EXCLUSIVO PARA TESTIGOS DE JEHOVA

Blog diseñado para dar testimonio de MI FE
Soy TESTIGO DE JEHOVA desde hace 59 años
Aqui compartimos fotografias, videos, noticias e informacion teocratica con mas de 150.0000 hermanos de 195 paises

viernes, 1 de abril de 2011

Puntos Sobresalientes Job 11 a 15. SEMANA DEL 28 DE MARZO


Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático


5. ¿Cómo evidenció el comentario de Elifaz de que el hombre bebe “la injusticia lo mismo que agua” la forma de pensar del Diablo? (Job 15:16)

w10 15/2 pág. 20 No caigamos presa de la propaganda de Satanás

Más tarde, Elifaz preguntó: ―¿Qué es el hombre mortal, para que sea limpio, o para que cualquiera que ha nacido de una mujer tenga razón?‖. Y luego dio esta respuesta: ―¡Mira! En sus santos [Dios] no tiene fe, y los cielos mismos realmente no son limpios a sus ojos. ¡Cuánto menos cuando uno es detestable y corrompido, un hombre que está bebiendo la injusticia lo mismo que agua!‖ (Job 15:14-16). Con estas palabras, Elifaz le estaba dando a entender a Job que Jehová no considera justo a ningún ser humano. El Diablo también explota las ideas negativas. Quiere que nos angustiemos por los fallos del pasado, que nos juzguemos implacablemente y creamos que no tenemos remedio. También desea que pensemos que Dios es demasiado exigente y muy poco compasivo, misericordioso y dispuesto a ayudarnos.

Claro, es cierto que ―todos [los seres humanos] han pecado y no alcanzan a la gloria de Dios‖. Como somos imperfectos, no podemos cumplir las normas perfectas de Jehová (Rom. 3:23; 7:21-23). Pero eso no significa que no valgamos nada para él. Nuestro Padre conoce muy bien que ―somos polvo‖, y por eso nunca será desconsiderado ni ―seguirá señalando [nuestras] faltas‖ (Sal. 103:8, 9, 14). Además, sabe que hay alguien aprovechándose de nuestra condición de pecadores: ―la serpiente original, el que es llamado Diablo y Satanás‖ (Rev. 12:9, 10).
 
Información general


si pág. 97 párr. 16 Libro bíblico número 18: Job

Zofar entra ahora en el debate. Esta es la sustancia de lo que dice: ¿Somos niños, para escuchar habla vacía? Tú dices que realmente eres limpio, pero si Dios tan solo hablara, revelaría tu culpa. Le pregunta a Job: ―¿Puedes sondear las cosas profundas de Dios?‖ (11:7). Aconseja a Job que abandone las prácticas perjudiciales, porque las bendiciones vendrán a los que hacen eso, mientras que ―los ojos mismos de los inicuos fallarán‖ (11:20).

Capítulo 11

w90 15/3 págs. 28-29 Cómo ayudar a los deprimidos a recobrar el gozo

Especialmente los pastores espirituales deben tener ―conocimiento y perspicacia‖ para ―saber cómo animar con palabras al cansado‖. (Jeremías 3:15; Isaías 50:4, Reina-Valera, 1977.) Pero si un anciano no tiene cuidado podría empeorar la condición de la persona deprimida aunque no haya querido hacer eso. Por ejemplo, los tres compañeros de Job fueron supuestamente a ―condolerse de él y consolarlo‖. Pero sus palabras, motivadas por un punto de vista incorrecto de la difícil situación de Job, solo sirvieron para ‗aplastarlo‘ en lugar de consolarlo. (Job 2:11; 8:1, 5, 6; 11:1, 13-19; 19:2.)

Varios artículos que han salido en las publicaciones de la Watch Tower han presentado principios que se pueden aplicar al aconsejar a otras personas. La mayoría de los ancianos han puesto en práctica esa información. Sin embargo, en algunos casos los comentarios irreflexivos de algunos ancianos —fuera a nivel personal o en discursos— han causado mucho daño. Por eso, que los ancianos no ‗hablen irreflexivamente como con las estocadas de una espada‘, sino con la ‗lengua curativa de los sabios‘. (Proverbios 12:18.) Si el anciano piensa de antemano en las posibles consecuencias de lo que diga, entonces podrá expresarse con palabras sosegadoras. Por lo tanto, ancianos, sean prestos para escuchar y lentos para llegar a conclusiones sin haber visto todo el cuadro. (Proverbios 18:13.)

__________________________________________________________

g 11/07 pág. 22 Mitos y verdades

▪ Mito: Los milagros son imposibles.

Verdad: El hombre tiene mucho que aprender acerca de la creación de Dios. Ningún científico puede explicar por completo cómo funciona la ley de la gravedad, definir con precisión todos los elementos de un átomo o exponer la naturaleza exacta del tiempo. ―¿Puedes sondear las cosas profundas de Dios, o puedes sondear hasta el mismísimo límite del Todopoderoso?‖ (Job 11:7.) Dado que hay aspectos de la Creación que escapan a nuestro entendimiento, los científicos son cada vez más cautelosos a la hora de calificar de imposible cierto fenómeno.

Información general

si pág. 97 párr. 17 Libro bíblico número 18: Job

Job exclama con marcado sarcasmo: ―¡De hecho ustedes son el pueblo, y con ustedes morirá la sabiduría!‖ (12:2). Quizás él sea un hazmerreír, pero no es inferior. Si sus compañeros miraran a las creaciones de Dios, hasta estas les enseñarían algo. La fuerza y la sabiduría práctica son de Dios, quien controla todas las cosas, aun ―haciendo que las naciones se hagan grandes, para destruirlas‖ (12:23).

Capítulo 12

lc pág. 11 ¿Quién lo diseñó primero?

En los últimos años, científicos e ingenieros han sido instruidos, en un sentido muy real, por las plantas y los animales (Job 12:7, 8). Tales expertos estudian e imitan las características de los seres vivos —disciplina conocida con el nombre de biomimética— en un intento de crear nuevos productos y mejorar los ya existentes. Al analizar los siguientes ejemplos, pregúntese: ―¿A quién pertenece en realidad el mérito de estos diseños?‖.

__________________________________________________________

ie pág. 26 párr. 7 Una esperanza segura

Puesto que su sabiduría y su memoria son infinitas, Jehová Dios puede resucitar fácilmente a una persona. Para él no es difícil recordar la personalidad de la gente antes de morir: su modo de ser, sus vivencias y todos los demás detalles de su identidad (Job 12:13; compárese con Isaías 40:26).

__________________________________________________________

yb95 pág. 72 Chipre

Entretanto, Tryfon Kalogirou, inspector de Sanidad de una aldea del distrito de Nicosia, aprendía la verdad. Cuando visitaba las aldeas por motivos de trabajo, utilizaba muy bien la Biblia para demostrar la falsedad de enseñanzas como la del infierno y la Trinidad. Pero cuando hubo que amputarle una pierna por causa de una enfermedad, la gente se burlaba de él diciendo que Dios lo había castigado por cambiar de religión. Aquella burla lo hizo sufrir mucho, tal como los razonamientos torcidos de los compañeros de Job intensificaron el sufrimiento de este. (Compárese con Job 4:7, 8; 12:4.) Pese a todo, Tryfon fue un hermano fiel hasta su muerte, en 1960.

__________________________________________________________

tr cap. 3 pág. 21 párr. 11 ¿Quién es Dios?

Con Jehová hay ―sabiduría y poderío; él tiene consejo y entendimiento.‖ (Job 12:13) Evidencia de su sabiduría se ve en todas sus obras creativas, tanto en el cielo como en la Tierra. Bien podemos preguntar, entonces: ―¿Por qué debería alguien alguna vez dudar de la sabiduría de Dios?‖ La Biblia muestra que sus requisitos son para nuestro bien, con nuestro bienestar eterno en mira. Es cierto que quizás haya ocasiones en que nosotros, como humanos con conocimiento y experiencia limitados, no comprendamos plenamente por qué cierta ley dada por Dios es tan importante, o cómo realmente funciona para nuestro bien. Sin embargo, nuestra firme creencia en que Dios obviamente sabe mucho más que nosotros, que su experiencia es mucho más extensa que la nuestra, y que lo que él hace es para nuestro bien eterno, nos impulsará a obedecerlo con un corazón dispuesto.—Salmo 19:7-11 [18:8-12, TA]; Miqueas 6:8.


__________________________________________________________

hp cap. 8 pág. 78 párr. 9 La vida familiar... cómo usted puede tener éxito

Este modo de ver el asunto disuade al casado o la casada de ‗irse a casa‘ de los padres si surgen problemas. Y ayuda a los padres a reconocer que sus hijos, al casarse, los ‗dejan‘ a ellos y forman familias independientes, aunque la costumbre o los recursos exijan que por un tiempo éstos vivan cerca de los padres o con ellos. Es apropiado que los hijos estimen la sabiduría y experiencia de sus padres y tal vez las aprovechen. (Job 12:12; 32:6, 7) Pero lo que Génesis 2:24 dice sirve para advertir a los padres contra el tratar de dirigir o controlar la vida de sus hijos casados. Sí, el aplicar este consejo bíblico puede contribuir al éxito en el matrimonio.

__________________________________________________________

dp cap. 6 pág. 82 párr. 1 Se desentraña el misterio del gran árbol

Jehová permitió que el rey Nabucodonosor se convirtiera en el gobernante mundial. Como monarca de Babilonia, poseía riquezas en abundancia, una mesa fastuosa, un palacio magnífico... todo cuanto deseaba en sentido material. Sin embargo, de repente sufrió una humillación. Perdió el juicio y empezó a comportarse como una bestia. Expulsado de la mesa real y de la residencia imperial, vivió en los campos y comió hierba lo mismo que un toro. ¿Qué lo llevó a esta calamidad? (Compárese con Job 12:17-19; Eclesiastés 6:1, 2.)

__________________________________________________________

yp2 cap. 31 págs. 255-256 ¿Qué lugar debe ocupar la música en mi vida?

―Pero a mí lo que me gusta es la melodía —puede que pienses—. No me importa lo que dice en sí la canción.‖ Pues bien, si alguien te quisiera envenenar, ¿cómo crees que te daría el veneno? ¿Mezclado en un vaso de vinagre, o dentro de una golosina? Job, un siervo de Dios, dijo que ―igual que el paladar reconoce los sabores‖, ―el oído distingue las palabras‖ (Job 12:11, Versión Popular, 1994). De modo que en vez de envenenarte con una canción porque te fascine su melodía (es decir, la golosina), ―distingue las palabras‖ analizando el título y la letra. ¿Por qué razón? Porque el mensaje que acompaña a la música puede afectar tu manera de pensar y actuar.

Por desgracia, la mayor parte de las canciones actuales promueven la inmoralidad sexual, la violencia y el consumo de drogas. Pensar que escuchar este tipo de letra no te perjudica es señal de que el ―veneno‖ ya te está haciendo efecto.

__________________________________________________________

yp cap. 36 pág. 294 ¿Cómo dominarme en cuanto a la televisión?

Luego, examina bien la clase de programas que has estado viendo. ―¿Acaso el oído mismo no prueba las palabras como el paladar gusta el alimento?‖, pregunta la Biblia. (Job 12:11.) Por eso, usa discernimiento (junto con el consejo de tus padres) y determina qué programas realmente valen la pena. Algunos determinan de antemano qué programas van a ver, ¡y encienden el televisor solo para ver esos programas! Otros toman medidas más estrictas: establecen la regla de no ver televisión durante la semana escolar, o se fijan el límite de una sola hora al día.

__________________________________________________________

fl cap. 2 pág. 26 párr. 38 Colocando un excelente fundamento para su matrimonio

Los jóvenes prudentes que están considerando el matrimonio hacen bien en escuchar el consejo de personas mayores, especialmente de las que han mostrado que realmente se interesan en el bienestar de ellas. Job 12:12 nos recuerda el valor de esto al preguntar: ―¿No hay sabiduría entre los de edad y entendimiento en la longitud de días?‖ Preste atención a esas voces de la experiencia. Sobre todo, ―confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. En todos tus caminos tómalo en cuenta, y él mismo hará derechas tus sendas.‖—Proverbios 3:5, 6.

__________________________________________________________

g02 22/1 pág. 14 La cebra, el caballo salvaje de África

Así que, ¿de dónde sacó la cebra sus rayas? La clave se halla en una sencilla afirmación: ―La misma mano de Jehová ha efectuado esto‖ (Job 12:9). Así es, el Creador diseñó los seres vivos que habitan la Tierra con atributos y rasgos distintivos que, por razones que el ser humano no entiende a plenitud, los equipan asombrosamente para la vida. El maravilloso diseño de los seres vivos cumple otro propósito: produce felicidad, placer y deleite al corazón humano. De hecho, la belleza de la creación ha infundido en muchos hoy día sentimientos como los del rey David de la antigüedad: ―¡Cuántas son tus obras, oh Jehová! Con sabiduría las has hecho todas. La tierra está llena de tus producciones‖ (Salmo 104:24).

__________________________________________________________

g92 22/3 pág. 11 Lecciones que nos enseña el universo

La astronomía ha desvelado la inmensidad y majestuosidad del cosmos: las estrellas de tremendas proporciones, las distancias que superan lo imaginable, los eones de tiempo que se escapan de nuestra comprensión, los hornos cósmicos que generan temperaturas de millones de grados y las erupciones de energía a cuyo lado mil millones de bombas nucleares quedan en nada.

Admitir esta realidad debería hacernos más humildes, y es precisamente la humildad lo que nos ayudará a reconocer que existe Alguien que creó el universo, Alguien que dictó las leyes que lo gobiernan, Alguien mucho más poderoso y sabio que nosotros. El libro de Job nos recuerda: ―Con él hay sabiduría y poderío; él tiene consejo y entendimiento‖. (Job 12:13.) Y esta es la mayor lección que nos enseña el universo.

__________________________________________________________

w09 15/4 págs. 6-7 párr. 17 Job puso en alto el nombre de Jehová

¿Qué ayudó a Job a mantenerse fiel? Sin duda fue la amistad estrecha que ya tenía con Jehová antes de que lo azotara la calamidad. Aunque no hay ningún indicio de que estuviera al tanto del desafío de Satanás, Job se decidió a ser siempre íntegro. Él aseguró: ―¡Hasta que expire no quitaré de mí mi integridad!‖ (Job 27:5). ¿Y cómo llegó a tener esa amistad tan especial con Dios? Lo más seguro es que conociera a Jehová por lo que sabía de la relación que tenían con él Abrahán, Isaac y Jacob, sus parientes lejanos, y que guardara en su corazón todos esos detalles. Además, podía aprender mucho sobre las cualidades divinas observando la creación (léase Job 12:7-9, 13, 16).


__________________________________________________________

w08 1/8 págs. 11-12 La comunicación con los adolescentes

“¿Capto el mensaje oculto tras sus palabras?” Job 12:11 asegura: ―¿Acaso el oído mismo no prueba las palabras como el paladar gusta el alimento?‖. Ahora más que nunca, usted tiene que ‗probar las palabras‘ de su hijo. Los adolescentes suelen hablar en términos absolutos. Por ejemplo, es probable que su hijo diga: ―¡Siempre me tratas como a un niño!‖, o ―¡Nunca me escuchas!‖. En vez de destacar la inexactitud de los términos siempre y nunca, reconozca que su hijo probablemente no está hablando en términos literales. Por ejemplo, ―¡Siempre me tratas como a un niño!‖ podría querer decir ―Pienso que no confías en mí‖, y ―¡Nunca me escuchas!‖ podría significar ―Quiero que entiendas cómo me siento realmente‖. Trate de discernir el mensaje oculto tras las palabras de su hijo.

__________________________________________________________

w99 15/3 pág. 12 párr. 9 Prestemos constante atención a nuestra enseñanza

Jesús demostró, sin duda, una extraordinaria comprensión de los métodos docentes en su famoso Sermón del Monte. Cuando terminó de hablar, ―las muchedumbres quedaron atónitas por su modo de enseñar‖ (Mateo 7:28). Por supuesto, nadie puede enseñar tan bien como lo hizo Jesús. Sin embargo, no tenemos que ser oradores elocuentes para ser maestros eficaces, pues, según Job 12:7, hasta ―los animales domésticos‖ y ―las criaturas aladas‖ pueden enseñar en silencio. Junto con las aptitudes naturales que podamos tener, lo que especialmente cuenta es la ―clase de personas‖ que somos: las cualidades que poseemos y los hábitos espirituales que hemos cultivado, cualidades y hábitos que los estudiantes pueden imitar (2 Pedro 3:11; Lucas 6:40).

__________________________________________________________

w93 1/3 págs. 10-11 párrs. 10-11 Transformen su mente e iluminen su corazón

Para mostrar que el mundo no tiene nada digno de envidiar ni imitar, Pablo pasó a decir que las personas “mentalmente se hallan en oscuridad”. (Efesios 4:18.) Por supuesto, el mundo tiene personas inteligentes en casi toda esfera de actividad. No obstante, Pablo dijo que están mentalmente en oscuridad. ¿Por qué? No se refería a su pericia o sus habilidades mentales. El término ―mente‖ también puede referirse al centro de la percepción humana y del entendimiento, al hombre interior. Están en oscuridad porque no tienen una luz que los guíe ni un sentido de dirección en sus esfuerzos. Esa situación se percibe con claridad en su sentido confuso de lo que es correcto y lo que es incorrecto. Puede que las personas crean que la mentalidad moderna de no juzgar a nadie y de que todo está permitido es iluminada, pero, según Pablo, es realmente una mentalidad oscurecida. En sentido espiritual andan a tientas, en completa oscuridad. (Job 12:25; 17:12; Isaías 5:20; 59:6-10; 60:2; compárese con Efesios 1:17, 18.)

¿Cómo es posible que las personas puedan ser inteligentes, incluso brillantes en muchas cosas, y, no obstante, estar en oscuridad espiritual? Pablo nos responde en 2 Corintios 4:4: ―El dios de este sistema de cosas ha cegado las mentes de los incrédulos, para que no pase a ellos la iluminación de las gloriosas buenas nuevas acerca del Cristo, que es la imagen de Dios‖. ¡Qué preciosa bendición ha sido para los que abrazan las gloriosas buenas nuevas haber podido transformar su mente e iluminar su corazón!

__________________________________________________________

w87 1/10 pág. 12 párr. 11 ¿Está usted satisfecho con las provisiones espirituales de Jehová?

Cuando un ama de casa extiende una invitación a comer, no se limita a hervir un trozo de carne y echarlo en un plato. Usa condimentos y salsas para añadirle sabores que despierten el apetito, y añade toques decorativos para que agrade a la vista. Basta con la apariencia y el aroma para que la boca se le haga agua a uno y sus jugos gástricos fluyan. Así han sido preparadas las provisiones espirituales de Jehová... no de manera seca, enciclopédica, sino de manera agradable, para deleitar la mente y llegar al corazón. Cada cristiano por sí mismo debe seguir ese ejemplo. ―¿Acaso el oído mismo no prueba las palabras como el paladar gusta el alimento?‖ (Job 12:11.)

Información general

si pág. 97 párr. 17 Libro bíblico número 18: Job

Job se deleita en argüir su causa ante Dios, pero en cuanto a sus tres ―consoladores‖... ―ustedes son embarradores de falsedad; todos ustedes son médicos de ningún valor‖ (13:4). ¡Manifestarían sabiduría si se quedaran callados! Job confía en lo justa que es su causa y pide a Dios que le oiga.

Capítulo 13

w09 15/8 pág. 31 ¿Le gustaría recuperar su privilegio de servicio?

Es posible que perder su privilegio le haya provocado sentimientos de vergüenza o tristeza. O quizá tenga la tendencia a justificar su conducta.

Job tenía el privilegio de representar a otras personas ante Jehová y de ser anciano y juez en una sociedad patriarcal (Job 1:5; 29:7-17, 21-25). Pero cuando mejor le estaba yendo en la vida, lo perdió todo: su riqueza, su salud e incluso a sus hijos; además, su reputación quedó en entredicho. ―Se han reído de mí, aquellos más jóvenes que yo‖, se lamentó él (Job 30:1).

Este patriarca, que se consideraba totalmente inocente, trató de justificarse ante Dios (Job 13:15). Sin embargo, esperó en Jehová, y eso produjo buenos resultados. Se dio cuenta de que necesitaba que se le corrigiera, sobre todo por su manera de reaccionar ante las pruebas (Job 40:6-8; 42:3, 6). Al final, la humildad de Job resultó en que Jehová lo bendijera generosamente (Job 42:10-13).
 
w05 1/8 pág. 21 párrs. 2-3 Jehová tiene contados “los mismísimos cabellos de la cabeza de ustedes”


Las palabras de Job pudieran dar a entender que se había vuelto contra Dios, pero ese no era el caso. Job sencillamente hablaba desde lo más recóndito de su afligido corazón (Job 6:2, 3). Como no sabía que Satanás era el causante de sus tormentos, concluyó de manera errónea que Dios lo había abandonado. Incluso llegó a preguntarle a Jehová: ―¿Por qué ocultas tu mismo rostro y me consideras como enemigo tuyo?‖ (Job 13:24).

Hoy día, muchos siervos de Jehová sufren innumerables penalidades a causa de las guerras, las convulsiones políticas y sociales, las catástrofes naturales, la vejez, las enfermedades, la pobreza extrema y las proscripciones gubernamentales. Es probable que usted también esté atravesando adversidades de algún tipo y que, a veces, le parezca que Jehová oculta su rostro de usted. Sin duda conoce bien las palabras de Juan 3:16: ―Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito‖. Aun así, es posible que cuando esté sufriendo y no haya una solución a la vista, se pregunte: ―¿En realidad me ama Dios a mí? ¿Sabe por lo que estoy pasando? ¿Le importo como persona?‖.

__________________________________________________________

w04 15/2 pág. 28 “Pelea la excelente pelea de la fe”

Sería un error pensar que tenemos que escuchar a los apóstatas o leer sus escritos para refutar sus argumentos. Como la gangrena, sus torcidas y venenosas ideas pueden ocasionarnos daño espiritual y contaminar nuestra fe (2 Timoteo 2:16, 17). Imitemos, por el contrario, la postura de Dios frente a ellos. Job dijo: ―Ante [Jehová] no entrará ningún apóstata‖ (Job 13:16).

__________________________________________________________

w93 1/10 pág. 19 párr. 15 “Escudríñame completamente, oh Dios”

La apostasía es, en realidad, una rebelión contra Jehová. Algunos apóstatas dicen que conocen y sirven a Dios, pero rechazan las enseñanzas y los requisitos de su Palabra. Otros sostienen que creen en la Biblia, pero rechazan la organización de Jehová y procuran activamente estorbar su obra. Cuando escogen a propósito obrar con maldad después de haber conocido lo que es correcto y la maldad está tan arraigada en ellos que es parte inseparable de su modo de ser, entonces el cristiano tiene que odiar —en el sentido bíblico de la palabra— a los que se han apegado inseparablemente a la maldad. Los cristianos verdaderos sienten lo mismo que Jehová siente hacia los apóstatas; no les intrigan las ideas apóstatas. Al contrario, les ―dan asco‖ los que se han convertido en enemigos de Dios, pero dejan que Jehová se encargue de ejecutar venganza. (Job 13:16; Romanos 12:19; 2 Juan 9, 10.)

__________________________________________________________

g91 22/4 pág. 22 ¿Por qué tratan mis padres de controlar mi vida?

Quizás opines que no son restricciones dignas de ti, que son para niños. Pero recuerda que no hace mucho todavía eras un bebé indefenso en los brazos de tus padres, y ahora ellos quieren protegerte de daño moral igual que antes te protegían de daño físico. Recuerda que tus padres también han sido adolescentes y conocen muy bien las dificultades en las que se puede meter un joven. Hasta el justo Job confesó ―los errores de [su] juventud‖. (Job 13:26.) Además, algunos padres cometieron errores graves en su juventud que han complicado mucho su vida.

__________________________________________________________

g90 22/11 pág. 16 Inmunidad espiritual frente a la crisis moral

Muchos psicólogos y psiquiatras de hoy no consideran prácticas las restricciones que imponen las Escrituras sobre el comportamiento. Hay quienes aceptan la inmoralidad sexual y la homosexualidad tan solo como estilos de vida diferentes. Las diferencias entre lo bueno y lo malo son cada vez más difusas a medida que se adopta la ―nueva moralidad‖. Es un reflejo moderno de lo que dice Isaías 5:20: ―¡Ay de los que dicen que lo bueno es malo y lo malo es bueno, los que ponen oscuridad por luz y luz por oscuridad, los que ponen amargo por dulce y dulce por amargo!‖. La Biblia dice de ellos: ―Todos ustedes son médicos de ningún valor‖. (Job 13:4.) Dejan el campo libre a los antígenos patógenos espirituales y no ofrecen recetas de anticuerpos para combatirlos.

__________________________________________________________

rs pág. 41 Apostasía

¿Cuán grave es la apostasía?

Job 13:16: ―Ante él [Dios] no entrará ningún apóstata.‖

__________________________________________________________

es11 pág. 105 Octubre

Lunes 24 de octubre

Quita de tu corazón la irritación, y evita a tu carne la calamidad; pues la juventud y la flor de la vida son vanidad (Ecl. 11:10).

―Disfruta, joven, en tu adolescencia y sé feliz en tus días de juventud‖, escribió el sabio rey Salomón (Ecl. 11:9, Biblia Traducción Interconfesional). Estas palabras inspiradas por Dios no dejan lugar a dudas: Jehová quiere que seas feliz. Pero no solo durante tu juventud, sino también cuando seas adulto. Ahora bien, muchos jóvenes cometen errores tan graves que pasan el resto de su vida pagando por ellos. Hasta el fiel Job se lamentó por ―las consecuencias de los errores de [su] juventud‖ (Job 13:26). Lo cierto es que durante tu adolescencia y los primeros años de tu vida adulta tendrás que tomar decisiones muy importantes. Y si no eres sensato, podrías acabar con profundas heridas emocionales y con problemas de los que tal vez no puedas librarte nunca. w09 15/5 2:1

Información general

si pág. 97 párr. 17 Libro bíblico número 18: Job

Cambia a la idea de que ―el hombre, nacido de mujer, es de vida corta y está harto de agitación‖ (14:1). El hombre pasa pronto, como una flor o una sombra. Del inmundo no se puede producir a nadie limpio. Al orar a Dios que lo mantenga secreto en el Seol hasta que Su cólera se vuelva atrás, Job pregunta: ―Si un hombre físicamente capacitado muere, ¿puede volver a vivir?‖. Como respuesta, expresa esta esperanza firme: ―Esperaré, hasta que llegue mi relevo‖ (14:13, 14).


Capítulo 14

w10 1/1 pág. 21 ¿Pueden ayudarnos los muertos?

¿Se imagina lo maravilloso que será cuando resuciten miles de millones de personas? La Biblia revela que Jehová anhela la llegada de ese día (Job 14:14, 15). Y no piense que es demasiado bueno para ser cierto. Jesucristo estaba convencido de esa esperanza. De hecho, explicó que Jehová ve a los muertos como si siguieran con vida (Lucas 20:37, 38).

__________________________________________________________

w10 15/2 pág. 21 No caigamos presa de la propaganda de Satanás

¿Cuál fue una de las razones por las que Job pudo soportar los furiosos ataques de Satanás? Su firme fe en la resurrección. Tanto es así que ni siquiera la posibilidad de morir logró apartarlo de Jehová. Por el contrario, él le dirigió estas palabras: ―Tú llamarás, y yo mismo te responderé. Por la obra de tus manos sentirás anhelo‖ (Job 14:15). Él estaba seguro de que, aunque muriera por mantenerse íntegro, Dios, que ama tanto a sus siervos fieles, lo devolvería a la vida.

Todos debemos tener esa misma confianza en el Dios verdadero. Él puede corregir cualquier mal que suframos por culpa de Satanás y sus secuaces. Nunca olvidemos esta garantía que expresó el apóstol Pablo: ―Dios es fiel, y no dejará que sean tentados más allá de lo que pueden soportar, sino que junto con la tentación también dispondrá la salida para que puedan aguantarla‖ (1 Cor. 10:13).

__________________________________________________________

w09 1/11 pág. 5 Mito 2: Las personas malas sufren tormento en el infierno

¿Qué dice la Biblia? ―Los vivos saben que han de morir, pero los muertos no saben nada, [...] pues no hay actividad ni planes, ni ciencia ni sabiduría, en el Seol adonde te encaminas.‖ (Eclesiastés 9:5, 10, Biblia de Jerusalén Latinoamericana.)

Seol es una palabra de origen hebreo que se refiere a ―la morada de los muertos‖ y que algunas Biblias traducen por ―infierno‖. ¿Qué nos enseña este pasaje sobre el estado en que se encuentran los muertos? ¿Están siendo atormentados en el Seol para pagar por sus pecados? No, pues el versículo dice que ―no saben nada‖. En efecto, los muertos ni sienten ni padecen. Eso explica por qué el patriarca Job, cuando estaba sufriendo una enfermedad muy grave, le pidió a Dios que lo protegiera ―en el infierno‖ (Job 14:13, Biblia Americana San Jerónimo). ¿Habría hecho esa petición si el infierno fuera un lugar donde se torturara eternamente a las almas? Claro que no. En la Biblia, el infierno (o Seol) es la sepultura colectiva adonde va la gente al morir, un lugar simbólico donde no existe ninguna actividad.

__________________________________________________________

w08 1/5 pág. 29 Cómo consolar a los enfermos terminales

Es comprensible que, debido a las circunstancias, tal vez usted no pueda estar con la persona amada en sus últimas horas. Pero si le es posible estar junto a ella en el hospital o en su hogar, procure sostenerle la mano hasta el instante de su muerte. Además, estos últimos momentos nos dan la oportunidad de comunicarle sentimientos que pocas veces le hayamos expresado. Aunque el enfermo parezca estar inconsciente, no se prive de despedirse de él y de expresarle su amor y la esperanza de verlo de nuevo cuando resucite (Job 14:14, 15; Hechos 24:15).

Si aprovecha bien estos últimos momentos, probablemente evitará tener sentimientos de culpa más tarde. Es más, cuando después los recuerde, aquellos momentos serán para usted una fuente de consuelo. No hay duda de que usted habrá resultado ser ―un compañero verdadero [...] cuando hay angustia‖ (Proverbios 17:17).

__________________________________________________________

w08 1/5 pág. 29 Cómo consolar a los enfermos terminales

Es comprensible que, debido a las circunstancias, tal vez usted no pueda estar con la persona amada en sus últimas horas. Pero si le es posible estar junto a ella en el hospital o en su hogar, procure sostenerle la mano hasta el instante de su muerte. Además, estos últimos momentos nos dan la oportunidad de comunicarle sentimientos que pocas veces le hayamos expresado. Aunque el enfermo parezca estar inconsciente, no se prive de despedirse de él y de expresarle su amor y la esperanza de verlo de nuevo cuando resucite (Job 14:14, 15; Hechos 24:15).

Si aprovecha bien estos últimos momentos, probablemente evitará tener sentimientos de culpa más tarde. Es más, cuando después los recuerde, aquellos momentos serán para usted una fuente de consuelo. No hay duda de que usted habrá resultado ser ―un compañero verdadero [...] cuando hay angustia‖ (Proverbios 17:17).

__________________________________________________________

w05 1/5 pág. 12 párr. 17 La enseñanza de la resurrección nos concierne

Job, siervo fiel de tiempos precristianos, también creía en la resurrección. Sufrió muchísimo a manos de Satanás, pero a diferencia de sus falsos compañeros, que nunca mencionaron esta esperanza, Job obtuvo consuelo de ella y preguntó: ―Si un hombre físicamente capacitado muere, ¿puede volver a vivir?‖. Él mismo respondió diciendo: ―Todos los días de mi trabajo obligatorio esperaré, hasta que llegue mi relevo‖. Y dirigiéndose a su Dios, Jehová, aseguró: ―Tú llamarás, y yo mismo te responderé‖. Tocante al sentir de nuestro afectuoso Creador, Job señaló: ―Por la obra de tus manos sentirás anhelo‖ (Job 14:14, 15). Así es, Jehová anhela que llegue el momento en que sus siervos fieles vuelvan a la vida en la resurrección. ¿No es verdad que nos acerca más a él meditar en el amor y la bondad inmerecida que nos muestra a pesar de nuestra imperfección? (Romanos 5:21; Santiago 4:8.)


__________________________________________________________

w02 1/6 págs. 7-8 Mitos sobre la muerte bajo examen

Mito número 5: La muerte supone el fin absoluto de nuestra existencia.

Cuando morimos, dejamos de existir; pero esto no significa forzosamente que ahí se acabe todo. El fiel Job sabía que cuando muriera, iría al sepulcro, o Seol. No obstante, fijémonos en su oración: ―¡Oh que en el Seol me ocultaras, que me mantuvieras secreto hasta que tu cólera se volviera atrás, que me fijaras un límite de tiempo y te acordaras de mí! Si un hombre físicamente capacitado muere, ¿puede volver a vivir? [...] Tú llamarás, y yo mismo te responderé‖ (Job 14:13-15).

Job creía que si seguía fiel hasta la muerte, Dios se acordaría de él y con el tiempo lo resucitaría. Todos los siervos de Dios de la antigüedad creían eso. El propio Jesús confirmó esta esperanza y mostró que Dios lo utilizaría a él para levantar a los muertos. Las siguientes palabras de Cristo constituyen una garantía: ―Viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán [la] voz [de Jesús] y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio‖ (Juan 5:28, 29).

__________________________________________________________

w02 15/7 pág. 6 ¿Qué es realmente el infierno?

Piense también en el caso de Job, un hombre justo que sufrió mucho. Dado que deseaba salir de la difícil situación en que se hallaba, le rogó a Dios: ―¿Quién me dará, que me cubras en el infierno [Seol], y me escondas, hasta que pase tu furor, y me aplaces el tiempo, en que te acuerdes de mí?‖ (Job 14:13, Scío de San Miguel). Sería totalmente irrazonable pensar que Job deseaba buscar protección en un lugar abrasador. Para él, ―el infierno‖ era simplemente la tumba, donde terminaría su sufrimiento. De modo que el infierno del que habla la Biblia es el sepulcro común de la humanidad, donde van tanto las personas buenas como las malas.

Información general

si pág. 97 párr. 18 Libro bíblico número 18: Job

Al empezar el segundo debate, Elifaz se burla del conocimiento de Job y dice que Job ha ‗llenado su vientre del viento del este‘ (15:2). De nuevo menosprecia la afirmación de Job de que es íntegro, pues sostiene que ni el hombre mortal ni los santos en los cielos pueden tener fe a los ojos de Jehová. Acusa indirectamente a Job de tratar de mostrarse superior a Dios y de practicar apostasía, soborno y engaño.

Capítulo 15

w08 15/6 pág. 26 párr. 16 No perdamos „el amor que teníamos al principio‟

Al examinarse con sinceridad, encontrará debilidades, pero no permita que eso lo desmoralice. Recuerde que el objetivo de dicho examen es precisamente identificar los defectos para poder corregirlos. A Satanás le gustaría que nuestros defectos nos hicieran pensar que no servimos para nada. En el pasado hubo quien llegó a asegurar que Dios desprecia nuestros esfuerzos por servirle (Job 15:15, 16; 22:3). Sin embargo, eso es una mentira, y Jesús la refutó enérgicamente. Dios valora a cada uno de sus siervos (léase Mateo 10:29-31). El que usted sea consciente de sus imperfecciones debe motivarlo, más bien, a esforzarse con humildad por mejorar con la ayuda de Jehová (2 Cor. 12:7-10). Si la edad o la enfermedad lo limitan, póngase metas realistas, pero no se rinda ni deje que se enfríe su amor.

__________________________________________________________

w05 15/9 pág. 26 Resistamos los pensamientos nocivos

En sus tres discursos, Elifaz dio a entender que Dios es tan exigente que nada de lo que hagan sus siervos es lo suficientemente bueno para él. ―¡Mira! En sus siervos él no tiene fe —le dijo a Job—, y a sus ángeles imputa tener faltas.‖ (Job 4:18, nota.) Luego añadió lo siguiente respecto a Dios: ―En sus santos él no tiene fe, y los cielos mismos realmente no son limpios a sus ojos‖ (Job 15:15). Y preguntó: ―¿Tiene deleite alguno el Todopoderoso en que seas justo?‖ (Job 22:3). Bildad compartía esta opinión, pues declaró: ―Hay hasta la luna, y no es brillante; y las estrellas mismas no han resultado limpias a los ojos de [Dios]‖ (Job 25:5).

Hemos de vigilar que no se nos contagie esa manera de pensar, pues podría llevarnos a creer que Dios exige demasiado de nosotros. Ese es un criterio que socava la relación que tenemos con Jehová. Además, si sucumbimos a dicha forma de razonar, ¿cómo reaccionaremos cuando recibamos la disciplina que necesitemos? En lugar de aceptarla humildemente, puede que nuestro corazón ―se enfure[zca] contra Jehová mismo‖ y le abriguemos resentimiento (Proverbios 19:3). ¡Qué desastroso desenlace para nuestra espiritualidad!
Actividades para razonar


g91 8/6 pág. 11 Crucigrama

Cielo de la boca (Job 12:11).

__________________________________________________________

gh cap. 8 El Creador puebla la “astronave Tierra”

¿Cómo ha podido el hombre usar los principios que descubre en la creación, pero qué tiene que reconocer? (Job 12:7-10)

__________________________________________________________

gm cap. 8 La ciencia... ¿ha probado que esté equivocada la Biblia?

¿Cómo refleja sabiduría práctica la ley bíblica sobre enfermedades infecciosas de la piel? (Job 12:9, 16a.)

__________________________________________________________

g 12/09 ¿Cómo comunicarme con mis padres?

PARA PENSAR

¿Por qué vale la pena que hables con tus padres? (Job 12:12.)

__________________________________________________________

g 10/09 pág. 31 ¿Qué respondería usted?

¿Entre quiénes hay sabiduría? (Job 12:12.)

__________________________________________________________

g91 8/4 pág. 12 Crucigrama

Resto de un árbol (Job 14:7, 8).

__________________________________________________________

km 8/01 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

¿Cómo ilustró Job su convicción de que Dios podía resucitarlo de la sepultura, la cual él veía como un lugar donde ocultarse de los problemas? (Job 14:7, 13-15.) [w00-S 15/5 pág. 27 §7–pág. 28 §1.]

__________________________________________________________

km 4/94 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

Más de mil quinientos años antes de Cristo, Job expresó su esperanza en la resurrección. [Job 14:13 y w93-S 15/4 pág. 11.]

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX








----------------------------


Estadisticas blog
_____________________________
CURRENT MOON

___________________________________

=======================================
Calcula los usuarios online de tu web o blog

3 comentarios:

TESTIGO HUMANO dijo...

Se acusa al esclavo de estar realizando una cruzada en contra de internet.
Otra muestra mas de la atrofia mental apostata.
La web de la Watchtower dice en su articulo de ayuda a los enfermos lo siguiente:

Permanezca conectado
PRINCIPIO DE LA BIBLIA:

"Un compañero verdadero ama en todo tiempo, y es un hermano nacido para cuando hay angustia." - Proverbios 17:17 .
Si no puede visitar a su amigo por la distancia o alguna otra circunstancia, puede llamarlo para una charla amistosa, escribir una nota, o envíe un e-mail

Sabinar dijo...

Tengo la seguridad de que la Organización va a sacar un magnífico partido de esta maravilla de Internet, siempre ha sido pionera en el empleo de los medios más avanzados para el adelantamiento de las Buenas Nuevas.

Una Hermandad Mundial de más de siete millones de personas con el privilegio de estar unida por Internet es algo más que un sueño.

¡Grandes cosas veremos!

Mientras tanto, el poder disponer directamente de las provisiones espirituales, el material tan bien preparado, tan edificante, tan apropiado a las necesidades de cada uno de nosotros por parte de la Organización, además de páginas tan completas, tan ricas, tan cuidadas como la tuya hermano T. H., son un auténtico deleite para los que anhelamos fortalecer nuestra fe y sentirnos cuidados por Jehová en un tiempo en que el ateísmo y la pérdida de valores, tal y como está escrito, van haciendo estragos en un mundo dominado, de momento, por Satanás.

Extraordinaria la consideración del libro de Job. Es una fuente de consuelo para los abatidos y un acicate para comprender la necesidad de permanecer firmes en nuestra decisión de servir a Jehová, alertándonos de los peligros que la amenazan y del triste resultado de desenfocar la agudeza del discernimiento.

Aldodi dijo...

Gracias por mostrarnos lo valioso del libro de Job, con la ayuda del esclavo fiel y discreto el espiritusanto de Jehova nos permiten comprender estas joyas de la biblia.