judá e Israel. Predijo la venidera destrucción de Samaria, la
capital del reino de diez tribus, y de Jerusalén, la capital del reino de dos tribus.
w03 15/8 pág. 15 párrs. 9-10 Andaremos en el nombre de Jehová para siempre
9, 10. ¿Qué significa la expresión “cubrir el bigote”, y por qué no tiene que hacerlo
Miqueas?
9 ¿Por qué se tendrán que “cubrir el bigote” los viles contemporáneos de Miqueas? Este es un
acto que indica vergüenza. Y tienen motivos para sentirse avergonzados. En lo que a ellos se
refiere, “no hay respuesta de Dios” (Miqueas 3:7b). Jehová no presta atención a las oraciones de
ninguna persona malvada y arrogante.
10 Miqueas no tiene por qué “cubrir[se] el bigote”. Él no está avergonzado, pues Jehová sí
contesta sus oraciones. Fíjese en lo que dice el fiel profeta en Miqueas 3:8: “Por otra parte, yo
mismo he llegado a estar lleno de poder, con el espíritu de Jehová, y de justicia y poderío”. ¡Cuánto
agradece Miqueas haber estado “lleno de poder, con el espíritu de Jehová” durante todo su largo y
fiel ministerio! Es el espíritu de Dios lo que le ha dado las fuerzas “para informar a Jacob su
sublevación y a Israel su pecado”.
es12 pág. 98
Recibirán poder cuando el espíritu santo llegue sobre ustedes (Hech. 1:8).
Jesús prometió a sus seguidores que recibirían poder cuando el espíritu santo llegara sobre ellos.
Ahora bien, no debemos confundir el espíritu con el poder. El espíritu santo es la fuerza de Dios en
acción; es la energía que Jehová proyecta y ejerce sobre un individuo u objeto a fin de cumplir su
voluntad. El poder, en cambio, se define como la “capacidad para actuar u obrar y producir
determinados efectos” (Diccionario Estudio Salamanca-Octaedro). Esta capacidad puede
permanecer latente en una persona u objeto hasta que se necesite conseguir cierto resultado.
En vista de lo anterior, el espíritu santo podría asemejarse a la corriente eléctrica que alimenta a
una batería recargable, mientras que el poder es comparable a la energía almacenada en dicha
batería. El poder que Jehová nos otorga a sus siervos mediante el espíritu santo nos da la
capacidad para cumplir con nuestro voto de dedicación y resistir las influencias nocivas a las que
nos enfrentamos (Miq. 3:8; Col. 1:29). w11 15/1 4:3
jd cap. 13 págs. 170-171 párr. 9 “Proclamen esto entre las naciones”
9. a) ¿En qué circunstancias tal vez necesite mostrar la valentía del león? b) ¿Cómo
puede armarse de valor frente a la oposición o la apatía?
9 Cuando usted proclama la advertencia divina —el primer aspecto del mensaje—, ¿muestra la
valentía del león? Tal vez la necesite no solo al comparecer ante alguna autoridad, sino también al
hablar con sus compañeros de estudios o trabajo, o con sus familiares no creyentes (Miqueas 7:5-
7; Mateo 10:17-21). ¿Cómo puede armarse de valor frente a la oposición o la apatía? Fíjese en qué
fue lo que permitió a Miqueas cumplir con su intimidante comisión de anunciar la destrucción de
Samaria y Jerusalén: “He llegado a estar lleno de poder, con el espíritu de Jehová, y de justicia y
poderío, para informar a Jacob su sublevación y a Israel su pecado” (Miqueas 1:1, 6; 3:8). Usted
también puede estar “lleno de poder”, pues se le brinda en abundancia el fortalecedor espíritu de
Dios (Zacarías 4:6). Si ora a Jehová y se apoya en él, logrará pronunciar palabras que resonarán
con fuerza en muchos oídos (2 Reyes 21:10-15).
w94 1/9 págs. 12-13 párr. 18 ¡Sigamos adelante a pesar de que somos polvo!
18. a) ¿Por qué debemos determinar lo que ser polvo significa para cada uno de
nosotros? b) ¿Por qué no desanimarnos al hacer un examen de conciencia sincero?
18 Es muy importante que determinemos lo que ser polvo significa para cada uno de nosotros a
fin de que podamos servir a Jehová al mayor grado posible. (Proverbios 10:4; 12:24; 18:9;
Romanos 12:1.) Solo si estamos muy al tanto de nuestras propias flaquezas y debilidades,
podremos apreciar la necesidad y las posibilidades de mejorar. Al hacer un examen de conciencia,
nunca olvidemos que el espíritu santo es poderoso y nos ayuda a progresar. Mediante esta fuerza
se creó el universo, se escribió la Biblia y se fundó la pacífica sociedad del nuevo mundo en medio
de un mundo moribundo. No cabe duda de que el espíritu santo de Dios es lo suficientemente
poderoso como para dar a los que lo piden la sabiduría y las fuerzas necesarias para permanecer
íntegros. (Miqueas 3:8; Romanos 15:13; Efesios 3:16.)
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 3:8. Solo con el espíritu santo y la fortaleza de Jehová podremos llevar a cabo nuestra
comisión de predicar las buenas nuevas y proclamar los mensajes de juicio divinos.
w10 15/4 pág. 11 párr. 15 El espíritu santo y el propósito de Jehová
15. ¿Cómo sabemos que el espíritu nos está dando fuerzas para declarar las buenas
nuevas?
15 En cuarto lugar, el espíritu infunde fuerzas a los evangelizadores cristianos (Hech. 1:8). De no
ser así, ¿habría sido posible llevar las buenas nuevas por todo el mundo? Pensemos en nosotros
mismos. Tal vez éramos tan tímidos y retraídos que en su día dijimos: “Yo jamás podré predicar de
casa en casa”. No obstante, hoy participamos con entusiasmo en esta obra. Y son muchos los
Testigos que han perseverado en su labor a pesar de la oposición o la persecución. Únicamente el
espíritu santo da la fortaleza necesaria para vencer tales obstáculos y efectuar tareas que serían
irrealizables con nuestras propias energías (Miq. 3:8; Mat. 17:20). Por eso, hacer todo lo que
podemos en el ministerio es una forma de cooperar con el espíritu.
w11 15/1 pág. 22 párr. 3 Poder para superar las tentaciones y el desánimo
3. a) ¿En qué se diferencian el espíritu santo y el poder? b) ¿Cómo nos ayuda el poder
que nos proporciona Jehová?
3 Recordemos la promesa que Jesús les hizo a sus seguidores: “Recibirán poder cuando el
espíritu santo llegue sobre ustedes”. Ahora bien, no debemos confundir el espíritu con el poder.
El espíritu santo es la fuerza de Dios en acción; es la energía que Jehová proyecta y ejerce sobre
un individuo u objeto a fin de cumplir su voluntad. El poder, en cambio, se define como la
“capacidad para actuar u obrar y producir determinados efectos” (Diccionario Estudio Salamanca-
Octaedro). Esta capacidad puede permanecer latente en una persona u objeto hasta que se
necesite conseguir cierto resultado. En vista de lo anterior, el espíritu santo podría asemejarse a la
corriente eléctrica que alimenta a una batería recargable, mientras que el poder es comparable a la
energía almacenada en dicha batería. El poder que Jehová nos otorga a sus siervos mediante el
espíritu santo nos da la capacidad para cumplir con nuestro voto de dedicación y resistir las
influencias nocivas a las que nos enfrentamos (léanse Miqueas 3:8 y Colosenses 1:29).
si pág. 157 párr. 16 Libro bíblico número 33: Miqueas
16. a) ¿De qué provecho fue la profecía de Miqueas en los días de Ezequías? b) ¿Qué
vigorosas amonestaciones contiene Miqueas para la actualidad?
6 Casi 2.700 años atrás, el profetizar de Miqueas fue muy ‘provechoso para censurar’, porque el
rey Ezequías de Judá respondió a su mensaje y condujo a la nación al arrepentimiento y a la
reforma religiosa. (Miq. 3:9-12; Jer. 26:18, 19; compárese con 2 Reyes 18:1-4.) Hoy día esta
profecía inspirada es más provechosa aún. ¡Oigan, todos los que afirman ser adoradores de Dios,
las advertencias claras de Miqueas contra la religión falsa, la adoración de ídolos, la mentira y la
violencia! (Miq. 1:2; 3:1; 6:1.) Pablo corrobora estas advertencias en 1 Corintios 6:9-11, donde
dice que los cristianos verdaderos han sido lavados y que ninguno que participa en prácticas de ese
tipo heredará el Reino de Dios. Miqueas 6:8 declara simple y claramente que el requisito de Jehová
es que el hombre ande con Él en justicia, bondad y modestia.
w03 15/8 págs. 16-17 párr. 13 Andaremos en el nombre de Jehová para siempre
13. ¿Qué les sucederá a Jerusalén y Samaria, y por qué?
13 Volvamos a los días de Miqueas. Según Miqueas 3:9-12, los gobernantes, culpables de
derramamiento de sangre, juzgan por un soborno; los sacerdotes instruyen por precio, y los falsos
profetas practican adivinación por dinero. No es de extrañar que Dios haya decretado que
Jerusalén, la capital de Judá, “llegará a ser simples montones de ruinas”. Dado que la adoración
falsa y la corrupción moral también se han generalizado en Israel, Miqueas comunica bajo
inspiración que Dios hará de Samaria “un montón de ruinas” (Miqueas 1:6). De hecho, el profeta
vive para ver la predicha destrucción de Samaria a manos del ejército asirio en 740 a.E.C. (2 Reyes
17:5, 6; 25:1-21). Es obvio que sin la fortaleza de Jehová habría sido imposible pronunciar estos
vigorosos mensajes contra Jerusalén y Samaria.
jd cap. 8 págs. 105-107 párrs. 16-17 ¿Qué pide Jehová de usted?
16, 17. a) ¿Qué muestras de codicia eran comunes en el tiempo de Amós y en el de
Miqueas? b) ¿Cómo ve Dios la avidez?
16 La bondad y la benignidad también mueven a los cristianos a evitar la avidez. En tiempos de
Amós era común la codicia más extrema. Algunos individuos eran depredadores insaciables
dispuestos a “vend[er] a alguien justo” —a su propio hermano en la fe— “por simple plata” (Amós
2:6). En la época de Miqueas ocurría más o menos igual, pues los ricos de Judá arrebataban a la
gente indefensa sus posesiones, tomándolas por la fuerza si hacía falta (Miqueas 2:2; 3:10).
Al apoderarse de los campos de sus vecinos, esos saqueadores violaban la Ley de Jehová. Sí,
incumplían el último de los Diez Mandamientos y las normas que prohibían la venta a perpetuidad
de las tierras de la familia (Éxodo 20:13, 15, 17; Levítico 25:23-28).
17 Vender y esclavizar seres humanos quizás no sea tan frecuente hoy como en tiempos de los
profetas. Pero ¿qué diremos de lucrarse a costa del prójimo o explotarlo? El cristiano que ama la
bondad nunca se aprovecha de sus hermanos en la fe. Por ejemplo, comprende que no sería justo
ni bondadoso emprender un negocio o promover una inversión donde ellos fueran los principales
clientes. En la Biblia, Dios nos advierte contra la avidez, y ciertamente sería una muestra de avidez
hacer planes para enriquecerse a corto plazo a costa de otros cristianos (Efesios 5:3; Colosenses
3:5; Santiago 4:1-5). Pero la avidez no solo se manifiesta en el amor al dinero, sino también en el
afán de poder e incluso en el deseo descontrolado de comida, bebida, sexo u otras cosas. Miqueas
dirigió estas palabras a la persona interesada e insaciable: “No te satisfarás”. Igual les ocurrirá a
quienes hoy tienen esa actitud (Miqueas 6:14).
w89 1/5 pág. 14 La justicia y el nombre de Jehová ensalzados
Miq 3:1-3.—Aquí se presenta un contraste agudo entre Jehová, el Pastor bondadoso, y los líderes
crueles de su pueblo antiguo de los días de Miqueas. Estos líderes no cumplieron su comisión de
proteger al rebaño mediante la justicia. Explotaron cruelmente a las ovejas figurativas, no solo por
esquilarlas, sino también por ‘desollarles la piel’... como lobos. Los pastores inicuos privaban a la
gente de justicia, y la sometían a “actos de derramamiento de sangre”. (3:10.) Se privaba a los
indefensos de sus casas y su mantenimiento mediante juicios pervertidos. (2:2; compárese con
Ezequiel 34:1-5.)
w72 15/1 págs. 44-45 párr. 4 Fortifíquese para mantener integridad
4. Cite ejemplos de falta de integridad en (a) el trabajo seglar y (b) en la vida de familia
cotidiana.
4 Sin embargo, todos vivimos en un mundo que está lleno de esas cualidades malas. Las vemos
manifiestas constantemente. Oímos la conversación de unos trabajadores. “Se me pegaron las
sábanas esta mañana, pero voy a decirle al jefe que se me reventó una llanta del auto cuando
venía al trabajo,” dice uno. El otro replica: “Pero eso sería decir una mentira. ¿Por qué no le dices
sencillamente la verdad?” El que no se levantó a tiempo contesta: “Ah, no. Yo no puedo hacer eso.
Si le digo al jefe una cosa como ésa me despide. Me sentía cansado y decidí dormir un poco más
cuando sonó el despertador esta mañana. Pero él no tiene que saber eso.” ¿Es este individuo un
hombre íntegro? ¿Es honrado? ¿No hubiera sido mejor que se hubiera levantado cuando debería
haberlo hecho y llegar a tiempo al trabajo? No habría tenido temor de perder su trabajo, y
no habría tenido que explicar por qué llegó tarde. (Pro. 30:8; 14:5) ¿O qué hay del muchacho
adolescente que amenaza a sus padres con irse de la casa si lo hacen trabajar en el jardín en vez
de permitirle jugar pelota? ¿No se asemeja esto a extorsión, a una práctica ímproba? ¿Y qué hay de
sus padres, que, para impedir que lleve a cabo su amenaza, prometen comprarle algún regalo
costoso? ¿Están estimulando la rectitud, la integridad, al sucumbir a sus deseos, dejando que se
salga con la suya? ¿No están de hecho remunerando su proceder de rebeldía, dándole un regalo
por ello? ¿No están sobornándolo? (Pro. 17:23; Miq. 3:11) En el trabajo seglar y en la vida de
familia cotidiana, vemos poca integridad o ninguna manifestación de ella.
uw cap. 3 pág. 22 párr. 5 Mantenga firmemente asida la Palabra de Dios
5. Cuando alguien dice que no cree en la Biblia, ¿qué razón pudiera haber para eso? ¿Cómo
pudiéramos ayudar a tal persona?
5 Sin embargo, ¿qué hay si alguien nos dice directamente que no cree en la Biblia? ¿Debería
poner fin a la conversación eso? No si la persona está dispuesta a razonar. Nosotros debemos
sentir la responsabilidad de hablar con convicción a favor de la Palabra de Dios. Puede ser que esa
persona considere a la Biblia como el libro de la cristiandad. El registro de hipocresía y
entrometimiento político de la cristiandad, así como su constante importunar por dinero, puede ser
la razón por la cual la persona reacciona negativamente a la Biblia. ¿Por qué no preguntar si eso es
lo que sucede? Puede que el interés de esa persona despierte al ver ella que la Biblia condena los
caminos mundanos de la cristiandad, y al ver los puntos de contraste entre la cristiandad y el
verdadero cristianismo. (Compare con Mateo 15:7-9; Santiago 4:4; Miqueas 3:11, 12.)
kj cap. 7 págs. 132-133 párr. 46 La cristiandad sabrá... cuando le llegue el fin
46. Para los religiosos hipócritas, ¿qué ha llegado a ser un “tropiezo que causa su error,”
y qué informe vergonzoso hizo el profeta Miqueas acerca de religiosos de esa índole
de su día?
46 ¡Imagínese el dinero de plata siendo arrojado en las calles de la ciudad de Jerusalén!
¡Imagínese el dinero de oro llegando a ser como cosa aborrecible! Y sin embargo en otro tiempo
estas riquezas materiales eran las cosas que disfrutaban de suma estimación y eran
hambrientamente buscadas. Pero el poner el dinero antes que los intereses espirituales y el desear
con vehemencia el dinero llegaron a ser un tropiezo sobre el cual tropezaron los religiosos
hipócritas y cayeron, cometiendo “error” solo para obtener ganancia injusta. ¡Qué vergonzoso fue
para el profeta Miqueas tener que informar: “Sus propios cabezas juzgan meramente por un
soborno, y sus propios sacerdotes instruyen solo por precio, y sus propios profetas practican
adivinación sencillamente por dinero; sin embargo sobre Jehová siguen apoyándose, diciendo:
‘¿No está Jehová en medio de nosotros? No vendrá sobre nosotros ninguna calamidad.’ Por lo
tanto, a causa de ustedes Sion será arada como un simple campo, y Jerusalén misma llegará a ser
simples montones de ruinas, y la montaña de la casa [de Jehová] será como los lugares altos de un
bosque”!—Miqueas 3:11, 12.
wt cap. 3 págs. 24-25 párr. 5 Tengamos bien asida la Palabra de Dios
5. a) ¿Qué razones puede haber para que alguien no crea en la Biblia? b) ¿Cómo
podemos ayudar a quien piense así?
5 Ahora bien, ¿qué podemos hacer cuando alguien nos dice que no cree en la Biblia? ¿Debería
poner eso fin a la conversación? No, si la persona está dispuesta a razonar. Tal vez considere que
la Biblia es el libro de la cristiandad, y su reacción negativa se deba al historial de hipocresía y
entrometimiento en la política que posee dicha organización, así como a sus constantes peticiones
de dinero. ¿Por qué no preguntarle si ese es el caso? Quizá susciten su interés los textos bíblicos
que condenan los caminos mundanos de la cristiandad y los que muestran las marcadas diferencias
entre esta y el verdadero cristianismo (Miqueas 3:11, 12; Mateo 15:7-9; Santiago 4:4).
kj cap. 17 pág. 312 párrs. 1-2 Un “jardín de Edén” por causa de Su nombre
1, 2. En el siglo veinte a. de la E.C., ¿qué porción de la tierra de Palestina era como el
“jardín de Jehová,” y cómo llegó a ser como una selva la tierra del reino de Judá?
EN EL siglo veinte antes de nuestra era común, por lo menos una porción de la tierra de
Palestina se parecía al jardín de Edén en el cual el Creador colocó al primer hombre, Adán.
2 Génesis 13:10 nos dice: “De modo que alzó sus ojos Lot y vio todo el Distrito del Jordán, que
todo éste era una región bien regada antes de arruinar Jehová a Sodoma y Gomorra, como el
jardín de Jehová.” (Génesis 2:7-15) Cuatrocientos años después la Tierra Prometida de Palestina
todavía era hermosa, como una “decoración” en nuestra Tierra. Jehová la llamó “una tierra que yo
había espiado para ellos [los israelitas], una que manaba leche y miel. Era la decoración de todas
las tierras.” (Ezequiel 20:5, 6) Eso incluía lo que llegó a ser el territorio del reino de Judá, del cual
Jerusalén fue la capital. La conquista babilónica de la tierra de Judá en 607 a. de la E.C. resultó en
que la tierra quedara desolada, sin habitante humano y sin animal doméstico. Llegó a ser como una
selva. (Miqueas 3:12; Jeremías 26:17, 18) ¿Sería otra vez transformada en una tierra como el
jardín de Edén?
w73 15/2 pág. 110 párrs. 10-11 El tiempo de decidir en el nombre de qué Dios andar
10, 11. (a) Por eso, para producir ¿qué en la Tierra obró apropiadamente la “Jerusalén
celestial”? (b) Según Miqueas 4:1, ¿cuándo habría de suceder esto, y con qué efecto
sobre los pueblos?
10 En armonía con esto, la “Jerusalén celestial,” el centro celestial de la adoración de Jehová,
obró apropiadamente para efectuar una restauración temprana de la adoración de su Dios en la
Tierra, y eso a una escala nunca antes experimentada. La profecía del vocero de Jehová, Miqueas,
había predicho esto, y milagroso ha sido el cumplimiento de esta gloriosa profecía. Pasó a predecir
la restauración, Miqueas fue inspirado a decir: “Y tiene que suceder en la parte final de los días.” Es
decir, después de la desolación terrible a Sion y Jerusalén y la “montaña de la casa” que Miqueas
acababa de predecir en el versículo anterior. (Miq. 3:12; 4:1) ¿Qué habría de suceder? ¡Un cambio
sobresaliente y completo! Escuche:
11 “Y tiene que suceder en la parte final de los días, que la montaña de la casa de Jehová llegará
a estar firmemente establecida por encima de la cumbre de las montañas, y ciertamente será
alzada por encima de las colinas; y a ella pueblos tendrán que afluir.”—Miq. 4:1.
w03 15/8 pág. 17 párr. 14 Andaremos en el nombre de Jehová para siempre
14. ¿Cómo se cumplió la profecía registrada en Miqueas 3:12, y qué efecto debería tener
en nosotros?
14 Desde luego, Judá no puede librarse del juicio adverso de Jehová. En cumplimiento de la
profecía registrada en Miqueas 3:12, Sión será “arada como un simple campo”. Desde nuestra
perspectiva actual, en el siglo XXI, sabemos que estos sucesos ocurrieron cuando los babilonios
devastaron Judá y Jerusalén en el año 607 a.E.C. Aunque dichos acontecimientos tuvieron lugar
años después de que Miqueas los profetizara, él estaba seguro de que ocurrirían. Nosotros
deberíamos estar igual de seguros de que el malvado sistema de cosas actual terminará en el
predicho “día de Jehová” (2 Pedro 3:11, 12).
CAPITULO 4
jd cap. 13 págs. 171-172 párr. 11 “Proclamen esto entre las naciones”
11. a) ¿Cuál es el segundo aspecto de nuestro mensaje? b) ¿Cómo podemos imitar a los
doce profetas cuando anunciamos el día de Jehová?
11 ¿Cuál es el segundo aspecto de nuestro mensaje? Veámoslo en el capítulo 5 de Miqueas: “Los
restantes de Jacob tienen que llegar a ser en medio de muchos pueblos como rocío de Jehová,
como chaparrones copiosos sobre vegetación, que no espera en el hombre ni aguarda a los hijos
del hombre terrestre” (Miqueas 4:1; 5:7). Hoy, “los restantes” de Jacob (es decir, del Israel
espiritual), con el apoyo de sus compañeros, anuncian a “muchos pueblos” las buenas nuevas.
De este modo, son como refrescante “rocío de Jehová” y “chaparrones copiosos sobre vegetación”.
Tenemos motivos para esperar que los últimos doce libros de las Escrituras Hebreas nos enseñen
mucho sobre este segundo aspecto de nuestro mensaje. ¿Por qué? Porque sus escritores no solo
anunciaron destrucción, sino también restauración. Cuando proclamamos el día de Jehová,
¿destacamos como ellos este aspecto positivo del mensaje?
uw cap. 1 pág. 5 párrs. 1-2 Unidad en la adoración... ¿qué debe significar eso para
usted?
1, 2. a) ¿Sobre qué como base se está produciendo en nuestros días verdadera unidad de
adoración? b) ¿Cómo describe la Biblia lo que está aconteciendo?
POR todo el mundo hay un emocionante movimiento hacia la unidad de adoración. Este
movimiento está uniendo a personas de toda nación y tribu y lengua. La unidad de éstas no es el
resultado de que de alguna manera se haya transigido en cuanto a creencias. No se está logrando
porque estas personas estén absteniéndose de expresar crítica contra los modos de vivir que están
en conflicto con la Palabra de Dios. Entonces, ¿cómo puede explicarse esta unidad? Por el hecho de
que personas de todo antecedente están llegando a conocer a Jehová como el único Dios verdadero
y voluntariamente están armonizando su vida con los caminos justos de él. (Compare con
Revelación 15:3, 4.)
2 Esto cumple una profecía que puso por escrito hace unos 2.700 años el profeta Miqueas.
Respecto a “la parte final de los días”, él escribió: “Muchas naciones ciertamente irán y dirán:
‘Vengan, y subamos a la montaña de Jehová y a la casa del Dios de Jacob; y él nos instruirá acerca
de sus caminos, y ciertamente andaremos en sus sendas’” (Miq. 4:1, 2). ¿Ve usted que eso esté
aconteciendo?
w00 15/1 págs. 16-17 párr. 11 “Las cosas deseables” llenan la casa de Jehová
11. ¿En favor de quién ofrecía una cabra el sumo sacerdote de Israel, y qué prefiguraba?
11 Parece ser que el recogimiento general de los ungidos terminó para el año 1935. Pero Jehová
no había acabado de glorificar su casa. No, aún tenían que entrar en ella “las cosas deseables”.
Recordemos que el sumo sacerdote de Israel ofrecía dos animales: un toro por los pecados de los
sacerdotes y una cabra por los pecados de las tribus no sacerdotales. Ya que los sacerdotes
representaron a los ungidos que estarían con Jesús en el Reino celestial, ¿a quién representaban
las tribus no sacerdotales? La respuesta se halla en las palabras de Jesús recogidas en Juan 10:16:
“Tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi
voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor”. Por lo tanto, la sangre derramada de Jesús
beneficia a dos grupos de personas: en primer lugar, a los cristianos cuya esperanza es gobernar
con Jesús en el cielo, y en segundo lugar, a los que esperan la vida eterna en una Tierra
paradisíaca. “Las cosas deseables” de la profecía de Ageo deben representar a este segundo grupo
(Miqueas 4:1, 2; 1 Juan 2:1, 2).
tr cap. 18 pág. 162 párr. 10 Obediencia cristiana a la ley
10. ¿Cómo nos ayudan las Escrituras a evitar desagradar a Dios por la manera en que
usamos nuestra vida?
10 Los cristianos verdaderos reconocen que, para disfrutar de la aprobación de Dios, tienen que
evitar usar su vida en actividades que los pondrían en oposición a Dios. Por lo tanto, evitan el
proceder de aquellas clases de personas de quienes la Biblia dice que están para ser destruidas por
el ejecutor de Dios cuando este sistema inicuo termine. (Revelación 19:17-21) Ellos comprenden
que el juicio de Jehová es verdadero y justo. Y amoldan su vida ahora en armonía con la voluntad
de él. Bien saben que esto puede atraerles desaprobación, aun persecución, de parte de aquellos
cuyos únicos intereses están en el sistema de cosas actual. Pero, con fe plena en que el camino de
Dios es el correcto, exaltan la ley de él y su adoración, dando a éstos el primer lugar en su vida.
(Miqueas 4:1-3) Imitando al propio Hijo de Dios, Jesucristo, usan su vida, no en proyectos
egoístas ni para la voluntad de hombres egoístas, sino en armonía con la voluntad de Dios.
(1 Corintios 7:23; 1 Pedro 4:1, 2) Al hacer esto, verdaderamente pagan de vuelta a Dios lo que le
pertenece a él.
ip-2 cap. 26 págs. 382-383 párr. 22 “Estén gozosos para siempre en lo que voy a crear”
22. ¿Quiénes compondrán la nueva tierra, y cómo se está preparando aun hoy a muchas
personas para ser el núcleo de dicha sociedad?
22 ¿Y qué puede decirse de la nueva tierra? En consonancia con el cumplimiento antiguo, se
compondrá de personas de buena disposición que se sometan con gusto al nuevo gobierno
celestial. Aun ahora, millones de ellas, de toda nacionalidad, lengua y raza, se esfuerzan por seguir
las leyes de ese gobierno, expuestas en la Biblia, y sirven unidas al Rey entronizado, Jesucristo
(Miqueas 4:1-4). Cuando desaparezca el actual sistema malvado, este grupo será el núcleo de la
nueva tierra, la sociedad mundial de seres humanos temerosos de Jehová que heredarán el ámbito
terrestre del Reino de Dios (Mateo 25:34).
w79 15/2 pág. 26 párr. 17 La clase de fructificación que glorifica a Dios
17. (a) En cuanto a morar bajo una “vid” de manera figurada, ¿bajo qué “vid” prefiere
morar en la Tierra la “grande muchedumbre”? (b) ¿Bajo qué “vid” habían estado
morando antes?
17 Cuando se trata del asunto de morar en seguridad en la Tierra bajo la propia vid y la propia
higuera de uno en sentido figurado, ¿qué prefiere la “grande muchedumbre”? Ellos prefieren morar
bajo “la vid verdadera” y sus “sarmientos” porque éstos representan el reino de Jehová por Cristo.
(Miq. 4:1-4) Antes de aprender las buenas nuevas del reino recién nacido de Jehová bajo la
dirección de Jesucristo “la vid verdadera,” solían morar bajo otra vid... “la vid de la tierra.” (Rev.
14:19) ¿Qué clase de “vid” es ésa? Es la organización política que se extiende por toda la Tierra, y
por medio de la cual los gobernantes humanos, en desafío, tratan de mantenerse en la dominación
mundial, compitiendo así con el reino mesiánico de Jehová.
w84 15/7 págs. 18-19 párr. 13 Edifique su futuro con la organización de Jehová
13. a) De acuerdo con las Escrituras, ¿por qué podemos decir que la exaltación de la
adoración de Jehová ha continuado? b) En cierto sentido, ¿cuáles son algunas de las
metas que centenares de miles de personas han alcanzado?
13 Algunos apenas han empezado lo que podría llamarse su ascenso de “la montaña de la casa
de Jehová”. Desde los años de guerra de 1914 a 1918, la exaltación de la adoración de Jehová,
cuyo templo o “casa” en un tiempo estuvo ubicado en una montaña de Jerusalén, ha continuado.
Esta adoración ha sido “establecida por encima de la cumbre de las montañas” donde se han
construido templos para la adoración de dioses falsos. Así la adoración de Jehová ha sido “alzada
por encima de las colinas”. Multitudes de personas están acudiendo a raudales a la adoración
ensalzada de Jehová (Miqueas 4:1-4; Isaías 2:2-4). Después de adquirir un conocimiento exacto
de las Escrituras, estas personas se arrepienten, se vuelven de su antiguo derrotero, se dedican
bajo oración a Dios y simbolizan esto por medio de la inmersión en agua (Juan 17:3; Hechos 2:38;
3:19). En cierto sentido, éstas son metas que centenares de miles de personas procedentes de
todas las naciones están alcanzando, personas que desde entonces en adelante sirven a Jehová
fielmente como parte de Su organización terrestre. ¡Qué felices se sienten de participar en la
adoración ensalzada del único Dios verdadero! Pero ¿qué hay de usted? ¿Ha dado usted estos
pasos?
w07 1/11 pág. 15 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Respuestas a preguntas bíblicas:
Miqueas 4:1-4. ¿Qué quiere decir la Biblia cuando asegura que “en la parte final de los
días”, Jehová “dictará el fallo entre muchos pueblos, y enderezará los asuntos respecto a
poderosas naciones”? Los “muchos pueblos” y las “poderosas naciones” no son países
ni instituciones políticas, sino personas de toda nación que han decidido adorar a Jehová. Es en
sentido espiritual que él dicta un fallo y endereza los asuntos con ellos.
w11 1/8 pág. 17 ¿Cómo saber cuál es la religión verdadera?
5. ¿Cuál es la marca distintiva del cristianismo verdadero?
Los cristianos verdaderos se tienen un amor fuera de lo común. La Palabra de Dios les ha
enseñado a respetar a toda persona, sin importar su procedencia étnica. Las religiones falsas a
menudo han dado todo su apoyo a las guerras, pero los cristianos verdaderos no hacen eso
(Miqueas 4:1-4). Más bien, desinteresadamente dedican su tiempo y recursos a ayudar y animar
a su prójimo. (Lea Juan 13:34, 35; 1 Juan 4:20, 21.)
¿Qué grupo religioso basa todas sus enseñanzas en la Biblia, honra el nombre de Dios y
proclama que el Reino es la única esperanza de la humanidad? ¿Cuál es la única religión cuyos
miembros se aman de verdad y no apoyan las guerras? Muchas personas coinciden en que son los
testigos de Jehová (1 Juan 3:10-12).
jd cap. 3 págs. 34-35 párr. 11 El día de Jehová: un tema importantísimo
11. a) ¿Qué significa el día de Jehová para quienes temen a Dios? b) ¿Qué efecto
tuvieron en los ninivitas las advertencias de Jonás?
11 Es patente que el día de Jehová significa destrucción para los enemigos de Dios y liberación
para las personas que temen a Jehová y le sirven. Miqueas predijo además que las naciones
acudirían a la montaña de la casa de Jehová, lo que traería paz y unidad al mundo (Miqueas 4:1-
4). Ahora bien, ¿qué hay de la gente que oyó a los profetas proclamar el día de Jehová? ¿Tuvo este
hecho algún efecto en su vida? En el caso de algunas personas, sí. Recordemos lo que pasó cuando
Jonás anunció que Nínive sería castigada: los habitantes de la ciudad “empezaron a poner fe en
Dios” y se volvieron “de su mal camino”, dejando atrás toda su violencia y maldad. Como
consecuencia, Jehová decidió no enviarles la calamidad predicha (Jonás 3:5, 10). Ciertamente, el
mensaje sobre el inminente día de juicio de Jehová influyó en la vida de los ninivitas.
cl cap. 8 págs. 78-80 párrs. 6-8 El poder restaurador: Jehová va a “hacer nuevas todas
las cosas”
6-8. a) ¿Qué tema se repite en las profecías hebreas, y qué cumplimiento inicial tuvieron
estas? b) ¿Qué cumplimiento de las profecías de restauración vive en tiempos
modernos el pueblo de Dios?
6 De hecho, la restauración fue un tema recurrente en las profecías hebreas. En ellas, Jehová
prometió que el país sería restaurado y repoblado, recuperaría su fertilidad y estaría protegido de
las fieras y los ataques enemigos. Pintó la tierra restaurada como un auténtico paraíso (Isaías
65:25; Ezequiel 34:25; 36:35). Sobre todo, se restablecería la adoración pura y se reedificaría el
templo (Miqueas 4:1-5). Estas profecías dieron esperanza a los judíos desterrados, lo que les
permitió soportar setenta años de cautiverio en Babilonia.
7 Por fin llegó la restauración. Los judíos partieron libres de Babilonia, regresaron a Jerusalén y
reconstruyeron el templo (Esdras 1:1, 2). Mientras fueron fieles a la adoración pura, Dios los
bendijo, hizo que la tierra fuera fértil y próspera, y los protegió de los enemigos y de las bestias
salvajes que la habían invadido por décadas. ¡Cuánto debió de alegrarles el poder restaurador de
Jehová! Pero aquellos sucesos constituyeron tan solo un cumplimiento inicial y limitado de las
profecías de restauración, que se harían realidad a mayor escala “en la parte final de los días” —es
decir, en nuestro tiempo—, cuando ascendiera al trono el Heredero de David mencionado en las
antiguas promesas (Isaías 2:2-4; 9:6, 7).
8 Poco después de su entronización en el Reino celestial, en 1914, Jesús se dedicó a atender las
necesidades espirituales del pueblo fiel de Dios que vive en la Tierra. Tal como el conquistador Ciro
el Persa liberó de Babilonia en el año 537 a.E.C. a un resto de judíos, Cristo rompió las cadenas de
un resto de judíos espirituales —sus propios discípulos—, a quienes liberó de la influencia de la
Babilonia moderna, el imperio mundial de la religión falsa (Romanos 2:29; Revelación [Apocalipsis]
18:1-5). A partir de 1919, la adoración pura ha recuperado el debido lugar en la vida de los
verdaderos cristianos (Malaquías 3:1-5). Desde ese momento, el pueblo de Jehová le rinde culto en
su templo espiritual, es decir, el sistema divino para la adoración pura. ¿Qué importancia reviste
este hecho para nosotros?
w10 15/9 pág. 15 párr. 17 La unidad identifica a la religión verdadera
17. ¿Qué profecía indica que la religión verdadera uniría a la gente “en la parte final de
los días”?
17 Aunque la humanidad está más dividida que nunca, los cristianos verdaderos están tan unidos
como siempre. Ya lo había predicho Dios mediante Miqueas: “En unidad los pondré, como rebaño
en el aprisco” (Miq. 2:12). Además, el profeta reveló que la religión verdadera se elevaría por
encima de todas las demás, tanto las que adoran a dioses falsos como las que idolatran a
gobiernos. “En la parte final de los días —señaló— tiene que suceder que la montaña de la casa de
Jehová llegará a estar firmemente establecida por encima de la cumbre de las montañas, y
ciertamente será alzada por encima de las colinas; y a ella tendrán que afluir pueblos.” Y luego
añadió: “Porque todos los pueblos, por su parte, andarán cada cual en el nombre de su dios; pero
nosotros, por nuestra parte, andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios” (Miq. 4:1, 5).
jd cap. 8 págs. 100-101 párr. 7 ¿Qué pide Jehová de usted?
7. ¿Con qué actitud reciben la instrucción de Jehová las personas modestas?
7 El modesto también admite que necesita que Dios lo guíe para evitar las tristes consecuencias
del pecado. Miqueas habló de un tiempo —el actual— durante el cual muchísimas personas tendrían
gran interés en que Jehová las “instru[yera] acerca de sus caminos” y en “[andar] en sus sendas”.
Sería gente mansa que buscaría la “ley” y “la palabra de Jehová”. Seguramente usted ya se
encuentra a gusto entre quienes desean “[andar] en el nombre de Jehová” cumpliendo sus normas.
Aun así, puede que le ocurra como al profeta, es decir, que desee saber otras maneras de
mantenerse “moralmente limpio” (Miqueas 4:1-5; 6:11). Verá cuánto le ayuda examinar con
modestia lo que desea Jehová que uno haga.
w79 1/7 pág. 23 párrs. 11-12 ¿Quiénes, realmente, tienen la verdad?
11, 12. (a) ¿Cómo predijo la Biblia la restauración de la adoración verdadera en nuestro
tiempo? (b) ¿Qué propósitos tenía esta restauración?
11 Para fines de aquel primer siglo, Dios había logrado algo más. Había terminado el registro
escrito inspirado que más tarde se usaría como base para determinar la verdad. (2 Tim. 3:16, 17)
Entre las Escrituras completadas había muchas profecías, historia escrita de antemano. (2 Ped.
1:21) Aquellas profecías mostraban que después de la muerte de los apóstoles se introduciría un
período en que se apostataría de la verdad. (Hech. 20:29) Pero también mostraban que después,
durante la “parte final de los días” precisamente antes del fin de este sistema, habría una
restauración de la adoración verdadera. (Isa. 2:1-4; Miq. 3:12 a 4:5 inclusive) Jesús señaló que la
gente sería recogida en dos grupos: a los que hicieran bien a los hermanos de Cristo que andan en
la verdad se les recompensaría con “vida eterna”; los que no hicieran eso irían a “cortamiento
eterno.”—Mat. 25:31-46; 2 Juan 4; 3 Juan 3, 4.
12 El recogimiento y reorganización de la congregación cristiana en tiempos modernos tendría
varios propósitos. Entre otras cosas, esta congregación recibiría instrucción unificada de Dios: “Él
nos instruirá acerca de sus caminos, y ciertamente andaremos en sus sendas,” dice la profecía de
Isaías 2:3 (también, Miq. 4:2). Al andar en la verdad, estos siervos de Dios sostendrían lo
apropiado y correcto de Su gobernación universal, lo cual traería gloria y placer a él, y muchos
beneficios a ellos. (Pro. 12:22) En cambio, Dios los utilizaría como sus testigos del día moderno, y
los equiparía para entregar su mensaje a la generación actual.
es12 pág. 23
En unidad los pondré, como rebaño en el aprisco (Miq. 2:12).
El profeta Miqueas reveló que la religión verdadera se elevaría por encima de todas las demás,
tanto las que adoran a dioses falsos como las que idolatran a gobiernos (Miq. 4:1, 5). Miqueas
también explicó cómo uniría la religión verdadera incluso a quienes habían sido enemigos (Miq.
4:2, 3). Y así ha sucedido. Por todo el mundo, hay quienes han dejado de idolatrar a naciones o a
dioses creados por el hombre y han abrazado la religión verdadera. Todos ellos disfrutan de unidad,
pues Jehová les enseña a andar en el camino del amor. La unidad mundial de la que disfrutamos
los cristianos verdaderos es singular y prueba claramente que Jehová está guiándonos mediante su
espíritu. El número de personas de todas las naciones que han alcanzado la unidad es hoy mayor
que nunca. Se están cumpliendo de forma extraordinaria las palabras de Revelación 7:9, 14, lo cual
indica que pronto los ángeles de Dios liberarán los vientos simbólicos que destruirán a este
malvado mundo (Rev. 7:1-4, 9, 10, 14). ¡Qué gran honor es formar parte de la hermandad
mundial! w10 15/9 2:17-19
w10 15/9 pág. 16 párr. 18 La unidad identifica a la religión verdadera
18. ¿Qué cambios nos ha ayudado a realizar la religión verdadera?
18 Miqueas también explicó cómo uniría la religión verdadera incluso a quienes habían sido
enemigos: “[Personas de] muchas naciones ciertamente irán y dirán: ‘Vengan, y subamos a la
montaña de Jehová y a la casa del Dios de Jacob; y él nos instruirá acerca de sus caminos, y
ciertamente andaremos en sus sendas’. [...] Y tendrán que batir sus espadas en rejas de arado y
sus lanzas en podaderas. No alzarán espada, nación contra nación, ni aprenderán más la guerra”
(Miq. 4:2, 3). Y así ha sucedido. Por todo el mundo, hay quienes han dejado de idolatrar a
naciones o a dioses creados por el hombre y han abrazado la religión verdadera. Todos ellos
disfrutan de unidad, pues Jehová les enseña a andar en el camino del amor.
us págs. 60-62 párr. 113 Espíritus en invisibilidad... ¿nos ayudan, o nos perjudican?
113. ¿Qué glorioso futuro tenemos por delante?
113 ¿Puede usted imaginarse el vivir en una Tierra restaurada a un hermoso paraíso con personas
verdaderamente humildes y amorosas como sus compañeros, no bajo un sistema político egoísta y
opresivo sino bajo un gobierno perfecto y justo? (Daniel 2:44; Isaías 65:17, 21, 22, 25) ¿Le
gustaría vivir en un tiempo en que la voluntad de Dios se haga en la Tierra como en el cielo y en
que la gente ya no aprenda más la guerra? (2 Pedro 3:13; Mateo 6:10; Miqueas 4:3, 4) ¡Allí
no habrá enfermedades, dolor ni temor a la muerte! ¡Y lo que es más, los mismísimos que han
causado tanto sufrimiento en la Tierra por medio del espiritismo, es decir, el Diablo y sus
demonios, habrán sido destruidos para siempre! ¡Que expectativa más gloriosa ofrece la Palabra de
Dios: Vida eterna en una Tierra paradisíaca en paz, seguridad y salud!—Revelación 21:3, 4; 20:10.
km 8/89 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
. Los términos “muchos pueblos” y “poderosas naciones” se refieren a gobiernos y naciones
políticas. (Miq. 4:3.) [1, Lectura semanal de la Biblia; véase w89-S 1/5.] Falso. Estas son
personas que se separan de las naciones políticas y se vuelven al servicio unido en
la montaña de la adoración verdadera de Jehová.
fl cap. 14 págs. 183-184 párrs. 5-7 Edificando como familia para un futuro eterno
5-7. (a) Si hacemos la voluntad de Dios ahora, ¿qué podemos esperar en el futuro?
(b) ¿Qué pregunta podría presentar usted en relación con ayudar a su familia?
5 ¿Qué puede significar esto para su familia? Para personas que escuchan y obedecen los
mandamientos de Dios puede significar un futuro eterno. (Juan 3:36) En su Palabra infalible, Dios
promete que él removerá al opresivo sistema de cosas actual y hará que todos los asuntos de la
humanidad sean administrados por un gobierno perfecto y justo que él mismo provee. (Daniel
2:44) Para mostrar esto, Su Palabra nos dice que él se propuso “reunir todas las cosas de nuevo en
el Cristo, las cosas que están en los cielos y las cosas que están sobre la tierra.” (Efesios 1:10) Sí,
entonces habrá armonía universal, y la familia humana estará unida en toda la Tierra, libre de las
contiendas raciales, las divisiones políticas, la delincuencia despiadada y la violencia bélica. Las
familias morarán en seguridad, “y no habrá nadie que los haga temblar.” (Salmo 37:29, 34;
Miqueas 4:3, 4) Esto se deberá a que todos los que vivan en ese tiempo serán individuos que se
habrán hecho “imitadores de Dios, como hijos amados,” y ‘seguirán andando en amor.’—Efesios
5:1, 2.
6 Bajo la dirección de la gobernación del reino de Dios, entonces la familia humana trabajará
unidamente en el gozoso proyecto de hacer que la Tierra llegue a estar en el estado paradisíaco
que el Creador se proponía, un hogar semejante a jardín que proveyese una abundancia de
alimento para toda la humanidad. Toda la inmensa variedad de vida alada, marina y animal de la
Tierra llegará a estar bajo el bondadoso dominio de los seres humanos y les causará placer, pues
éste es el propósito declarado de Dios. (Génesis 2:9; 1:26-28) Ya no habrá enfermedades, ni dolor,
ni efectos debilitantes de la vejez, ni temor a la muerte de modo que la familia humana no disfrute
cabalmente de la vida. Hasta los que están “en las tumbas conmemorativas” regresarán para
participar de las grandiosas oportunidades que la vida proporcionará entonces.—Juan 5:28, 29;
Revelación 21:1-5.
7 ¿Qué puede hacer usted para ayudar a su familia a ver realizada en ella el cumplimiento de
estas perspectivas?
tp cap. 1 pág. 8 párrs. 11-12 ¡La verdadera paz y seguridad se acerca!
11, 12. ¿Cuáles son algunas de las diferencias que existen entre lo que la Biblia dice que
el Reino de Dios hará y lo que los líderes humanos están tratando de hacer?
11 Además, la Biblia revela muchas diferencias entre la paz y seguridad que el Reino de Dios
traerá y lo que los líderes humanos prometen. Hoy día los hombres hablan en términos de reducir
la cantidad de armas mediante tratados. La Biblia, en contraste con eso, declara que Dios pronto
pondrá fin completo a todos los armamentos y eliminará las causas fundamentales de la guerra.
(Salmo 46:9; Isaías 2:2-4.) Y la seguridad que Dios promete no es solo una protección contra
guerra entre naciones. Tiene que ver con enemigos de toda clase, de modo que nadie jamás esté
en temor de nuevo... ni de día ni de noche. (Miqueas 4:3, 4.) Además, ahora los hombres se
preocupan por mantener bajo control el delito y los crímenes, pero el propósito declarado de Dios
es desarraigar hasta las actitudes y condiciones que conducen al delito. (Salmo 37:8-11; Gálatas
5:19-21.)
12 Las naciones también se enorgullecen por el progreso en la investigación médica y en las
mejoras en el cuidado de los enfermos y de las personas de edad avanzada. Pero la Biblia explica
que el gobierno de Dios hará que haya salud plena y duradera, ¡hasta tal punto que la vejez y la
muerte serán vencidas! (Revelación 21:3, 4.) Además, bajo el Reino de Dios el trabajo que uno
efectúe será verdaderamente significativo, y traerá satisfacción real. Porque, ¿cuánta felicidad
puede tener uno si su trabajo le causa frustración o no le comunica un verdadero sentido de logro?
(Isaías 65:21-23; Romanos 8:19-21.)
uw cap. 21 pág. 167 párr. 14 “No son parte del mundo”
14. a) Porque los Testigos son neutrales, ¿qué otra cosa han rehusado hacer? b) ¿Cómo
explican la razón que tienen para esto?
14 Un examen de los hechos históricos muestra que los testigos de Jehová no solo han rehusado
ponerse uniformes militares y tomar las armas, sino que, durante el pasado medio siglo y más,
también han rehusado efectuar servicio no combatiente o aceptar cualquier otra asignación de
trabajo que se dé como sustitución del servicio militar. ¿Por qué? Porque han estudiado los
requisitos de Dios y entonces han tomado una decisión personal y de conciencia. Nadie les dice lo
que tienen que hacer. Tampoco interfieren ellos en lo que otros optan por hacer. Pero cuando se
les ha pedido que expliquen su posición, los testigos de Jehová han dado a saber que, como
quienes se han presentado a Dios en dedicación, están obligados a usar su cuerpo en el servicio de
él y no pueden ahora entregarlo a amos terrestres que están obrando de modo contrario al
propósito de Dios. (Rom. 6:12-14; 12:1, 2; Miq. 4:3.)
jd cap. 13 págs. 169-170 párr. 7 “Proclamen esto entre las naciones”
7. ¿Qué aspecto del mensaje que anunciamos requiere valentía?
7 Hace falta valentía para ofrecer “los toros jóvenes de nuestros labios” en el ministerio, ¿no es
cierto? Así es, ya que el mensaje que anunciamos abarca dos aspectos, el primero de los cuales es
una advertencia que suele desagradar a la gente. El profeta Joel dio esta orden al pueblo de Dios:
“Proclamen esto entre las naciones: ‘¡Santifiquen guerra! ¡Despierten a los hombres poderosos!
¡Que se acerquen! ¡Que suban, todos los hombres de guerra!’” (Joel 3:9). En su cumplimiento
actual, estas palabras son un impresionante reto a las naciones. En realidad, constituyen una
declaración de guerra, la guerra justa de Jehová contra quienes lo desafían. Mientras que a sus
siervos les manda convertir “sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas”, a las
naciones enemigas Dios les ordena lo contrario: convertir “sus rejas de arado en espadas, y sus
podaderas en lanzas” (Miqueas 4:3; Joel 3:10). De este modo, los adversarios del Creador del
universo reciben la advertencia de que se preparen para enfrentarse en combate con él. Como
vemos, este primer aspecto del mensaje que predicamos no es nada tranquilizador.
tp73 cap. 1 págs. 7-8 párr. 10 La alternativa ante todos
10. ¿Cuáles son algunas diferencias entre lo que la Biblia dice que hará el reino de Dios y
lo que dicen los líderes humanos que ellos harán?
10 Hay una enorme diferencia entre la paz y seguridad que la Biblia muestra que el reino de Dios
traerá y lo que los líderes humanos de hoy día prometen. Hoy los hombres hablan en términos de
una reducción de armamentos por medio de tratados y pactos de paz. La Biblia, en contraste, dice
que pronto Dios pondrá fin completo a todos los armamentos y removerá las causas que son raíz
de la guerra. La seguridad que Dios promete no es solo una que garantiza contra la guerra entre
naciones. Es una que garantiza contra enemigos de todas clases, en todo lugar, de manera que
nadie tenga que estar en temor, ni de día ni de noche. (Miqueas 4:3, 4) Los hombres ahora se
interesan en controlar la delincuencia y el crimen, pero el propósito declarado de Dios es eliminar
hasta las fuentes de la delincuencia y el crimen, arrancando de raíz las actitudes y condiciones con
las cuales comienzan. (Salmo 37:8-11 [36:8-11, versión católica Torres Amat]; Gálatas 5:19-21)
Las naciones hablan de progreso en la investigación médica y mejor atención al enfermo y al de
edad avanzada. Pero la Biblia explica que el gobierno de Dios producirá salud completa y duradera,
sí, y hasta resolverá los problemas del envejecimiento y la muerte. (Revelación 21:3, 4) Bajo la
clase de gobernación que se describe en la Biblia, el trabajo de uno significará más que solo
conseguir dinero o posesiones... dará significado a la vida, llenándola de propósito y produciendo
verdadera satisfacción. Porque, después de todo, prescindiendo de lo que se le pague a usted,
¿hasta qué grado puede ser usted feliz si su trabajo es monótono, si se siente frustrado y sin un
verdadero sentido de logro en la vida?—Romanos 8:19-21; Isaías 65:21-23.
w98 1/12 pág. 14 párr. 3 Defendamos nuestra fe
3. Mencione una razón por la que se ha odiado injustamente a los testigos de Jehová.
3 En esencia, se les odia por las mismas razones por las que los primeros cristianos sufrieron
persecución. En primer lugar, los testigos de Jehová actúan de acuerdo con sus creencias religiosas
de maneras que desagradan a algunas personas. Por ejemplo, predican con celo las buenas nuevas
del Reino de Dios, pero a menudo la gente malinterpreta ese celo y ve esa predicación como un
“proselitismo implacable” (compárese con Hechos 4:19, 20). También son neutrales en cuanto a la
política y las guerras de las naciones, lo que a veces se ha malentendido como una muestra de que
los Testigos son ciudadanos desleales (Miqueas 4:3, 4).
w02 1/9 págs. 20-21 párrs. 8-9 Imitemos al Gran Maestro
8, 9. ¿Cómo podemos saber qué pregunta se adaptará a los intereses del amo de casa?
Dé ejemplos.
8 Recordemos que Jesús usaba magistralmente las preguntas para que sus discípulos expresaran
lo que pensaban y para estimular y adiestrar sus facultades mentales. Mediante ese método les
llegaba con tacto al corazón (Mateo 16:13, 15; Juan 11:26). ¿Cómo podríamos imitar a Jesús y
emplear con eficacia las preguntas?
9 Al predicar de casa en casa, hagamos preguntas que despierten el interés y preparen el camino
para conversar sobre el Reino de Dios. ¿Cómo podemos saber qué pregunta se adaptará a los
intereses del amo de casa? Siendo observadores. Al acercarnos a la vivienda, miremos a nuestro
alrededor. ¿Vemos juguetes en el patio que indiquen que hay niños en el hogar? Si así es,
podríamos preguntar: “¿Ha pensado alguna vez en cómo será el mundo cuando sus hijos sean
adultos?” (Salmo 37:10, 11). ¿Hay varias cerraduras en la puerta principal o un sistema de alarma?
En ese caso, la pregunta tal vez sería: “¿Cree que llegará el día en que las personas como usted y
como yo nos sintamos seguras en nuestra casa y en la calle?” (Miqueas 4:3, 4). Si vemos una
rampa para silla de ruedas, podríamos preguntar: “¿Llegará el día en que todos disfrutemos de
buena salud?” (Isaías 33:24). En el libro Razonamiento a partir de las Escrituras aparecen muchas
más sugerencias.
jd cap. 3 págs. 31-32 párrs. 5-6 El día de Jehová: un tema importantísimo
5, 6. Según indicaron los profetas, ¿cómo será el día de Jehová?
5 Hay buenas razones para plantearse cómo será el día de Jehová. De hecho, quizás nos
preguntemos: “¿Tendrá algo que ver con mi vida, sea en la actualidad o en el futuro?”. Según
indicaron los profetas, es un día de batalla, un período en el que Jehová ejecuta la sentencia que
ha dictado contra sus enemigos. En aquel temible día es probable que haya fenómenos celestes:
“El sol y la luna mismos ciertamente se oscurecerán, y las estrellas mismas realmente retirarán su
resplandor” (Joel 2:2, 11, 30, 31; 3:15; Amós 5:18; 8:9). ¿Y qué sucederá con nuestro planeta?
Miqueas responde: “Las montañas tienen que derretirse bajo [Jehová], y las llanuras bajas mismas
se henderán, como cera debido al fuego, como aguas que se derraman por un lugar empinado”
(Miqueas 1:4). Aunque este pasaje tal vez emplee lenguaje figurado, indica que la intervención
divina tendrá consecuencias catastróficas para la Tierra y sus habitantes. Pero no para todos, pues
los profetas señalan que algunos sobrevivirán y recibirán abundantes bendiciones por haber
obedecido esta exhortación: “Busquen lo que es bueno” (Amós 5:14; Joel 3:17, 18; Miqueas
4:3, 4).
6 Otros integrantes del grupo de doce profetas plasmaron imágenes más dramáticas del día de
Jehová. Por ejemplo, Habacuc dijo de forma muy gráfica que Jehová desmenuzará “las montañas
eternas” y aplastará “las colinas de duración indefinida”. Tales montañas y colinas son símbolos
adecuados de las organizaciones humanas, que pudieran dar la apariencia de ser perdurables
(Habacuc 3:6-12). En efecto, será un “día de furor, día de angustia y de zozobra, día de tempestad
y de desolación, día de oscuridad y de tenebrosidad, día de nubes y de densas tinieblas” (Sofonías
1:14-17).
ce cap. 19 pág. 242 párr. 19 Se aproxima un paraíso terrestre
19. ¿Qué cumplimiento de profecía que ya está en progreso continuará en el Paraíso?
19 Al mismo principio de la restauración del Paraíso, pues, habrá paz por toda la Tierra. Y los
sobrevivientes de la guerra global de Dios, Armagedón, continuarán adhiriéndose a las palabras de
la profecía que ellos están cumpliendo en este mismo momento: “No alzarán espada, nación contra
nación, ni aprenderán más la guerra”. Por eso la profecía puede añadir: “Realmente se sentarán,
cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá nadie que los haga temblar”
(Miqueas 4:3, 4). ¿Por cuánto tiempo? La promesa alentadora es: “De la paz no habrá fin”. (Isaías
9:7.)
fu págs. 4-5 párr. 3 Un futuro seguro... cómo usted puede obtenerlo
3. ¿Promete la Biblia algo más que resultará en seguridad para la humanidad?
(Revelación 21:4, 5)
3 Estas personas esperan el tiempo, ya muy cercano, en el que ‘no habrá nadie que haga
temblar a la gente’... un tiempo en el que se pondrá fin al crimen, fin al peligro en que se halla la
propiedad de uno y la persona de uno. (Miqueas 4:4) Tienen razón sólida para creer que muchas
personas que ahora viven verán el día en el que ya no habrá más hambre, debido a que “llegará a
haber abundancia de grano en la tierra.” (Salmo 72:16) Y confían en que podrán ver el
cumplimiento de la promesa de que ‘Dios limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será
más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado.’ (Revelación
21:3, 4) ¿Cómo pueden estar tan seguros de que esas cosas verdaderamente sucederán? Esto se
debe a que esas promesas se encuentran en la propia Palabra de Dios, la Biblia.
dg cap. 10 pág. 27 párr. 21 El maravilloso nuevo mundo hecho por Dios
21. ¿Qué les sucederá a los que no tienen hogar, a los barrios bajos y a los malos
vecindarios?
21 Ya no habrá pobreza, gente sin hogar, barrios bajos ni vecindarios donde reine el crimen.
“Ciertamente edificarán casas, y las ocuparán; y ciertamente plantarán viñas y comerán su fruto.
No edificarán y otro lo ocupará; no plantarán y otro lo comerá.” “Realmente se sentarán, cada uno
debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá nadie que los haga temblar.” (Isaías
65:21, 22; Miqueas 4:4.)
w82 15/8 pág. 25 párr. 11 ¡Lo que usted debe hacer!
11. ¿Cuáles serán algunas razones por las cuales los sobrevivientes estarán alegres?
11 Pero, ¡qué glorioso día será ése para todos los mansos de la Tierra! Será como despertar de
un mal sueño. Felices serán aquellos sobrevivientes. El amor al dinero, que es “raíz de toda suerte
de cosas perjudiciales,” tales como el hacer trampas y competir desleal e implacablemente, habrá
sido erradicado. (1 Timoteo 6:10) Los habitantes trabajarán bajo condiciones de felicidad y se
regocijarán con el fruto de su trabajo, porque el profeta de Dios declara: “Y realmente se sentarán,
cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá nadie que los haga temblar; porque
la boca misma de Jehová de los ejércitos lo ha hablado.” (Miqueas 4:4) ¡Imagínese! ¡Todas las
causas de tensión y preocupaciones removidas para siempre! ¿Nos regocijamos ante tal
perspectiva?
w08 15/10 pág. 21 párr. 3 ¿Trata usted a los demás con profundo respeto?
3. ¿Cuál es una manera de honrar a Jehová?
3 Una manera de honrar a Jehová es tratando su nombre con el debido respeto. Al fin y al cabo,
somos “un pueblo para su nombre” (Hech. 15:14). Es un verdadero honor llevar el nombre de
Jehová, el Dios todopoderoso. El profeta Miqueas dijo: “Todos los pueblos, por su parte, andarán
cada cual en el nombre de su dios; pero nosotros, por nuestra parte, andaremos en el nombre de
Jehová nuestro Dios hasta tiempo indefinido, aun para siempre” (Miq. 4:5). Nosotros andamos “en
el nombre de Jehová” cuando hacemos todo lo posible para que nuestra conducta diaria esté a la
altura del nombre que llevamos. Como les recordó Pablo a los cristianos de Roma, si no vivimos en
conformidad con las buenas nuevas que predicamos, el nombre de Dios quedaría “blasfemado”, o
desacreditado (Rom. 2:21-24).
jd cap. 14 pág. 186 párr. 15 “Una bendición hasta que no haya más carencia”
15. ¿Qué grandes beneficios recibimos al hacer caso a los doce profetas?
15 Pero aparte de decirnos qué evitar, los profetas subrayaron los beneficios que recibimos al
cumplir con las normas divinas. Para empezar, estrechamos nuestra relación con Jehová (Miqueas
4:5). También formamos parte de una congregación que, al regirse por la justicia, es más estable y
activa. Asimismo, tenemos matrimonios más sólidos, y familias más unidas y más centradas en lo
espiritual (Oseas 2:19; 11:4). Además, por ser justos y honrados, nos ganamos el respeto de
nuestros semejantes. Y al imitar la misericordia de Jehová, mostramos compasión y bondad, y
recibimos a cambio el mismo trato de los hermanos (Miqueas 7:18, 19). En efecto, vivimos
rodeados de personas espirituales que aman la verdad y la paz y, sobre todo, gozamos de la
amistad con Jehová (Zacarías 8:16, 19). ¿Verdad que usted ya disfruta ahora de estas
bendiciones?
¿Por qué se estrechan los lazos con Jehová al andar en su nombre? (Miq. 4:5.) (26 de
noviembre, jd pág. 88 párr. 12.)
(Miqueas 4:5) Porque todos los pueblos, por su parte, andarán cada cual en el nombre de su dios;
pero nosotros, por nuestra parte, andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios hasta tiempo
indefinido, aun para siempre.
jd cap. 7 pág. 88 párr. 12 Sirvamos a Jehová de acuerdo con sus elevadas normas
12. ¿Por qué se estrechan los lazos con Jehová al andar en su nombre?12 La primera y
principal recompensa por observar los mandamientos divinos es que así estrechamos los lazos con
Jehová. Sin duda, cuando cumplimos con las normas divinas y vemos lo razonables y útiles que
son, crece el cariño que sentimos por su Autor. El profeta Miqueas pintó un bello cuadro de esa
unión: “Todos los pueblos, por su parte, andarán cada cual en el nombre de su dios; pero nosotros,
por nuestra parte, andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios hasta tiempo indefinido, aun
para siempre” (Miqueas 4:5). Tenemos el privilegio de andar en el nombre de Dios, sí, el gran
honor de defender su buen nombre y aceptar su autoridad en nuestra vida. Como consecuencia
lógica, deseamos imitar sus cualidades. Ciertamente, cada uno de nosotros debe esforzarse por
fortalecer su relación con Jehová (Salmo 9:10).
jd cap. 4 pág. 46 párr. 8 Jehová, el Dios que predice y cumple
8. ¿Qué beneficios recibimos al conocer el nombre de Jehová?
8 Millones de personas se han beneficiado al aprender que Jehová siempre hace que se realice o
cumpla lo que decide. Joel aludió a este hecho en las conocidas palabras que más tarde se citaron
en las Escrituras Cristianas: “Todo el que invoque el nombre de Jehová escapará salvo” (Joel 2:32;
Hechos 2:21; Romanos 10:13). En otra línea, Miqueas dijo: “Nosotros, por nuestra parte,
andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios hasta tiempo indefinido, aun para siempre”
(Miqueas 4:5). ¿Nos vemos incluidos en esas palabras? Si así es, estaremos entre los que, con
toda confianza, “se refugiarán en el nombre de Jehová” cada vez que afronten persecución u otros
problemas (Sofonías 3:9, 12; Nahúm 1:7).
jd cap. 4 pág. 45 párr. 6 Jehová, el Dios que predice y cumple
6. ¿Por qué puede decirse que el propósito de Dios incluye a todo tipo de personas?
6 ¿Ha sido usted víctima de la discriminación, la injusticia o el prejuicio? Si así es, le animará
saber que nuestro amoroso Soberano se interesa por todo el mundo. Aunque en la antigüedad
mantuvo una relación especial con una nación, anunció su propósito de beneficiar a gente de
cualquier país e idioma. En efecto, Jehová es el “Señor verdadero de toda la tierra” (Miqueas
4:13). Y promete que su nombre “será grande entre las naciones” (Malaquías 1:11). Nuestro Padre
celestial se da a conocer sin favoritismos, lo que permite que “hombres de todos los lenguajes de
las naciones” acepten gustosos Su invitación a adorarlo (Zacarías 8:23).
CAPITULO 5
bw cap. 2 pág. 17 párr. 5 Una ayuda que nos estimula a apegarnos a nuestra decisión
5. ¿Qué predijeron los profetas acerca de los sufrimientos del Mesías?
5 Siglos antes de los días de Jesús en la Tierra, por inspiración los profetas hebreos predijeron el
sufrimiento que le sobrevendría al prometido Mesías o Cristo. La profecía de Daniel especificó el
tiempo de la llegada del Cristo e indicó que sería cortado en muerte después de un ministerio de
tres años y medio. (Daniel 9:24-27) De la profecía de Isaías aprendemos que el Mesías sería
rechazado y llegaría a ser una piedra de tropiezo. (Isaías 8:14, 15; 28:16; 53:3) Esa profecía
también mostró que él llevaría las enfermedades del pueblo y sería enjuiciado y condenado, pero
que permanecería callado ante sus acusadores, que escupirían contra él, se le contaría entre los
pecadores, lo atravesarían, que él moriría en sacrificio y se llevaría los pecados a fin de abrir el
camino para que muchos obtuvieran una posición de justos ante Dios. (Isaías 50:6; 53:4-12) La
profecía de Zacarías señaló que el Mesías sería traicionado por 30 piezas de plata. (Zacarías 11:12)
Y el profeta Miqueas predijo que a Cristo, el “juez de Israel,” lo golpearían en la mejilla.—Miqueas
5:1.
w82 15/6 pág. 15 párr. 20 El día de juicio de los dioses
20. ¿Por quién merecen ser juzgados Satanás y sus dioses demoníacos? Durante este
tiempo de juicio, ¿cómo se ha estado tratando ya con Satanás y sus ángeles?
20 Para equilibrar la situación, Satanás el Diablo y todos sus dioses demoníacos merecen ser
juzgados por aquel a quien ellos procuraron exterminar. Esto ya ha empezado a efectuarse desde
1914, cuando llegó el fin de “los tiempos señalados de las naciones,” naciones cuyo dios es Satanás
el Diablo. (Lucas 21:24; 2 Corintios 4:4) En conformidad con las palabras de Dios registradas en
Génesis 3:15, la profecía de Miqueas 5:1 predijo: “Con la vara golpearán sobre la mejilla al juez
de Israel,” es decir, a Jesucristo. Pero ahora que ha empezado el día de juicio de todos los dioses
falsos de las naciones, el gran arcángel Miguel, cuyo nombre significa “¿Quién es como Dios?”, ha
luchado contra Satanás el Diablo y sus ángeles demoníacos y los ha expulsado de los cielos.
sv págs. 13-14 párrs. 20-21 Salvando a la raza humana... a la manera del Reino
20, 21. (a) ¿Dónde había de nacer el Heredero Permanente de David, y cómo se efectuó
esto? (b) ¿Por qué fue enviado a los pastores de Belén un ángel, y qué les dijo?
20 Una declaración tal a María era una garantía de que este Jesús sería el Heredero Permanente
del rey David, en cumplimiento del pacto del reino de Dios con David. Por consiguiente, la vida del
Hijo celestial de Dios fue transferida por medio del espíritu de Dios a la matriz de María la virgen
para que él naciera en la línea familiar real de David. Para cumplir la profecía de Dios en Miqueas
5:2, María y José se mudaron a Belén en la provincia romana de Judea, el lugar donde David
mismo había nacido. David había sido pastor en Belén, y todavía había pastores allí cuando María
dio a luz su milagroso Hijo primogénito. Este acontecimiento tenía importancia para toda la raza
humana. Por lo tanto merecía ser verificado por testigos oculares, miembros de nuestra raza. De
modo que en la noche que Jesús nació en la ciudad donde David había nacido Dios envió su ángel a
anunciar el nacimiento humano de su Hijo a pastores que estaban en los campos de Belén. El ángel
glorioso calmó los temores de los pastores sorprendidos diciendo:
21 “No teman, porque, ¡miren! les declaro buenas nuevas de un gran gozo que todo el pueblo
tendrá, porque les nació hoy un Salvador, que es Cristo el Señor, en la ciudad de David. Y esto les
servirá de señal: hallarán un nene envuelto en bandas de tela y acostado en un pesebre.”—Lucas
2:1-12.
us pág. 10 párr. 12 Espíritus en invisibilidad... ¿nos ayudan, o nos perjudican?
12. (a) ¿Qué prueba hay de que la Biblia es veraz? (b) ¿Cuáles son algunas profecías
acerca de Jesucristo que se realizaron centenares de años después de haber sido
escritas?
12 Prueba fuerte de que la Biblia es veraz es que contiene centenares de profecías que se han
cumplido. Una profecía es una predicción de acontecimientos futuros. Por ejemplo, hay muchísimas
profecías acerca del Instructor Magistral, Jesucristo. Todas se hicieron centenares de años antes de
que él naciera. Sin embargo, todas se realizaron. El profeta Isaías predijo que Jesús nacería de una
virgen. (Isaías 7:14) Más de 700 años después esto se cumplió. (Mateo 1:23) Miqueas 5:2 predijo
que nacería en Belén. Zacarías 11:12 predijo que sería traicionado por 30 piezas de plata. Salmo
22:16-18 predijo que le herirían las manos y los pies y que echarían suertes por su ropa. Hasta su
grito de angustia en el madero de tormento fue predicho en Salmo 22:1. Todas estas profecías, y
muchas otras, se cumplieron, como lo muestran relatos de testigos oculares.—Mateo 2:1-6; 26:14,
15; Juan 20:25; Mateo 27:35, 46.
km 12/96 pág. 3 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
13. ¿Qué texto bíblico predice el lugar de nacimiento del Mesías? [si-S pág. 156 §6]. Miqueas 5:2.
si pág. 156 párr. 6 Libro bíblico número 33: Miqueas
6. ¿Qué pone más allá de toda duda la inspiración de Miqueas?
6 Lo que pone la inspiración del libro más allá de toda duda es la profecía sobresaliente de
Miqueas 5:2, la cual predice el lugar donde habría de nacer el Mesías. (Mat. 2:4-6.) También hay
pasajes que tienen paralelo en declaraciones de las Escrituras Griegas Cristianas. (Miq. 7:6, 20;
Mat. 10:35, 36; Luc. 1:72, 73.)
pe cap. 6 pág. 59 párr. 6 Jesucristo... ¿enviado por Dios?
6. (a) ¿Qué acontecimientos sucedieron poco antes y después del nacimiento de Jesús?
(b) ¿Dónde nació Jesús, y dónde se crió?
6 María había sido prometida en matrimonio a José. Pero cuando él se enteró de que ella estaba
encinta creyó que ella había tenido relaciones sexuales con otro hombre, y por lo tanto consideró
no casarse con ella. Sin embargo, cuando Jehová le dijo que había sido mediante Su espíritu santo
como el niño había sido concebido, José tomó a María como esposa. (Mateo 1:18-20, 24, 25)
Después, mientras ellos visitaban la ciudad de Belén, Jesús nació. (Lucas 2:1-7; Miqueas 5:2)
Cuando Jesús todavía era un infante, el rey Herodes trató de matarlo. Pero Jehová dio advertencia
a José y éste huyó con su familia a Egipto. Después de la muerte del rey Herodes, José y María
regresaron con Jesús a la ciudad de Nazaret, en Galilea. Allí se crió Jesús.—Mateo 2:13-15, 19-23.
gt cap. 7 Jesús y los astrólogos
¿Quién cree usted que proveyó la estrella que avanzaba en el cielo para guiar a los astrólogos?
Recuerde, la estrella no los condujo directamente a Jesús en Belén. Más bien, los dirigió a
Jerusalén, donde se comunicaron con Herodes, quien quería matar a Jesús. Y él hubiera hecho
aquello si Dios no hubiera intervenido y advertido a los astrólogos que no le dijeran a Herodes
dónde estaba Jesús. Era el enemigo de Dios, Satanás el Diablo, quien quería que se diera muerte a
Jesús, y se valió de aquella estrella para tratar de realizar su propósito. (Mateo 2:1-12; Miqueas
5:2.)
bh cap. 4 págs. 40-41 párr. 10 ¿Quién es Jesucristo?
10. ¿Qué enseña la Biblia sobre la existencia de Jesús antes de que viniera a la Tierra?
10 La Biblia enseña que Jesús vivió en el cielo antes de venir a la Tierra. Por ejemplo, además de
predecir que el Mesías nacería en Belén, el profeta Miqueas indicó que su origen tuvo lugar en
“tiempos tempranos” (Miqueas 5:2). De hecho, el propio Jesús dijo en muchas ocasiones que
antes de nacer como hombre había vivido en el cielo (Juan 3:13; 6:38, 62; 17:4, 5). Allí era una
criatura espiritual que disfrutaba de una relación especial con Jehová.
jd cap. 4 pág. 54 párr. 21 Jehová, el Dios que predice y cumple
21. a) ¿Qué señalaron los doce profetas acerca del Mesías? b) ¿Qué profecías mesiánicas
le resultan más interesantes?
21 Jehová también predijo la base legal para recibir perdón duradero. Sí, anunció la llegada del
Mesías, quien sacrificaría su vida humana como “rescate correspondiente” a favor de la humanidad
pecadora (1 Timoteo 2:6). Por ejemplo, Amós señaló que el Mesías, el hijo de David, llevaría a
cabo una restauración (Amós 9:11, 12; Hechos 15:15-19). Y Miqueas indicó incluso dónde nacería
Jesús, el cual ofrecería vida eterna a quienes mostraran fe en su sacrificio (Miqueas 5:2).
Asimismo, Zacarías dijo que el “Brote” (es decir, Jesús) llegaría a “sentarse y gobernar en su trono”
(Zacarías 3:8; 6:12, 13; Lucas 1:32, 33). Sin lugar a dudas, nuestra fe crecerá si examinamos más
de estas profecías (véase el recuadro “Importantes profecías acerca del Mesías”).
w70 1/11 pág. 657 párr. 21 La ley justa del Rey Eterno es la verdad
21. ¿Podemos excusar a los judíos del primer siglo y decir que no habían tenido amplia
oportunidad de conocer la verdad? ¿Por qué?
21 No se trató de que los judíos de aquel primer siglo E.C. no hubieran tenido oportunidad de
conocer la verdad. Es cierto que sus líderes los habían dirigido erróneamente. Pero en 29 E.C. Juan
el Bautista vino instándolos vigorosamente a volverse a Dios y seguir su ley. Los que prestaron
atención a Juan reconocieron fácilmente a Jesucristo. ¿Por qué? Porque la Ley había suministrado
centenares de identificaciones de él como Cristo o Mesías. No se requería credulidad ciega para
aceptarlo. Para ejemplos, vea Miqueas 5:2 en comparación con Mateo 2:5, 6; Isaías 7:14 y Mateo
1:22, 23; Génesis 49:10; Jeremías 23:5 y Hechos 2:30-36; Isaías 61:1-3 y Lucas 4:16-21.
w78 15/11 pág. 11 La Navidad... ¿es parte de la adoración verdadera?
¿Eran los llamados “tres reyes magos” adoradores del Dios verdadero? No. El lenguaje griego
original de las Escrituras Cristianas los llama magoi... magos, sacerdotes parsis (el término está
relacionado con la palabra española “mago”). Eran astrólogos de Mesopotamia, muy al oriente.
No consideraban a Jesús como su Salvador o Mesías, sino como “rey de los judíos.”—Mat. 2:1, 2.
Note otra evidencia que suministra la Biblia. En realidad fue meses después del nacimiento de
Jesús que estos astrólogos fueron a donde el rey Herodes y le dijeron que habían seguido una
estrella que habían visto ‘cuando estaban en el Oriente,’ y querían rendir homenaje al infante que
era “rey de los judíos.” Y la “estrella” que los condujo no fue una estrella verdadera, ni una
conjunción de planetas, pues solo los astrólogos informaron haberla visto. Entonces Herodes fue a
donde los líderes religiosos judíos y preguntó acerca de dónde habría de nacer el Mesías. Ellos le
citaron la profecía de Miqueas 5:2, que designaba a Belén como el lugar del nacimiento de éste.—
Mat. 2:3-6.
Ahora Herodes reunió en secreto a los astrólogos y los envió a Belén bajo mandato de que
volvieran a él a informarle. Pero la Biblia dice: “Porque se les dio advertencia divina en un sueño de
que no volviesen a Herodes, se retiraron a su país por otro camino.”—Mat. 2:7, 8, 12.
w89 1/5 pág. 14 La justicia y el nombre de Jehová ensalzados
Miqueas 5:2.—Es probable que se haya identificado a Belén Efrata como tal porque había dos
pueblos llamados Belén. Miqueas identifica al de Judá, que está situado precisamente al sur de
Jerusalén. El otro pueblo estaba en el norte lejano, en Zabulón. (Josué 19:10, 15.) “Efrata”, o
“Efrat”, era un nombre anterior para la Belén de Judá o la zona que la rodeaba. (Génesis 48:7; Rut
4:11.) Esa identificación detallada subraya la exactitud de las promesas proféticas de Dios respecto
al Mesías.
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 5:2. Todas estas profecías se cumplieron sin falta, lo cual demuestra que la palabra de
Jehová nunca falla. Los asirios destruyeron Samaria en el 740 antes de nuestra era, mientras aún
vivía Miqueas (2 Reyes 17:5, 6). Durante el reinado de Ezequías, los ejércitos asirios llegaron hasta
la mismísima Jerusalén (2 Reyes 18:13). Esta ciudad fue arrasada por los babilonios en el 607
(2 Crónicas 36:19). Y el Mesías efectivamente nació en “Belén Efrata” (Mateo 2:3-6).
w11 15/8 pág. 9 párr. 7 Esperaban al Mesías
7. ¿Dónde nació el Mesías, y por qué es significativo?
7 Nacería en Belén. Miqueas escribió: “Tú, oh Belén Efrata, el demasiado pequeño para llegar a
estar entre los miles de Judá, de ti me saldrá aquel que ha de llegar a ser gobernante en Israel,
cuyo origen es de tiempos tempranos, desde los días de tiempo indefinido” (Miq. 5:2). Como
vemos, el Mesías nacería en Belén, población que al parecer se había llamado antes Efrata. María y
su esposo José no vivían en aquella localidad de Judá, sino en Nazaret. Pero como tuvieron que ir a
Belén para inscribirse en un censo ordenado por los romanos, fue allí donde nació Jesús en el año 2
antes de nuestra era (Mat. 2:1, 5, 6). ¡Qué forma tan extraordinaria de cumplirse la profecía!
w11 1/4 pág. 5 Jesús: su origen
▪ Su verdadero origen La Palabra de Dios enseña que la vida de Jesús comenzó mucho antes de
que él naciera en Belén. La profecía de Miqueas citada anteriormente revela: “Sus orígenes se
remontan hasta la antigüedad, hasta tiempos inmemoriales” (Miqueas 5:2, Nueva Versión
Internacional). Jesús, el Hijo primogénito de Dios, fue un ser espiritual que vivió en el cielo antes
de nacer como hombre en la Tierra. Él mismo afirmó: “He bajado del cielo” (Juan 6:38; 8:23). Pero
¿cómo fue eso posible?
Fue Jehová quien hizo aquel milagro por medio de su espíritu santo. Él transfirió la vida de su
Hijo desde el cielo hasta la matriz de María, una virgen de origen judío, a fin de que naciera como
humano sin heredar ninguna imperfección. Para el Todopoderoso, lograr esto no representó
ninguna dificultad. A fin de cuentas, como dijo el ángel que le habló a María, “con Dios ninguna
cosa será una imposibilidad” (Lucas 1:30-35, 37, nota).
Pero las Escrituras nos enseñan mucho más acerca de Jesús. Gracias a los Evangelios de Mateo,
Marcos, Lucas y Juan, podemos conocer mejor su extraordinaria vida.
jd cap. 4 págs. 45-46 párr. 7 Jehová, el Dios que predice y cumple
7. ¿Por qué es importante el significado del nombre Jehová?
7 Conocer el nombre divino tiene mucho que ver con conocer las cualidades de Jehová y los
actos que él realizará (Salmo 9:10). En tiempos de Miqueas se difamaba este nombre porque
muchos de quienes lo llevaban eran muy rebeldes. Debido a este hecho, el profeta inspirado puso
de relieve “la superioridad del nombre de Jehová” y señaló que “la persona [dotada] de sabiduría
práctica temerá [dicho] nombre” (Miqueas 5:4; 6:9). ¿Por qué destacó eso? Porque existe tan
solo una esperanza realista de que el ser humano alcance un futuro perdurable, y esa esperanza
está relacionada con el rico significado del nombre divino, a saber: “Él Hace que Llegue a Ser”. Lea
Joel 2:26 y piense en lo satisfecho que puede sentirse de portar ese nombre y de hablarle a la
gente acerca de Jehová, el Dios que llega a ser lo que haga falta para provecho de sus criaturas.
Ciertamente, él ha demostrado que cuenta con la capacidad infinita de lograr lo que se proponga, y
prueba de ello es que ha cumplido multitud de profecías proclamadas por los doce profetas.
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 5:5. Esta profecía mesiánica asegura que cuando los enemigos del pueblo de Dios lo
ataquen, los siervos de Jehová serán dirigidos por “siete pastores” (número que indica plenitud) y
“ocho adalides”, es decir, por una cantidad considerable de hombres capacitados.
w10 15/5 pág. 24 párrs. 1-2 Varones, siembren con miras al espíritu y háganse disponibles para servir
1, 2. ¿Cómo se está cumpliendo Mateo 9:37, 38, y qué necesidad hay por ello en las
congregaciones?
VIVIMOS momentos históricos. Se encuentra en plena realización la obra a la que aludió
Jesucristo cuando dijo: “La mies [que hay que cosechar] es mucha, pero los obreros son pocos. Por
lo tanto, rueguen al Amo de la mies que envíe obreros a su siega” (Mat. 9:37, 38). Hoy, Jehová
está contestando dichas oraciones como nunca antes. En el año de servicio 2009 se formaron
2.031 congregaciones, lo que hace un total mundial de 105.298. Y cada día se bautizaron como
promedio 757 personas.
2 En vista del crecimiento, hacen falta más hermanos que sepan pastorear y enseñar a las ovejas
(Efe. 4:11). A lo largo de las décadas, Jehová ha levantado, o nombrado, pastores capacitados
para cuidar de ellas, y sabemos que va a seguir haciéndolo. La profecía de Miqueas 5:5 garantiza
que el pueblo de Dios contará en los últimos días con “siete pastores” y “ocho adalides”, o sea, un
número considerable de hombres con las cualidades necesarias para asumir la dirección.
w11 15/11 pág. 32 párr. 19 Hay que ayudarlos a aceptar responsabilidades
19. ¿Qué nos garantiza la profecía que habla de levantar “siete pastores, sí, ocho
adalides”?
19 Jehová bendice a los ancianos en sus esfuerzos por preparar a más varones. Y también
concede su favor a quienes se dejan ayudar y trabajan para alcanzar posiciones de servicio. Las
Escrituras prometen que él se encargará de que se levanten “siete pastores, sí, ocho adalides”, es
decir, todos los hombres capaces que hagan falta para atender su organización (Miq. 5:5). ¡Qué
contentos estamos de que haya tantos hermanos recibiendo la preparación necesaria y haciendo
humildemente todo lo posible por asumir más responsabilidades para gloria de Jehová!
w82 1/4 págs. 30-31 párr. 21 El “mayordomo” a medida que se encara a Har–Magedon
21. (a) ¿Qué prefigura la acción de batalla que Jehová tomó entonces? (b) ¿A qué se
encara la clase del “mayordomo” hoy día, y desde cuándo y a quiénes ha dado la advertencia?
21 La acción de batalla que Jehová ejecutó entonces a favor del reino suyo en Jerusalén prefiguró
la obra aún mayor que Jehová ejecutará durante “la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso”
en Har–Magedón. Entonces el ángel de destrucción que él utilizará será un arcángel, el Rey
instalado, Jesucristo, quien estará al mando de todos los ángeles celestiales. (Revelación 16:14-16;
19:11-21) El resto de la clase del “mayordomo” se encara a esta guerra de todas las guerras que
nunca se volverá a repetir. Desde el año 1919 en particular, se ha utilizado a la clase del
“mayordomo” que está a cargo de los “víveres” de la Palabra de Dios, para dar la advertencia
acerca de la venidera “guerra” que recibe el nombre de Har–Magedón. Como sucedió en el caso de
Eliaquín durante los días del rey Ezequías, los de la clase del ‘mayordomo” se encaran al venidero
ataque del “asirio” Mayor, Satanás el Diablo, y sus hordas. (Miqueas 5:5, 6) Persisten en dar la
advertencia a todos los miembros de la casa de su Amo celestial y a toda la humanidad.
w01 1/11 pág. 11 párr. 12 Jehová, el Dios de la gran paciencia
12. ¿Cómo resultó providencial para la venida del Mesías el regreso de un resto de judíos
a Judá?
12 Y así fue: un resto de los judíos exiliados regresó a Judá y reanudó la adoración a Jehová en el
templo reconstruido de Jerusalén. En la realización de los propósitos divinos, este resto llegaría a
ser como “rocío de Jehová” que refresca y trae prosperidad. También sería valeroso y fuerte como
“un león entre las bestias de un bosque” (Miqueas 5:7, 8). Esta última expresión tal vez tuvo su
cumplimiento durante la época de los Macabeos, cuando los judíos, encabezados por dicha familia,
expulsaron de la Tierra Prometida a sus enemigos y volvieron a dedicar el templo, que había sido
profanado. De ese modo se conservaron la tierra y el templo para que otro resto fiel pudiera recibir
al Hijo de Dios cuando este se presentara como el Mesías (Daniel 9:25; Lucas 1:13-17, 67-79;
3:15, 21, 22).
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 5:7, 8. Para muchos, los cristianos ungidos son “como rocío de Jehová”, una bendición
divina. La razón es que Dios los utiliza para proclamar el mensaje del Reino. Al predicar junto con
los ungidos, las “otras ovejas” también contribuyen a reconfortar espiritualmente al prójimo (Juan
10:16). ¡Qué privilegio es participar en una obra que consuela tanto a la gente!
km 12/02 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
17. ¿Al proclamar qué mensaje de Jehová ha sido el resto como león entre las naciones?
(Miq. 5:8.) [Lectura semanal de la Biblia; véase w82 15/6 pág. 23 §10.] Ha sido como un
león en cuanto a denuedo al proclamar “el día de la venganza de parte de nuestro
Dios”, pues ha anunciado a los adversarios del Reino establecido de Dios que serán
destruidos en Armagedón por el Rey Guerrero de Jehová, Jesucristo, “el León que es
de la tribu de Judá” (Isa. 61:1-3; Rev. 5:5).
w82 15/6 pág. 23 párr. 10 Los ‘pueblos tienen que afluir’ a la adoración dadora de vida
10. El resto ha sido como un león entre las naciones al proclamar ¿qué mensaje de
Jehová?
10 Así, han predicado el mensaje del reino que ha sido establecido y que bendecirá a la clase de
las “ovejas” y destruirá a la clase de las “cabras.” (Mateo 25:31-46) Al proclamar el “día de la
venganza de parte de nuestro Dios” han sido como un león en cuanto a denuedo, pues les han
anunciado a los adversarios del reino establecido de Dios que en Har–Magedón el Rey Guerrero de
Jehová, Jesucristo, “el León que es de la tribu de Judá,” los destruirá.—Isaías 61:1-3; Revelación
5:5.
po cap. 8 págs. 101-102 párr. 23 La selección divina según el “propósito eterno”
3. Todos esos rasgos: cetro, bastón de mando, obediencia de los pueblos, comparación
con un león, ¿qué denotan para Judá?
23 Notemos que Jacob compara a Judá con un león. Miqueas 5:8 asemeja al león a un rey
animal del bosque. Ezequiel 19:1-9 compara con leones a los reyes del reino de Judá. Así, el que
Jacob compare a Judá con un león encaja bien con el hecho de que el cetro no había de ‘apartarse
de Judá,’ lo cual daba a entender que Judá ya tenía el cetro y no lo perdería o sería privado de él.
El que éste era el cetro de la posición de rey está sostenido por el hecho de que el cetro estaba
vinculado con el “bastón de mando,” que tampoco había de apartarse de Judá antes que viniera
Silo. Además, a Judá, representado por este Silo, “pertenecerá la obediencia de los pueblos.”
(Génesis 49:10) ¡Todos estos rasgos acerca de Judá denotan realeza!
jd cap. 13 pág. 170 párr. 8 “Proclamen esto entre las naciones”
8. ¿Por qué se compara a “los restantes de Jacob” con un león?
8 En la profecía de Miqueas, quienes ofrecen “los toros jóvenes de [sus] labios” se asemejan a un
león. El profeta escribió: “Los restantes de Jacob tienen que llegar a ser entre las naciones [...]
como un león entre las bestias de un bosque, como un leoncillo crinado entre hatos de ovejas, el
cual, cuando realmente pasa a través, ciertamente huella así como también despedaza; y no hay
libertador” (Miqueas 5:8). ¿Por qué se los compara con un león? Porque el pueblo de Dios, con el
resto ungido al frente, debe ser hoy tan valiente como este animal al proclamar la advertencia a las
naciones.
w05 1/11 pág. 16 párrs. 4-5 Jehová es nuestro Pastor
4, 5. ¿Cómo describe la Biblia las características de la oveja?
4 Las Escrituras le atribuyen muchos títulos a Jehová, de los cuales el de “Pastor” es uno de los
más tiernos (Salmo 80:1). Para entender mejor por qué es tan adecuada esta designación,
conviene conocer dos cosas: primero, la naturaleza de las ovejas, y segundo, las tareas y
cualidades de un buen pastor.
5 La Biblia alude con frecuencia a las características de la oveja, a la que describe como un
animal manso (Isaías 53:7), indefenso (Miqueas 5:8) y que corresponde fácilmente al afecto del
pastor (2 Samuel 12:3). Un escritor que crió ovejas durante muchos años observó: “Las ovejas
no ‘se cuidan solas’, como podría creerse. Exigen, más que cualquier otra clase de ganado, infinita
atención y meticuloso cuidado”. Estas criaturas desvalidas necesitan de un pastor amoroso para
sobrevivir (Ezequiel 34:5).
w82 15/6 pág. 13 párr. 12 El día de juicio de los dioses
12. ¿Cómo ejecuta ahora Jehová un juicio discernible contra todos esos dioses falsos?
12 Pero ahora ha llegado el tiempo para que Jehová el Dios Todopoderoso los juzgue a todos ellos
y termine con todas las formas de adoración que se les rinden por medio de templos, sacerdotes,
ídolos o imágenes esculpidas, ritos y sacrificios. Mediante su profeta Miqueas, Jehová dio a conocer
su propósito irrevocable de hacer esto en el caso del Israel típico de la antigüedad al decir:
“Ciertamente cortaré las hechicerías de tu mano, y ningún practicante de magia continuarás
teniendo. Y ciertamente cortaré tus imágenes esculpidas y tus columnas de en medio de ti, y ya no
te inclinarás a la obra de tus manos. Y ciertamente desarraigaré tus postes sagrados de en medio
de ti y aniquilaré tus ciudades. Y en cólera y en furia ciertamente ejecutaré venganza sobre las
naciones que no han obedecido.”—Miqueas 5:12-15.
CAPITULO 6
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 6:3, 4. Imitemos a Jehová Dios y tratemos con bondad y compasión incluso a los que
tienen un carácter difícil o están débiles espiritualmente.
si pág. 57 párr. 28 Libro bíblico número 9: 1 Samuel
28. ¿Cómo se recalca la obediencia, y qué consejo de Primero de Samuel repiten
posteriormente otros escritores de la Biblia?
28 Entre todas las palabras provechosas de este libro que debemos recordar claramente están las
que Jehová hizo que Samuel pronunciara bajo inspiración como juicio para Saúl por no “borrar la
mención de Amaleq de debajo de los cielos”. (Deu. 25:19.) La lección de que ‘la obediencia es
mejor que el sacrificio’ se repite en diferentes circunstancias en Oseas 6:6, Miqueas 6:6-8 y
Marcos 12:33. (1 Sam. 15:22.) ¡Es esencial que hoy nos beneficiemos de este registro inspirado
mediante obedecer cabal y completamente la voz de Jehová nuestro Dios! También se nos exhorta
a la obediencia en cuanto a reconocer la santidad de la sangre en 1 Samuel 14:32, 33. El comer
carne sin escurrir apropiadamente la sangre se consideró ‘pecar contra Jehová’. Esto también aplica
a la congregación cristiana, como se evidencia en Hechos 15:28, 29.
su cap. 20 págs. 155-156 párr. 7 ‘El chico llega a ser una nación poderosa’
7. Por el modo como se predice el aumento, ¿de qué manera muestra Jehová lo que él ve
como verdaderamente precioso?
7 Al tiempo de la reconstrucción del templo de Jehová en Jerusalén, él impulsó a su profeta Ageo
a anunciar: “‘Ciertamente meceré todas las naciones, y las cosas deseables de todas las naciones
tienen que entrar; y ciertamente llenaré esta casa de gloria,’ ha dicho Jehová de los ejércitos”
(Ageo 2:7). Con el tiempo, ese mecer y sacudir a las naciones las lleva a su destrucción, pero antes
de que eso suceda “las cosas deseables de todas las naciones” tienen que ser recogidas de entre
ellas y traídas al gran templo espiritual de Jehová, su casa universal de adoración. Aquí hallarán
seguridad cuando el mundo se desplome en ruinas. Estos adoradores vivos son preciosos para
Jehová. La riqueza material de ellos no es lo que él desea (Miqueas 6:6-8). Lo de mayor valor que
ellos pueden dar a Jehová es su adoración dada con toda el alma. Ellos vienen con ofrendas de
devoción desde el corazón y servicio celoso, y todos ‘anuncian las alabanzas de Jehová’. ¡Cuánto
gozo ha causado a los siervos leales de Jehová, tanto en el cielo como en la Tierra, la manifestación
de estas personas!
tr cap. 3 pág. 21 párr. 11 ¿Quién es Dios?
11. Aun si no entendemos por qué se ha dado cierta ley de Dios, ¿qué nos impulsará a
obedecerla?
11 Con Jehová hay “sabiduría y poderío; él tiene consejo y entendimiento.” (Job 12:13) Evidencia
de su sabiduría se ve en todas sus obras creativas, tanto en el cielo como en la Tierra. Bien
podemos preguntar, entonces: “¿Por qué debería alguien alguna vez dudar de la sabiduría de
Dios?” La Biblia muestra que sus requisitos son para nuestro bien, con nuestro bienestar eterno en
mira. Es cierto que quizás haya ocasiones en que nosotros, como humanos con conocimiento y
experiencia limitados, no comprendamos plenamente por qué cierta ley dada por Dios es tan
importante, o cómo realmente funciona para nuestro bien. Sin embargo, nuestra firme creencia en
que Dios obviamente sabe mucho más que nosotros, que su experiencia es mucho más extensa
que la nuestra, y que lo que él hace es para nuestro bien eterno, nos impulsará a obedecerlo con
un corazón dispuesto.—Salmo 19:7-11 [18:8-12, TA]; Miqueas 6:8.
fy cap. 2 pág. 18 párrs. 8-10 Cómo prepararse para tener éxito en el matrimonio
8-10. ¿Qué consejo da la Biblia sobre la preparación para el matrimonio?
8 La Biblia nos anima a permitir que el espíritu santo de Dios actúe en nosotros a fin de producir
cualidades como “amor, gozo, paz, gran paciencia, benignidad, bondad, fe, apacibilidad,
autodominio”. También nos dice que ‘seamos hechos nuevos en la fuerza que impulsa nuestra
mente’, y que ‘nos vistamos de la nueva personalidad que fue creada conforme a la voluntad de
Dios en verdadera justicia y lealtad’. (Gálatas 5:22, 23; Efesios 4:23, 24.) La aplicación de este
consejo durante la soltería es como depositar dinero en el banco: producirá dividendos en el futuro,
después de casados.
9 Por ejemplo, en el caso de la mujer, puede aprender a prestar más atención a “la persona
secreta del corazón” que a su apariencia física. (1 Pedro 3:3, 4.) La modestia y el juicio sano la
ayudarán a tener sabiduría, que es una verdadera “corona de hermosura”. (Proverbios 4:9;
31:10, 30; 1 Timoteo 2:9, 10.) En cuanto al hombre, puede aprender a tratar a las mujeres con
amabilidad y respeto. (1 Timoteo 5:1, 2.) Asimismo, debe aprender a tomar decisiones y a asumir
responsabilidades, y también a ser modesto y humilde. Las actitudes dominantes provocan muchos
problemas en el matrimonio. (Proverbios 29:23; Miqueas 6:8; Efesios 5:28, 29.)
10 Aunque cambiar el modo de ser en estos campos no es fácil, es algo en lo que todos los
cristianos debemos trabajar, y, además, nos ayudará a ser mejores cónyuges
sh cap. 1 págs. 11-12 párr. 18 ¿Por qué interesarnos en otras religiones?
18. ¿Por qué importa lo que uno crea?
18 Sin embargo, aunque la tolerancia y la comprensión son necesarios, eso no significa que no
importa lo que uno crea. Como dijo el historiador Geoffrey Parrinder: “A veces se dice que todas las
religiones tienen la misma meta, o que son caminos iguales hacia la verdad, o hasta que todas
enseñan las mismas doctrinas [...] No obstante, los aztecas de la antigüedad, quienes alzaban
hacia el Sol el corazón todavía palpitante de sus víctimas, de seguro no tenían una religión tan
buena como la del pacífico Buda”. Además, en lo referente a adoración, ¿no es Dios mismo quien
debe determinar lo que es o no es aceptable? (Miqueas 6:8.)
jd cap. 14 págs. 181-182 párr. 7 “Una bendición hasta que no haya más carencia”
7. ¿Qué preguntas debe hacerse cada uno de nosotros sobre el estado en que se
encuentra a los ojos de Dios?
7 Aunque hoy el pueblo de Dios, como colectividad, se encuentra ya en un estado de pureza,
¿qué hay de cada uno de nosotros? Hacemos bien en preguntarnos: “¿Tendré yo que corregir
determinados aspectos de mi modo de pensar y comportarme? ¿Será necesario que refine mi
conducta, tal como Jehová refinó a los ungidos?”. Ya hemos visto que los doce profetas señalaron
algunas actitudes y acciones positivas, así como otras de carácter negativo. De esta manera nos
ayudan a contestar debidamente esta pregunta: “¿Y qué es lo que Jehová está pidiendo de vuelta
de ti[?]” (Miqueas 6:8). Notamos que dice “de ti”. Con estas palabras se destaca que le toca a uno
mismo analizar si debe purificarse o refinarse aún más.
jd cap. 6 págs. 76-77 párr. 14 Demostremos que conocemos a Dios haciendo “que la
justicia fluya”
14. En vista de la advertencia de Miqueas, ¿qué injusticias debemos evitar?
14 ¿Qué puede decirse hoy de la advertencia de Miqueas sobre pesas y medidas alteradas?
¿Influye en la forma en que conducimos nuestros negocios o nos comportamos como empleados?
Desde luego, debería darnos en qué pensar, pues existen muchas maneras de defraudar a la
clientela. Veamos algunas. Hay contratistas deshonestos que preparan el hormigón con menos
cemento de lo habitual o de lo estipulado por ley. Otros profesionales usan en las zonas ocultas
materiales de una calidad que no corresponde al precio abonado. Y hay comerciantes que hacen
pasar por nuevos artículos usados. Seguramente hemos oído hablar de estos y otros “trucos del
oficio” utilizados para aumentar las ganancias. ¿Sentimos la tentación de emplearlos? Un libro
reciente sobre la protección del derecho a la intimidad señala que los testigos de Jehová “creen que
el Creador los observa, y la mayoría preferiría morir antes que robar”. Y añade: “Están muy
solicitados en los negocios que manejan grandes sumas de dinero”. ¿Por qué? Porque los cristianos
verdaderos viven conscientes de que Jehová les “está pidiendo [...] ejercer justicia” en todo,
incluidos los negocios y las finanzas (Miqueas 6:8).
g04 8/8 pág. 6 Cómo alimentar el deseo de aprender
relativa, no absoluta. Las matemáticas, por ejemplo, pueden tener muchas aplicaciones, pero
no aportan principios morales.
Por otro lado, la Biblia nos exhorta a ser equilibrados en la cantidad de tiempo que dedicamos a
la formación académica, al decir: “El hacer muchos libros no tiene fin, y el aplicarse mucho a ellos
es fatigoso a la carne” (Eclesiastés 12:12). Hay que reconocer que el joven precisa una buena
educación básica, pero no debería usar todo su tiempo en obtenerla. También necesita dedicarse a
otras actividades sanas, sobre todo las de carácter espiritual, que son las que forman la
personalidad.
Otra faceta de la espiritualidad bíblica es la modestia (Miqueas 6:8). La persona modesta
reconoce sus limitaciones y no cae víctima de la ambición insaciable y la competitividad despiadada
que se observan en numerosos centros de estudios. Estos rasgos perniciosos “generan depresión”,
informa la revista India Today. Seamos jóvenes o mayores, a todos nos va mejor cuando seguimos
consejos bíblicos como este: “No nos hagamos egotistas, promoviendo competencias unos con
otros, envidiándonos unos a otros”. O también: “Que cada uno pruebe lo que su propia obra es, y
entonces tendrá causa para alborozarse respecto de sí mismo solo, y no en comparación con la otra
persona” (Gálatas 5:26; 6:4).
g 6/10 pág. 9 Cómo controlar el estrés
Un médico confirma la importancia de aplicar dichos consejos bíblicos, especialmente en estos
tiempos. “Tratar con respeto a los demás —comenta— alivia mucho el estrés.” La Biblia también
nos ayuda a ser modestos, es decir, a no sobrestimar nuestras habilidades (Miqueas 6:8).
Dios espera que reconozcamos humildemente nuestras limitaciones físicas, mentales y
emocionales, así como el hecho de que no podemos hacer todo lo que quisiéramos. Por mucho que
nos cueste, necesitamos aprender a decir que no cuando nos pidan hacer cosas que, siendo
realistas, no podamos realizar.
Desde luego, esto no quiere decir que si aplicamos los consejos bíblicos mencionados,
desaparecerá por completo nuestro estrés. Lo cierto es que Satanás, el Diablo, ha centrado sus
ataques en los siervos de Dios para demostrar que dejarán de adorar a Dios si se ven bajo mucho
estrés (Revelación 12:17). No obstante, como hemos visto, nuestro Creador nos ofrece ayuda de
muchas maneras para reducir y combatir el estrés.
w77 1/2 págs. 81-82 párrs. 4-5 “Que el aguante tenga completa su obra”
4, 5. Usando las palabras del apóstol Pedro en 2 Pedro 1:5-7, muestre, desde el punto de
vista de Dios, cómo el aguante perseverante tiene propósito.
4 El apóstol Pedro muestra cómo obra el aguante perseverante. Dice: “Suministren . . . a su
perseverancia devoción piadosa, a su devoción piadosa cariño fraternal, a su cariño fraternal
amor.”—2 Ped. 1:5-7.
5 Desde el punto de vista de Dios, entonces, el aguante perseverante de uno tiene un
propósito... producir gente de devoción piadosa, gente que tenga cariño fraternal. Adicionalmente,
desarrolla en esas personas mayor amor y las mueve a expresarlo a sus congéneres en este
mundo. Son personas de esta clase las que Dios quiere que vivan en su nuevo sistema de cosas.
Por supuesto, Jehová Dios no disfruta de ver que sus siervos en la Tierra se vean obligados a sufrir
y aguantar penalidades, sino que quiere refinarlos a fin de que naturalmente, de corazón, puedan
cumplir completamente lo que él pide de las criaturas humanas, a saber, ‘que ejerzan justicia y
amen la bondad y sean modestas al andar con su Dios.’ (Miq. 6:8) La manera en que Dios hace
esto es por medio de nuestro aguante y perseverancia. Por lo tanto, el aguante es de suma
importancia.
w84 1/8 pág. 22 párr. 12 Cultive la modestia cristiana
12. ¿Cómo puede una buena relación con Dios ayudarnos a ser modestos?
12 El cultivar una relación estrecha con Jehová también nos ayudará a ser siempre modestos. Se
espera que seamos modestos al andar con nuestro Dios (Miqueas 6:8). Al grado que
consideremos como una realidad al Creador, su grandeza, su majestad y sus atributos, a ese
mismo grado nos comportaremos con la debida modestia. Queremos tener la misma actitud mental
que tuvo Moisés, quien “continuó constante como si viera a Aquel que es invisible” (Hebreos
11:27). Somos como niñitos sujetados de la mano de nuestro Padre celestial. El que nos
alimentemos con regularidad de la Palabra de Jehová y ‘persistamos en la oración’, sí, el que
‘oremos incesantemente’, nos ayudará a tener una excelente relación íntima con Dios. (Romanos
12:12; 1 Tesalonicenses 5:17.)
w85 15/12 pág. 30 ¿Recuerda usted?
□ ¿Qué significa ‘andar con Dios’ (Miqueas 6:8)?
‘Andar con Dios’ significa adoptar un modo de vivir que armonice con la voluntad y el propósito
revelados de Dios. (1 Corintios 10:31.)—1/9, página 5.
w87 15/9 págs. 14-15 párr. 17 ¡Es mortífero respirar el “aire” de este mundo!
17. ¿Cómo pueden revelar las modas en el vestir y el arreglo personal que el espíritu de
este mundo ha influido en uno?
17 Otro aspecto del “aire” de este mundo se relaciona con las modas en el vestir y en el arreglo
personal. En el mundo, muchas personas se visten con el fin de presentar atractivo sexual. Hasta
jovencitos que todavía no son adolescentes quieren parecer mayores y acentúan lo sexual en su
vestir y arreglo. ¿Le afecta este “aire” o actitud tan común? ¿Se viste usted para excitar, para
seducir, para despertar indebidamente el interés de las personas del sexo opuesto? Si así es, está
jugando con fuego. El respirar este “aire” ahogará su espíritu de modestia, su deseo de
comportarse con castidad. (Miqueas 6:8.) Usted atraerá a personas que tienen espíritu mundano.
Las acciones suyas les comunicarán el mensaje de que quiere unirse a ellas en la inmoralidad. Pero
¿por qué empezar a ir en esa dirección dejándose atraer por ese “aire” hacia lo que es malo a la
vista de Dios?
w88 15/3 pág. 19 párrs. 14-15 Servicio a Jehová como colaboradores que confían en él
14, 15. a) ¿Qué significados tiene la palabra “modesto”? b) ¿Qué significado de
“modesto” nos interesa, y por qué? c) ¿Por qué deben los cristianos ‘asignarse un
valor moderado en cuanto a sus aptitudes o su valía’?
14 La palabra “modesto” tiene varios significados. Puede referirse a lo que no es ostentoso, o al
que es ‘humilde, falto de engreimiento o de vanidad’. O puede significar castidad, porque modestia
es “virtud que modera, templa y regla las acciones externas”, como al observar lo que es apropiado
respecto al vestir y el comportamiento. (1 Timoteo 2:9.) También existe el significado de
“modestia” que especialmente nos interesa ahora, es decir, estar al tanto de nuestras propias
limitaciones, o virtud ‘que contiene al hombre en los límites de su estado, según lo conveniente a
él’, como cuando uno se asigna un valor moderado en cuanto a sus aptitudes o su valía. Nunca
pudiéramos estar entre los colaboradores de Jehová si opináramos demasiado de nosotros mismos
y atrajéramos la atención a nosotros mismos en vez de dirigirla principalmente a Jehová Dios.
15 Parece que ‘asignarnos un valor moderado en cuanto a nuestras aptitudes o nuestra valía’ es
el significado que debemos enlazar con la palabra hebrea vertida “modesto” en Miqueas 6:8. Esto
se desprende de la manera como se usa esa palabra en el único otro lugar donde aparece en las
Escrituras Hebreas. En Proverbios 11:2 se contrasta, no con la inmundicia sexual, sino con la
presuntuosidad, que es el resultado de tenerse en mucho uno mismo. Ahí leemos: “¿Ha venido la
presunción? Entonces vendrá la deshonra; pero la sabiduría está con los modestos”. El ser modesto
va junto con temer a Jehová, algo que también se asocia con la sabiduría. (Salmo 111:10.) El que
es modesto teme a Jehová porque reconoce la gran diferencia que hay entre él y Dios, entre la
justicia y el poder de Jehová y la imperfección y las debilidades suyas. Por eso, el que es modesto
obra su propia salvación con temor y temblor. (Filipenses 2:12.)
w03 15/12 pág. 30 ¿Recuerda usted?
Según Miqueas 6:8, ¿qué espera Dios de nosotros?
Es preciso “ejercer justicia”. El modo como hace Dios las cosas es lo que establece la norma de lo
que es justo, de modo que hemos de defender Sus principios de honradez e integridad. Él también
nos manda “amar la bondad”, y los cristianos manifestamos bondad amorosa al ayudar a los
necesitados, por ejemplo tras situaciones catastróficas. A fin de “ser modestos al andar con”
Jehová, tenemos que reconocer nuestras limitaciones y confiar en él.—15/8, páginas 20-22.
w04 15/10 pág. 11 párrs. 12-13 ¿Estará usted en el Paraíso?
12, 13. ¿Qué debemos hacer para permanecer en el paraíso espiritual?
12 Sin embargo, hay algo que no debemos pasar por alto. Dios dijo a los israelitas: “Tienen que
guardar todo el mandamiento que [les] estoy mandando hoy, para que se hagan fuertes y
verdaderamente entren y tomen posesión de la tierra” (Deuteronomio 11:8). En Levítico 20:22, 24
se menciona esa misma tierra: “Ustedes tienen que guardar todos mis estatutos y todas mis
decisiones judiciales y ponerlos por obra, para que no los vomite la tierra a la cual los llevo para
que moren en ella. Por lo tanto les dije a ustedes: ‘Ustedes, por su parte, tomarán posesión del
suelo de ellas, y yo, por mi parte, se lo daré para que tomen posesión de él, tierra que mana leche
y miel’”. En efecto, la posesión de la Tierra Prometida dependía de que tuvieran una buena relación
con Jehová Dios. Como no fueron obedientes, Dios permitió que los babilonios los conquistaran y se
los llevaran lejos de su hogar.
13 En nuestro paraíso espiritual recibimos numerosas bendiciones. El ambiente es sosegado y
agradable a la vista. Estamos en paz con cristianos que han luchado contra características animales
y que procuran ser bondadosos y serviciales. No obstante, permanecer en el paraíso espiritual
exige más que llevarse bien con ellos. Es preciso que tengamos una buena relación con Jehová y
que hagamos su voluntad (Miqueas 6:8). Aunque hemos entrado en el paraíso espiritual de
manera voluntaria, poco a poco podríamos alejarnos —o ser echados de él— si no nos esforzamos
por conservar nuestra buena relación con Dios.
w05 1/11 pág. 21 párrs. 1-2 ¿Andará usted con Dios?
1, 2. ¿Cómo se asemejan los sentimientos de Jehová por nosotros a los de un padre que
enseña a andar a su hijo?
EL BEBÉ, tambaleante, trata de agarrar los brazos extendidos de su padre o su madre al tiempo
que da sus primeros pasos. Aunque la ocasión pudiera parecer de poca importancia, para los
padres es todo un hito, un momento que los llena de expectativas. Están ansiosos por caminar de
la mano con su hijo en los meses y años por venir; esperan guiarlo y prestarle apoyo de muchas
maneras por largo tiempo.
2 Jehová Dios siente algo parecido por sus hijos terrestres. En cierta ocasión dijo refiriéndose a
su pueblo Israel (simbolizado por Efraín): “[Yo] enseñé a Efraín a andar, tomándolos sobre mis
brazos [...]. Con las sogas del hombre terrestre seguí atrayéndolos, con las cuerdas del amor”
(Oseas 11:3, 4). Aquí Jehová se asemeja a un padre cariñoso que con paciencia enseña a andar a
su hijo y lo carga en sus brazos cuando se cae. Jehová, el Padre por excelencia, ansía enseñarnos a
andar, y le causa placer acompañarnos a medida que progresamos. Como indica el texto temático,
es posible andar con él (Miqueas 6:8). Ahora bien, ¿qué significa andar con Dios? ¿Por qué
debemos hacerlo? ¿Cómo lo logramos? ¿Y cuáles son los beneficios? Analicemos estas cuatro
preguntas una por una.
w10 1/11 pág. 5 No compararse con los demás
Entonces, ¿qué es lo que aumenta nuestro valor a los ojos de Dios? Por inspiración divina, el
profeta Miqueas escribió: “Él te ha dicho, oh hombre terrestre, lo que es bueno. ¿Y qué es lo que
Jehová está pidiendo de vuelta de ti sino ejercer justicia y amar la bondad y ser modesto al andar
con tu Dios?” (Miqueas 6:8). Si seguimos este consejo, Dios cuidará de nosotros (1 Pedro 5:6, 7).
¿Acaso hay mayor motivo de satisfacción que ese?
jd cap. 9 pág. 123 párr. 22 Tratemos a los demás como Dios quiere
22. ¿Qué ejemplo muestra que es posible no recurrir a la violencia aunque muchos lo
hagan?
22 Hay quienes tratan de excusar su conducta agresiva. Dicen: “Soy así porque mi familia era
violenta”. O: “Los de mi país (o mi cultura) somos de sangre caliente, más impetuosos”. Pero
cuando Miqueas condena a los “ricos [porque] se han llenado de violencia”, no indica que les sea
imposible evitarlo por haber crecido entre tanta brutalidad (Miqueas 6:12). Noé vivió en una
época en que la Tierra “se llenó de violencia”, y sus hijos se criaron en ese ambiente. Pero ¿se
volvieron agresivos? De ningún modo, pues “Noé halló favor a los ojos de Jehová”. Por ello, tanto él
como sus hijos, que copiaron su ejemplo, sobrevivieron al Diluvio (Génesis 6:8, 11-13; Salmo
11:5).
w79 1/11 pág. 13 “¡No es culpa mía!”
Sea que el cristiano esté tratando con un miembro de su familia o con alguien de fuera de la
casa, debe obrar de manera que inspire confianza. La persona que se resuelve a lograr sus fines sin
importarle el bienestar de los demás puede sentirse tentada a recurrir a planes engañosos; supone
que el fin deseado justifica los medios que use para lograrlos. Pero, ¿qué pasa frecuentemente
cuando otros descubren que un compañero ‘tiene una lengua mañosa en la boca’? (Miq. 6:12)
Probablemente en el futuro no confíen en la persona engañosa y quizás la mantengan alejada de
ellos. Puede que esta situación perturbe al engañador. Pero si él mismo hace que esto le ocurra,
¿puede decir: “No es culpa mía”?
jd cap. 8 págs. 105-107 párrs. 16-17 ¿Qué pide Jehová de usted?
16, 17. a) ¿Qué muestras de codicia eran comunes en el tiempo de Amós y en el de
Miqueas? b) ¿Cómo ve Dios la avidez?
16 La bondad y la benignidad también mueven a los cristianos a evitar la avidez. En tiempos de
Amós era común la codicia más extrema. Algunos individuos eran depredadores insaciables
dispuestos a “vend[er] a alguien justo” —a su propio hermano en la fe— “por simple plata” (Amós
2:6). En la época de Miqueas ocurría más o menos igual, pues los ricos de Judá arrebataban a la
gente indefensa sus posesiones, tomándolas por la fuerza si hacía falta (Miqueas 2:2; 3:10).
Al apoderarse de los campos de sus vecinos, esos saqueadores violaban la Ley de Jehová. Sí,
incumplían el último de los Diez Mandamientos y las normas que prohibían la venta a perpetuidad
de las tierras de la familia (Éxodo 20:13, 15, 17; Levítico 25:23-28).
17 Vender y esclavizar seres humanos quizás no sea tan frecuente hoy como en tiempos de los
profetas. Pero ¿qué diremos de lucrarse a costa del prójimo o explotarlo? El cristiano que ama la
bondad nunca se aprovecha de sus hermanos en la fe. Por ejemplo, comprende que no sería justo
ni bondadoso emprender un negocio o promover una inversión donde ellos fueran los principales
clientes. En la Biblia, Dios nos advierte contra la avidez, y ciertamente sería una muestra de avidez
hacer planes para enriquecerse a corto plazo a costa de otros cristianos (Efesios 5:3; Colosenses
3:5; Santiago 4:1-5). Pero la avidez no solo se manifiesta en el amor al dinero, sino también en el
afán de poder e incluso en el deseo descontrolado de comida, bebida, sexo u otras cosas. Miqueas
dirigió estas palabras a la persona interesada e insaciable: “No te satisfarás”. Igual les ocurrirá a
quienes hoy tienen esa actitud (Miqueas 6:14).
CAPITULO 7
jd cap. 3 págs. 33-34 párr. 10 El día de Jehová: un tema importantísimo
10. Según pudo ver Miqueas, ¿qué otra razón tiene Jehová para intervenir?
10 Dios tiene otra razón para intervenir. Para saber cuál es, retrocedamos al siglo VIII antes de
nuestra era, cuando Miqueas profetizó en Judá. Hablando como si él fuera la nación, dijo que era
como una viña o un huerto tras la cosecha, cuando ya no tiene uvas ni higos. Así le ocurría a Judá:
apenas le quedaban personas justas. Los israelitas andaban a la caza unos de otros, siempre al
acecho para derramar sangre. Y sus dirigentes y jueces solo pensaban en su propio provecho
(Miqueas 7:1-4). Si usted hubiera vivido en aquella sociedad, ¿cómo se habría sentido?
Seguramente se habría compadecido de las víctimas inocentes. Pues bien, mucho más dolor siente
Jehová cada vez que ve a los oprimidos. Hoy, cuando él examina a la humanidad, ¿qué cree usted
que ve? Que los opresores se aprovechan sin piedad de la gente, atacándola con violencia.
También ve que, en comparación con la población del mundo, son pocos los leales. Pero
no perdamos la esperanza. Por amor a las víctimas, Jehová hará justicia (Ezequiel 9:4-7).
lv cap. 14 pág. 170 párr. 18 Honrados en todas las cosas
18. ¿Por qué es tan valiosa la fama de ser honrado?
18 Pocas cosas hay tan valiosas como la fama de ser decente y cumplidor (véase el recuadro
“¿Soy realmente honrado?”, en la página 167). Y es algo que está al alcance de todos. No depende
de factores que quizás escapen a nuestro control, como el talento, la riqueza, la apariencia o la
posición social. Con todo, el buen nombre de que disfrutamos es un tesoro poco común (Miqueas
7:2). Así, aunque haya quienes se burlen de que seamos honrados, otros nos respetarán y nos
darán su confianza. Tal vez hasta salgamos ganando económicamente. ¿Cómo es posible?
En muchos casos, los testigos de Jehová conservan el empleo cuando se despide a trabajadores
deshonestos, o son elegidos para cargos que requieren gente de probada fidelidad.
cl cap. 28 pág. 282 párr. 6 “Solo tú eres leal”
6. a) ¿Hasta qué grado es infrecuente la lealtad entre los seres humanos, y cómo indica
este hecho la Biblia? b) ¿Cuál es la mejor manera de aprender lo que implica la
lealtad, y por qué?
6 Ciertamente, tal lealtad es infrecuente hoy día. Muchos compañeros allegados están
“dispuestos a hacerse pedazos” mutuamente, y cada vez oímos de más personas que abandonan a
sus cónyuges (Proverbios 18:24; Malaquías 2:14-16). Las traiciones son tan comunes, que quizás
repitamos para nosotros las palabras del profeta Miqueas: “El leal ha perecido de la tierra”
(Miqueas 7:2). Aunque los seres humanos a menudo actúan sin bondad amorosa, la lealtad es
una característica sobresaliente de Jehová. De hecho, la mejor manera de aprender lo que implica
esta cualidad es examinar cómo expresa él esta maravillosa faceta de su amor.
w96 15/3 pág. 10 párrs. 2-3 ¡Contemplen a los leales!
2, 3. a) ¿Por qué supone una prueba ser leal? b) ¿Quiénes se han alineado contra los
cristianos verdaderos que se esfuerzan por ser leales?
2 Ser leal supone una prueba. ¿Por qué? Porque rivaliza con el interés propio. El clero de la
cristiandad va a la cabeza de los que son desleales a Dios. Además, nunca se había generalizado
tanto la deslealtad como en el matrimonio hoy día; el adulterio es una práctica corriente. También
en el mundo de los negocios reina la deslealtad. A este respecto se nos informa: “Hoy día muchos
gerentes y otros profesionales [...] creen que solo los tontos e incautos son leales a sus empresas”.
Se menosprecia a las personas “demasiado leales”. “Hay que ser leal primero y únicamente a uno
mismo”, aseveró el presidente de una firma dedicada a la consultoría gerencial y la búsqueda de
ejecutivos. No obstante, hablar de lealtad a uno mismo es prostituir el significado del término. Tal
actitud nos recuerda las palabras de Miqueas 7:2: “El leal ha perecido de la tierra”.
3 En un plano mucho más significativo, Satanás y sus demonios se han alineado contra nosotros
y están empeñados en quebrantar nuestra lealtad a Dios. Por esta razón, Efesios 6:12 alerta a los
cristianos: “Tenemos una lucha, no contra sangre y carne, sino contra los gobiernos, contra las
autoridades, contra los gobernantes mundiales de esta oscuridad, contra las fuerzas espirituales
inicuas en los lugares celestiales”. En consecuencia, es preciso hacer caso de la advertencia:
“Mantengan su juicio, sean vigilantes. Su adversario, el Diablo, anda en derredor como león
rugiente, procurando devorar a alguien”. (1 Pedro 5:8.)
w82 15/6 pág. 25 párr. 15 Los ‘pueblos tienen que afluir’ a la adoración dadora de vida
15. ¿El que uno cumpla el requisito de Dios que se expone en Miqueas 6:8 ¿deja lugar o
no a que uno permanezca en la cristiandad? ¿Por qué?
15 Con respecto a la cristiandad, lo que hoy día corresponde al Israel desleal, Miqueas 7:2, 6
dice: “El leal ha perecido de la tierra, y entre la humanidad no hay ningún recto. ... los enemigos
de un hombre son los hombres de su casa.” A fin de escapar de las consecuencias de esta
condición corrupta, ¿qué es preciso que hagan aun los llamados cristianos que son parte de la
cristiandad moderna? ¿Hacer sacrificios materiales mientras siguen siendo parte de la organización
religiosa corrupta? ¡No! En vez de eso, tienen que obrar en armonía con lo que se declara en
Miqueas 6:8: “El te ha dicho, oh hombre terrestre, lo que es bueno. ¿Y qué es lo que Jehová está
pidiendo de vuelta de ti sino ejercer justicia y amar la bondad y ser modesto al andar con tu Dios?”
Para cumplir con este requisito divino hay que salirse hasta de la cristiandad, puesto que las
afirmaciones que ella hace de ser cristiana son falsas. La corrupción religiosa y moral de ella son
prueba de eso. El que uno permanezca en ella y trate de reformarla jamás tendrá éxito. El Dios a
quien ella afirma servir la ha condenado a destrucción.
km 8/89 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
5. Según Miqueas 7:4, hasta el mejor de los israelitas extraviados era tan dañino o doloroso
como lo era un abrojo o un seto de espinos para cualquiera que se le acercara demasiado. [9,
si-S pág. 157 §15; véase también w89-S 1/5.] Cierto.
si pág. 157 párr. 15 Libro bíblico número 33: Miqueas
15. a) ¿Qué deplora el profeta? b) ¿Qué conclusión apropiada tiene el libro de Miqueas?
15 El profeta deplora la decadencia moral de su pueblo. ¡Si hasta “el más recto de ellos es peor
que un seto de espinos”! (7:4). Hay traición entre los amigos íntimos y dentro de las familias.
Miqueas no se desanima. “Por Jehová me mantendré vigilante. Ciertamente mostraré una actitud
de espera por el Dios de mi salvación. Mi Dios me oirá” (7:7). Advierte a otros que no se regocijen
porque Jehová castigue a Su pueblo, porque habrá liberación. Jehová pastoreará y apacentará a su
pueblo y le mostrará “cosas maravillosas”, y las naciones se asustarán (7:15). Al concluir su libro,
Miqueas hace recordar el significado de su nombre al alabar a Jehová por Su deleitable bondad
amorosa. Sí, ‘¿Quién es un Dios como Jehová?’ (7:18).
15 El profeta deplora la decadencia moral de su pueblo. ¡Si hasta “el más recto de ellos es peor
que un seto de espinos”! (7:4). Hay traición entre los amigos íntimos y dentro de las familias.
Miqueas no se desanima. “Por Jehová me mantendré vigilante. Ciertamente mostraré una actitud
de espera por el Dios de mi salvación. Mi Dios me oirá” (7:7). Advierte a otros que no se regocijen
porque Jehová castigue a Su pueblo, porque habrá liberación. Jehová pastoreará y apacentará a su
pueblo y le mostrará “cosas maravillosas”, y las naciones se asustarán (7:15). Al concluir su libro,
Miqueas hace recordar el significado de su nombre al alabar a Jehová por Su deleitable bondad
amorosa. Sí, ‘¿Quién es un Dios como Jehová?’ (7:18).
jd cap. 14 pág. 189 párr. 21 “Una bendición hasta que no haya más carencia”
21. ¿Por qué podemos tener fe en la capacidad de Jehová para cumplir su voluntad?
21 También es esencial demostrar fe en la capacidad de Dios para cumplir su voluntad.
En tiempos de Miqueas no abundaban las personas confiables. Por ello, el profeta advirtió:
“No pongan su fe en un compañero. No cifren su confianza en un amigo íntimo”. Sin embargo, a
Miqueas no le costaba trabajo confiar en Jehová, y así debe ser en el caso de todos nosotros.
El profeta afirmó: “En cuanto a mí, por Jehová me mantendré vigilante” (Miqueas 7:5, 7).
A diferencia de los impredecibles seres humanos, Jehová tiene la voluntad y el poder necesarios
para cumplir su propósito, que abarca vindicar su soberanía y garantizar el bienestar eterno de las
personas de fe.
si págs. 157-158 párr. 17 Libro bíblico número 33: Miqueas
17. ¿Qué estímulo da Miqueas a los que sirven a Jehová bajo persecución y en
dificultades?
17 Miqueas dio su mensaje entre un pueblo tan dividido que ‘los enemigos de un hombre eran los
hombres de su casa’. Los cristianos verdaderos a menudo predican en circunstancias similares, y
algunos hasta afrontan traiciones y persecución enconada dentro de su propio círculo familiar.
Siempre tienen que esperar con paciencia en Jehová, el ‘Dios de su salvación’. (Miq. 7:6, 7; Mat.
10:21, 35-39.) En persecución o cuando se encaran con una asignación difícil, los que confían
valerosamente en Jehová, como Miqueas, se ‘llenarán de poder, con el espíritu de Jehová’, al
anunciar a otros Su mensaje. Miqueas profetizó que esa clase de valor sería especialmente patente
en “los restantes de Jacob”. Estos serían ‘como un león entre las naciones, en medio de muchos
pueblos’, y al mismo tiempo como rocío refrescante y chaparrones procedentes de Jehová. Estas
cualidades ciertamente se manifestaron en el ‘resto de Israel (Jacob)’ compuesto de miembros de
la congregación cristiana del primer siglo. (Miq. 3:8; 5:7, 8; Rom. 9:27; 11:5, 26.)
w75 15/11 pág. 694 párr. 25 Viniendo al Oidor de la oración
25. ¿Cómo puede uno mostrar una actitud de espera?
25 El dar la evaluación apropiada al comunicarse con Jehová ayudará al suplicante a adherirse a
un derrotero de justicia, mientras que al mismo tiempo no esperará una respuesta espectacular a
toda petición. De hecho, quizás sea necesario que uno ejerza mucha paciencia cuando experimenta
una prueba o castigo, mientras espera una respuesta. Uno jamás debe desestimar el poder de la
oración, sino, más bien, debe mostrar una “actitud de espera” con expectativa confiada, como la
que expresa el profeta Miqueas, de que “mi Dios me oirá.”—Miq. 7:7.
w77 1/7 pág. 409 párr. 17 Continúe siendo paciente
17. ¿Qué actitud del profeta Miqueas debemos procurar cultivar, y en qué campos de la
vida debemos querer ser pacientes?
17 En realidad, en todo aspecto de la vida, debemos desear prestar atención al estímulo bíblico
que dice: “Espere . . . a Jehová desde ahora y hasta tiempo indefinido.” (Sal. 131:3) No nos
impacientemos porque el gran día de Dios para la ejecución de juicio no haya llegado todavía. Al
contrario, nuestro deseo debería ser expresar la clase de confianza que expresó Miqueas: “Es por
Jehová que me mantendré vigilante. Ciertamente mostraré una actitud de espera por el Dios de mi
salvación. Mi Dios me oirá.” (Miq. 7:7) Además, continuemos mostrando paciencia para con todos,
perdonando sus transgresiones leves contra nosotros y tomando en consideración sus limitaciones
y circunstancias. Sí, nunca permitamos que la impaciencia, aunada al orgullo, ponga en peligro la
relación que tenemos con nuestro paciente Dios, Jehová.
w94 15/9 pág. 19 párr. 16 Tomen por modelo a los profetas de Dios
16. ¿Qué actitud que tenía Miqueas debemos cultivar?
16 Miqueas, que se destacó por su paciencia, profetizó en el siglo VIII a.E.C. “En cuanto a mí —
escribió—, por Jehová me mantendré vigilante. Ciertamente mostraré una actitud de espera por el
Dios de mi salvación. Mi Dios me oirá.” (Miqueas 7:7.) La confianza de Miqueas estaba arraigada
en su fe firme. Al igual que el profeta Isaías, Miqueas sabía que Jehová haría sin falta lo que se
proponía. Nosotros también lo sabemos. (Isaías 55:11.) Por eso, cultivemos una actitud de espera
con respecto al cumplimiento de las promesas de Dios. Y prediquemos las buenas nuevas con celo,
incluso en zonas donde la gente muestre poco interés en el mensaje del Reino. (Tito 2:14;
Santiago 5:7-10.)
w00 1/9 pág. 12 párr. 5 Mostremos una actitud de espera
5. ¿En que situación, por ejemplo, puede ayudarnos la actitud de espera a ver los asuntos
en su debida perspectiva?
5 Si cultivamos una actitud mental como la de Jesús, no perderemos el gozo de Jehová aunque
las cosas no sucedan siempre como y cuando esperamos. El profeta Miqueas dijo: “En cuanto a mí,
por Jehová me mantendré vigilante. Ciertamente mostraré una actitud de espera por el Dios de mi
salvación” (Miqueas 7:7; Lamentaciones 3:21). Nosotros también podemos demostrar una actitud
de espera. ¿Cómo? De muchas maneras. Por un lado, puede parecernos que un hermano
responsable se ha equivocado y necesita corrección inmediata. Una actitud de espera nos permitirá
pensar: “¿Se equivocó él en realidad, o estoy yo en un error? Si se equivocó él, ¿puede ser que
Jehová permita la situación porque piensa que el hermano mejorará y que no se necesitan medidas
correctivas drásticas?”.
w00 1/1 pág. 10 párr. 18 Sirvamos con el atalaya
18. a) ¿Cómo ha seguido Jehová aclarando los asuntos a los estudiantes sinceros de la
Biblia? b) ¿Qué actitud es prudente que tenga el cristiano si le resulta difícil
entender una aclaración bíblica?
18 A medida que transcurren los años, Jehová nos sigue aclarando más la verdad, lo que incluye
su palabra profética (Proverbios 4:18). En los últimos años se nos ha animado a entender mejor,
entre otras cosas, la generación que no pasará antes de que venga el fin, la parábola de las ovejas
y las cabras, la cosa repugnante y cuándo estará de pie en un lugar santo, el nuevo pacto, la
transfiguración y la visión del templo del libro de Ezequiel. A veces puede ser difícil entender tales
explicaciones actualizadas, pero con el tiempo se comprenden sus razones. Si un cristiano
no entiende completamente la nueva explicación de un texto, hace bien en recordar con humildad
las palabras del profeta Miqueas: “Mostraré una actitud de espera por el Dios de mi salvación”
(Miqueas 7:7).
w03 15/8 pág. 24 párr. 20 ¿Qué espera Jehová de nosotros?
20. ¿Qué nos ayudará a mostrar una actitud de espera como la de Miqueas?
20 Percibir la bendición de Dios nos impulsa a imitar el espíritu de Miqueas. Él dice: “Mostraré
una actitud de espera por el Dios de mi salvación” (Miqueas 7:7). ¿Qué relación guardan estas
palabras con el hecho de que seamos modestos al andar con Dios? Tener una actitud de espera, es
decir, paciencia, contribuye a que no nos sintamos decepcionados porque el día de Jehová aún
no haya llegado (Proverbios 13:12). Francamente, todos anhelamos el fin de este mundo perverso.
Pero si tenemos presente que cada semana hay miles de personas que comienzan a andar con
Dios, nos resultará más fácil mostrar una actitud de espera. Un Testigo que ha servido a Jehová
por muchos años dijo al respecto: “Mirando en retrospectiva a mis cincuenta y cinco años de
predicación, estoy convencido de que no me he perdido nada por esperar en Jehová. Al contrario,
me he librado de muchos sufrimientos”. ¿Concuerda usted con él?
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 7:7. Cuando en este tiempo del fin nos enfrentemos a problemas, no nos
desanimemos. Más bien, tengamos la misma “actitud de espera por [nuestro] Dios” que tuvo
Miqueas.
w10 15/12 pág. 11 párrs. 16-17 Demostremos celo por la adoración verdadera
16, 17. a) ¿Qué nos motiva a esforzarnos al máximo en el ministerio? b) ¿Qué veremos
en el próximo artículo?
16 Cuando tenemos esa actitud hacia nuestra obra, cobran sentido especial las palabras que
escribió el apóstol Pablo en 1 Timoteo 2:3, 4 (léase). En efecto, no solo nos esforzamos al máximo
en el ministerio porque estamos en los últimos días, sino, sobre todo, porque comprendemos cuál
es la voluntad de Jehová. Él quiere que la gente conozca la verdad, aprenda a adorarlo y reciba sus
bendiciones. Sin lugar a dudas, nuestra principal motivación no es que haya una fecha límite, sino
el deseo de honrar el nombre divino y enseñar al prójimo la voluntad de Jehová. En otras palabras,
nos mueve el celo por la religión verdadera (1 Tim. 4:16).
17 Jehová nos ha bendecido a sus siervos revelándonos su propósito para el hombre y la Tierra.
Con ese conocimiento podemos ayudar a nuestros vecinos a ser felices en la actualidad, tener la
esperanza segura de un futuro mejor y librarse de la destrucción que sufrirá el mundo de Satanás
(2 Tes. 1:7-9). Por eso, en vez de frustrarnos o desanimarnos porque el día de Jehová parezca
retrasarse, nos alegramos de que aún haya tiempo para demostrar celo por la adoración verdadera
(Miq. 7:7; Hab. 2:3). El próximo artículo destacará qué debemos hacer para seguir manifestando
ese fervor.
w03 15/8 pág. 24 párrs. 21-22 ¿Qué espera Jehová de nosotros?
21, 22. ¿Cómo se está cumpliendo en nuestros días Miqueas 7:14?
21 Sin lugar a dudas, andar con Jehová nos beneficia. Como leemos en Miqueas 7:14, el profeta
compara al pueblo de Dios con ovejas que residen en seguridad bajo la protección de su pastor.
En el cumplimiento mayor de esta profecía, el resto del Israel espiritual y las “otras ovejas” hallan
seguridad al lado de su confiable Pastor, Jehová. El pueblo de Dios reside “solo en un bosque... en
medio de un huerto”, separado en sentido espiritual de este mundo cada vez más peligroso y
turbulento (Juan 10:16; Deuteronomio 33:28; Jeremías 49:31; Gálatas 6:16).
22 Además, disfruta de prosperidad, como predice también Miqueas 7:14. Tocante a las ovejas
de Dios, es decir, su pueblo, Miqueas declara: “Que se apacienten en Basán y Galaad”. Tal como
las ovejas de Basán y Galaad se apacentaban en terrenos de buenos pastos y medraban, el pueblo
de Dios también disfruta hoy día de prosperidad espiritual, otra bendición que reciben los que son
modestos al andar con Dios (Números 32:1; Deuteronomio 32:14).
w08 15/11 pág. 9 párr. 7 Ayudemos a quienes se han apartado del rebaño
7. ¿Cuánta importancia le dan los ancianos a la labor de pastorear a las ovejas que están
a su cargo?
7 Los pastores del antiguo Israel guiaban al rebaño usando una vara larga y curva llamada
cayado. Cuando metían o sacaban a las ovejas del corral, las hacían pasar “bajo el cayado” para
poder contarlas y asegurarse de que ninguna faltara (Lev. 27:32; Miq. 2:12; 7:14). De igual
forma, los pastores cristianos deben conocer bien el rebaño de Dios que está a su cargo y estar
pendientes de lo que le sucede (compárese con Proverbios 27:23). De ahí que a los cuerpos de
ancianos les importe tanto la labor de pastoreo y tomen las medidas para ayudar a quienes se han
alejado. Jehová mismo aseguró que él buscaría a sus ovejas y les daría el cuidado que necesitaban
(Eze. 34:11). Por eso le complace ver que los ancianos lo imitan y ayudan a las ovejas descarriadas
a regresar al rebaño.
w91 15/4 pág. 17 párr. 13 ¿Imitará usted la misericordia de Dios?
12, 13. ¿Por qué debe incluir más que solamente reflejar su justicia el que imitemos a
Dios?
13 La misericordia y el perdón son cualidades fundamentales de Dios, como vemos por su
manera de tratar con Israel. El Dios de la justicia no los eximió de castigo por errar vez tras vez,
pero desplegó gran misericordia y estuvo dispuesto a perdonar. “Dio a conocer sus caminos a
Moisés, sus tratos hasta a los hijos de Israel. Jehová es misericordioso y benévolo, tardo para la
cólera y abundante en bondad amorosa. No por todo tiempo seguirá señalando faltas, ni hasta
tiempo indefinido se quedará resentido.” (Salmo 103:7-9; 106:43-46.) En efecto, una
consideración retrospectiva de los tratos de Dios a través de los siglos prueba la veracidad de esas
palabras. (Salmo 86:15; 145:8, 9; Miqueas 7:18, 19.)
w97 15/11 pág. 22 párrs. 15-16 La fe nos hace pacientes y constantes en la oración
15, 16. ¿Por qué es tan importante tener paciencia?
15 Después de hablar de los ricos del mundo que oprimen a la gente, Santiago anima a los
cristianos oprimidos a ser pacientes. (Santiago 5:7, 8.) Si los creyentes sobrellevan con paciencia
las dificultades se recompensará su fidelidad durante la presencia de Cristo, cuando se ejecute la
sentencia contra sus opresores. (Mateo 24:37-41.) Aquellos primeros cristianos tenían que ser
como el labrador que espera con paciencia las lluvias tempranas de otoño para plantar, y las
tardías de primavera para recibir el fruto. (Joel 2:23.) Nosotros también debemos ser pacientes y
hacer firme el corazón, especialmente debido a que “la presencia del Señor” Jesucristo ya está
aquí.
16 ¿Por qué debemos tener paciencia? (Santiago 5:9-12.) La paciencia nos ayuda a no quejarnos
ni suspirar cuando nuestros compañeros de creencia nos irritan. Si ‘exhalamos suspiros unos contra
otros’ con una mala actitud, el Juez Jesucristo nos condenará. (Juan 5:22.) Ahora que su
“presencia” ha comenzado y “está de pie delante de las puertas”, promovamos la paz siendo
pacientes con nuestros hermanos, quienes se enfrentan a muchas pruebas de la fe. Nuestra propia
fe se fortalece cuando recordamos que Dios recompensó a Job porque aguantó pacientemente las
pruebas. (Job 42:10-17.) Si tenemos fe y paciencia, veremos que “Jehová es muy tierno en cariño,
y misericordioso”. (Miqueas 7:18, 19.)
w03 15/8 pág. 24 párr. 23 ¿Qué espera Jehová de nosotros?
23. ¿Qué lección aprendemos de Miqueas 7:18, 19?
23 En Miqueas 7:18, 19, el profeta destaca el deseo que tiene Jehová de perdonar a los que se
arrepienten. El versículo 18 dice que Jehová “perdona el error y pasa por alto la transgresión”.
Según el versículo 19, arrojará “a las profundidades del mar todos sus pecados”. ¿Qué lección
encierran estas palabras para nosotros? Podemos preguntarnos si imitamos a Jehová en este
aspecto. ¿Perdonamos las faltas que los demás cometen contra nosotros? Cuando tales personas se
arrepienten e intentan enmendar lo que han hecho, debemos reflejar la buena disposición de
Jehová para perdonar de forma completa y permanente.
w07 1/11 pág. 16 Puntos sobresalientes de los libros de Abdías, Jonás y Miqueas
Lecciones para nosotros:
Miqueas 7:18, 19. Sigamos el ejemplo de Jehová y estemos dispuestos a perdonar los pecados
que se cometen contra nosotros.
Toda la información ha sido sacada de la Watchtower Library 2011
Este archivo, es simplemente una ayuda para nuestra preparación, el propósito principal de esto,
es que investiguemos más nosotros. (km 9-2006)

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX






----------------------------





Estadisticas blog

_____________________________

CURRENT MOON


___________________________________



=======================================

Calcula los usuarios online de tu web o blog







No hay comentarios: