EXCLUSIVO PARA TESTIGOS DE JEHOVA

Blog diseñado para dar testimonio de MI FE
Soy TESTIGO DE JEHOVA desde hace 59 años
Aqui compartimos fotografias, videos, noticias e informacion teocratica con mas de 150.0000 hermanos de 195 paises

martes, 30 de agosto de 2011

PUNTOS SOBRESALIENTES SALMOS 110 A 118 ---- 30 AGOSTO


PUNTOS SOBRESALIENTES SALMOS 110 A 118

REPASO DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO DEL REINO

9. ¿Qué juramento hace Jehová en Salmo 110:1, 4 con respecto a la descendencia prometida, o el Mesías? ¿Cómo bendecirá el Mesías a la humanidad?
cl cap. 19 pág. 194 párr. 13 “La sabiduría de Dios en un secreto sagrado”
Por inspiración divina, David escribió: “La expresión de Jehová a mi Señor es: „Siéntate a mi diestra hasta que coloque a tus enemigos como banquillo para tus pies‟. Jehová ha jurado (y no sentirá pesar): „¡Tú eres sacerdote hasta tiempo indefinido a la manera de Melquisedec!‟” (Salmo 110:1, 4). Estas palabras se refirieron directamente a la Descendencia prometida, el Mesías, quien no reinaría desde Jerusalén, sino desde su trono celestial, a la “diestra” del Todopoderoso (Hechos 2:35, 36). Por tanto, no solo gobernaría Israel, sino el planeta entero (Salmo 2:6-8). No obstante, el pasaje dejó ver algo más al indicar que Dios había jurado solemnemente que el Mesías sería “sacerdote [...] a la manera de Melquisedec”. Al igual que este hombre, que desempeñó funciones reales y sacerdotales en tiempos de Abrahán, la venidera Descendencia recibiría del Altísimo el nombramiento directo como Rey y también como Sacerdote (Génesis 14:17-20).


10. ¿Qué efecto tuvo en el salmista meditar sobre los beneficios de haber servido a Dios? (Salmo 116:12, 14)
w09 15/7 pág. 29 Seamos agradecidos al recibir y generosos al dar
El salmista se preguntaba: “¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo?” (Sal. 116:12). ¿Qué beneficios había recibido él? Jehová lo había sostenido en una época de “angustia y desconsuelo”. De hecho, había “librado [su] alma de la muerte”. Ahora, él quería corresponderle de alguna manera. ¿Cómo podría hacerlo? Él mismo lo dijo: “Mis votos pagaré a Jehová” (Sal. 116:3, 4, 8, 10-14). Así es, el salmista estaba decidido a cumplir las promesas solemnes que le había hecho a Jehová, así como las obligaciones que tenía con él.
Nosotros podemos hacer lo mismo. ¿Cómo? Obedeciendo en todo momento las leyes y los principios divinos. Por eso, debemos asegurarnos de que la adoración a Jehová sea lo más importante en nuestra vida y de que el espíritu santo guíe todas nuestras acciones (Ecl. 12:13; Gál. 5:16-18). Claro, jamás podremos pagarle a Jehová todo lo que ha hecho por nosotros. Pero aun así, podemos alegrar su corazón si nos esforzamos de toda alma por servirle (Pro. 27:11). ¡Qué gran honor tenemos!

CAPITULO 110

es10 pág. 125 Diciembre
Jueves 23 de diciembre
Estará en puesto alto, y ciertamente será elevado y ensalzado en gran manera (Isa. 52:13).
Debido a que su Hijo fue leal a su soberanía y fue fiel pese a las más duras pruebas, Jehová lo elevó a una posición superior. El apóstol Pedro dijo lo siguiente acerca de Jesús: “Él está a la diestra de Dios, porque siguió su camino al cielo; y ángeles y autoridades y poderes fueron sujetados a él” (1 Ped. 3:22). En 1914, Jesús fue “ensalzado en gran manera” cuando Jehová le otorgó una posición aún más elevada: el trono del Reino mesiánico (Sal. 2:6; Dan. 7:13, 14). Desde entonces, ha estado “sojuzgando en medio de [sus] enemigos” (Sal. 110:2). Primero sometió a Satanás y a sus demonios y los arrojó a la Tierra (Rev. 12:7-12). Luego, en su papel de Ciro Mayor, liberó del yugo de “Babilonia la Grande” a sus hermanos ungidos que estaban en la Tierra (Rev. 18:2; Isa. 44:28). w09 15/1 4:14-16
____________________________________________________
km 4/10 pág. 6 párr. 7 Las asambleas de distrito, ocasiones gozosas para adorar a Jehová
Para el buen funcionamiento de la asamblea se requieren muchos trabajadores. ¿Podría usted ofrecerse para ayudar? (Sal. 110:3.) El trabajo que se realiza en las asambleas es parte de nuestro servicio sagrado y contribuye a dar un excelente testimonio. El gerente del lugar donde se celebró una asamblea quedó tan impresionado por los voluntarios que limpiaron el edificio, que escribió: “Deseo darles las gracias por el evento más asombroso que he visto en toda mi vida. Siempre me habían dicho que los testigos de Jehová eran personas especiales, conocidos desde hace mucho en nuestro gremio por dejar las instalaciones más limpias que cuando las reciben. Ustedes y su organización han hecho que este sea un mejor lugar para la comunidad, y lo han hecho con el grupo de personas más amable que jamás he tenido el placer de conocer”.
____________________________________________________
km 12/96 pág. 1 párrs. 1-2 Ofrezcámonos de buena gana
El salmista David profetizó que el pueblo de Jehová „se ofrecería de buena gana‟, es decir, que sus siervos serían “voluntarios prestos”. (Sal. 110:3, nota.) No hay duda de que esta profecía está cumpliéndose en nuestra hermandad mundial. En cada uno de los últimos cuatro años de servicio, el pueblo de Jehová ha dedicado más de mil millones de horas a la difusión de las buenas nuevas del Reino. En realidad, hay muchas maneras de ofrecerse de buena gana para ayudar al prójimo, además de participar en la obra de predicar y hacer discípulos.
Algunos miembros de la congregación quizás necesiten ayuda para llegar a las reuniones. ¿Por qué no se ofrece a llevarlos? Otros tal vez estén enfermos u hospitalizados. ¿Pudiera usted tomar la iniciativa en visitarlos y ayudarlos de alguna manera? Quizás una persona o una familia necesite ánimo. ¿Ha pensado en invitarla a participar en su estudio de familia de vez en cuando? Tal vez un precursor o un publicador necesite un compañero en el ministerio. ¿Por qué no se ofrece a acompañarlo en la predicación? Estas son algunas maneras de obrar voluntariamente lo que es bueno para con los que están relacionados con nosotros en la fe. (Gál. 6:10.)
____________________________________________________
be pág. 76 párr. 3 No deje de progresar
La exhortación a utilizar sus dones implica que tome la iniciativa. ¿Invita a otros hermanos a trabajar con usted en el ministerio del campo? ¿Piensa en la manera de ayudar a los nuevos, los jóvenes o los enfermos de la congregación? ¿Se ofrece para limpiar el Salón del Reino o colaborar de diversas formas en las asambleas? ¿Podría ser precursor auxiliar periódicamente? ¿Le sería posible emprender el precursorado regular o quizá servir en una congregación más necesitada de ayuda? Si es usted un hermano, ¿procura reunir los requisitos bíblicos para ser siervo ministerial o anciano? Su disposición para ofrecerse y aceptar responsabilidades es otro indicador de su progreso (Sal. 110:3).
____________________________________________________
be lección 30 pág. 188 párr. 3 Interés en los oyentes
Se requiere equilibrio y buen juicio para ayudar a las personas a conformar su vida a las normas de Jehová. Sus antecedentes y aptitudes varían, y su progreso también. Sea razonable en lo que espera de ellas (Fili. 4:5). No las presione para que hagan cambios en su vida; más bien, permita que la Palabra de Dios y su espíritu las motiven. Jehová quiere que le sirvan con un corazón dispuesto, no por obligación (Sal. 110:3). Evite expresar su opinión sobre decisiones personales que los demás deban tomar, y aunque se lo pidan, no decida por ellos (Gál. 6:5).
____________________________________________________
yp2 cap. 37 pág. 306 ¿Debería bautizarme ya?
● Como mis amigos ya se están bautizando, también debería hacerlo yo.
Falso. La decisión de bautizarte tiene que salirte del corazón (Salmo 110:3). Y solo debes tomarla cuando comprendas bien todo lo que implica ser testigo de Jehová y no tengas dudas de que estás listo para asumir esa responsabilidad (Eclesiastés 5:4, 5).
____________________________________________________
cf cap. 4 págs. 37-38 párr. 10 “¡Mira! El León que es de la tribu de Judá”
En la actualidad, una cantidad innumerable de jóvenes cristianos sigue las pisadas del Maestro. Es verdad que no son perfectos, como lo fue Jesús, pero sí copian su ejemplo porque no esperan a ser adultos para defender la verdad. Ya sea en la escuela o en su comunidad, enseñan con respeto la verdad a los demás, haciéndoles preguntas con tacto y escuchando su respuesta (1 Pedro 3:15). Como grupo, han ayudado a compañeros de clase, maestros y vecinos a hacerse seguidores de Cristo. ¡Cuánto debe complacerle a Jehová el valor de estos jóvenes! Su Palabra los asemeja a gotas de rocío: refrescantes, agradables y numerosos (Salmo 110:3).

g77 8/7 pág. 25 Se ofrecieron a servir dondequiera
Algunos estudiantes, debido al estímulo que recibieron de sus padres, habían estado preparándose para el servicio misional desde la niñez. Sin embargo, otros confesaron francamente que, aunque les gustaba ayudar a la gente, no hallaban especialmente fácil ir de casa en casa en busca de personas que desearan escuchar. Como resultado, no habían hecho de la obra misional su meta. Entonces, ¿por qué se habían ofrecido para hacerlo?
Porque estaban dispuestos a satisfacer una necesidad que existía. Reflejaron el espíritu acerca del cual el escritor bíblico David le dijo a Jehová: “Tu pueblo se ofrecerá de buena gana.” (Sal. 110:3) Así es que al solicitar el servicio misional uno de los estudiantes lo había hecho con este pensamiento: “Si esto es lo que Jehová quiere que haga, de buena gana lo haré.” Y un estudiante del Canadá dijo: “La obra misional me dará la oportunidad de ser usado donde hay mayor necesidad, y cuando hay una necesidad y me es posible ayudar de alguna manera a satisfacer esa necesidad, allí es donde yo quiero estar.”

w06 1/9 págs. 13-14 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
110:1, 2. ¿Qué hizo el “Señor [de David]”, Jesucristo, mientras estuvo sentado a la diestra de Dios? Después de resucitar, Jesús ascendió al cielo y allí esperó a la diestra de Dios hasta que comenzó a reinar en 1914. Durante todo ese tiempo de espera reinó sobre sus seguidores ungidos, dirigiéndolos en la obra de predicar y hacer discípulos y preparándolos para gobernar con él en su Reino (Mateo 24:14; 28:18-20; Lucas 22:28-30).
_______________________
110:4. ¿Qué es lo que Jehová “ha jurado” y “no sentirá pesar” de haber hecho? Este juramento es el pacto que Jehová hizo con Jesucristo para que fuera Rey y Sumo Sacerdote (Lucas 22:29).

CAPITULO 111

w08 15/8 págs. 13-14 párrs. 9-10 Honremos a Jehová actuando con dignidad
La dignidad y el esplendor de Dios se perciben en todas sus obras, entre las cuales figuran las plantas con las que se elabora el pan (léase Salmo 111:1-5). Jesús enseñó a sus discípulos a pedirle a Dios: “Danos hoy nuestro pan para este día” (Mat. 6:11). El pan era parte esencial de la dieta de muchos pueblos antiguos, como Israel. Aunque se trata de un alimento relativamente simple, el proceso químico que transforma sus ingredientes básicos en el producto final es todo menos sencillo.
En tiempos bíblicos, los israelitas preparaban pan usando harina de trigo o de cebada, agua y, en ocasiones, levadura. Cuando se combinan, estos elementos simples forman una cantidad extraordinaria de compuestos químicos cuyas interacciones no se comprenden del todo.
w06 1/11 pág. 29 párr. 7 Respetemos nuestras reuniones sagradas
Existen maneras concretas de mostrar respeto por nuestras reuniones. Una de ellas es estar presentes a la hora de entonar los cánticos del Reino. Muchas de estas composiciones musicales son oraciones, por lo que hay que cantarlas con actitud reverente. Citando del Salmo 22, el apóstol Pablo puso las siguientes palabras en boca de Jesús: “Declararé tu nombre a mis hermanos; en medio de la congregación te alabaré con canción” (Hebreos 2:12). Por eso, propongámonos estar sentados antes de que el presidente de la reunión anuncie el cántico, y luego cantemos concentrados en el significado de la letra. Debemos hacerlo con el mismo espíritu del salmista que exclamó: “Elogiaré a Jehová con todo mi corazón en el grupo íntimo de los rectos y en la asamblea” (Salmo 111:1). De modo que cantar alabanzas a Jehová es una buena razón para llegar temprano a las reuniones y quedarnos hasta el final.
____________________________________________________
w04 15/11 pág. 8 “¡Cuántas son tus obras, oh Jehová!”
Los padres pueden disfrutar de la fascinación que sienten naturalmente los niños por la creación. ¿No es cierto que a los niños les encanta ir por la playa buscando conchas marinas, acariciar a los animales y subirse a los árboles? Sus padres querrán ayudarles a ver la conexión entre la creación y el Creador. Es posible que la admiración y el respeto que cultiven por la creación de Jehová los acompañen toda la vida (Salmo 111:2, 10).
____________________________________________________
w95 15/3 pág. 16 párr. 3 Los beneficios de temer al Dios verdadero
El beneficio principal es la sabiduría verdadera. Salmo 111:10 dice: “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría”. ¿Qué significa esto? Sabiduría es la capacidad de usar el conocimiento debidamente para resolver problemas, prevenir el peligro y alcanzar ciertas metas. Implica tener buen juicio. El principio de la sabiduría, es decir, su fundamento, es el temor de Jehová. ¿Por qué? Debido a que toda la creación es la obra de sus manos y depende de él. Dios dotó a la humanidad de libre albedrío, pero no con la capacidad de dirigir apropiadamente sus propios pasos sin la guía divina. (Josué 24:15; Jeremías 10:23.) Solo si comprendemos estos hechos fundamentales acerca de la vida y vivimos en conformidad con ellos podemos asegurarnos el éxito. Si nuestro conocimiento de Jehová nos da la convicción inquebrantable de que su voluntad triunfará con certeza y de que su promesa y capacidad de galardonar a los fieles son seguras, entonces el temor piadoso nos impulsará a obrar con sabiduría. (Proverbios 3:21-26; Hebreos 11:6.)
____________________________________________________
w88 15/3 pág. 19 párr. 15 Servicio a Jehová como colaboradores que confían en él
El ser modesto va junto con temer a Jehová, algo que también se asocia con la sabiduría. (Salmo 111:10.) El que es modesto teme a Jehová porque reconoce la gran diferencia que hay entre él y Dios, entre la justicia y el poder de Jehová y la imperfección y las debilidades suyas. Por eso, el que es modesto obra su propia salvación con temor y temblor. (Filipenses 2:12.)

w86 1/11 pág. 22 párr. 4 Padres, ¿cómo pueden „edificar‟ su hogar?
El salmista escribió: “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría”. (Salmo 111:10.) Es esencial que usted tenga temor saludable de desagradar a Dios y que ponga la adoración a él en primer lugar. Una madre explicó cómo ella y su esposo criaron con éxito a sus dos hijos para que sirvieran a Jehová: “Llenamos nuestra vida con la verdad mediante ir a todas las asambleas, prepararnos para las reuniones, asistir a estas y hacer del servicio del campo una parte regular de nuestra vida”. Su esposo añade: “La verdad no es parte de nuestra vida, es nuestra vida. Todo lo demás gira en torno a ella”. ¿Da usted igualmente a la adoración de Jehová prioridad máxima en su hogar?
____________________________________________________
w77 1/10 pág. 583 No desprecie al hombre de escasos recursos
Por eso, ¿cómo estima usted lo que vale un hombre? Considere cuidadosamente lo que es y no lo que tiene. Mídalo por el éxito que haya logrado en cultivar cualidades cristianas. ¿Es un hombre que teme a Jehová? (Sal. 111:10) ¿Tiene fe fuerte? (Heb. 10:38, 39) ¿Es hospitalario? (Rom. 12:13) ¿Muestra bondad y disposición de perdonar a otros? (Efe. 4:32) ¿Se le conoce por habla veraz, saludable? (Efe. 4:29; Tito 2:6-8) ¿Despliega esa persona el amor que habría de identificar a los discípulos de Cristo? (Juan 13:35) ¡Sin duda, un individuo como éste es el que usted debe querer como amigo suyo!
____________________________________________________
w70 15/9 pág. 569 Jehová requiere santidad
Dios mismo instruyó a Moisés acerca del asunto: “En caso de que hombre alguno invoque el mal contra su Dios, entonces tiene que responder por su pecado. De manera que el abusador del nombre de Jehová debe ser muerto sin falta. La entera asamblea debe sin falta apedrearlo. El residente forastero lo mismo que el natural debe ser muerto por abusar del Nombre.”—Lev. 24:10-16.
Sí, la falta de respeto al nombre sagrado de Dios merecía la pena de muerte. Por lo tanto mostramos sabiduría al tener presentes las palabras del salmista, que dijo acerca de Jehová: “Santo es su nombre e inspirador de temor.” (Sal. 111:9) Mostrando que apreciaba este hecho, Jesucristo, cuando enseñó a sus discípulos a orar a Dios, mencionó como primera petición: “Santificado sea tu nombre.” En armonía con esta oración, ¿trata usted a Dios y su nombre con el respeto y reverencia que merecen?—Mat. 6:9.
____________________________________________________
rs pág. 170 párr. 3 Filosofía
Pro. 1:7; Sal. 111:10: “El temor de Jehová es el principio del conocimiento [...] [y de] la sabiduría.” (Si el universo no fuera el producto de un Creador inteligente, sino solo de alguna fuerza ciega e irracional, entonces no sería posible tener una visión unificada del universo, ¿verdad? Nada que pudiera calificarse de sabiduría podría resultar de un estudio de algo que fuera en sí irracional, ¿no es cierto? Los que intentan comprender el universo —o la vida misma— al mismo tiempo que procuran excluir del asunto a Dios y sus propósitos, experimentan frustraciones constantes. Interpretan mal lo que aprenden y dan mal uso a los hechos que recogen. El no tomar en cuenta que Dios existe destruye lo que es la clave para adquirir conocimiento exacto y hace imposible una estructura de pensamiento verdaderamente coherente.)
____________________________________________________
Véase también w09 15/3 págs. 20-24 Jehová merece que todos lo alabemos

CAPITULO 112

w05 1/1 pág. 26 Proteja a sus hijos mediante la sabiduría divina
Las oraciones de los padres también causan una honda impresión en sus hijos. Escuchar que sus padres se acercan humildemente a Dios para pedir su ayuda y perdón motiva al hijo a “creer que él existe” (Hebreos 11:6). Muchos padres que han tenido éxito en su labor destacan la importancia de las oraciones familiares, entre ellas las que incluyen asuntos relacionados con la escuela y otras cosas que preocupan a sus hijos. Un padre explicó que su esposa siempre ora con los niños antes de que se vayan a la escuela (Salmo 62:8; 112:7).
____________________________________________________
w05 1/7 págs. 18-19 párr. 12 Proclamemos las “buenas nuevas de algo mejor”
¿Qué efecto tienen las buenas nuevas del Reino en quienes las aceptan? Como en tiempos de Jesús, estas siguen siendo una fuente de esperanza y consuelo (Romanos 12:12; 15:4). Infunden esperanza en la gente de buen corazón porque les enseñan razones sólidas para aguardar tiempos mejores (Mateo 6:9, 10; 2 Pedro 3:13). Dicha esperanza genera optimismo en las personas temerosas de Dios, de quienes dice el salmista que “no tendrá[n] miedo siquiera de malas noticias” (Salmo 112:1, 7).
____________________________________________________
w76 1/9 pág. 522 „Tengan presentes a los pobres‟
Dios no olvida a los que muestran consideración y prestan ayuda a los necesitados. Lo considera como si se le hiciera a él. Dice la Biblia: “Quien se compadece del desvalido da a rédito a Jehová; y el bien que ha hecho, éste se lo volverá a pagar.” (Pro. 19:17, Versión Moderna) No hay necesidad de que la persona verdaderamente generosa tema que su dar franco y liberal, a veces hasta más allá de lo que en verdad financieramente puede, le acarree pobreza. El apóstol inspirado escribe: “Dios ama al dador alegre. Dios, además, puede hacer que toda su bondad inmerecida abunde para con ustedes, para que, teniendo ustedes siempre en pleno lo que les basta en todo, tengan en abundancia para toda buena obra. (Así como está escrito: „Ha distribuido ampliamente, ha dado a los pobres, su justicia continúa para siempre.‟)” (2 Cor. 9:7-9; Sal. 112:9) El dar cristiano, cuando tiene como motivo el amor, trae gloria a Dios y a las buenas nuevas que el cristiano predica, pues “el que le muestra favor al pobre Lo está glorificando [a su Hacedor].”—Pro. 14:31.

km 5/90 pág. 1 párr. 4 Comparta riquezas espirituales con otros
En sentido espiritual, ¿cómo podemos ser igual al hombre mencionado en Salmo 112, que teme a Dios y que distribuye ampliamente sus cosas valiosas? (Sal. 112:1, 3, 9.) Tenemos que buscar a las personas mansas como ovejas y ayudarlas a satisfacer su necesidad espiritual. (Mat. 5:3.) Eso requiere que aprovechemos toda oportunidad para testificar formal e informalmente.
____________________________________________________
es10 pág. 123 Diciembre
Viernes 17 de diciembre
El inicuo [...] crujirá sus dientes mismos, y realmente se derretirá. El deseo de los inicuos perecerá (Sal. 112:10).
Muy pronto, todos los que sigan oponiéndose al pueblo de Dios “se derretirá[n]”. Su envidia, su odio y su deseo de acabar con nuestra obra perecerán con ellos durante la “gran tribulación” (Mat. 24:21). ¿Sobrevivirá usted para ver esa grandiosa victoria? O si se duerme en la muerte antes del fin debido a una enfermedad o a la edad avanzada, ¿estará entre los justos que serán resucitados? (Hech. 24:15.) Así será si continúa ejerciendo fe en el sacrificio redentor de Jesús y si imita a Jehová, como lo hacen las personas representadas por “el hombre” justo descrito en el Salmo 112 (Efe. 5:1, 2). Jehová se encargará de que nunca se borre el “recuerdo” de sus siervos ni de sus actos justos. Él los recordará y los amará por siempre jamás (Sal. 112:3, 6, 9). w09 15/3 4:18, 19
____________________________________________________
Véase también w09 15/3 págs. 24-28 Los justos alabarán a Dios para siempre

CAPITULO 113

cl cap. 20 págs. 199-200 párrs. 2-3 “Sabio de corazón”, pero humilde
Pues bien, ¿qué clase de Padre es Jehová? ¿Altivo, o humilde? ¿Severo, o benigno? Ciertamente, su conocimiento y sabiduría son infinitos. No obstante, tal vez hayamos notado que el saber y la inteligencia no siempre van de la mano con la humildad, y de hecho la Biblia dice que “el conocimiento hincha” (1 Corintios 3:19; 8:1). Sin embargo, Dios es “sabio de corazón” y también humilde (Job 9:4). Claro, no es que sea de condición inferior o le falte grandeza, sino que carece de arrogancia. ¿Por qué razón?
Como es santo, no tiene altanería, defecto que contamina a quien lo posee (Marcos 7:20-22). Observemos, además, las palabras que dirigió Jeremías a Jehová: “Sin falta se acordará tu alma y se inclinará sobre mí” (Lamentaciones 3:20). Imagínese: el Soberano Universal accedía a „inclinarse‟, a bajarse al nivel del profeta, que era imperfecto, y favorecerlo con su atención (Salmo 113:7). Efectivamente, Dios es humilde.
____________________________________________________
ms pág. 67 Biblia
La gloria se dirige a Dios más bien que a los hombres
Sal. 113:3-5 “Desde el nacimiento del sol hasta su puesta ha de ser alabado el nombre de Jehová. Jehová ha llegado a ser alto sobre todas las naciones; su gloria está sobre los cielos. ¿Quién es como Jehová nuestro Dios, aquel que está haciendo su morada en lo alto?”
____________________________________________________
jd cap. 10 pág. 129 párr. 11 Esforcémonos para que nuestra familia honre a Dios
Supongamos que uno se enfrenta a algún problema matrimonial aparentemente causado por su cónyuge. ¿Reaccionará como Jehová? ¿Dará el primer paso para que el matrimonio recobre la armonía? (Colosenses 3:12, 13.) Para hacerlo se necesita humildad, una humildad que Jehová ejemplificó de modo maravilloso en su relación con los israelitas (Salmo 18:35; 113:5-8). En efecto, él les “habla[ba] a su corazón” e incluso les rogaba. Dado que somos humanos imperfectos, ¿verdad que tenemos mayores razones para apelar al corazón de nuestro cónyuge, tratando de resolver los problemas y de pasar por alto los errores?
____________________________________________________
g77 22/1 pág. 31 Lo que Dios requiere de usted
Cuando uno ve una magistral pieza de arte, ¿no es solo natural y razonable alabar a su hacedor? Ciertamente que sí. Bueno, eso es lo que Dios requiere de sus siervos. “¡Alaben a Jah!” nos dice su Palabra. “Ofrezcan alabanza, oh siervos de Jehová, alaben el nombre de Jehová. Desde el nacimiento del sol hasta su puesta ha de ser alabado el nombre de Jehová.”—Sal. 113:1, 3.
Todas las cosas inanimadas que Dios ha hecho lo alaban en virtud de su belleza y mano de obra perfecta. Aun la manera en que los peces, aves y animales están diseñados para su morada y están equipados de instinto refleja la sabiduría de Dios. Pero, ¿qué hay de usted mismo? Usted es la más elevada de las creaciones terrestres de Dios, estando dotado de la habilidad de expresar palabras inteligibles de alabanza a Jehová. ¿Hace usted esto? ¿Cuándo fue la última vez que usted habló acerca de Sus obras maravillosas a otras personas? ¿Ha hablado usted a otros acerca de Su nombre y Sus provisiones gloriosas para la salvación hoy en día?
____________________________________________________
g73 22/6 pág. 4 La humildad... una ayuda para la paciencia
La Biblia nos muestra que durante siglos Jehová Dios ha mostrado paciencia, sí, durante milenios. Verdaderamente ha sido paciente con la raza humana, tal como se ilustra por sus tratos con la nación de Israel: “Jehová . . . siguió enviando avisos contra ellos por medio de sus mensajeros, enviando vez tras vez,” hasta que en su justa indignación tuvo que proceder. ¿Paciente? Sí, esperó pacientemente durante siglos antes de castigar a esa nación por su inicua infidelidad permitiendo que fueran llevados al cautiverio babilónico.—2 Cró. 36:15, 16.
Jehová Dios también es lento para la ira, o paciente, con la actual generación inicua. Desde hace mucho tiempo ha tenido suficientes razones para destruir a este corrupto viejo mundo. Pero algunas personas lo consideran lento en cumplir sus promesas de poner fin a la iniquidad. No obstante, no es lento; sencillamente “es paciente . . . porque no desea que ninguno sea destruido, sino desea que todos alcancen el arrepentimiento.” (2 Ped. 3:9) Puesto que la humildad y la paciencia van juntas, ¿puede decirse que el Altísimo, el Señor Soberano del universo, es humilde? Sí, puede decirse, tal como nos dice su Palabra: “¿Quién es como Jehová nuestro Dios, aquel que está haciendo su morada en lo alto? Está condescendiendo en tender la vista sobre cielo y tierra, levantando al de condición humilde desde el polvo mismo.” Y como testificó el salmista David: “Y tú me darás tu escudo de salvación, . . . y tu propia humildad me hará grande.”—Sal. 113:5-7; 18:35.
______________________________________
w10 15/10 pág. 19 párr. 16 ¿Tomamos la iniciativa en honrar a nuestros hermanos?
Todos sabemos que la mayoría de las personas están dispuestas a mostrar honra a sus superiores. Ahora bien, esas mismas personas tal vez tratan con poco o ningún respeto a quienes consideran inferiores. Jehová, en cambio, no es así. Él nos asegura: “A los que me honran honraré” (1 Sam. 2:30; Sal. 113:5-7). Jehová muestra honra a todos los que le sirven y le honran. Él no pasa por alto a “los de condición humilde” (léase Isaías 57:15; 2 Cró. 16:9). Como nosotros deseamos imitar a Jehová, tenemos que averiguar si estamos mostrando verdadera honra a todos los hermanos. Para ello, preguntémonos: “¿Cómo trato a los que no ocupan un puesto prominente, o de responsabilidad, en la congregación?” (Juan 13:14, 15). Nuestra respuesta nos dirá mucho en cuanto al grado de respeto sincero que sentimos por nuestros hermanos y hermanas (léase Filipenses 2:3, 4).
______________________________________
w04 1/8 págs. 9-10 párrs. 7-8 Jehová revela su gloria a los humildes
Al tratar con hombres imperfectos, Jehová no solo ha demostrado gran humildad, sino también su disposición a conceder misericordia a los de condición humilde, incluso levantando o ensalzando a los que se humillan (Salmo 113:4-7). Veamos el ejemplo del rey Manasés de Judá, quien abusó de su posición privilegiada para promover la adoración falsa e “hizo en gran escala lo que era malo a los ojos de Jehová, para ofenderle” (2 Crónicas 33:6). Por fin, Jehová lo castigó permitiendo que el rey de Asiria lo destronara. Ya en prisión, Manasés “ablandó el rostro de Jehová su Dios, y siguió humillándose mucho”, por lo que Él volvió a darle el trono de Jerusalén, y Manasés “llegó a saber que Jehová es el Dios verdadero” (2 Crónicas 33:11-13). En efecto, al final, la humildad de Manasés agradó a Dios, quien a su vez demostró humildad al perdonarlo y restaurarlo en su trono.
De la disposición de Jehová a perdonar y del arrepentimiento de Manasés extraemos importantes lecciones de humildad. Debemos tener presente en todo momento que Jehová tratará con nosotros en función de cómo tratemos a quienes nos ofendan y de la actitud que adoptemos ante nuestros pecados. Si perdonamos liberalmente las transgresiones de los demás y admitimos con humildad nuestros errores, podremos implorarle a Jehová su misericordia (Mateo 5:23, 24; 6:12).
____________________________________________________
Véase también w92 15/11 pág. 8 “¿Quién es como Jehová nuestro Dios?”

si pág. 104 párr. 18 Libro bíblico número 19: Salmos
Los Salmos 113 a 118 son los llamados Salmos de Hallel. Según la Misná, los judíos cantaban esos salmos en la Pascua y en las fiestas del Pentecostés, de las Cabañas y de la Dedicación

w06 1/9 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
113:3. ¿En qué sentido debe alabarse el nombre de Jehová “desde el nacimiento del sol hasta su puesta”? Esta afirmación implica más que la existencia de un grupo de personas que adore a Dios día tras día. Desde donde nace el Sol hasta donde se oculta —es decir, de este a oeste—, sus rayos iluminan todo el globo terráqueo. De igual modo, Jehová ha de ser alabado en el planeta entero, algo imposible de lograr sin organización. ¡Cuánto apreciamos los testigos de Jehová el privilegio de alabar a Dios y participar celosamente en la labor de proclamar el Reino!

CAPITULO 114

w06 1/9 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
114:3-7. Debería emocionarnos repasar los prodigios que realizó Jehová a favor de su pueblo en el mar Rojo, el río Jordán y el monte Sinaí. En efecto, la humanidad, representada por la “tierra”, debería sentir asombro —simbólicamente hablando, “fuertes dolores”— a causa del Señor.
______________________________________
w92 15/11 págs. 10-11 párrs. 12-14 “¿Quién es como Jehová nuestro Dios?”
El Salmo 114 muestra que Jehová es único al mencionar acontecimientos extraordinarios relacionados con los israelitas. El salmista cantó así: “Cuando Israel salió de Egipto, la casa de Jacob de un pueblo que hablaba ininteligiblemente, Judá llegó a ser su lugar santo, Israel su gran dominio”. (Salmo 114:1, 2.) Dios libró a Israel de la esclavitud a los egipcios, cuyo idioma sonaba extraño a los oídos israelitas. La liberación del pueblo de Jehová, llamado Judá e Israel en paralelismo poético, muestra que Dios puede librar a todos sus siervos en este tiempo.
La soberanía de Jehová sobre toda la creación se hace patente en las palabras: “El mar mismo vio, y se puso en fuga; en cuanto al Jordán, empezó a volverse atrás. Las montañas mismas brincaron como carneros; las colinas, como corderos. ¿Qué te pasó, oh mar, que te pusiste en fuga, oh Jordán, que empezaste a volverte atrás? ¿Oh montañas, que anduvieron brincando como carneros; oh colinas, como corderos?”. (Salmo 114:3-6.) El mar Rojo “se puso en fuga” cuando Dios abrió un paso en medio de él para que su pueblo cruzara. Luego Israel vio la poderosa mano de Jehová en acción contra los egipcios que murieron cuando las aguas regresaron a su lugar. (Éxodo 14:21-31.) En una demostración similar de poder divino, el río Jordán “empezó a volverse atrás”, para que el pueblo pudiera cruzarlo y entrar en Canaán. (Josué 3:14-16.) „Las montañas brincaron como carneros‟ cuando el monte Sinaí echó humo y tembló al momento de instituirse el pacto de la Ley. (Éxodo 19:7-18.) Al acercarse al clímax de la canción, el salmista formula algunas preguntas, quizás para indicar que el mar, el río, las montañas y las colinas, cosas inanimadas, quedaron pasmados ante tales despliegues del poder de Jehová.
Refiriéndose aún al poder de Jehová, el salmista cantó: “A causa del Señor está con fuertes dolores, oh tierra, a causa del Dios de Jacob, que está cambiando la roca en estanque de agua lleno de cañas, una roca de pedernal en manantial de aguas”. (Salmo 114:7, 8.) Con lenguaje figurado el salmista indica que la humanidad debe mostrar temor reverencial a Jehová, el Señor y Gobernante Universal de toda la Tierra. Él era el “Dios de Jacob”, o Israel, así como también lo es de los israelitas espirituales y de sus compañeros terrenales. En los parajes de Meribá y Qadés, situados en el desierto, Jehová demostró su poder suministrando milagrosamente agua a Israel, “cambiando la roca en estanque de agua lleno de cañas, una roca de pedernal en manantial”. (Éxodo 17:1-7; Números 20:1-11.) Estos recordatorios del impresionante poder de Jehová y de su cuidado tierno suministran a sus Testigos buenas razones para tener fe incondicional en él.

CAPITULO 115

w10 1/10 pág. 4 2 ¿A quién orar?
A decir verdad, la Palabra de Dios muestra que muchas oraciones no se dirigen a quien es debido. Tiempo atrás, cuando se escribió la Biblia, era habitual dirigir plegarias a los ídolos. Sin embargo, Dios advirtió en repetidas ocasiones a su pueblo que no lo hiciera. En Salmo 115:4-6 se dice que los ídolos “oídos tienen, pero no pueden oír”. Es imposible ser más claro: ¿qué sentido tiene orar a un dios que no puede oírnos?
____________________________________________________
es11 pág. 70 Julio
Domingo 10 de julio
A Jehová pertenecen los cielos, pero la tierra la ha dado a los hijos de los hombres (Sal. 115:16).
La Biblia explica que la humanidad recobrará la perfección (Rev. 20:1-3, 6, 12; 21:1-4). Sin embargo, los líderes apóstatas de la cristiandad han adoptado otras creencias. Sus teólogos manipularon pasajes bíblicos que hablaban de la esperanza celestial para dar a entender que todos los buenos van al cielo. Empezaron a enseñar que solo estamos de paso en la Tierra y que se nos está poniendo a prueba para evaluar si merecemos ir al cielo. Algo parecido ya había sucedido con la esperanza judía de la vida eterna. A medida que los judíos fueron adoptando la creencia griega de la inmortalidad del alma, se fue desvaneciendo la esperanza de la vida eterna en la Tierra. Pero eso es muy distinto de lo que enseña la Palabra de Dios. La Biblia dice que el hombre es un ser creado para vivir en la Tierra, no en el cielo. Por eso, Dios le dijo a Adán: “Polvo eres” (Gén. 3:19). Así es: el hogar eterno del hombre es la Tierra, no el cielo (Sal. 104:5). w09 15/8 3:4, 7
____________________________________________________
kc cap. 2 págs. 14-15 párr. 3 El Rey de la Eternidad
Considere lo amorosamente que este “Rey de la eternidad” preparó la Tierra para que fuera nuestro hogar. La colocó precisamente en el lugar apropiado en la expansión de los cielos, y por su omnipotencia produjo en la Tierra todo lo que es necesario para que los humanos la habitaran con felicidad. Entonces creó al hombre y la mujer y los colocó en este deleitable hogar... ¡ciertamente una magnífica dádiva “a los hijos de los hombres”!—Salmo 115:16; 19:1, 2.
____________________________________________________
g77 8/1 pág. 6 Imágenes y cuadros religiosos
¿Qué hay si tenemos en nuestros hogares tales imágenes y cuadros religiosos que desagradan a Dios? ¿Tenemos guía desde el pasado en cuanto a lo que deberíamos hacer con ellos? Bueno, ¿qué hizo el fiel Jacob cuando halló dioses falsos entre los miembros de su casa? Se libró de ellos. (Gén. 35:2-4) ¿Y qué hizo el joven rey Josías como resultado de empezar a buscar al Dios verdadero? Eliminó de Judá las imágenes esculpidas, rompiéndolas en pedazos. (2 Cró. 34:3, 4) ¡Qué excelentes ejemplos de celo al dar gloria a Jehová Dios!—Sal. 115:1-8, 18.
____________________________________________________
w92 15/11 págs. 11-12 párrs. 15-17 “¿Quién es como Jehová nuestro Dios?”
El Salmo 115 nos insta a alabar a Jehová y confiar en él. Le atribuye la bendición y la ayuda y prueba que los ídolos son inútiles. Es probable que este salmo se cantara en antifonía; es decir, que una voz cantaba: “Ustedes los que temen a Jehová, confíen en Jehová”, y la congregación respondía: “Él es la ayuda de ellos y el escudo de ellos”. (Salmo 115:11.)
La gloria no debe dirigirse a nosotros, sino al nombre de Jehová, el Dios de bondad amorosa, o amor leal, y verdad. (Salmo 115:1.) Puede que los enemigos pregunten en son de burla: “¿Dónde [...] está su Dios?”. Pero el pueblo de Jehová puede contestar: „Nuestro Dios está en los cielos y todo lo que se deleita en hacer lo hace‟ (versículos 2, 3). Por otra parte, los ídolos de las naciones no pueden hacer nada porque son estatuas de plata y oro hechas por la mano del hombre. A pesar de que tienen boca, ojos y oídos, no pueden hablar, ver ni oír. Tienen nariz, mas no pueden oler; pies, pero no pueden caminar; garganta, aunque no pueden emitir sonidos. Los que fabrican ídolos impotentes y los que confían en ellos compartirán su misma condición inanimada (versículos 4-8).
Ahora se exhorta a confiar en Jehová como el Ayudante y el Escudo protector de Israel, de la casa sacerdotal de Aarón y de todos los que temen a Dios. (Salmo 115:9-11.) Como personas temerosas de Jehová, le tenemos profunda reverencia y un temor sano de incurrir en su desagrado. También tenemos fe en que “el Hacedor del cielo y de la tierra” bendice a sus adoradores leales (versículos 12-15). Los cielos son el lugar de su trono, pero Dios hizo la Tierra para que fuera el hogar eterno de la humanidad leal y obediente. Ya que los muertos, sumidos en el silencio y la inconsciencia, no pueden alabar a Jehová, nosotros los vivos debemos hacerlo con total devoción y lealtad. (Eclesiastés 9:5.) Solo aquellos que alaben a Jehová disfrutarán de vida eterna y podrán „bendecirlo‟ para siempre, hablando bien de él “hasta tiempo indefinido”. Por lo tanto, unámonos lealmente a los que prestan atención a la exhortación: “¡Alaben a Jah!”. (Salmo 115:16-18.)

CAPITULO 116

g 4/08 pág. 20 ¿Qué espera Dios de usted?
El amor a Dios crece cuando reflexionamos en la infinita bondad que nos ha mostrado. Si lo amamos con toda el alma, querremos darle lo mejor. Nos sentiremos identificados con el escritor bíblico que preguntó: “¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo?” (Salmo 116:12). ¿Cómo debe influir dicho amor en la manera como empleamos el tiempo?
Aunque la Biblia no fija un número de horas semanales para el servicio a Dios, sí especifica qué actividades han de ser primordiales en la vida y por qué. Por ejemplo, Jesús enseñó que un paso esencial hacia la “vida eterna” es adquirir conocimiento de Dios (Juan 17:3). También dijo que sus seguidores debían transmitir dicho conocimiento a las demás personas y así ayudarlas a alcanzar la vida (Mateo 28:19, 20). Además, la Biblia nos ordena reunirnos asiduamente con nuestros hermanos para fortalecernos en sentido espiritual y animarnos unos a otros (Hebreos 10:24, 25). Acatar estos mandatos exige tiempo.
____________________________________________________
g03 8/12 págs. 20-21 ¿Cómo puede usted resistirse a los malos deseos?
Si amamos a Dios como Jesús dijo que tendríamos que hacerlo, ¿no debería ser nuestro mayor deseo agradarle? De ser así, tal deseo justo nos ayudará a luchar contra los deseos impropios más arraigados. No se trata de una utopía, pues millones de cristianos los vencen día a día. Ahora bien, ¿cómo podemos cultivar un cariño tan fuerte hacia Dios? Meditando con gratitud sobre la bondad que se percibe en su creación, en la Biblia y en cómo nos trata individualmente (Salmo 116:12, 14; 119:7, 9; Romanos 1:20).
____________________________________________________
w01 15/8 pág. 21 párr. 8 Tengamos fe como la de Abrahán
Jehová no nos garantiza hoy protección de los estragos de la muerte, el delito, el hambre o los desastres naturales. Lo que sí nos ha prometido es que siempre nos salvaguardará de lo que ponga en peligro nuestra espiritualidad (Salmo 91:1-4). Lo hace fundamentalmente dándonos advertencias oportunas mediante su Palabra y “el esclavo fiel y discreto” (Mateo 24:45). ¿Y qué decir de la amenaza de morir a causa de la persecución? Aun cuando Dios puede permitir que algunas personas pierdan la vida, nunca consentirá el exterminio de todo su pueblo (Salmo 116:15). Y si algunos fieles mueren, confiamos en que se les resucitará (Juan 5:28, 29).
w00 15/6 pág. 25 Se insta a la clase 108 de Galaad a rendir servicio sagrado
Wallace Liverance, secretario de la Escuela de Galaad, concluyó la serie de discursos con el tema “Ofrezca un sacrificio de acción de gracias a Dios”. Se centró en el relato de los diez leprosos a los que sanó Jesús (Lucas 17:11-19). Solo uno regresó para alabar a Dios y dar gracias a Jesús. “No cabe duda de que a los demás les alegraba mucho estar limpios. Se sentían bien, pero al parecer lo único que les importaba era que el sacerdote los declarara limpios”, señaló el hermano Liverance. La limpieza espiritual que conseguimos al aprender la verdad, junto con la gratitud, debería motivarnos a dar las gracias a Dios por su bondad. Animó a los estudiantes de la clase 108 de Galaad a meditar en todas las actividades y la bondad de Dios, a fin de que su servicio y sacrificios reflejen su agradecimiento a Dios (Salmo 50:14, 23; 116:12, 17).
____________________________________________________
w98 1/12 pág. 24 En el umbral de una mayor actividad
Luego siguieron los discursos de tres miembros de la facultad de Galaad. Primero habló Karl Adams sobre el tema “¿Cómo pagará usted a Jehová?”. Su discurso se basó en el Salmo 116, que posiblemente cantó Jesús la noche antes de su muerte (Mateo 26:30, nota). ¿Qué pudo pasar por la mente de Jesús mientras cantaba las palabras: “Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo”? (Salmo 116:12.) Es posible que reflexionara sobre el cuerpo perfecto que Jehová le había preparado (Hebreos 10:5). Al día siguiente iba a ofrecer aquel cuerpo en sacrificio, como demostración de la profundidad de su amor. Los estudiantes de la clase 105 habían gustado la bondad de Jehová durante los anteriores cinco meses. Ahora podían demostrar su amor a Dios trabajando arduamente en sus asignaciones misionales.

w87 15/3 pág. 24 ¡Un Dios feliz, un pueblo feliz!
♦ 116:3—¿Qué son “las sogas de la muerte”?
Parecía como si la muerte hubiera atado tan fuertemente al salmista con sogas irrompibles que el escaparse de ellas era imposible. Las sogas atadas fuertemente alrededor de las extremidades producen dolores agudos, y la versión griega de los Setenta vierte la palabra hebrea para “sogas” como “dolores”. Por consiguiente, cuando Jesucristo murió, estuvo en el agarro paralizante, o los dolores de la muerte. Por lo tanto, cuando Jehová resucitó a Jesús, estaba “desatando los dolores de la muerte”. (Hechos 2:24.)

w06 1/9 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos
116:15. ¿Hasta qué grado es “preciosa a los ojos de Jehová [...] la muerte de los que le son leales”? Jehová considera a sus siervos tan valiosos, que su muerte como colectividad sería una pérdida enorme que no está dispuesto a tolerar. Permitirla equivaldría a reconocer que sus enemigos son más poderosos que él. Además, no quedaría nadie en la Tierra para servir de fundamento del nuevo mundo.

CAPITULO 117

w00 15/12 pág. 25 Motivados para servir
Entonces, el hermano Lett presentó a algunos siervos veteranos de Jehová que pronunciaron discursos breves, pero impactantes. El primero fue John Wischuk, del Departamento de Redacción. Su tema, basado en el Salmo 117, fue “El salmo más corto fomenta el espíritu misionero”. Hoy día, en todo el mundo existe la necesidad de que se dé testimonio sobre Jehová y su Reino a las “naciones” y los “clanes”. Se animó a los estudiantes a cumplir lo que dice el Salmo 117 al instar a la gente a „alabar a Jah‟.
____________________________________________________
w80 15/4 pág. 15 El salmo más corto... un estímulo para alabar a Jehová
De los 150 Salmos inspirados, el Salmo 117 es el más corto. Dice: “Alaben a Jehová, naciones todas; encómienlo, clanes todos. Porque para con nosotros [los israelitas] su bondad amorosa ha resultado poderosa; y el apego de Jehová a la verdad es para tiempo indefinido. ¡Alaben a Jah!”
Este cántico de alabanza es una invitación a todas las naciones para que alaben a Jehová por haber sido testigos de la manera maravillosa en que él ha tratado con su pueblo Israel. Sus tratos demuestran que él es un Dios digno de alabanza y elogio.
A pesar de la condición pecaminosa y las faltas repetidas de los israelitas, Jehová fue misericordioso y compasivo. Lealmente se apegó a la promesa que le hizo a Abrahán de que „por medio de tu descendencia ciertamente se bendecirán todas las naciones de la tierra.‟ (Gén. 22:18) En todos los siglos que transcurrieron hasta que finalmente vino aquella descendencia prometida, Jehová Dios no rechazó a Israel como pueblo suyo. Así, demostró que es un Dios de bondad amorosa. Manifestó también su apego a la verdad por medio de cumplir la palabra que dio en promesa. Por ejemplo, Josué dio el siguiente recordatorio a los israelitas: “Ustedes bien saben con todo su corazón y con toda su alma que ni una sola palabra de todas las buenas palabras que Jehová su Dios les ha hablado ha fallado. Todas se han realizado para ustedes.”—Jos. 23:14.
Especialmente con la venida de Jesucristo como la descendencia prometida, había llegado el tiempo para que personas de todas las naciones alabaran a Jehová. Este es el punto que el apóstol Pablo hizo notar al escribir a los cristianos de Roma: “Cristo realmente vino a ser ministro de los circuncisos a favor de la veracidad de Dios, para confirmar las promesas que él hizo a los antepasados de ellos, y para que las naciones glorificasen a Dios por su misericordia. Así como está escrito: „Por eso es que abiertamente te reconoceré entre las naciones y tocaré melodía a tu nombre.‟ Y de nuevo dice: „Alégrense, naciones, con su pueblo.‟ Y otra vez: „Alaben a Jehová, naciones todas, y alábenlo todos los pueblos.‟”—Rom. 15:8-11.
Aunque Jehová Dios trató exclusivamente con los israelitas por muchos siglos, en realidad estaba arreglando los asuntos para que toda la humanidad recibiera bendición por medio de la descendencia de Abrahán, principalmente Jesucristo. Sobre la base de haber dado Jesús su vida en sacrificio, personas de todas las naciones pueden recibir ahora perdón de sus pecados y pueden adquirir una condición de aprobación ante el Altísimo. Verdaderamente, pues, gente de todas las naciones tiene razón para dar gracias a Jehová por Su bondad amorosa y apego a la verdad al haber producido la descendencia prometida en la persona de un descendiente natural de Abrahán.

CAPITULO 118

km 7/85 pág. 1 párr. 3 Prediquemos las buenas nuevas con denuedo
Lo que la oposición al mensaje hace es profundizar nuestra determinación de predicar con denuedo (1 Tes. 2:2). El conocimiento exacto acerca de Jehová y la fe en su Palabra producen una fuerza interna que disipa el temor que pudiéramos tener a aquellos que procuran ponernos obstáculos (1 Ped. 3:13, 14). ¿No nos fortalece también la promesa que Jesús hizo de que estaría con nosotros hasta la conclusión del sistema de cosas? (Mat. 28:20.) A medida que predicamos denodadamente, podemos decir con confianza como dijo el salmista: “Jehová está de parte mía; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre terrestre?”. (Sal. 118:6.)
____________________________________________________
km 11/80 pág. 2 párr. 7 Sea animoso y fuerte
Muchos jóvenes de la congregación asisten a la escuela. Si tú eres uno de éstos, quizás te encares a opositores que no estén de acuerdo contigo, tal como le sucedió a Josué. Cuando te ridiculicen o amenacen debido a tu fe y a tu audaz posición cristiana, ¿permanecerás firme y continuarás andando en integridad cristiana? ¿Seguirás mostrando también ánimo y confianza en Jehová al declarar denodadamente las buenas nuevas de casa en casa, así como en otras ocasiones apropiadas? Cierto es que para poseer tal ánimo y fe cristiana tenemos que apoyarnos en Jehová.—Sal. 118:6; 55:22.
____________________________________________________
ms pág. 272 Jesucristo
Las profecías cumplidas en Jesús testifican que él era el Mesías
Sal. 118:22 “La piedra que los edificadores rechazaron ha venido a ser cabeza del ángulo.” (Compare con Hech. 3:14; 4:11; 1 Ped. 2:7.)
____________________________________________________
ip-1 cap. 16 pág. 214 párrs. 14-15 Acudamos a Jehová en busca de guía y protección
Algunas personas pudieran admirar a los genios de las finanzas, los políticos o los científicos, quienes hablan de resolver los problemas de la humanidad mediante el ingenio y los avances tecnológicos del hombre. La Biblia, sin embargo, dice claramente: “Mejor es refugiarse en Jehová que confiar en nobles” (Salmo 118:9). Los planes del ser humano para conseguir paz y seguridad se malograrán, y la razón se encuentra en esta atinada declaración del profeta Jeremías: “Bien sé yo, oh Jehová, que al hombre terrestre no le pertenece su camino. No pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso” (Jeremías 10:23).
Es fundamental, por tanto, que los siervos de Dios no se dejen impresionar demasiado por cualquier apariencia de solidez o sabiduría de este mundo (Salmo 33:10; 1 Corintios 3:19, 20). La única esperanza para la humanidad afligida descansa en el Creador, Jehová. Quienes depositen su confianza en él se salvarán. Como el apóstol Juan escribió bajo inspiración, “el mundo va pasando, y también su deseo, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Juan 2:17).

g89 8/2 pág. 10 La infalibilidad y los cristianos primitivos
Importantes profecías de las Escrituras Hebreas ya habían anunciado la venida de una piedra de fundamento simbólica y el doble papel que esta desempeñaría. Iba a ser un instrumento de salvación para los que ejerciesen fe: “Aquí voy a colocar como fundamento en Sión una piedra, una piedra probada, el precioso ángulo de un fundamento seguro. Nadie que ejerza fe será sobrecogido de pánico”. (Isaías 28:16.) Paradójicamente, iba a ser una roca sobre la que los israelitas no creyentes tropezarían: “La piedra que los edificadores rechazaron ha llegado a ser cabeza del ángulo”. (Salmo 118:22.) “Como piedra contra la cual dar y como roca sobre la cual tropezar para ambas casas de Israel.” (Isaías 8:14.)
¿Era posible que un simple hombre, especialmente el impulsivo Pedro, desempeñase el doble papel de la simbólica piedra? (Mateo 26:33-35, 69-75; Marcos 14:34-42.) ¿En quién deberíamos ejercer fe a fin de obtener salvación: en Pedro, o en alguien mayor? ¿Sobre quién tropezaron los israelitas: sobre Pedro, o sobre Jesús? Las Escrituras indican con claridad que las profecías relacionadas con esa preciosa piedra no se cumplieron en Pedro, sino en el Hijo de Dios, Jesucristo. Como se muestra en Mateo 21:42-45, Jesús se aplicó a sí mismo las profecías de Isaías y Salmo 118.
De acuerdo con lo que leemos en 1 Pedro 2:4-8, el propio Pedro consideraba que la piedra de fundamento era Jesús, no él. En una ocasión anterior, al hablar a los líderes religiosos judíos, confirmó que “Jesucristo el Nazareno” era “la piedra que fue tratada por ustedes los edificadores como de ningún valor, que ha llegado a ser cabeza del ángulo”. (Hechos 4:10, 11.)
____________________________________________________
w09 15/11 pág. 5 párr. 14 ¿Qué revelan sobre usted sus oraciones?
Lo que decimos al orar también revela cuánto confiamos en Dios. David le dijo a Jehová: “Has resultado ser un refugio para mí, una torre fuerte frente al enemigo. Ciertamente seré huésped en tu tienda para tiempos indefinidos; me refugiaré, sí, en el escondrijo de tus alas” (Sal. 61:3, 4). La Biblia dice que Dios extiende su tienda sobre nosotros, es decir, que nos cuida y protege (Rev. 7:15). Es muy reconfortante poder hablarle a Jehová sabiendo que él está “de [nuestra] parte” en todas nuestras pruebas (léase Salmo 118:5-9).
____________________________________________________
w08 15/2 pág. 9 párr. 13 Andemos en los caminos de Jehová
Cuando los problemas nos deprimen, necesitamos más que nunca el ánimo y las fuerzas que Dios da. Pensemos en Isaac y Rebeca. Cuando su hijo Esaú se casó con dos mujeres hititas, estas “fueron una fuente de amargura de espíritu” para ellos. Rebeca se lamentó así: “He llegado a aborrecer esta vida mía a causa de las hijas de Het. Si alguna vez [nuestro hijo] Jacob toma esposa de las hijas de Het como estas de las hijas del país, ¿de qué me sirve la vida?” (Gén. 26:34, 35; 27:46). Isaac tomó cartas en el asunto y envió a Jacob lejos a buscar esposa entre los siervos de Jehová. Aunque Isaac y Rebeca no podían cambiar lo que Esaú había hecho, Jehová les dio la sabiduría, la entereza y las fuerzas para continuar fieles. Y lo mismo hará por nosotros si se lo pedimos (Sal. 118:5).
w99 15/1 pág. 17 párr. 8 Alcemos manos leales en oración
Al igual que Salomón, debemos ser humildes cuando representamos a los demás en una oración pública. Aunque no debemos hablar con misticismo, el tono de la voz puede reflejar nuestra humildad. Las oraciones humildes no son grandilocuentes ni teatrales. No atraen la atención a la persona que las hace, sino a Aquel a quien van dirigidas (Mateo 6:5). La humildad también se demuestra por lo que decimos en la oración. Si oramos humildemente, no parecerá que exigimos a Dios que haga ciertas cosas a nuestra manera. Antes bien, pediremos a Jehová que actúe de tal modo que armonice con su sagrada voluntad. El salmista ejemplificó la actitud apropiada cuando rogó: “¡Ay, pues, Jehová, salva, sí, por favor! ¡Ay, pues, Jehová, otorga éxito, sí, por favor!” (Salmo 118:25; Lucas 18:9-14).
____________________________________________________
w93 1/6 págs. 23-24 La Escuela de Galaad, cincuentenaria y con gran vitalidad
El siguiente orador, Ralph E. Walls, seleccionó un tema intrigante: “¿Cómo podemos refugiarnos en la seguridad de un „lugar espacioso‟?”. ¿Qué es este “lugar espacioso”? (Salmo 18:19.) “El estado de liberación que infunde paz interior y un sentimiento de seguridad”, explicó el discursante. ¿De qué se nos tiene que liberar? „De nosotros mismos, de nuestras propias deficiencias.‟ Luego añadió: „También de circunstancias externas provocadas por Satanás‟. (Salmo 118:5.) ¿Cómo podemos refugiarnos en la seguridad que nos brinda un lugar espacioso? „Si tratamos de cumplir las órdenes de Jehová en todo lo que hacemos y si le oramos con fe para hacerle saber nuestras preocupaciones.‟
____________________________________________________
w70 1/4 pág. 195 ¿Confía usted en Dios, o en los hombres?
Piense, por un momento, en lo que usted hace cuando afronta un problema. ¿Adónde se dirige usted para obtener consejo? ¿Confía usted en que lo guíen los dichos sabios de los filósofos mundanos? ¿Pide consejo a sus amigos? ¿O se dirige a Dios, abriendo su ejemplar de Su Palabra, la Biblia, para ver qué principios piadosos pueden aplicarse al asunto? Las personas que creen en Dios confían en él y diligentemente se esfuerzan por conocer y aplicar su sabiduría en su vida. ¿Lo hace usted?—Sal. 118:8, 9.

ACTIVIDADES PARA RAZONAR

km 12/01 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
Conteste cierto o falso a la siguiente declaración:
En Salmo 110:1, la expresión “mi Señor” se refiere a Jesús [w94-S 1/6 pág. 28 §5].
____________________________________________________
km 8/97 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿Qué pasajes de Salmos y Hebreos muestran que Jesús no comenzó a gobernar inmediatamente después de ascender al cielo? [kl-S pág. 96 § 15].
____________________________________________________
km 12/94 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
Conteste cierto o falso a la siguiente declaración:
Puesto que el cumplimiento de Salmo 110:1, 2 se extiende hasta los últimos días de este mundo, estos versículos nos ayudan a entender que la profecía de Jesús sobre la conclusión del sistema de cosas no se limitaba a la destrucción de Jerusalén del año 70 E.C. [w94-S 15/2 pág. 12 §17.]
____________________________________________________
w99 15/6 El Creador puede dar más sentido a nuestra vida
¿Por qué debemos reflexionar sobre el “principio”? (Génesis 1:1; Salmo 111:10.)
____________________________________________________
g01 8/10 pág. 11 ¿Sabe la respuesta?
¿Cuál es la quinta letra del alfabeto hebreo? (Salmo 111:3.)
____________________________________________________
gh cap. 21 Dios hace “nuevas todas las cosas”
¿Cómo debe movernos el conocimiento de los propósitos de Jehová? (Salmo 112:1)
____________________________________________________
km 6/71 pág. 2 Sus Reuniones de Servicio
¿Es la obligación cristiana de obedecer los mandamientos de Dios una carga restrictiva, o cuál es el punto de vista correcto? (1 Juan 5:2, 3; Sal. 112:1; Rom. 16:26)
____________________________________________________
w97 1/7 Separados para ser alabadores gozosos por todo el mundo
En conformidad con el Salmo 113:1-3, ¿quién es merecedor de nuestra alabanza entusiasta?
____________________________________________________
km 1/79 pág. 2 Sus Reuniones de Servicio
Después de leer Salmo 113:5-7, ¿Cómo es Jehová un ejemplo de humildad?
g97 8/2 pág. 22 ¿Sabe la respuesta?
¿Qué cosas no pueden hacer los ídolos? (Salmo 115:5-7.)
____________________________________________________
fu Un futuro seguro... cómo usted puede obtenerlo
¿Cómo considera Dios el uso de imágenes en la adoración? (Salmo 115:3-8; Deuteronomio 7:25)
____________________________________________________
g04 8/6 pág. 22 ¿Sabe la respuesta?
¿Por qué es una necedad adorar ídolos? (Salmo 115:4-8.)
____________________________________________________
g 12/09 pág. 31 ¿Qué respondería usted?
¿A quién le ha sido dada la Tierra? (Salmo 115:16.)
____________________________________________________
gh cap. 10 Lo que nos sucede cuando morimos
¿Qué son Seol y Hades, y cuál es la condición de los que van allí? (Salmo 115:17)
____________________________________________________
km 8/06 pág. 3 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿En qué sentido es preciosa a los ojos de Jehová la muerte de los que le son leales? (Sal. 116:15.) [w06 1/9 “La Palabra de Jehová es viva. Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos”].
____________________________________________________
my Preguntas de estudio para Mi libro de historias bíblicas
¿Qué lección pueden aprender los jóvenes de los niños israelitas que citaron del Salmo 118 cuando Jesús entró en el templo? (Mat. 21:9, 15; Sal. 118:25, 26; 2 Tim. 3:15; 2 Ped. 3:18.)


Toda la información ha sido sacada de la Watchtower Library 2010
Este archivo, es tan solo es una ayuda para nuestra preparación, el propósito principal de esto, es que investiguemos más nosotros.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
BAUTISMOS EN ALEMANIA

AUMENTAN LOS ESTUDIOS BIBLICOS EN ALEMANIA

MILES DE PERSONAS APRENDEN A LEER Y ESCRIBIR CON LOS TESTIGOS DE JEHOVA

ASAMBLEA INTERNACIONAL EN DORTMUND, ALEMANIA


SALONES DEL REINO ALEMANES
ASAMBLEA 2003 DORTMUND, ALEMANIA

SALON DE ASAMBLEAS ALEMAN

SALON REINO ALEMAN

SALON REINO ALEMAN



MISIONEROS ALEMANES EN PARAGUAY
Domingo y Romina

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX







----------------------------


Estadisticas blog
_____________________________
CURRENT MOON

___________________________________

=======================================
Calcula los usuarios online de tu web o blog

No hay comentarios: